+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Sen. Andrea García García, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con proyecto de decreto por el que se declara el día 11 de abril de cada año como el Día Nacional de la Lucha contra el Parkinson.

Se turnó a las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos.


La iniciativa propone que se declare el día 11 de abril de cada año como el “Día Nacional de la Lucha contra el Parkinson”.

The initiative proposes declaring on April 11 of each year as "National Day Against Parkinson."

La que suscribe, ANDREA GARCÍA GARCÍA, Senadora de la República, de la LXIII Legislatura del Honorable Congreso de la Unión e integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en los artículos 8, numeral 1, fracción 1; 164, numeral 1; 169 y demás  relativos del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración del pleno de la Cámara de Senadores la siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE POR EL QUE SE DECLARA EL DÍA 11 DE ABRIL DE CADA AÑO, COMO EL DÍA NACIONAL DE LA LUCHA CONTRA EL  PARKINSON, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La enfermedad de Parkinson, también denominada Parkinsonismo idiopático, parálisis agitante o simplemente párkinson, es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva, producido a consecuencia de la destrucción, de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra. Es decir, que este mal provoca la muerte de ciertas células del cerebro, que son las que ayudan a controlar el movimiento y la coordinación.

Es importante señalar que esta enfermedad representa el segundo trastorno neurodegenerativo por su frecuencia, situándose por detrás de la enfermedad de Alzheimer. Está extendida por todo el mundo y afecta tanto al sexo masculino como al femenino, siendo frecuente que aparezca a partir del sexto decenio de vida. Además de esta variedad tardía, existe otra versión precoz que se manifiesta en edades inferiores a los cuarenta años, llamado parkinson juvenil.También cabe mencionar que este padecimiento es progresivo con una edad media de inicio de 55 años, y se ha calculado una duración media de la enfermedad de 10 a 13 años.

Aún se desconoce el origen de la enfermedad de Parkinson, sin embargo su patología está bien caracterizada, y en algunos casos, la enfermedad es hereditaria.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), los trastornos neurológicos afectan en todo el mundo a unos mil millones de personas. Entre los trastornos mencionados figuran los traumatismos craneoencefálicos, las infecciones neurológicas, la esclerosis múltiple, y la enfermedad de Parkinson.

Este trastorno del movimiento, se caracteriza por la pérdida de neuronas productoras de dopamina en áreas específicas del cerebro de forma crónica y progresiva.

La prevalencia del Parkinson se ha estimado que es del 0.3% y cerca del 2% en personas mayores a 60 años de edad.

La Fundación para la Enfermedad de Parkinson en Estados Unidos afirma que mundialmente hay un poco más de 10 millones de personas diagnosticadas y que afecta una y media veces más a hombres que a mujeres. Desde otra perspectiva, la Fundación Europea para la Enfermedad de Parkinson (EPDA) calcula un poco menos, estimado esta población en 6,3 millones. La misma Fundación afirma que 1,2 millones de personas tienen Parkinson en Europa, aproximadamente 260,000 en Alemania, 200,000 en Italia, 150,000 en España, 120,000 en Inglaterra, 117,000 en Francia, 63,000 en Polonia, 28,000 en Holanda y 23,000 en Bélgica. Se estima en el año 2040 se duplicarán los casos en la población mundial.

En México existen datos que no son de menor importancia sino lo contrario son alarmantes ya que más de 500 mil personas padecen esta enfermedad neuro-degenerativa, que cada vez va más en aumento.

A pesar de que las estadísticas no son exactas, la Secretaría de Salud ha estimado sobre la base de los datos obtenidos en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, que existen al menos 500,000 pacientes con Enfermedad de Parkinson en el país, situando la prevalencia de la enfermedad en un rango de media a baja: 50-100 por 100,000 habitantes. Prevalencia similar a la de los países orientales. Lo anterior no escapa a la similitud que se presenta con otras enfermedades en México y con algunos países orientales, posiblemente por el origen genético que comparten ambas poblaciones.

Dicha enfermedad es una de las primeras causas de atención en consulta externa en centros de atención de tercer nivel. Representa un número elevado de consultas anuales, debido a la cronicidad del padecimiento y al manejo específico con medicamentos que en la actualidad son regulados o controlados por la Secretaria de Salud.

Datos de la Secretaria de Salud aluden a que existe un subregistro, ya que los pacientes de las áreas rurales tienen poco acceso directo a los centros de atención hospitalaria. Pero, también se sabe que algunos pacientes se registran en más de una institución de salud.

Si se toma en consideración el aumento en la esperanza de vida de la población mundial y de la mexicana, se espera que en las próximas décadas el número de pacientes con Enfermedad de Parkinson aumente, así como la comorbilidad que presenta con otras afecciones del área de la salud mental como la depresión o la demencia.

Sabemos que la prevención es la parte medular para atacar cualquier enfermedad por ello para beneficio del paciente es tratarlo y diagnosticarlo a tiempo y que se tenga acceso al esquema de medicamentos más conveniente, tener rehabilitación y continuar la vida laboral y familiar.

Uno de los puntos medulares sería que desde las primeras consultas, es decir, con los médicos familiares, poder remitirlos con el especialista para tratar el padecimiento, sin embargo, hoy en día nos encontramos con un problema, la falta de conocimiento y conciencia entre los enfermos y por ello hay diagnósticos tardíos hasta por tres años.

La tardanza en la atención de los enfermos que llegan con el especialista es alarmante, porque cuando se atienden han perdido 60 por ciento o más de las neuronas productoras de dopamina.

Cabe decir que dicha enfermedad es asociada con problemas emocionales, como estrés o nervios, y por ello retrasan su atención, se señala que 25 por ciento de los pacientes que sufren de depresión pueden desarrollar la enfermedad.

Su sintomatología, cualesquiera que sean sus causas, presenta las mismas características, entre las que destacan la rigidez muscular, los temblores, la lentitud y la escasez de movimiento y la inestabilidad postural. Estos síntomas pueden aparecer aislados o combinados, pudiendo predominar en una parte del cuerpo o bien ser más marcado un síntoma sobre los demás, de forma que hay gran variación de un enfermo a otro. Los síntomas empiezan en un lado del cuerpo en la mayoría de los pacientes (aproximadamente en el 80%) y menos frecuentemente en ambos lados o generalizados. La variedad de la intensidad de los síntomas de esta enfermedad, de un momento a otro, de un día a otro, es un signo característico de parkinson. En razón de estas fluctuaciones, y no por mala voluntad del enfermo, es que es difícil predecir sus períodos de mayor autonomía.

Los síntomas primarios de la enfermedad de Parkinson son:

  • Temblor. El temblor asociado con la enfermedad tiene una apariencia característica. Típicamente, el temblor toma la forma de un movimiento rítmico hacia adelante y hacia atrás a una velocidad de 4-6 latidos por segundo. Puede involucrar el pulgar y el índice y parecer un temblor como "rodar píldoras". El temblor a menudo comienza en una mano, aunque a veces se afecta primero un pie o la mandíbula. El temblor generalmente desaparece durante el sueño o mejora con el movimiento intencional.

  • Inestabilidad postural. La inestabilidad postural, o deterioro del equilibrio, hace que los pacientes se caigan fácilmente.

  • Rigidez. La rigidez, o resistencia al movimiento, afecta a la mayoría de las personas.

  • Bradicinesia. La persona no puede realizar rápidamente movimientos rutinarios.

  • Depresión. Este es un problema común y puede aparecer precozmente en el curso de la enfermedad.

  • Cambios emocionales. Algunas personas con Parkinson se vuelven miedosas e inseguras. Es posible que no deseen socializar.

  • Dificultad para comer. Los músculos usados para comer podrían funcionar con menor eficiencia.

  • Cambios en el habla. Cerca de la mitad de los pacientes con la enfermedad tiene problemas con el habla.

  • Problemas urinarios o estreñimiento. En algunos pacientes, pueden producirse problemas con la vejiga y el intestino debido al funcionamiento incorrecto del sistema nervioso autónomo.

  • Problemas de la piel. En la enfermedad de Parkinson, es habitual que la piel de la cara se vuelva muy aceitosa, particularmente en la frente y en los lados de la nariz.

  • Problemas para dormir. Los problemas comprenden la dificultad para permanecer dormido por la noche, sueño intranquilo, pesadillas y sueños emotivos y somnolencia o inicio súbito del sueño durante el día.

  • Calambres musculares y distonía. La rigidez y falta de movimiento normal asociados con la enfermedad de Parkinson a menudo causan calambres musculares, especialmente en las piernas y dedos de los pies.

  • Dolor. Muchas personas tienen músculos y articulaciones doloridos debido a la rigidez y a posturas anormales a menudo asociadas con la enfermedad.

  • Fatiga y pérdida de la energía. La fatiga puede estar asociada con depresión o trastornos del sueño, pero también puede deberse a estrés muscular o hacer demasiada actividad cuando la persona se siente bien.

  • Disfunción sexual. A menudo causa disfunción eréctil debido a sus efectos sobre las señales nerviosas del cerebro o debido a mala circulación sanguínea.

Hay que hacer énfasis que un sistema usado habitualmente para describir cómo evolucionan los síntomas de la enfermedad, es la escala de Hoehn y Yahr, que divide las etapas del Parkinson de la siguiente manera:

  • Etapa uno

Síntomas solamente de un lado del cuerpo.

  • Etapa dos

Síntomas en ambos lados del cuerpo. Sin deterioro del equilibrio.

  • Etapa tres

Deterioro del equilibrio. Enfermedad leve a moderada. Independiente físicamente.

  • Etapa cuatro

Incapacidad grave, pero aún es capaz de caminar o estar de pie sin ayuda.

  • Etapa cinco

En silla de ruedas o en la cama a menos que reciba ayuda.

El tratamiento de la enfermedad de Parkinson consiste en mejorar, o al menos mantener o prolongar la funcionalidad del enfermo durante el mayor tiempo posible. En la actualidad, el tratamiento puede ser de tres tipos (aunque son viables combinaciones): farmacológico, quirúrgico y rehabilitador.  

Al tenor de lo anterior cabe señalar que en el año 1997, la Organización Mundial de la Salud estableció que el 11 de abril se celebraría el Día mundial del Parkinson, con el objetivo de acrecentar la concientización de las necesidades de las personas aquejadas de esta dolencia. Fue esta la fecha escogida al coincidir con el nacimiento de James Parkinson, el médico británico que describió por primera vez la «parálisis agitante», término que él mismo acuñó.


La enfermedad fue descrita y documentada en 1817 (Essay on the Shaking Palsy) por el médico británico Dr. James Parkinson; los cambios bioquímicos asociados fueron identificados en los años 1960.


A principios de 2011, los investigadores identificaron un defecto cerebral fundamental que es el distintivo de la enfermedad; Este descubrimiento llevó a los científicos a encontrar el primer tratamiento eficaz de la enfermedad de Parkinson y sugirió formas de elaborar terapias nuevas y aún más eficaces.

Como se ha mencionado una parte medular es la detección oportuna y un diagnóstico temprano, así como un manejo adecuado de las alteraciones no motoras las cuales tienen repercusión en la calidad de vida de los pacientes.

Esto es de gran relevancia ya que el diagnosticar tempranamente se traduce en un mejor apego a tratamiento y con esto mejoría en su calidad de vida.

Es por ello que esta iniciativa pretende marcar el 11 de abril de cada año como el Día Nacional de la lucha contra el Parkinson, con el objetivo de concientizar y apoyar las acciones y estrategias para combatir esta enfermedad que cada día crece más dentro de nuestra sociedad.

Proyecto de Decreto por el que se declara el día 11 de abril de cada año, como el Día Nacional de la lucha contra el Parkinson.

ÚNICO. SE DECLARA EL DÍA 11 DE ABRIL DE CADA AÑO, COMO EL “DÍA NACIONAL DE LA LUCHA CONTRA EL PARKINSON”.

SUSCRIBE