+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Concluida Art. 219 Ficha Técnica

De la Sen. Dolores Padierna Luna, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con proyecto de decreto por el que se crea la Ley del Seguro de Desempleo Universal y no Contributivo.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO Y ESTUDIOS LEGISLATIVOS, PRIMERA.

ASUNTO QUE CONCLUYE SU TRÁMITE LEGISLATIVO EN COMISIONES, DE CONFORMIDAD CON EL "ACUERDO DE MESA DIRECTIVA PARA DAR CONCLUSIÓN A LAS INICIATIVAS QUE NO HAN RECIBIDO DICTAMEN”, DE FECHA 31 DE OCTUBRE DE 2017.


La Ley que se pretende expedir tiene como objetivo brindar a las personas desempleadas el derecho al Seguro. Señala que el Seguro es un instrumento de protección social para las personas desempleados y que les garantiza un ingreso mensual por un periodo de hasta seis meses sin la necesidad de comprobar cotización previa alguna.

El monto mensual del Seguro será equivalente a 30 días del Salario Mínimo General Vigente en el Distrito Federal y será cubierto de forma mensual. El monto correspondiente al Seguro deberá ser entregado por el IMSS a través de medios electrónicos u otro mecanismo que se considere pertinente conforme a la Ley.

Establece que el IMSS deberá dar respuesta a las solitudes para obtener el seguro en un plazo no mayor de veinticuatro horas a partir de la recepción de las mismas. Además, deberá incluir en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación que corresponda, los recursos que garanticen el derecho al Seguro de todas las personas desempleadas que cumplan los requisitos establecidos en la Ley.

The Law is intended to issue aims to give unemployed people the right to insurance. Points out that insurance is an instrument of social protection for unemployed people and guarantees them a monthly income for a period of up to six months without the need to check any previous quote.

The monthly amount of insurance will be equivalent to 30 days of the general minimum wage in the Federal District and will be covered on a monthly basis. The amount for the insurance shall be delivered by the IMSS through electronic or other mechanism deemed appropriate under the Law.

It states that the IMSS should answer the solitudes for insurance in a period not exceeding twenty-four hours of receiving them. It must also include in the Project Budget of Expenditures of the Federation that appropriate resources to guarantee the right to sure all unemployed persons meeting the requirements of the Law.

La Senadora de la República de la LXIII Legislatura al Congreso de la Unión Dolores Padierna Luna, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con fundamento en lo dispuesto por los Artículos: 71 fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; así como por los artículos 8° fracción I, 164 numeral 1, 169 y 172 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Soberanía, la siguiente Iniciativa con proyecto de decreto por el que se crea la Ley del Seguro de Desempleo Universal y no Contributivo, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Después de 30 años de la imposición del neoliberalismo en México, las condiciones de vida en el país han tenido un deterioro continuo. Como detallaremos más adelante, una de las razones principales es que el crecimiento económico no ha sido suficiente para generar los empleos que las y losmexicanos demandan, la inestabilidad del mercado laboral y baja calidad de los puestos de trabajo. De esta forma, de manera contraria a sus deseos y derechos constitucionales, millones de personas en el país padecen de desempleo arriesgando el bienestar propio y el de sus familias.

  1. Fundamento y experiencias internacionales 

Ante situaciones como la que padecen millones de personas desempleadas en México, una respuesta planteada en diversas regulaciones y políticas públicas internacionales es el seguro de desempleo. Uno de los ejemplos más ilustrativos es la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en los artículos 22, 23 y 25 , contempla la seguridad social como un derecho. De manera específica, en el artículo 23 señala que todas las personas tienen el derecho de tener protección frente al desempleo. El artículo 25, numeral 1 es todavía más claro al señalar que: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado…tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo… u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.”En suma, esta Declaración, pieza fundamental del derecho internacional de los derechos humanos, señala con claridad al seguro de desempleo como un derecho.

Por su parte, y en el marco del derecho internacional de los derechos humanos, la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, en su artículo XVI establece como derecho: la seguridad social que proteja a las personas contra las consecuencias de la desocupación.

Asimismo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló en 2012 mediantela Recomendación 202 ,  el deber de los Estados de establecer pisos de protección social que incluyan la seguridad básica del ingreso mínimo para las personas económicamente activas que se encuentren en situación de desempleo. Cabe señalar que en el marco de la 102ª Conferencia Internacional del Trabajo (Ginebra, junio 2013), México y la OIT suscribieron un Convenio de Cooperación para promover la aplicación del piso de protección social que permita garantizar bienestar a los trabajadores. A pesar de este compromiso, la situación de millones de trabajadores sigue deteriorándose en nuestropaís.

Contrariamente a lo que se sucede en México, solamente hasta 2012,72 paísescontaban ya con seguro de desempleo de acuerdo con la OIT.   Aunque la mayoría de las personas trabajadoras en el mundo (más del 70%) sigue sin contar con esta protección, el número de países que cuentan con este instrumento no es menor y ha probado ser de gran valía para el bienestar de las y los trabajadores y sus familias. 

En cuanto a los países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el único miembro que no cuenta con seguro de desempleo. Cabe también señalar que de acuerdo a la OIT, en Europa el 80% de las personas que trabajandispone de este tipo de protección social. En América Latina y el Caribe el porcentaje es casi del 40% (38%), sin embargo no deja de ser indicativo de la relevancia que esta herramienta ha tenido en la región. Al menos 6 países cuentan con seguro de desempleo: Argentina, Venezuela, Brasil, Ecuador, Uruguay y Chile. En caso de Brasil, este instrumento que estaba previsto en su constitución desde 1946, fue introducido en la práctica en1966 y desde 1986 ha tenido su expansión más significativa, es decir desde hace casi 30 años.

Tanto en Latinoamérica como en el resto de los países que cuentan con seguro de desempleo, éste ha funcionado como una herramienta efectiva para la protección social disminuyendo las posibilidades de las y los trabajadores de caer en la pobreza y garantizándoles la subsistencia a sus familias. En este tenor, en las siguientes líneas señalaremos la situación del desempleo en México y la relevancia que este instrumento podría tener para millones de trabajadores y sus dependientes económicos.

  1. Desempleo en México.  

En la Constitución, el artículo 123, consagra el derecho de toda persona a un trabajo digno y socialmente útil. De manera específica, la seguridad social está contemplada en el Artículo 123 Constitucional, apartado A, fracción XXIX y en el apartado B, fracción XI. En ellos se establece que la seguridad social cubrirá los accidentes y enfermedades profesionales; las enfermedades no profesionales y maternidad; y la jubilación, la invalidez, vejez y muerte. De manera puntal en la fracción XXIX, se incluyen los seguros de invalidez, de vejez, de vida, de cesación involuntaria del trabajo, de enfermedades y accidentes, entre otros.  Como consecuencia se han dejado desprotegidos a las personas desempleadas en el nuestro país.

A pesar de ello, en las últimas 3 décadas de neoliberalismo, el PIB per cápita ha crecido a una tasa del 0.6 por ciento anual y el PIB total en 2.2 por ciento, es decir, tres veces menos de lo que necesita el país para satisfacer la demanda de empleo. En otras palabras, puesto que se generan muchos menos empleos que los que la economía demanda, millones de trabajadores son excluidos del mercado laboral aun en contra de su voluntad. Desafortunadamente, en la administración en curso la tendencia de crecimiento económico no ha mejorado, por el contrario, continuamos en los promedios de los últimos treinta años con un estancamiento económico que no parece tener fin.

De acuerdo con los últimos indicadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía(INEGI), con cifras desestacionalizadas, en el segundo trimestredel presente año, la tasa de desocupación registró un ligero descenso frente al trimestre anterior (4.3% vs 4.4%). Es decir, prácticamente se mantuvo sin variación afectando a 2.3 millones de personas desocupadas.

Estos datos no son del todo indicativos de la realidad, como el propio indicador del INEGI indica, lo que se mide es la desocupación y no el desempleo. La diferencia entre ambos términos no es menor.De acuerdo al Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la UNAM, la tasa de desempleo incluye a la población en edad y condición de trabajar pero que se cansó de buscar empleo. En otras palabras, la tasa de desempleo conjunta atodas las y los trabajadores a los que el Estado no ha podido garantizarles el derecho constitucional de acceder a un trabajo digno. De esta forma, el CAM señala que la tasa de desempleo real alcanza hasta el triple del tasa de desocupación presentada por el INEGI, en este caso sería 14.9% y afectaría a casi 9 millones de personas.

Otra característica distintiva del mercado del trabajo en México es su alta inestabilidad. Esto significa que las personas que trabajan se ven obligadas a salir y entrar del mercado del trabajo de manera continua. Por si fuera poco, la reciente reforma laboral ha empeorado esta situación. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) afirma que este cambio ofreció nuevas modalidades contractuales que dejaron desprotegidos a las y los trabadores ante la posible pérdida de su empleo en el corto plazo. De esta manera, ha visto reducida su protección legal dando mayor cabida a las arbitrariedades de los patrones que cuentan con menos restricciones legales para despedirlos o dar continuidad a sus contratos. 

Existen otros estudios que también documentan la inestabilidad del empleo en nuestro país y lo ubican como uno de los peores del mundo. Por ejemplo, el tiempo promedio que un empleado dura en su cargo es deaproximadamente tres años:uno de los periodos más cortos registrados en comparación de otros países. El informe para el 2012 de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) indica que el 69.7% de quienes aportaban cuotas al IMSS y tenían cuenta individual en alguna Afore, habían cotizado hasta 5.7 años, es decir, confirma que la frecuencia con la cual se presentan las entradas y salidas del mercado de trabajo es alta.

De acuerdo a investigaciones de la UNAM, en el pasado un trabajador con 30 años de experiencia había tenido una o dos transiciones (cambios de empleo) durante su vida laboral. Desafortunadamente, en la actualidad, un trabajador joven de 24 años en México podríahaber cambiado de empleo hasta 5 o 6 veces. La UNAM confirma una precarización de los empleos a causa, entre otras cosas,al cambio importante en la estructura del mercado de trabajo que trasciende la voluntad de los trabajadores de conservar sus empleos por periodos de tiempo largo en razón del neoliberalismo. No es de extrañarse que expertos en el tema resuman la situación de la siguiente manera: “…prevalece el empleo inestable, en malas condiciones, y en donde la terciarización mejor conocida como outsourcing, legalizada con la Reforma Laboral, junto los empleos temporales es la norma.”

Hasta aquí se ha señalado que en nuestro país no se han generado los empleos que demanda la población  y que el mercado laboral es altamente inestable. En otras palabras, no hay empleos suficientes y los que existen no permiten a los trabajadores permanecer en puestos por periodos de tiempo prolongado. Ambas situaciones son contrarias al derecho constitucional de contar con un empleo digno. Cabría ahora preguntarse, ¿Cuánto tiempo tarda unapersona que trabaja en cambiar de empleo cuando se ve obligado a hacerlo? De acuerdo al INEGI (datos para el 2014), el 80 por ciento de los mexicanos tardan un promedio de 3 meses para encontrar un nuevo empleo.

A pesar del dato del INEGI, otros estudios, como el presentado por la empresaManPoweren 2014, indican que la mayoría de la población tarda alrededor de 6 meses en encontrar un trabajo. Estudios anteriores confirman esta información;como la encuesta Motivaciones del Mexicano en el Trabajo 2010, elaborada por Randstad, la segunda compañía más grande del mundo especializada en Recursos Humanos, la cual señala que el 76% de las personas que buscan trabajo en México tardan 6 meses en encontrarlo y puede llegar a ser de un año. Adicionalmente, de acuerdo con la encuesta de 2012 realizada por UniversiaMéxico, el 32% de las personas encuestadas indicaron que tardaron aproximadamente 6 meses en encontrar su primer empleo después de realizar sus estudios superiores; el 54% de los que tardaron 6 meses o más, consideran que esta situación se propicia porque en el país no existen suficientes oportunidades.

Por lo señalado, un trabajador o trabajadora podría permanecer en promedio entre tres meses y seis meses buscando de empleo. Este es un tema central pues durante este periodo deja de tener protección social y de recibir ingresos. Durante estos lapsos de tiempo, las y los trabajadores que lograron genera ahorros se ve obligados a gastarlos. Sin embargo, puesto que un trabajador promedio no cuenta con la posibilidad de ahorrar, muchos de ellos caen en etapas de problemas económicos. Puesto que además no cuentan con recursos para afrontar cualquier contingencia, por ejemplo enfermedades, por lo que un amplio sector de la población desempleada corre el riesgo de caer en la pobreza o enfrentar mayores niveles de pobreza.

En suma, las características destacadas del mercado laboral mexicano en este apartado son: empleos insuficientes, alta inestabilidad de los empleos y periodos de entre 3 y 6 meses en promedio en las transiciones laborales. Esta  situación de fuerte vulnerabilidad no sólo niega diversos derechos constitucionales como el acceso al trabajo digno sino que exponen a millones de mexicanos a caer en círculos de pobreza. Por ello resulta fundamental que el Estado cumpla con la responsabilidad social de brindar a los trabajadores nuestro país una garantía de bienestar mínimo cuando por razones ajenas a su voluntad, y como consecuencia de un modelo fallido traído por los gobiernos federales, se encuentran en situaciones de desempleo. Como se ha destacado, una herramienta fundamental para logarlo son los seguros de desempleo. Gracias a ellos, los desempleados pueden contar con ingresos mínimos para sus cubrir sus necesidades básicas y las de sus familias mientras pueden acceder a un nuevo trabajo. En el siguiente aparatado profundizaremos al respecto. 

  1. Contenido de la Iniciativa. 

Aunque desafortunadamente no ha sido implementado en el país un seguro de desempleo, es un tema que ha estado presente en el debate público en los últimos años. Claramentela discusión del tema tuvo mayor énfasis a partir de que fue implementado en la Ciudad de México en la anterior administración.  A partir de octubre de 2008, el Seguro de Desempleo se convirtió en un derecho para los habitantes de la capital gracias a la "Ley de Protección y Fomento del Empleo para el Distrito Federal".

Con el paso del tiempo, este seguro se ha consolidado como una herramienta de protección social fundamental y es una de las prestaciones más demandada+9s en el Distrito Federal. Esto ha generado que el tema fuera parte central las discusiones nacionales en los últimos años. Solamente en la LX y LXI Legislatura (2006 a 2012), se presentaron al menos 22 iniciativas de los diferentes grupos parlamentarios en el Congreso de la Unión.

La pasada legislatura no fue la excepción y se registraron diversas propuestas incluyendo la proveniente del Poder Ejecutivo que ha sido la más discutida. Sin embargo, en el caso de esta última hemos argumentado que el modelo de seguro propuesto se trata de una nueva carga para la clase trabajadora ya que se financiaría con la disminución de las aportaciones para el Fondo Nacional de Vivienda. Es otras palabras, se trata de una trampa pues en vez de constituir un derecho adicional, sería un derecho que merma otro derecho, lo cual es inaceptable.

Los especialistas han señalado que bajo la modalidad  propuesta por el Gobierno Federal, México sería el único país OCDE donde los propios trabajadores financiarán seguro desempleo.   Lo que sucede en la mayoría de los países más desarrollados del mundo indica porque es fundamental que el Estado establezca un Seguro de Desempleo no contributivo. Estas obligaciones se han establecido en la Declaración de Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales ya mencionados en el primer apartado.

Adicionalmente, con base en el artículo 123 de nuestra propia constitución, las y los mexicanos tienen derecho a un trabajo digno y socialmente útil. Asimismo es obligación de Estado promover la creación de empleos y la organización social para el trabajo.El derecho humano al trabajo también se ratifica en el artículo 3o. de la Ley Federal del Trabajo, éste señala que: "es un derecho y un deber social". Partiendo de esta base, cuando el Estado no tiene la capacidad de garantizar el derecho al trabajo, un principio de justicia elemental es que al menos establezca un piso mínimo de protección social para todas aquellas personas que por razones ajenas a su voluntad son excluidas del mercado laboral.

En razón de estas consideraciones en la presente iniciativa proponemos un Seguro de Desempleo no contributivo. Nos basamos en la definición de desempleo propuesta por la OIT. Asimismo, siguiendo otras iniciativas sugeridas por las izquierda y el modelo de la Ciudad de México, que tiene un carácter solidario y busca tener una cobertura universal, el seguropropuesto es un instrumento de protección social para las personas desempleadas y les garantiza un ingreso mensual por un periodo de hasta seis meses sin necesidad de una cotización previa. Podrá beneficiarse toda persona que por causas ajenas a su voluntad fuera privada de su empleo formal y salario. El monto mensual del seguro será equivalente a 30 días de salario mínimo y podría otorgarse al beneficiario hasta por un periodo de seis meses cada dos años.

La aplicación de esta Ley correrá a cargo  del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en coordinación con la Secretaría Trabajo y Previsión Social y los gobiernos locales. Se considera la primera por ser una de las principales instancias gubernamentales responsables de la seguridad social en el país así como ser una fuente de información y registro fundamental de los trabajadores formales.

Como una forma de garantizar la protección social de los sectores más vulnerables, los desempleados mayores de 60 años podrán contar con el seguro por nueve meses. Adicionalmente, para todos aquellos solicitantes que por alguna razón se sintieran discriminados o excluidos, la presente iniciativa prevé la posibilidad de interponer recurso de inconformidad con base en los procedimientos establecidos en el artículo 294 de la Ley del Seguro Social. Puesto que durante los periodos de desempleo las personas se encuentran ampliamente desprotegidos, el IMSS deberá dar respuesta a las solitudes para obtener el seguro en un plazo de no más de 15 días hábiles a partir de la recepción de las mismas.

Dar el paso en el establecimiento del Seguro de desempleo en el país resulta indispensable para garantizar el piso mínimo de protección social al que se ha comprometido México en múltiples instrumentos internacionales. Adicionalmente es indispensable para la garantizar diversos derechos fundamentales establecidos en la constitución. Se ha debatido este tema durante los últimos y ha habido propuestas de todos los partidos. Afortunadamente existen más coincidencias que diferencias.No posterguemos más esta decisión estableciendo un instrumento de protección social acorde con nuestra Carta Magna, los compromisos internacionales signados por México y en concordancia con las mejores prácticas nacionales como de los países más desarrollados. 

Con base en lo anteriormente expuesto y fundado, someto a consideración de esta soberanía el siguiente proyecto de:

Decreto por el que se expide la Ley del Seguro de Desempleo Universal y no Contributivo

ARTÍCULO ÚNICO. Se expide la Ley del Seguro de Desempleo Universal y no Contributivo, para quedar en los siguientes términos:

Ley del Seguro de DesempleoUniversal y no Contributivo

Artículo 1. La presente Ley es de orden público e interés social y será de observancia general en toda la República.

Artículo 2. Para los efectos de esta Ley, se entiende por:

  1. Ley:Ley del Seguro de Desempleo No Contributivo;
  2. Instituto: el Instituto Mexicano del Seguro Social;
  3. Secretaría: Secretaría del Trabajo y Previsión Social; y
  4. Seguro: Seguro de Desempleo no Contributivo con base a lo señalado en el Artículo 3 de la presente ley.  

Artículo 3.La presente Ley tiene como objetivo brindar a las personas desempleadas el derecho al Seguro.

Artículo 4.El Seguroes un instrumento de protección social para las personas  desempleados y que les garantiza un ingreso mensual por un periodo de hasta seis meses sin la necesidad de comprobar cotización previa alguna.

Artículo 5.Para efectos de esta Ley, se considera desempleado a todapersona que por causas ajenas a su voluntadquede privado de su empleo formal y salario, busque trabajo activamente y esté disponible para ello.

Artículo 6. El Seguro es de carácter personal e intransferible y se podrán beneficiar las personas desempleadas que:

  1. Seanmayores de 18 años;
  2. Haber sido privados de su empleo conforme a lo señalado en el Artículo 5;
  3. Residan en el territorio nacional;
  4. Haberlaborado al menos durante seis meses antes de la pérdida del empleo y
  5. Sean demandantes activos de empleo. 

Artículo7. Para efectos de lo señalado en el artículo 6, fracción II, el Instituto deberá expedir la baja dela o el trabajador en los tres días hábiles a partir de la separación efectiva del trabajo.

Artículo 8. Todas las personas que cumplan con los requisitos señalados en el Artículo 6 podrán beneficiarse del Seguro por un plazo no mayor a seis meses cada dos años.

Solamente las personas mayores de 60 años podrán beneficiarse del seguro por un plazo de nueve meses. 

Artículo 9.Cuandolas personas beneficiariasobtengan un empleo antes de concluir el periodo de seis meses señalados en el artículo 8, deberán notificarlo al Instituto en los siguientes 5 días hábiles para la cancelación delos beneficios del Seguro.

Artículo 10.El monto mensual del Seguroserá equivalente a 30 días del Salario Mínimo General Vigente en el Distrito Federal y será cubierto de forma mensual.

El monto correspondiente al Seguro deberá ser entregado por el Instituto a través de medios electrónicos u otro mecanismo que se considere pertinente conforme a la Ley.

Artículo 11. La aplicación de la presente Ley estará a cargo del Instituto, en coordinación con la Secretaría y los gobiernos locales.

Artículo 12.Las personas beneficiarias del Seguro tendrán las siguientes obligaciones:

  1. Entregar al Instituto la documentación que el reglamento determine necesaria para obtener los beneficios de la presente Ley;
  2. Solicitar la suspensión de los beneficios de la presente ley cuando deje de cumplir las condiciones señaladas en el Artículo 6 o las que determine esté Ley y su reglamento.
  3. Asistir a las jornadas de capacitación a los que sean convocados y que tengan como finalidad facilitar su reinserción laboral;
  4. Firmar una declaración bajo protesta de decir verdad y permitir los controles del Instituto para verificar que se encuentra en situación de desempleo;
  5. Comunicar al Instituto cambios de domicilio;
  6. Cuando el Instituto o la Secretaría identifiquen falsedad en sus declaracionesdeberá aceptar la baja del Seguro.

Artículo 13.El Instituto deberá realizar una amplia campaña de difusión de los requisitos y procedimientos para acceder al Seguro, en la que comprenda:

  1. Las bases operativas del Seguro;
  2. La documentación que deberá presentarse para verificar que los interesados cumplen con los requisitos señalados en el Artículo 6;
  3. El procedimiento claramente establecido en sus tiempos y etapas de tal forma que el interesado pueda dar seguimiento a su solicitud desde el inicio del trámite hasta el momento de su resolución;
  4. Las direcciones, teléfonos y referencias electrónicas de las oficinas encargadas de orientar a los interesados para cumplir con el procedimiento establecido por el Instituto;
  5. Las demás que el Reglamento señale.

Artículo 14.El Instituto deberá dar respuesta a las solitudes para obtener el seguro en un plazo no mayor de veinticuatro horas a partir de la recepción de las mismas.

Artículo 15. El Instituto deberá incluir en el Proyecto de Presupuesto de Egresos delaFederación que corresponda, los recursos que garanticen el derecho al Seguro de todas las personas desempleadas que cumplan los requisitos establecidos en la presente Ley.

Artículo 16. El padrón de personas beneficiarias del Seguro deberá sujetarse a lo que establezcan las leyes vigentes  en materia de transparencia para los programas sociales.

Artículo 17.- Las personas beneficiadas del seguro podrán interponer recurso de inconformidad por objeto de discriminación, exclusión injustificada o cualquier otra violación de la presente Ley, conforme a los medios de defensa establecidos en el artículo 294 de la Ley del Seguro Social.

TRANSITORIOS

Primero.- La presente Ley entrará en vigor a los treinta días naturales siguientesa su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. Podrán beneficiarse del seguro de desempleo las personas que hayan perdido su empleo a partir del primero de enero del año en que entre en vigor esta Ley.

Tercero. El Reglamento derivado de la presente ley deberá ser expedido por el Ejecutivo en los treinta días naturales siguientes a su entrada en vigor.

Dado en el Senado de la República, a 8 de diciembre  de 2015.

SUSCRIBE

SENADORA DOLORES PADIERNA LUNA

Por ejemplo, el último informe del Coneval (2014) indica que la pobreza se incrementó de manera importante en los últimos dos años. La pobreza multidimensional aumentó en casi 2 millones de personas pasando de 45.5 a 46.2% del total de la población. De esta forma, nos encontramos en niveles de pobreza similares a la década de los ochenta. Gerardo Esquivel, “Pobreza y clase media”, el Universal, 31 de Julio de 2015. 

Declaración Universal de los Derechos Humanos, Organización de Naciones Unidas, disponible en: http://www.un.org/es/documents/udhr/

Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, Organización de los Estados Americanos, disponible en: http://www.oas.org/es/cidh/mandato/Basicos/declaracion.asp

Recomendación sobre los pisos de protección social, 2012 (núm. 202), Organización Internacional del Trabajo, disponible en: http://www.ilo.org/dyn/normlex/es/f?p=NORMLEXPUB:12100:0::NO::P12100_ILO_CODE:R202

OIT, “Más de 70 por ciento de los trabajadores carece de protección contra el desempleo”, OIT, Sitio Oficial, 12 de noviembre de 2012, http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/comment-analysis/WCMS_193144/lang--es/index.htm (Consultado el 18 de agosto de 2015)

Ciro Gómez Leyva, “México único país OCDE en que trabajadores financiarán seguro desempleo”, Radio Fórmula, 19 de Marzo, 2014, http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=398288#sthash.1MiISrqB.dpuf, (Consultado el 18 de agosto de 2015).

OIT, “El desafío de la seguridad social en América Latina”, OIT, Sitio Oficial, 6 de febrero de 2015,  http://www.ilo.org/americas/oficina-regional/direcci%C3%B3n-regional/WCMS_343190/lang--es/index.htm, (Consultado el 18 de agosto de 2015)

Janine Berg1, “Brasil: el seguro de desempleo”, Notas sobre la Crisis, No. 6,  Julio de 2009, OIT.

José Luis Calva, en Mauricio Romero “Neoliberalismo, la “fosa” de México”, 11. enero, 2015, http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2015/01/11/neoliberalismo-la-fosa-de-mexico/

Redacción, “Desempleo, a la baja durante el segundo trimestre: INEGI”, El Economista, 14 de agosto de 2015. Cabe también señalar que de acuerdo a los datos sin desestacionalizar, la variación es muy similar en el mismo periodo: 4.35 vs 4.23. Ver, Inegi, “Tasa de desocupación nacional trimestral, serie unificada”, Inegi, http://www.inegi.org.mx/sistemas/bie/cuadrosestadisticos/GeneraCuadro.aspx?s=est&nc=599&c=25452 (Consultado el 26 de agosto de 2015).

Ver estudio análisis del documento presentado por la UNAM: “La geografía y magnitud del desempleo en México. Desempleo y menos paga por jornadas laborales más largas: resultados a dos años de la reforma laboral”, UNAM, enero de 2015. http://www.frecuencialaboral.com/multimedia/Reporte-118DESEMPLEO2015.pdf(Consultado el 20 de agosto de 2015).

Gonzáles G., Susana. La Reforma Laboral no promueve estabilidad ni mejores salarios: Cepal. En La Jornada 17 de junio de 2013 disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2013/06/17/economia/017n1eco Consultado el 4 de febrero de 2015.

“México, segundo lugar en inestabilidad laboral”, Más por Más, 2012 http://www.maspormas.com/noticias/tecnologia/mexico-segundo-lugar-en-inestabilidad-laboral

Sandoval, Antonio. En México, el empleo es inestable y mal pagado. En El Financiero 12 de febrero de 2014. Disponible en: http://www.elfinanciero.com.mx/archivo/en-mexico-el-empleo-es-inestable-y-mal-pagado.html Consultado el 4 de febrero de 2015.

Emir Olivares Alonso , “La inestabilidad laboral, factor para el deterioro del bienestar de trabajadores”, La Jornada, jueves 3 de julio de 2014
http://www.jornada.unam.mx/2014/07/03/politica/021n2pol#sthash.EB1ZjO6L.dpuf

Armando Ruiz, “Líderes Ricos, trabajadores sacrificados”, El Sol de México, 16 de agosto de 2015.  http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n3917041.htm#sthash.56VX9UI7.dpuf

Antonio Sandoval, “¿Cuánto tiempo tardamos en encontrar empleo?”,  El financiero, 25 de marzo de 2015.

Ibidem.

Moreno, Tania M. Hallar empleo en México lleva seis meses. En CNNExpación 3 de febrero de 2010. Disponible en: http://www.cnnexpansion.com/mi-carrera/2010/02/02/hallar-empleo-en-mexico-lleva-6-meses consultado el 21 de enero de 2015.

El 54% de los mexicanos recién egresados considera que existen pocas oportunidades para encontrar su primer empleo. 28 de junio de 2012. Disponible en: http://noticias.universia.net.mx/en-portada/noticia/2012/06/28/946688/54-mexicanos-recien-egresados-considera-existen-pocas-oportunidades-encontrar-primer-empleo.html Consultado el 4 de febrero de 2015.

Puesto que el salario promedio de los trabajadores inscritos en el IMSS es de 3.5 salarios mínimos, equivale a 226.66 pesos diarios, 6,799.8 mensuales, según datos de Consar (la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro). Puesto que una familia promedio en el país está integrada por 3.7 personas, el ingreso mensual de un jefe de familia promedio se encontraría lejos de cubrir los costos indicados por el Coneval para las Canastas Básicas de bienestar de todos los miembros de la familia (2,526 pesos mensuales por persona en zona urbana). Ver Sandoval, Antonio. En México, el empleo es inestable y mal pagado. En El Financiero 12 de febrero de 2014. Disponible en: http://www.elfinanciero.com.mx/archivo/en-mexico-el-empleo-es-inestable-y-mal-pagado.html Consultado el 4 de febrero de 2015.

OCDE, “Public Employment Spending: Total % of GDP 2000-2011”, https://data.oecd.org/chart/4pzE.

Esta definición engloba dos elementos centrales: personas que buscan trabajo  activamente (personas que por razones ajenas a su voluntad no tienen empleo pero quieren trabajar) y están disponibles para ello.Adriana Mata Greenwood,”Definiciones Internacionales y Futuro de las Estadísticas del Subempleo”, Oficina de Estadística, Oficina Internacional del Trabajo, 1999  http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---dgreports/---stat/documents/publication/wcms_091441.pdf (Consultado el 21 de agosto de 2015).