+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Dictámenes a Discusión y Votación

Uno, de la Comisión de Salud, la que contiene punto de acuerdo:
Que exhorta a la Secretaría de Salud y a sus homólogas en las entidades del país a reforzar las acciones encaminadas a fomentar hábitos saludables que coadyuven a la prevención y erradicación de enfermedades no transmisibles relacionadas con la obesidad.

FUE APROBADO, EN VOTACIÓN ECONÓMICA.


ARCHIVOS PARA DESCARGAR:
Descargar Documento (20_INTER_OBESIDAD_AS107.pdf)

DICTAMEN DE LA COMISIÓN DE SALUD DE CUATRO PROPOSICIONES CON PUNTO DE ACUERDO EN MATERIA DE DIABETES Y ENFERMEDADES NO TRASNMISIBLES.

Honorable Asamblea:

A la Comisión de Salud de la LXIII Legislatura de la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión, le fueron turnadas para su estudio y dictamen cuatro Proposiciones con Punto de Acuerdo que exhorta a la Secretaría de Salud a realizar las acciones necesarias para garantizar el buen control de la diabetes en México, así como la prevención y erradicación de enfermedades no transmisibles relacionadas con la obesidad.

Una vez recibido por la Comisión Dictaminadora, sus integrantes entraron a su estudio con la responsabilidad de considerar lo más detalladamente posible su contenido y analizar los fundamentos esenciales en que se apoya, para proceder a emitir dictamen conforme a las facultades que les confieren los artículos 113, 117, 135, 150, 177, 178, 182 y 190 del Reglamento del Senado de la República, al tenor de la siguiente:

METODOLOGÍA

I. En el capítulo de "ANTECEDENTES", se da constancia del trámite de inicio del proceso legislativo, del recibo de turno para el Dictamen de los referidos Puntos de Acuerdo y de los trabajos previos de la Comisión Dictaminadora.

II. En el capítulo correspondiente a "CONTENIDO DE LOS PUNTOS DE ACUERDO", se sintetiza el alcance de las proposiciones de mérito.

III. En el capítulo de "CONSIDERACIONES", la Comisión expresa los argumentos de valoración de los Puntos de Acuerdo y de los motivos que sustentan la resolución de esta Dictaminadora.

I. ANTECEDENTES

1.- Con fecha 05 de Noviembre de 2015, los Senadores del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, presentaron Proposición con Punto de Acuerdo, que exhorta a la Secretaría de Salud Federal y a sus homólogas en las 32 entidades del país a reforzar las acciones encaminadas a fomentar hábitos saludables que coadyuven a la prevención y erradicación de enfermedades no transmisibles relacionadas con la obesidad.


Con la misma fecha, la Presidencia de la Mesa Directiva dispuso que se turnara a la Comisión de Salud, para su análisis y dictamen correspondiente.

2.- Con fecha 12 de Noviembre de 2015, los Senadores Francisco Salvador López Brito, Maki Esther Ortiz Domínguez y Roberto Gil Zuarth, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, Proposición con Punto de Acuerdo que exhorta a la Titular de la Secretaría de Salud a realizar las acciones necesarias para garantizar el buen control de la diabetes en México.
Con la misma fecha, la Presidencia de la Mesa Directiva dispuso que se turnara a la Comisión de Salud, para su análisis y dictamen correspondiente.

3.- Con fecha 12 de Noviembre de 2015, los Senadores Francisco Salvador López Brito, Maki Esther Ortiz Domínguez y Roberto Gil Zuarth, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, presentaron Proposición con Punto de Acuerdo que exhorta a la Titular de la Secretaría de Salud a promover la educación efectiva para el paciente que vive con cualquier tipo de diabetes, la capacitación como educadores en diabetes a los profesionales de la salud y la información clara al público en general acerca de su tratamiento y prevención.

Con la misma fecha, la Presidencia de la Mesa Directiva dispuso que se turnara a la Comisión de Salud, para su análisis y dictamen correspondiente.

4.- Con fecha 12 de Noviembre de 2015, los Senadores Francisco Salvador López Brito, Maki Esther Ortiz Domínguez y Roberto Gil Zuarth, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, presentaron Proposición con Punto de Acuerdo que exhorta a la Titular de la Secretaría de Salud a garantizar el acceso al tratamiento completo que permite el control óptimo de la diabetes tipo I, así como a modificar la Norma Oficial Mexicana y las Guías de Práctica Clínica, para que se precisen las diferencias entre los tipos de diabetes.

Con la misma fecha, la Presidencia de la Mesa Directiva dispuso que se turnara a la Comisión de Salud, para su análisis y dictamen correspondiente.

II. CONTENIDO DE LOS PUNTOS DE ACUERDO.

1.- Los proponentes hacen hincapié, en que es de vital importancia que se garantice la prevención y erradicación de enfermedades no transmisibles relacionadas con la obesidad.

2.- Por otra parte los 3 puntos de acuerdo subsecuentes coinciden en que debe ser imperante que se exhorte a la Secretaría de Salud a garantizar el acceso al tratamiento completo que permite el control óptimo de la diabetes tipo I, así como a modificar la Norma Oficial Mexicana y las Guías de Práctica Clínica para que se precisen las diferencias entre los tipos de diabetes.

III. CONSIDERACIONES

  1. La Comisión de Salud hace mención del Derecho a la Protección de la Salud que tienen todos los mexicanos, de conformidad con lo establecido en el numeral 4° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; la Comisión de Salud coincide con la Organización Mundial de Salud, en que es de vital importancia y un derecho fundamental el goce del grado máximo de salud. 
  1. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cuatro tipos principales de enfermedades no transmisibles (ENT) son: las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes. Se les denomina así, porque éstas no se transmiten de persona a persona y se caracterizan porque evolucionan de manera paulatina y de manera prolongada. 

De las 38 millones de muertas a nivel mundial provocadas por las ENT, el 82% de éstas son atribuidas a estos cuatro padecimientos.  Hábitos como el consumo de tabaco, la inactividad física, el uso nocivo del alcohol y las dietas malsanas incrementan el riesgo de morir por estas causas.

Las ENT son un reto en materia de desarrollo, ya que de acuerdo con cifras de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), una persona con sobrepeso gasta 25% más en servicios de salud, gana 18% menos que el resto de la población sana y presenta ausentismo laboral.

Como bien sabemos somos el primer lugar en el sobrepeso y obesidad infantil y segundo en adultos, por ende, tenemos un grave problema de salud pública que día a día se enquista en nuestra sociedad.

  1. La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos. 

Por su parte la diabetes de tipo 1 (anteriormente denominada diabetes insulinodependiente o juvenil) se caracteriza por la ausencia de síntesis de insulina, ésta generalmente se presenta en la niñez o la adolescencia.

La diabetes de tipo 2 (llamada anteriormente diabetes no insulinodependiente o del adulto) tiene su origen en la incapacidad del cuerpo para utilizar eficazmente la insulina, lo que a menudo es consecuencia sobrepeso, inactividad física, entre otros factores.

La diabetes gestacional corresponde a una hiperglicemia que se detecta por primera vez durante el embarazo.

Hay que señalar que la diabetes tipo 2 es la forma más común dentro de la diabetes mellitus. La diferencia con la diabetes tipo 1 es que ésta se caracteriza por una destrucción autoinmune de las células secretoras de insulina obligando a los pacientes a depender de la administración exógena para su supervivencia.

  1. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cada año fallecen al menos 2.8 millones de personas adultas por sobrepeso y obesidad con complicaciones como la diabetes que representan el 44% de los casos, las cardiopatías isquémicas con 23%, algunos tipos de cáncer atribuibles a esta causa, que representan entre el 7 y el 41% de los decesos. 

La misma organización marca que en 2012, más de 347 millones de personas tenían diagnóstico de diabetes en el mundo y se registraron cerca de 1.5 millones de muertes por esta causa. Y se estima que las muertes por diabetes se multiplicarán significativamente para el año 2030.

  1. La prevalencia de la diabetes en México ha aumentado durante las últimas décadas. En 2013, el país ocupó el 6º lugar a nivel mundial en número de personas con algún tipo de diabetes. En ese mismo año, la diabetes fue la primera causa de muerte a nivel nacional, según datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Historia (INEGI). 

La Diabetes en México es la primera causa de muerte, generada en la mayoría de los casos como consecuencia de la obesidad que sufre la población, tanto infantil como adulta.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, los niveles de sobrepeso y obesidad en la población mexicana representan una amenaza a la sustentabilidad de nuestro sistema de salud, por su asociación con las enfermedades no transmisibles y por el uso de recursos especializados y de mayor tecnología que imponen a los servicios de salud altos costos para su atención.

De la población diagnosticada con algún tipo de diabetes, poco más del 80% recibe tratamiento, pero sólo 25% mantiene un adecuado control médico. En consecuencia, 24.7% de las personas con diabetes está en un grave riesgo y 49.8% está en riesgo muy alto de padecer las complicaciones. Asimismo, del total de la población mayor a 20 años, 4.3% vive con diabetes e hipertensión, lo que afecta aún más la condición de vida de las personas y sus familias.

Así mismo en nuestro país 4.5 millones de niños sufren de sobrepeso y obesidad, por lo cual existe un alto índice de riesgo en cuanto a que la población infantil sea candidata a desarrollar diabetes.

Así mismo de acuerdo con la Secretaría de Salud, alrededor del 8.2% de la población entre 20 y 69 años, padece diabetes, y cerca del 30% de los individuos afectados, desconoce que tiene dicho padecimiento. Aunado a ello, una importante proporción de personas, desarrolla dicho padecimiento antes de los 45 años de edad, situación preocupante para cualquier gobierno. 

  1. Por otra parte un estudio realizado por el Instituto Mexicano de Competitividad (IMCO), marca actualmente que existen 8 millones 599 mil 374 diabéticos por causa del sobrepeso y obesidad, de los cuales solo el 48% están diagnosticados y reciben tratamiento, además, anualmente mueren aproximadamente 59 mil 083 personas a causa de dicho padecimiento, de las cuales 45% se encuentran en edad productiva. 

Por ende, los costos que genera a las instituciones de salud pública son a gran escala, tan es así que la Secretaría de Salud ha declarado que es insostenible continuar con este ritmo de gasto por diabetes.

Un estudio realizado en instituciones de salud en México en 2011 (Arredondo, 2011} reveló que el principal costo de la diabetes recae en el tratamiento de sus complicaciones, principalmente aquellos ocasionados por la nefropatía diabética (enfermedad renal). Otras complicaciones de alto costo incluyen la retinopatía, enfermedades cardiovasculares secundarias a diabetes, neuropatía diabética y enfermedad cardiovascular periférica.

Esto en términos económicos, según cálculos de la ENSANUT 2012, el costo anual de diabetes en 2011 fue de cerca de $8 mil pesos por persona al año, por lo que para el 2012 se requerían aproximadamente $48 mil millones de pesos para el manejo de este padecimiento.

La situación es preocupante porque en 2013, el costo por la atención médica de los pacientes representó 0.15% del PIB; mientras que el costo por la atención de las complicaciones representó el 0.97% del PIB. Es decir, las complicaciones costaron casi 7 veces más que el adecuado manejo médico del paciente con diabetes.

Y actualmente el estudio de IMCO mencionado, señaló que los costos sociales por dicha enfermedad ascienden a más de 85 mil millones de pesos al año, es decir, que hoy en día para una persona es 21 veces más barato cambiar de hábitos, que tratar una diabetes complicada.

  1. Sabemos que se han hecho acciones claras para contrarrestar este inmenso problema como poner en marcha la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, la Creación del Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles, diversas reformas a la Ley General de Salud así como la creación del impuesto de $1 peso por litro en bebidas azucaradas, aprobado en 2013, y con el cual en 2014 se recaudó 19 mil 849 millones de pesos y en 2015 van 18 mil 271 millones de pesos, situación que da esperanza ya que con ello se espera que se destine mayor recurso para acciones y estrategias para prevenir y controlar la diabetes en todos sus tipos. Sin embargo, se considera que estas acciones no han sido suficientes ya que esto se ve reflejado en las cifras mencionadas.  

La mayoría de las acciones así como del tratamiento y control de cualquier tipo de diabetes, se rigen por la Norma Oficial Mexicana (NOM) 015-SSA2-2010, la cual establece las diferentes etapas de manejo de la enfermedad. Sin embargo, dicha norma tiene que ser fortalecida y mejorada, en aras de garantizar el diagnóstico oportuno de las personas con este padecimiento, así como el buen control de la enfermedad.

En tenor de ideas, México enfrenta diversos retos para garantizar el control de la diabetes, destacando los siguientes:

Nivel paciente:

  • Percepción inadecuada y desconocimiento del riesgo para desarrollar diabetes tipo 1 y/o complicaciones asociadas a la enfermedad (educación). 
  • Insuficiencia de recursos económicos para cubrir necesidades del tratamiento (farmacológico y no farmacológico). 
  • Falta de automonitoreo y adherencia al tratamiento. 

Nivel institucional (Estado, sistema de salud):

  • Falta de Esfuerzos para satisfacer las necesidades nacionales en prevención de la diabetes tipo 2, así como de tratamiento y buen control de los diferentes tipo de diabetes.  
  • Se debe garantizar un seguimiento efectivo de los pacientes y de su avance (control). 
  • Los tratamientos que se brindan deben ser personalizados o realizados por la etapa de la enfermedad (estado de la enfermedad): es general y genérico. 
  • Debe existir una verdadera capacitación en primer nivel de contacto para los profesionales de la salud y el equipo médico (enfermeras y otros). 
  • Se debe garantizar el acceso y abasto de análisis clínicos para control (ej. HblAc [Hemoglobina Glucosilada], revisión de ojos, pies y otras), así como de insumos necesarios para el control del paciente (automonitoreo, medicamentos orales e insulinas). 
  • La vigilancia epidemiológica (complicaciones y factores de riesgo), así como el expediente clínico nacional, electrónico debe tener la importancia que merece para la prevención de este padecimiento. 
  1. Para garantizar el buen control de la diabetes en México es necesario fortalecer el sentido de la corresponsabilidad en todas las acciones, programas y políticas encaminadas a la diabetes. Es decir, se debe garantizar rectoría del Estado y seguimiento de acciones desarrolladas, así como la participación de todos los sectores (pacientes, sociedad civil, sector salud y Estado). 

La diabetes es un padecimiento que se puede prevenir, o en su caso retardar su aparición, vinculado a dicha enfermedad, se debe advertir a la población acerca de los riesgos de la obesidad y el exceso de peso, mediante un plan de alimentación saludable y actividad física adecuada entre otras acciones y factores.

Por ende, esta comisión dictaminadora coincide por una parte con los proponentes de la primera proposición por lo cual se redoblan las acciones encaminadas a erradicar el padecimiento de las Enfermedades no trasmisibles y por otra, parte de igual forma con los otros 3 acuerdos donde va de la mano el mismo tema ya que una consecuencia grave del sobrepeso y obesidad es la diabetes, la cual se debe combatir de manera frontal.

Por todo lo anteriormente expuesto y fundado, y con base en los argumentos ya plasmados esta Comisión de Salud, coincide con la propuesta de exhortar a la Secretaria de Salud para que realice las acciones necesarias para garantizar el buen control de la diabetes en México, por ello y con las atribuciones que le otorgan los artículos 113, 117, 135, 150, 177, 178, 182 y 190 del Reglamento del Senado de la República, someten a consideración de esta Honorable Soberanía el siguiente:

ACUERDO

PRIMERO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud y a sus homólogas en las 32 entidades del país, para que en el ámbito de sus atribuciones refuerce las acciones encaminadas a fomentar hábitos saludables que coadyuven a la prevención y erradicación de enfermedades no transmisibles relacionadas con la obesidad.

SEGUNDO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, a que se realice en todos los documentos oficiales así como en las campañas de prevención, la distinción entre los diferentes tipos de diabetes utilizando los términos diabetes tipo 2, diabetes tipo 1, diabetes gestacional o todos los tipos de diabetes cuando sea pertinente y evitar el uso de términos en desuso u obsoletos como "diabetes infantil", "diabetes juvenil" o "diabetes insulinodependiente".

TERCERO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, a generar campañas masivas de concientización sobre los diferentes tipos de diabetes para la población general; enfocados en la prevención de la diabetes tipo 2, así como la detección oportuna en espacios de desarrollo como escuelas, lugares de trabajo, centros de salud. En el caso de la diabetes tipo 1, a implementar programas de educación dirigidos a las familias de las personas que viven con este padecimiento.

CUARTO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, a revisar la NOM-015-SSA2-2010 Para la Prevención, Tratamiento y Control de la Diabetes, para que se diferencie entre los tipos de diabetes a fin de lograr su manejo correcto.

QUINTO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, a que asegure un presupuesto específico para la diabetes tipo 1 y se incluya en el Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos, a fin de dar cumplimiento a los derechos inmersos en la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

SEXTO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, a garantizar el abasto y acceso continuo de insumos y pruebas clínicas relacionadas con la diabetes, de manera individualizada, de acuerdo a la necesidad de cada paciente y su estado de la enfermedad, así mismo a incorporar la realización cada 3 meses de la prueba de Hemoglobina Glucosilada (HbA1c) dentro de los centros de salud públicos y emplearla como la prueba estándar y continúa de medición de control de los pacientes.

SEPTIMO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud Pública, a incluir los mecanismos de educación terapéutica de la diabetes para las acciones de buen control, incluyendo aquellas relacionadas con la capacitación de personal médico del primer nivel, concientización de la población en general y prevención, así como a promover entre los profesionales de la salud cursos enfocados a la prevención, atención y tratamiento de todos los tipos de diabetes, basados en los 7 comportamientos de autocuidado como: automonitoreo, alimentación saludable, ejercicio, toma de medicamentos, reducción de riesgos, resolución de problemas y aprender vivir con diabetes.

Documentos Relacionados: