+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De los Senadores del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta al Gobierno Federal y al gobierno de las entidades federativas a garantizar los derechos humanos de las niñas y los niños que viven con madres reclusas en centros penitenciarios.

Se turnó a la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia


Proposición con punto de acuerdo por el que el Senado de la Repúblicaexhorta respetuosamente al Gobierno Federal y al Gobierno de las entidades federativas para que, a través de las instancias correspondientes, se garanticen los derechos humanos de las niñas y los niños que viven con madres reclusas en centros penitenciarios.

Los que suscriben, Senadores de la República integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional de la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8 numeral 1 fracción II y 276 numeral 1 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración del pleno la siguiente proposición con punto de acuerdo, al tenor de las siguientes:

Consideraciones:

En México, algunos de los centros penitenciarios femeniles permiten a sus reclusas vivir junto con sus hijos, aunque sólo pueden permanecer en prisión aquellos niños que nacieron en el momento en que su madre ya estaba presa o que se haya embarazado estando en prisión. Esta práctica da lugar a que estos niños se conviertan en un grupo vulnerable, ya que sus vidas no pueden desarrollarse en condiciones de igualdad respecto de aquellos niños cuyos padres viven en libertad.

La vida de un niño en prisión cambia en todos aspectos, la situación en la que se encuentran, dificulta que puedan tener un desarrollo integral y atenta contra sus derechos humanos y garantías individuales establecidas en nuestra Constitución.

Un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) publicado en marzo de 2015, en el que se efectuaron visitas de supervisión a 77 de los 389 establecimientos penitenciarios existentes hasta ese momento, se observó la presencia de menores de edad en 51 de los centros de reclusión visitados, la estancia en las prisiones para los menores se permite hasta determinada edad, dependiendo de cada establecimiento, generalmente oscila entre los seis meses y los seis años de edad, sin embargo, el estudio observó que en algunos establecimientos pueden permanecer hasta los 8 y 12 años de edad.

En 53 establecimientos de los verificados por la CNDH, en los que se permite la estancia de menores de edad, no se brinda apoyo para que tengan acceso a los servicios de guardería y/o educación básica mientras permanecen en esos lugares. Asimismo, la mayoría de establecimientos visitados no cuentan con atención médica para la atención de los menores que viven con las reclusas.

No existe una cifra exacta u oficial de los niños que viven con sus madres reclusas dentro de las prisiones mexicanas, sin embargo, la Fundación Reinserta menciona que hay cerca de 400 niños y niñas dentro de las prisiones de todo el país.

En nuestro país existe una vasta legislación a favor del respeto y salvaguarda de los derechos de las niñas y los niños. Dentro de nuestra Ley Suprema, el Artículo 4 menciona entre otras cosas que “En todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral. Este principio deberá guiar el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez.”

Entre los derechos de las niñas y los niños que deben ser resguardados están: la satisfacción de sus necesidades de alimentación, el acceso a los servicios de salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral.

Por otro lado, la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes establece en su Artículo 23, que “[…] niñas, niños y adolescentes tienen derecho a convivir con sus familiares cuando estos se encuentren privados de su libertad. Las autoridades competentes en materia jurisdiccional y penitenciaria deberán garantizar este derecho y establecer las condiciones necesarias para que esta convivencia se realice de forma adecuada, conforme a las disposiciones aplicables […]”.

El Código Federal de Procedimientos Penales establece que los centros penitenciarios deberán contar con reglamentos que regulen las normas que deben respetar las reclusas, días de visita y tiempo en que pueden vivir con sus hijos al interior del penal.

En el ámbito internacional, la Convención sobre los Derechos del Niño, establece en su Artículo 3 que “En todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño […]” Nuestro país es parte de la Convención desde 1990, año en que la ratificó ante la comunidad internacional.

Es de gran importancia atender cuanto antes la situación de este grupo de niños en situación de vulnerabilidad, para hacer valer sus derechos humanos y garantías individuales que el Estado mexicano les concede. Para ello, es necesario identificar el número exacto de niñas y niños que viven en los centros de readaptación social, así como su situación, a fin de crear políticas públicas que permitan su desarrollo integral.

Por lo anterior expuesto, sometemos a la consideración de esta soberanía la siguiente proposición con punto de acuerdo:

PUNTO DE ACUERDO

Único.-El Senado de la República exhorta respetuosamente al Gobierno Federal y al Gobierno de las entidades federativas para que, a través de las instancias correspondientes, se garanticen los derechos humanos y garantías individuales de las niñas y los niños que viven con madres reclusas en centros penitenciarios.

Dado en el Salón de sesiones del Senado de la República, a los 09 días del mes de febrero del año dos mil dieciséis. 

Atentamente