+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica








De los Senadores Raúl Morón Orozco, Lorena Cuéllar Cisneros, Iris Mendoza Mendoza, Sofío Ramírez Hernández, Isidro Pedraza Chávez, Mario Delgado Carrillo, Carlos Merino Campos y Zoé Robledo Aburto, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con punto de acuerdo que exhorta al titular del Poder Ejecutivo Federal a firmar la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE ATENCIÓN A GRUPOS VULNERABLES.

CONCLUIDO POR EL ACUERDO DE LA MESA DIRECTIVA, PARA LA CONCLUSIÓN DE LAS PROPOSICIONES CON PUNTO DE ACUERDO QUE NO HAN RECIBIDO DICTAMEN. (05-10-2016)


LOS SENADORES  RAÚL MORÓN OROZCO, LORENA CUELLAR CISNEROS, IRIS VIANEY MENDOZA MENDOZA, SAFÍO RAMÍREZ HERNÁNDEZ  ISIDRO PEDRAZA CHÁVEZ, MARIO DELGADO CARRILLO, CARLOS MANUEL MERINO CAMPOS,ZOÉ ROBLEDO ABURTO, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución democrática en esta LXIII Legislatura de la Cámara de Senadores, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, fracción II; 108 y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Soberanía, la presente Proposición con Punto de Acuerdo de urgente resolución por el que se exhorta al Titular del Poder Ejecutivo Federal a firmar la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, con base en las siguientes:

CONSIDERACIONES

Durante el siglo XX, la proporción de personas mayores aumentó considerablemente y todo indica        que así seguirá en el siglo XXI: en 2007, por ejemplo, el 10.7% de la población mundial tenía sesenta años o más; para 2025 se proyecta que ese porcentaje llegue al 15.1%, y que en 2050 alcance el 21.7%.

Entre los grandes cambios demográficos experimentados en México durante el siglo XX, además de la estructura por edad y sexo de la población, destaca el inicio del proceso de envejecimiento demográfico y que se expresa como un incremento relativo y absoluto de la población en edades avanzadas; En México hay 11.7 millones de personas mayores de 60 años, lo que representa 9.7% de la población total.

El número adultos mayores o "personas de edad" se duplicó en México en menos de un cuarto de siglo, pues en 1990 este grupo de edad sólo incluía a 5 millones. Y para 2025 y 2050, se estima que la cantidad de adultos mayores en el país aumentará a 17.2 y 32.4 millones, respectivamente.

Sin duda, el Estado mexicano se  encuentra ante una situación alarmante a la que habrá que hacer frente, y para ello requiere hacer una serie de previsiones para estar en condiciones de brindar una vida digna a los adultos mayores y que éstos tengan una vejez activa y saludable.

No podemos negar que la realidad cotidiana de muchos  adultos mayores está marcada por la violencia, el desempleo, la pobreza, la desigualdad, el maltrato, el abandono, la discriminación,  y tienen un acceso limitado a los servicios sociales y de salud, a la información y a la protección legal; la situación se ve agravada por el fenómeno adicional de “invisibilidad” a los ojos de las familias, de la sociedad y lo más grave a las instituciones del estado. Ello se traduce en violación de sus derechos humanos y de su dignidad.

La persona, a medida que envejece, debe seguir disfrutando de una vida plena, independiente y autónoma, con salud, seguridad, integración y participación activa en las esferas económica, social, cultural y política de sus sociedades.

Una transformación demográfica de este tipo requiere necesariamente de una preparación para afrontar el reto que se vislumbra a corto tiempo, es decir, lograr una adaptación de nuestra sociedad, de nuestro marco jurídico  y de nuestras políticas públicas para responder a este desafío.

Hasta décadas recientes la cuestión de las personas mayores no fue abordada desde una perspectiva de derechos humanos, sino que fue considerada un asunto de asistencia social especializado dentro del ámbito de la gerontología y otras disciplinas afines. Por tal motivo, en febrero del 2013 el Senador Raúl Morón Orozco suscribió la iniciativa para elevar a rango constitucional los derechos de los adultos mayores.

La discriminación por la edad no aparecía en ninguna de las declaraciones o convenciones del régimen internacional de derechos humanos en su primera época. La inclusión de este tipo de discriminación como un ámbito prohibido ha sido el producto de una interpretación evolutiva de los instrumentos de derechos humanos de aplicación general. A causa de esta interpretación evolutiva, el principio de no discriminación por la edad ha sido expresamente reconocido en una serie de instrumentos de derechos humanos, tanto de carácter universal como regional.

La comunidad internacional ha reconocido expresamente a las personas mayores como uno de los grupos que, en función de sus características o necesidades específicas, se encuentran en una posición social de desventaja o que enfrentan situaciones de vulnerabilidad en relación con el disfrute de sus derechos humanos y que, por lo tanto, se requiere regular sus derechos mediante un instrumento internacional.

Luego de diversas discusiones, consensos y trabajos, tanto a nivel universal como interamericano, por fin el pasado  15 de junio de 2015, durante la Asamblea General de la OEA,se aprobó la Convención para la Protección de los Derechos de las Personas Mayores, el primer instrumento regional para la promoción, protección y reconocimiento de los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas mayores, con el fin de  asegurar el pleno goce y ejercicio de los mismos  y  fomentar un envejecimiento activo en todos los ámbitos.

Dicha convención  fue firmada por los Estados de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica y Uruguay.La Convención establece el reconocimiento de una amplia gama de derechos, así como el mandato de tramitar peticiones y brindar asesoramiento y cooperación técnica a los Estados en la materia.

Asimismo, aborda los asuntos de la vejez y el envejecimiento desde una perspectiva de derechos humanos que reconoce las valiosas contribuciones actuales y potenciales de la persona mayor al bienestar común, a la identidad cultural, a la diversidad de sus comunidades, al desarrollo humano, social y económico y a la erradicación de la pobreza;

Impulsa la adopción de  medidas para fomentar una actitud positiva hacia la vejez y un trato digno, respetuoso y considerado hacia la persona mayor y, sobre la base de una cultura de paz, impulsa asimismo acciones de divulgación, promoción de los derechos y empoderamiento de la persona mayor, así como evitar el lenguaje e imágenes estereotipadas sobre la vejez.  Asimismo, se  promueve el reconocimiento de la experiencia, la sabiduría, la productividad y la contribución al desarrollo que la persona mayor brinda a la sociedad en su conjunto.

Una Convención  sobre los Derechos de los Adultos Mayores no sólo podrá poner a su disposición todos los recursos disponibles a nivel judicial para reclamar sus derechos, sino que, además, creará un nuevo paradigma no discriminatorio que guíe a las políticas de Estado; promoverá el diseño e implementación de políticas  sobre el envejecimiento basadas en un enfoque de derechos humanos; creará nuevas medidas pedagógicas contribuyendo a generar imágenes realistas del envejecimiento y de su contribución a la sociedad en su conjunto; dotará de una mayor visibilidad a estos grupos, tanto en el debate social como en la agenda de la acción gubernamental, lo anterior no solo a nivel Internacional, sino a nivel nacional.

Por eso compañeras y compañeros  senadoras y senadores, esta acción internacional nos debe de complacer y comprometer a realizar las acciones legislativas que generen las condiciones para que la citada convención entre en vigor en nuestro País y en su momento impulsar las reformas a nuestro marco legislativo que permitan hacer efectivos los derechos de los adultos mayores.

Por tal motivo, es que acudimos a esta Tribuna, para que juntos exhortemos al Titular del Ejecutivo Federal a adherirse a la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas  Mayores, para  devolverlos al lugar que por derecho les corresponde, al centro de nuestra vida social.

Por lo anterior,

Se exhorta

Único. El Senado de la República hace un exhorto al Titular del Poder  Ejecutivo Federal  para que en ejercicio de sus facultades se adhiera a la CONVENCION INTERAMERICANA SOBRE LA PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS MAYORES, emitida el pasado 15 de junio del 2015,  una vez suscrito el citado instrumento internacional se envíe al  Senado de la República para su respectiva ratificación.

México DF a 30 de noviembre del año 2015

RAÚL MORÓN OROZCO

LORENA CUELLAR CISNEROS                    IRIS VIANEY MENDOZA MENDOZA

SAFÍO RAMÍREZ HERNÁNDEZ                   ISIDRO PEDRAZA CHÁVEZ

MARIO DELGADO CARRILLO                       CARLOS MANUEL MERINO CAMPOS

ZOÉ ROBLEDO ABURTO