+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Desechada Ficha Técnica


De los Senadores Alejandro Tello Cristerna y Ricardo Barroso Agramont, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 6º de la Ley General de Salud.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE SALUD Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.


Propone adicionar como objetivos del Sistema Nacional de Salud, la atención de dos enfermedades, el cáncer, dentro del catálogo de las enfermedades no transmisibles y la diabetes.

It proposes to add the following objectives of the National Health System, the attention of two diseases, cancer, in the catalog of non-communicable diseases and diabetes.

ALEJANDRO TELLO CRISTERNA, Senador de la República, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional de esta LXIII Legislatura, en ejercicio de la facultad que me confieren los artículos 71, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 55, fracción II  del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; 8° párrafo 1, fracción I, 164 párrafo 2, 169 y 172 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea, Iniciativa con Proyecto de Decreto que reforma el artículo 6o de la Ley General de Salud, con base en la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Todo Estado de Bienestar debe tener como uno de sus pilares la instrumentación de políticas encaminadas a la protección de la salud de todos sus habitantes. De hecho, la salud es un derecho humano consagrado por nuestra Constitución en su artículo cuatro. Por ello, corresponde al Estado Mexicano garantizar adecuados servicios de salud a toda la sociedad en su conjunto.

            Esta iniciativa tiene como objetivo reformar el artículo 6o de la Ley General de Salud, con la finalidad de actualizar la legislación con respecto a ciertas necesidades actuales en la materia. Dichas necesidades tienen que ver con el incremento de dos enfermedades, la diabetes y el cáncer, entre la población mexicana que han tenido un impacto significativo tanto en la salud pública como en la carga económica de las instituciones de salud del Estado para atenderlas.

            En el caso del cáncer, y de sus diversos tipos, esta enfermedad entra dentro del catálogo de las que se consideran “enfermedades no transmisibles”, o enfermedades crónicas, que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), son aquéllas que no se trasmiten de persona a persona, son de larga duración y por lo general evolucionan lentamente. Y dentro de este tipo de enfermedades encontramos al cáncer, en cuyo caso se tiene registrado que cada año alrededor del mundo mueren cerca de 8.2 millones de personas.

            El cáncer es una enfermedad que desemboca de una alteración celular que ocasiona un aumento descontrolado de células anormales, y cuyo crecimiento invasivo y propagación a través de los tejidos perturba el funcionamiento normal del organismo. Dicha enfermedad es el resultado de la interacción de factores físicos y químicos que producen la degeneración de las células, originando lesiones precancerosas, y que a la larga produce tumores malignos. Existen más de cien tipos de cáncer, los cuales se denominan dependiendo de la parte del cuerpo donde inicia su desarrollo.

            Se estima que aproximadamente el setenta por ciento de las muertes relacionadas con el cáncer se han presentado en países de ingresos bajos y medios, en donde se dificulta la atención de la misma.En el caso de México, de acuerdo con el reporte del INEGI “Estadísticas a propósito del Día Mundial contra el Cáncer”, durante el año 2013, del total de defunciones registradas en el país, 12.8 por ciento se debieron a algún tumor, y de éstas, 93.4 por ciento por tumores malignos. Estamos hablando de que el cáncer cobra la vida de casi ochenta mil mexicanos al año, representando la tercera causa de muerte, después de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

Lo anterior es más grave aun cuando la mayoría de las defunciones no se pueden evitar porque se detectan en etapas avanzadas de la enfermedad. Adicionalmente, se estima que cerca del treinta por ciento de los distintos tipos de cáncer pueden ser prevenidos.

La OMS ha destacado que una de las principales medidas para atender los problemas de salud por cáncer es que los sistemas de salud respondan y atiendan el impacto no sólo físico, sino también emocional y mental que implica esta enfermedad en los pacientes, de forma que se maximice su calidad de vida en conjunto con la de sus familiares y cuidadores. Con base en ello es que se considera que uno de los pasos para atender esta recomendación es introducirla en la legislación de nuestro sistema jurídico en la materia.

Por tales motivos, la primera parte de la propuesta incluida en esta iniciativa tiene que ver con reformar la fracción I del Artículo 6o de la Ley General de Salud, para incluir a las enfermedades no transmisibles y darles un carácter prioritario a causa de su gravedad. Dicha disposición se encuentra redactada de la siguiente manera:

Artículo 6o.- El Sistema Nacional de Salud tiene los siguientes objetivos:

I. Proporcionar servicios de salud a toda la población y mejorar la calidad de los mismos, atendiendo a los problemas sanitarios prioritarios y a los factores que condicionen y causen daños a la salud, con especial interés en la promoción, implementación e impulso de acciones de atención integrada de carácter preventivo, acorde con la edad, sexo y factores de riesgo de las personas;

...

            Al respecto, es necesario mencionar que el Sistema Nacional de Salud, de acuerdo con el Artículo 5o de la misma Ley, está constituido por las dependencias y entidades de la Administración Pública, tanto federal como local, y las personas físicas o morales de los sectores social y privado, que presten servicios de salud, así como por los mecanismos de coordinación de acciones, y tiene por objeto dar cumplimiento al derecho a la protección de la salud.

            Resulta pertinente mencionar también que en el Artículo 3o de la misma Ley General de Salud se establece como materia de salubridad general, en su fracción XVI, la prevención y el control de enfermedades transmisibles. Por tal motivo, con el objetivo de que dichos padecimientos se encuentren incluidos dentro del Sistema Nacional de Salud por la relevancia de éste, es que la propuesta contenida en la presente iniciativa esté encaminada en los términos planteados.

            Por otra parte, esta iniciativa pretende también incluir como objetivo del Sistema Nacional de Salud a la enfermedad de la diabetes. Al respecto, la diabetes mellitus, o simplemente diabetes, es una enfermedad crónico-degenerativa que se presenta cuando el páncreas no produce insulina (hormona responsable de que la glucosa de los alimentos sea absorbida por las células, además de dotar de energía al organismo), o bien, la que se produce no es utilizada de manera eficiente por el organismo.

Los factores de riesgo de esta enfermedad dependen del tipo de diabetes. En el caso de la tipo I, también conocida como diabetes juvenil, la causa una acción autoinmune del sistema de defensa del cuerpo que ataca a las células que producen la insulina y se presenta en pacientes con antecedentes familiares directos. En el caso de la diabetes tipo II, además del antecedente hereditario, depende también de estilos de vida como el sobrepeso, una dieta inadecuada, inactividad física, edad avanzada o hipertensión. Este tipo de diabetes se encuentra estrechamente relacionado con otras enfermedades que ya ocupan un lugar significativo como problemas de salud pública: la obesidad y el sobrepeso.

Se calcula que en el mundo, con cifras de la OMS al 2012, alrededor de 347 millones de personas tienen diabetes, además de registrar cerca de 1.5 millones de muertes por esta causa. Más aún, se calcula que las muertes por diabetes se multiplicarán significativamente para el año 2030.

De acuerdo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la prevalencia de la diabetes en México ha aumentado en las últimas décadas. En noviembre de 2013, nuestro país ocupó el sexto lugar a nivel mundial en número de personas con algún tipo de diabetes. En ese mismo año, esta enfermedad fue la primera causa de muerte a nivel nacional, según datos del mismo INEGI. Sólo durante 2011, setenta de cada cien mil personas murieron a causa de la diabetes.Además, es la primera causa de ceguera adquirida y de amputaciones, según una investigación coordinada por la Federación Mexicana de Diabetes.

Datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) señalan que existen alrededor de 6.4 millones de adultos mexicanos con diabetes, es decir, 9.2% de los adultos en el país ya han recibido un diagnóstico de esta enfermedad. Sin embargo, se teme que el total de adultos con diabetes podría ser el doble si se consideran aquellos casos que aún no han sido diagnosticadas al respecto.

De acuerdo con la misma encuesta, de la población diagnosticada con algún tipo de diabetes, poco más del ochenta por ciento recibe tratamiento, pero sólo un veinticinco por ciento mantiene un adecuado control médico. Por tanto, 24.7 por ciento de los diagnosticados con esta enfermedad se encuentra en grave riesgo, y 49.8 por ciento está en riesgo muy alto de padecer las complicaciones que ya fueron señaladas. Más aún, del total de adultos diagnosticados, 4.3 por ciento padece además de hipertensión, lo que afecta más su condición de vida y de sus familias.

El problema de la diabetes es más grave aún ya que, de acuerdo con la OMS, la diabetes generó costos a nivel mundial, sólo en el 2012, de por lo menos 471 mil millones de dólares en gastos de salud. Asimismo, los costos por el tratamiento y control de la diabetes en la región de América del Norte y el Caribe, incluyendo nuestro país, fueron los más altos en todo el mundo.

Según datos de la misma ENSANUT 2012, el costo anual de diabetes en México en el año 2011 fue de cerca de ocho mil pesos por persona al año, por lo que para ese año se requerían aproximadamente 48 mil millones de pesos para el tratamiento de ese padecimiento. En 2013, el costo por la atención médica de los pacientes represento el 0.15 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB); mientras que el costo por la atención de las complicaciones, como insuficiencia renal crónica, ceguera, amputaciones, etcétera, representó el 0.97 por ciento del PIB.Es decir, las complicaciones cuestan casi siete veces más que el adecuado manejo médico del paciente con esta enfermedad.De estos costos, solamente  el Instituto Mexicano del Seguro Social gastó 32 mil millones de pesos para tratar esta enfermedad y sus complicaciones.

La diabetes representa un reto para sociedad, no solo por los recursos económicos y de infraestructura que requieren los prestadores de servicios de salud para brindar una atención adecuada, sino también por el deterioro en la salud, así como el costo económico y emocional en las personas que la padecen. Se estima que esta enfermedad reduce entre cinco y diez años la esperanza de vida de la población.

Por tales motivos es que en la presente iniciativa, en el mismo Artículo 6o como objetivo del Sistema Nacional de Salud, se pretende incluir la enfermedad de la diabetes. Dicha adición estaría contenida en la fracción XI, la cual dispone lo siguiente:

XI. Diseñar y ejecutar políticas públicas que propicien la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, que contrarreste eficientemente la desnutrición, el sobrepeso, la obesidad y otros trastornos de la conducta alimentaria.

En breve, esta iniciativa en su conjunto pretende adecuar la Ley General de Salud a una serie de necesidades actuales que es urgente atender. En particular, se propone adicionar, como objetivos del Sistema Nacional de Salud, la atención de dos enfermedades que han demostrado ser sumamente perjudiciales para la población mexicana: el cáncer, dentro del catálogo de las enfermedades no transmisibles y la diabetes.Lo anterior, con el objetivo de contribuir a la mejora de los servicios de salud por parte del Estado Mexicano y dar carácter prioritario a dichas enfermedades. De esta manera, por medio de la legislación, se está contribuyendo a la obligación constitucional de garantizar el derecho a toda persona a la protección de la salud.

Por todo lo expuesto y fundado, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea, el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO QUE REFORMA EL ARTÍCULO 6o DE LA LEY GENERAL DE SALUD.

ARTÍCULO PRIMERO. Se reforman las fracciones I y XI del artículo 6o de la Ley General de Salud, para quedar como sigue:

Artículo 6o.-

I. Proporcionar servicios de salud a toda la población y mejorar la calidad de los mismos, atendiendo a los problemas sanitarios prioritarios,principalmente los relativos a las enfermedades no transmisibles más frecuentes, y a los factores que condicionen y causen daños a la salud, con especial interés en la promoción, implementación e impulso de acciones de atención integrada de carácter preventivo, acorde con la edad, sexo y factores de riesgo de las personas;

II. al X.

XI. Diseñar y ejecutar políticas públicas que propicien la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, que contrarreste eficientemente la desnutrición, el sobrepeso, la obesidad, la diabetes y otros trastornos de la conducta alimentaria.

TRANSITORIO

ÚNICO.El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

ATENTAMENTE

México, D.F., a 8 de diciembre de 2015

ALEJANDRO TELLO CRISTERNA

SENADOR DE LA REPÚBLICA