+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Sen. Luz María Beristáin Navarrete, con aval del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con proyecto de decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley General de Turismo.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE TURISMO Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, PRIMERA.


Propone reformar los artículos 1 en su párrafo primero; 2 en sus fracciones I y XV; 3 en sus fracciones I y XI; 4 en su fracción IX; 5 en su párrafo segundo; 7 en sus fracciones VI, VII y VIII; 10 en sus fracciones VI y XI; 20 en su párrafo primero, 22 en su párrafo tercero; 53; 55 en su párrafo primero y 73 en su párrafo cuarto, y se adicionan un párrafo tercero al artículo 15; un párrafo segundo al artículo 55, y un párrafo segundo al artículo 71; todos ellos de la Ley General de Turismo, para introducir diversos dispositivos jurídicos en materia de desarrollo turístico incluyente y equitativo entre los sectores social y privado

Las reformas, proponen establecer mecanismos para procurar que el desarrollo turístico sea incluyente y beneficie de manera equitativa a los prestadores de servicios turísticos de los sectores social y privado mediante la creación y consolidación de cadenas productivas, así como promover condiciones de oferta que fomenten una competencia sana e incluyente entre todos los prestadores de servicios, que no desplace a las micro, pequeñas y medianas empresas turísticas y que sancione las prácticas monopólicas relativas en que pudiera incurrir una operadora turística al concentrar servicios.

Con el mismo propósito se establece una disposición que prohíbe la concentración estricta de servicios turísticos en un prestador o establecimiento, sin que ello implique prohibir los paquetes todo incluido, mismos que podrán seguir ofertándose siempre y cuando se apeguen a lo dispuesto por la Comisión Federal de Competencia Económica, incorporen a otros prestadores de la Zona a efecto de ofrecer al turista la mayor cantidad posible de opciones dentro de la misma relación contractual o paquete, y no contengan señalamientos que prohíban o desincentiven el pago de propinas. Además, se propone señalar de manera expresa el derecho del turista a solicitar en cualquier momento la cancelación de los servicios contratados, en cuyo caso no se podrá establecer una penalización desproporcionada.

Proposes to amend articles 1 in its first paragraph; 2 in its fractions I and XV; 3 in its fractions I and XI; 4 in fraction IX; 5 in its second paragraph; 7 in their fractions VI, VII and VIII; 10 fractions VI and XI; 20 in its first paragraph, 22 in the third paragraph; 53; 55 in its first paragraph and 73 in the fourth paragraph, and a third paragraph is added to Article 15; a second paragraph to Article 55, and a second paragraph to Article 71; all from the General Tourism Law, to introduce various legal devices in the field of inclusive and equitable tourism development between social and private sectors.

The reforms propose to establish mechanisms to ensure that tourism development is inclusive and benefits equitably to providers of tourist services in the social and private sectors through the creation and consolidation of productive chains and promote supply conditions that foster competition healthy and inclusive among all service providers, who do not move to micro, small and medium tourism enterprises and impose penalties for monopolistic practices that may be incurred by concentrating a tour operator services.

For the same purpose a provision prohibiting the strict concentration of tourist services in a provider or facility, it does not entail banning all inclusive packages, it is set same may continue to be offering as adhere to the provisions of the Federal Communications Commission Economic competition, incorporate other providers Zone in order to offer the tourist the widest possible set of options within the same contractual relationship or package, and do not contain signs to prohibit or discourage the payment of gratuities. In addition, it is proposed expressly noted tourist the right to request at any time the cancellation of contracted services, in which case there may be established a disproportionate penalty.

De la Sen.Luz María Beristaín Navarrete, con aval del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, en ejercicio de la facultad que me confieren los artículos 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como 8 numeral 1, fracción I y 169 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración de esta Cámara de Senadores la siguiente Iniciativa conProyecto de Decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley General de Turismo, en materia de desarrollo turístico incluyente y equitativo al tenor de la siguiente:

Exposición de Motivos

El Turismo es concebido por nuestro orden jurídico como una actividad prioritaria nacional que genera recursos económicos y beneficia a la población de las regiones turísticas mediante la prestación de servicios. En tal virtud, contamos con un eje articulador de las políticas públicas en la materia que da unidad y sentido a las acciones que como Estado buscan maximizar su potencial como elemento de desarrollo, la Política Turística Nacional, entendida como el conjunto de  instrumentos, políticas, estrategias, programas y acciones encaminadas al impulso, fomento y desarrollo turístico; sin embargo este instrumento rector ha sido insuficiente para promover un desarrollo socialmente inclusivo y sostenible, que genere derrama en todos los sectores de la zona e impacte positivamente en la superación de la pobreza.

Esta grave deficiencia, considero, se explica en parte debido a una inadecuada concepción desde la ley del qué es el turismo, así como en la ausencia de mecanismos que fortalezcan las actividades relacionadas con las cadenas productivas del turismo.

Nuestro atractivo como destino turístico debe aprovechar la vasta riqueza cultural que ofrecemos al mundo, sin embargo este recurso está subutilizado, pues de los 21.6 millones de visitantes registrados en 2014 a museos, monumentos históricos y zonas arqueológicas administrados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, 17.2 millones fueron visitantes nacionales que representan el 79.9% de las visitas, en tanto que el 20.4% restante lo registran los visitantes extranjeros con 4.4 millones de personas.

En los últimos 25 años, la actividad turística ha generado una relación de interdependencia entre los grandes prestadores de servicios y las poblaciones locales, modificando las características económicas y sociales de las áreas de destino, las cuales obtuvieron oportunidades de desarrollo gracias a la derrama económica generada en la zona, motivando que los núcleos sociales asentados en regiones turísticas desarrollaran sus actividades alrededor de la atención a los vacacionistas, sin embargo esta oferta altamente segmentada ha comenzado a verse afectada por la concentración de servicios por parte de los grandes prestadores, en detrimento de la economía de las familias mexicanas, poniendo en evidencia que la estrecha relación entre la expansión del turismo y las economías locales hace necesaria la supervisión del Estado para asegurar un beneficio equilibrado, un crecimiento sostenible y una competencia justa.

Entonces, ha de reconocerse que la concentración de los servicios turísticos genera desequilibrios económicos. Los principales destinos turísticos nacionales dan cuenta de ello, observándose casos en los que los grandes prestadores de servicios han crecido y se han consolidado sin generar empleos de calidad para la economía local y motivando el cierre de los pequeños establecimientos que dependen del turista para subsistir.

Si aunado a ello consideramos otros factores negativos que no son directamente atribuibles a las empresas turísticas, pero tampoco pueden explicarse sin su influencia, como lo es la contaminación de playas, ríos y tierras cultivables, el aumento de la criminalidad, los conflictos por cambio de uso de suelo, la sobreexplotación de recursos naturales o el deterioro del patrimonio cultural; no podemos sino justificar reglamentación de la actividad del turismo y concluir que es menester el establecimiento de mecanismos de control que procuren que la natural alteración de la afluencia turística en los componentes económicos, culturales y sociales locales, redunde en el bienestar de las familias de la zona.

En particular, la presente iniciativa busca corregir una falla de mercado asociada a la oferta de productos turísticos, debido a que la oferta de paquetes “todo incluido” está afectando al comercio local de los destinos mexicanos, pues los turistas han dejado de salir a explorar la zona y tener interacción con el comercio local, por lo que diversos sectores demandan la prohibición de esta modalidad de contratación, demanda que comprendemos, pero no compartimos, pues consideramos una mejor medida la inclusión de controles que permitan fomentar la actividad turística con base en la viabilidad de los potenciales de atracción y las capacidades emprendedoras de las grandes prestadoras de servicios en conjunto con los actores locales y regionales.

Debe reconocerse que el turismo sí ha generado crecimiento, pero que este no ha alcanzado por igual a todos los sectores, pues aunque el PIB turístico nacional ha tenido variaciones anuales positivas en el último lustro, el crecimiento se ha concentrado en las empresas de alojamiento y transporte. Por ejemplo, en 2013 el crecimiento de los bienes y servicios que integran el PIB turístico, fue de 1.8%, el cual se distribuyó de la siguiente forma: 0.5 en empresas de alojamiento y 0.6 de transporte; los servicios de alquiler y negocios, las agencias de viaje y tours, las operadoras, los comercios locales, las segundas viviendas y el sector restaurantero 0.1 cada uno; los bienes y artesanías enfrentaron una contracción de -0.4, y 0.6 se concentró en “otros servicios”. Como puede verse, fuera de las hoteleras y transportadoras, el crecimiento fue marginal en el mejor de los casos.

En el mismo sentido, entre 2008 y 2013 la derrama turística ha disminuido a la mitad para los comercios locales, según cifras cruzadas entre Cuenta Satélite del Turismo de México del INEGI y el "Compendio Estadístico del Sector Turismo” de SECTUR. Esto ha generado que las familias y las microempresas prestadoras de servicios turísticos enfrenten un entorno decadente, afectación que es evidente, por ir a un caso concreto, en Cancún, donde los turistas no salen de su hotel o bien los servicios de los que hacen uso les son proporcionados por la empresa responsable de vender el paquete de todo incluido.

En el plano comparado esta situación ya ha sido objeto de reformas legales, por ejemplo, en España se han hecho reformas que han favorecido a las localidades turísticas, tales como impedir el uso exclusivo de las playas como parte del complejo y la imposición de restricciones a las empresas que manejan paquetes multiservicio para que se apoyen con la comunidad para crear más empleos y así apoyar la economía local, dándoles contratos fijos y discontinuos que se hagan validos en temporadas vacacionales. Modificaciones similares son impulsadas en Grecia e Italia.

Es entonces trascendental que en su carácter de principal destino mundial, México considere las experiencias internacionales para diseñar un mecanismo protector propio, que fomente una mejor distribución de la riqueza generada por la actividad turística. Debe destacarse que conforme al Barómetro de la Organización Mundial de Turismo, en el Ranking de Turismo Internacional de 2014, México ocupa la posición número 10 por llegada de turistas internacionales, aunque la 22 por ingreso de divisas por turismo. Además, de enero a agosto de 2015, México recibió a un total de 21.2 millones de visitantes internacionales que generaron un ingreso de divisas de $11,977 millones de dólares, representando un incremento respecto al mismo periodo en 2014 de 8.4% y 8% respectivamente.

Por ello pretendemos establecer mecanismos para procurar que el desarrollo turístico sea incluyente y beneficie de manera equitativa a los prestadores de servicios turísticos de los sectores social y privado mediante la creación y consolidación de cadenas productivas, por un lado, y promoviendo condiciones de oferta que fomenten una competencia sana e incluyente entre todos los prestadores de servicios, que no desplace a las micro, pequeñas y medianas empresas turísticas y que sancione las prácticas monopólicas relativas en que pudiera incurrir una operadora turística al concentrar servicios.

Con el mismo propósito se establece una disposición que prohíbe la concentración estricta de servicios turísticos en un prestador o establecimiento, sin que ello implique prohibir los paquetes todo incluido, mismos que podrán seguir ofertándose siempre y cuando se apeguen a lo dispuesto por la Comisión Federal de Competencia Económica, incorporen a otros prestadores de la Zona a efecto de ofrecer al turista la mayor cantidad posible de opciones dentro de la misma relación contractual o paquete, y no contengan señalamientos que prohíban o desincentiven el pago de propinas. Además, se propone señalar de manera expresa el derecho del turista a solicitar en cualquier momento la cancelación de los servicios contratados, en cuyo caso no se podrá establecer una penalización desproporcionada.

Esta propuesta establece como principal mecanismo de control, el facultar expresamente a la Comisión Federal de Competencia Económica para verificar que los Prestadores de Servicios Turísticos no observen conductas que supongan una práctica monopólica relativa. Estas prácticas, plasmadas en el artículo 56 de la Ley Federal de Competencia Económica son las siguientes:

I. Contratos verticales: Entre agentes no competidores entre sí, la imposición de restricciones contractuales generalmente para la comercialización o distribución de manera exclusiva de bienes o servicios por razón de sujeto, situación geográfica o tiempo determinado.

II.Restricción vertical de precios u otras condiciones: La imposición del precio u otras condiciones que un proveedor o distribuidor deba observar.

III.Compras o ventas atadas: Condicionar la compra (o venta) de un bien a la compra (o venta) de un bien distinto.

IV. Venta o compra condicionada: La venta o compra de un bien o servicio sujeta a la condición de no adquirir o vender bienes o servicios de terceros.

V. Negativa de trato: En el caso de bienes o servicios normalmente ofrecidos a terceros y disponibles en el mercado, rehusarse a vender, comercializar o proporcionar un producto o servicio a un agente determinado.

VI. Boicot: La concertación entre competidores o no competidores entre sí para ejercer presión o para rehusarse a realizar negocios, en ambos casos, con cualquiera de los siguientes propósitos: i) disuadirlo para realizar o no una determinada conducta o ii) aplicarle represalias.

VII. Depredación de precios: La venta de un bien por debajo de costos, a fin de sacar a los competidores del mercado.

VIII. Descuentos o compras sujetas a condiciones: El ofrecimiento de rebajas en los precios sujetas a que no se compren productos a los competidores, o la compra o transacción sujeta al requisito de no proporcionar los mismos productos a terceros.

IX. Subsidios cruzados: La venta de un producto por debajo de costos, financiando las pérdidas con los ingresos generados por otro producto.

X. Discriminación de precios: El ofrecimiento de diferentes precios a diferentes agentes, situados en condiciones equivalentes.

XI. Elevación de los costos: Por parte de uno o varios agentes económicos, la realización de acciones cuyo objetivo, directo o indirecto, sea incrementar los costos de otros agentes económicos, obstaculizar su proceso productivo o reducir la demanda que enfrentan.

XII. Negación, restricción o discriminación en acceso a insumos esenciales: La denegación, restricción de acceso o acceso en términos y condiciones discriminatorias a un insumo esencial por parte de uno o varios Agentes Económicos.

XIII. Estrechamiento de márgenes: La reducción del margen existente entre el precio de acceso a un insumo esencial provisto por un agente económico y el precio del bien o servicio ofrecido al consumidor final por este mismo agente económico, utilizando para su producción el mismo insumo.

Ahora bien, configuran la existencia de las prácticas monopólicas relativas el observar cualquiera de las conductas antes listadas contando con poder sustancial en el mercado y pretendiendo desplazar indebidamente a otros participantes del mercado, impedir que otros participantes accedan al mismo u otorgar ventajas exclusivas a un tercero. Las sanciones correspondientes a estas prácticas, van desde la orden de su supresión, hasta la desincorporación o enajenación de activos en los casos de reincidencia, pasando por la Inhabilitación de directivos y Multas de hasta 180 mil veces el salario mínimo o el equivalente al 10% de los ingresos del agente económico.

Como puede verse, las fuertes sanciones que contempla la Ley Federal de Competencia Económica desincentivarían, sin prohibir la oferta de paquetes todo incluido, la competencia desleal que en algunos casos genera la concentración estricta de servicios y fomentarían el enriquecimiento de estos esquemas de contratación para incluir a los prestadores de servicios turísticos menores.

Sin duda, este nuevo escenario generará resistencias en algunos sectores, sin embargo es necesario que como Estado vigilemos y corrijamos los desequilibrios económicos presentes en las zonas turísticas, incentivando a la vez la inversión y el desarrollo sostenible y fomentando la coparticipación de los sectores social y privado, en la definición de las políticas públicas. Es incuestionable la necesidad de generar estructuras que inserten a todos los actores en los beneficios de la actividad turística, para lo cual se hace necesaria una nueva política turística que promueva alianzas estratégicas entre las grandes empresas y los prestadores locales.

Por lo anteriormente expuesto y en ejercicio de las facultades conferidas por los artículos 71 fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 8 numeral 1, fracción I y 169 del Reglamento del Senado de la República, así como 73, en su fracción XXIX-K de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, respecto de la facultad específica del Congreso para legislar en materia de turismo, someto a la consideración de esta Soberanía el presente Proyecto de Decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley General de Turismo, en materia de desarrollo turístico incluyente y equitativo, en los términos siguientes:

Único.Se reforman los artículos 1 en su párrafo primero; 2 en sus fracciones I y XV; 3 en sus fracciones I y XI; 4 en su fracción IX; 5 en su párrafo segundo; 7 en sus fracciones VI, VII y VIII;  10 en sus fracciones VI y XI; 20 en su párrafo primero, 22 en su párrafo tercero; 53; 55 en su párrafo primero y 73 en su párrafo cuarto, y se adicionan un párrafo tercero al artículo 15; un párrafo segundo al artículo 55, y un párrafo segundo al artículo 71; todos ellos de la  Ley General de Turismo para quedar como sigue:

Artículo 1.(…)

Los procesos que se generan por la materia turística son una actividad prioritaria nacional que, bajo el enfoque social y económico, genera desarrollo regional. El Estado garantizará que el desarrollo turístico incluya a los diversos sectores sociales en  condiciones de equidad y fomente avances en materia de erradicación de la pobreza, empleo, educación, desarrollo sostenible y generación de espacios de convivencia sanos.

Artículo 2. Esta Ley tiene por objeto:

I. Establecer las bases generales de coordinación de las facultades concurrentes entre el Ejecutivo Federal, Estados, Municipios y el Distrito Federal, así como la participación en condiciones de equidad de los sectores social y privado;

IIa XIV. (…)

XV. Fomentar y desarrollar acciones para diversificar la actividad turística,promoviendo y vigilando que el desarrollo turístico sea incluyente y beneficie de manera equitativa a los prestadores de servicios turísticos de los sectores social y privado,  todas las modalidades turísticas se considerarán como un factor de desarrollo local integrado, apoyando el aprovechamiento de las actividades propias de las comunidades.

Artículo 3. Para los efectos de esta Ley, se entenderá por:

I. Actividades Turísticas: Las que realizan las personas durante sus viajes y estancias temporales en lugares distintos al de su entorno habitual, con fines de ocio y otros motivos;

II. a X. (…)

XI. Prestadores de Servicios Turísticos: Las personas físicas o morales que ofrezcan, proporcionen, o contraten con el turista, la prestación de los servicios a que se refiere esta Ley. Las disposiciones reglamentarias y administrativas, así como los instrumentos de planeación y las políticas públicas establecerán la distinción entre prestadores de servicios turísticos considerando criterios de competencia económica;

XII. a XXI. (…)

Artículo 4. Son atribuciones del Poder Ejecutivo Federal, que se ejercerán a través de la Secretaría:

I. a VIII. (…)

IX. Promover acuerdos de cooperación y coordinación con el sector privado y social y entre estos, para el impulso, fomento y desarrollo de la actividad turísticay de la Zona;

Artículo 5. (…)

I. a III. (…)

En los convenios o acuerdos de coordinación a que se refiere este artículo se podrán establecer las políticas y acciones que habrán de instrumentar los gobiernos Federal, Estatal y Municipal, y del Distrito Federal para fomentar las inversiones y propiciar el desarrollo integral y sustentable en beneficio de los habitantes de la Zona, así como las micro, pequeñas y medianas empresas prestadoras de servicios turísticos; así como los compromisos que asumen dichos órdenes de gobierno para coordinar sus acciones dentro de éstas.

Artículo 7. Para el cumplimiento de presente Ley, corresponde a la Secretaría:

I. a V. (…)

VI. Promover  y fomentar, en coordinación con la Secretaría de Economía  y demás dependencias  y entidades  competentes  de  la  Administración  Pública  Federal,  la  inversión  de  capitales  nacionales  y extranjeros en proyectos de desarrollo turístico y para el establecimiento de servicios turísticos, vigilando el cumplimiento de la normatividad vigente en materia de competencia económica, especialmente en materia de prácticas monopólicas relativas;

VII. Coadyuvar con la Secretaría de Economía en las acciones tendientes a fortalecer, promover las micro, pequeñas y medianas empresas turísticas, garantizando que las condiciones de oferta fomenten una competencia sana e incluyente y no las desplacen indebidamente;

VIII. Impulsar en coordinación con la Secretaría de Economía, ante las autoridades Federales, de los Estados, de los Municipios y del Distrito Federal, competentes, la instrumentación de mecanismos y programas tendientes a facilitar los trámites y gestión de los inversionistas y demás integrantes del sector turístico, que permitan la expedita creación y apertura de negocios y empresas en los destinos turísticos, garantizando la protección de los comercios de la Zona y el desarrollo inclusivo;

IX. a XVIII. (…)

Artículo 10. Corresponde a los Municipios, de conformidad con lo dispuesto en esta Ley y las leyes locales en la materia, las siguientes atribuciones:

I. a V. (…)

VI. Concertar con los sectores privado y social, de manera conjunta, las acciones tendientes a detonar programas a favor de la actividad turística;

VII. a X. (…)

XI. Promover el impulso de las micro, pequeñas y medianas empresas turísticas, promoviendo la equidad en las condiciones de competencia y mecanismos de asociación con el objeto de ofertar servicios turísticos de manera conjunta e incluyente;

XII. a XVII. (…)

Artículo 15. La Secretaría, los Estados, Municipios y el Distrito Federal, en el ámbito de sus respectivas competencias, estimularán y promoverán entre la iniciativa privada y el sector social, la creación y fomento de cadenas productivas y redes de valor en torno a los desarrollos turísticos nuevos y existentes, con el fin de detonar las economías locales y buscar el desarrollo regional.

Lo anterior, entre otros, a través de estudios sociales y de mercado, tomando en cuenta la información disponible en el Registro Nacional de Turismo y el Atlas Turístico de México.

Las cadenas productivas garantizarán que la oferta de servicios turísticos sea incluyente y promueva la participación conjunta de todos los tipos de prestadores, para lo cual se promoverá la asociación entre micro, pequeñas medianas y grandes empresas turísticas. Para los efectos de la presente ley el condicionamiento para la comercialización o distribución exclusiva de servicios turísticos y toda práctica que inhiba, restringa o condicione a través de paquetes de servicios múltiples, servicios de valor agregado u otra figura similar, será considerado como práctica monopólica relativa en términos de lo dispuesto por la Ley Federal de Competencia Económica.

Artículo 20. La Secretaría, en coordinación con los Estados, los Municipios, el Distrito Federal y las dependencias de la Administración Pública Federal, promoverán y fomentarán entre la población de manera prioritaria, aquellos programas y actividades que difundan la cultura, con el fin de crear el conocimiento de los beneficios de la actividad turística.

Artículo 22. La Secretaría elaborará el Programa Sectorial, que se sujetará a los objetivos y metas establecidas para el sector en el Plan Nacional de Desarrollo.

La  Secretaría  al  especificar  en  el  programa  las  políticas,  objetivos  y  prioridades  que  regirán  a  la actividad  turística,  procurará  investigar  las  características  de  la  demanda  y  los  atractivos  turísticos naturales y culturales con que cuenta cada ruta o región.

El  Programa  Sectorial  de  Turismo  podrá  contener  entre  otros  elementos  metodológicos  de  la planificación,  un  diagnóstico  y  un  pronóstico  de  la  situación  del  turismo  en  el  país, la implementación de medidas para prevenir y sancionar prácticas monopólicas relativas,  el  ordenamiento turístico del territorio, y las políticas, objetivos y metas a corto, mediano y largo plazo de esta actividad, con observancia a lo que establezcan los instrumentos jurídicos, administrativos y de política económica que sean aplicables.

Artículo 53. Las relaciones entre los prestadores de servicios turísticos y el turista se regirán por lo que las partes convengan, observándose la presente Ley, la Ley Federal de Protección al Consumidor, la Ley Federal de Competencia Económica y las demás leyes aplicables.

Artículo 55. No se considerarán discriminatorias en contra de las personas, las tarifas y precios para el uso, consumo o disfrute, de los bienes o servicios ofertados, ni los requisitos de edad o las restricciones para el uso de instalaciones turísticas, cuando sean de carácter general y guarden relación directa con la especialización que el prestador de servicios turísticos decida otorgar, y siempre que las mismas no sean violatorias de otras leyes.El turista tendrá en todo momento el derecho de solicitar la cancelación de los servicios contratados, en cuyo caso no se podrá establecer una penalización desproporcionada.

Queda prohibida la concentración estricta de servicios turísticos en un prestador o establecimiento, en aquellos casos en que se oferten múltiples servicios, se estará a lo dispuesto por la Comisión Federal de Competencia Económica. El prestador de Servicios Turísticos podrá celebrar convenios con otros prestadores de la Zona a efecto de ofrecer al turista la mayor cantidad posible de opciones, dentro de la misma relación contractual o paquete.

Artículo 71.(…)

Las prácticas Monopólicas relativas en que incurran los prestadores de servicios Turísticos, serán sancionadas conforme a lo dispuesto en la Ley Federal de Competencia Económica.

Artículo 73. (…)
(…)
(…)

La Procuraduría Federal de Protección al Consumidor compartirá con la Secretaría y con la Comisión Federal de Competencia Económica, información sobre los prestadores de servicios turísticos que tenga registrados en sus bases de datos, tanto en materia de quejas recibidas como en lo relativo a los contratos de adhesión que le sean presentados para su registro.

Transitorios.

Artículo Primero. El presente decreto entrará en vigor ciento ochenta días después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Articulo Segundo. El Ejecutivo Federal deberá hacer las adecuaciones necesarias al Reglamento de la presente Ley, dentro de los ciento ochenta días naturales a partir de la entrada en vigor del presente Decreto.

Artículo Tercero. La Comisión Federal de Competencia Económica deberá emitir los lineamientos relativos a las prácticas monopólicas relativas en la prestación de servicios turísticos, dentro de los ciento ochenta días naturales a partir de la entrada en vigor del presente Decreto.

Artículo Cuarto. El Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría deberá adecuar la Política Turística Nacional a lo establecido en este decreto, dentro de los ciento ochenta días naturales a partir de su entrada en vigor, para lo cual establecerá mecanismos efectivos de participación e incidencia de los sectores involucrados, con especial enfoque en el sector social de las zonas turísticas de mayor afluencia.”

 

Suscriben.

 

Cifras tomadas de la Cuenta Satélite del Turismo en México, Resumen Ejecutivo para 2013, Año base 2008 consultado el 22 de octubre de 2015 en: http://www.datatur.sectur.gob.mx/SitePages/ProductoDestacado3.aspx