+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Sen. Miguel Romo Medina, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta al Presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, al titular del Instituto Mexicano de la Juventud y al Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a emprender acciones para prevenir y erradicar la discriminación y criminalización contra las y los jóvenes con identidades culturales diferentes.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE JUVENTUD Y DEPORTE.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL PRESIDENTE DEL CONSEJO NACIONAL PARA PREVENIR LA DISCRIMINACIÓN, AL TITULAR DEL INSTITUTO MEXICANO DE LA JUVENTUD Y AL PRESIDENTE DE LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, A EMPRENDER ACCIONES PARA PREVENIR Y ERRADICAR LA DISCRIMINACIÓN Y CRIMINALIZACIÓN CONTRA LAS Y LOS JÓVENES CON IDENTIDADES CULTURALES DIFERENTES.

El que suscribe, MIGUEL ROMO MEDINA, Senador de la República de la LXII Legislatura e integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 67 numeral 1 inciso b) de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, así como en lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, fracción II, y el artículo 276 del Reglamento del Senado de la República, somete a la consideración del Pleno de esta Soberanía el presente Punto de Acuerdo por el que se exhorta al Presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, al Titular del Instituto Mexicano de la Juventud y al Presidente de Comisión Nacional de los Derechos Humanos a emprender acciones para prevenir y erradicar la discriminación y criminalización de las y los jóvenes con identidades culturales diferentes, al tenor de los siguientes:

ANTECEDENTES

Tengo derecho a la igualdad, cuando la diferencia me inferioriza; pero tengo derecho a la diferencia, cuando la igualdad me descaracteriza.

Boaventura de Sousa Santos.

El derecho a la igualdad entre las personas es uno de los principios jurídicos que garantizan la vida democrática del país; sin embargo, las acciones tendientesa reconocer y velar por la igualdad deben ser proporcionales en cuanto a limitar y erradicar la discriminación. La igualdad debe ser entendida de forma material en el trato de lo social y lo institucional para todas las personas, independiente de sus condiciones sociales, económicas y culturales.

El Estado mexicano se encuentra conformado por una diversidad multicultural que se engalana desde diversas manifestaciones y concepciones sociales y antropológicas, las cuales tienden a unir en la diferencia de lo individual y de lo grupal, a una sociedad plural y multicultural.

La sociedad actual en México, y en el mundo entero, genera una dinámica interpersonal que propicia la consolidación de nuevos grupos sociales, que buscan un espacio de identificación en común. Bajo esta tesitura, tenemos a las juventudes modernas, que realizan una praxis de su producción y reproducción social de maneras divergentes; es decir, diferente a los estereotipos comúnmenteconcebidoscomo los únicos adecuados o validos.

Las juventudes en México, expresadas en el ámbito de las colectividades urbanas o de las grandes ciudades, buscan un espacio de individualidad y de reconocimiento de identidad, manifestándose a través de simbolismos muy específicos. En otras palabras, hablamos de grupos de personas, en su mayoría jóvenes, que libremente se expresan mediante rasgos muy particulares en su vestimenta, objetos y signos distintivos en su cuerpo, tales como: tatuajes, perforaciones y modificaciones estéticas.

Estos grupos sociales son denominados por los sociólogos y antropólogos como juventudes divergentes, las cuales buscan definir su identidad como algo propio y diverso a las costumbres dominantes, a través de la marcación de sus diferencias en cuanto a su estilo y apariencia física.

Por ello, las juventudes divergentes apelan a su derecho a la identidad y la forma de expresarse por medio de su apariencia física; como una diferencia que les otorga individualidad propia. Sin embargo, su oposición a la visión generalizada que domina lo que es normalmente adecuado, les acarrea diversas problemáticas sociales e institucionales, que se manifiestan a través de la intolerancia, la agresión e incluso la discriminación reiterada.

Las y los jóvenes que conforman estos grupos divergentes,son prejuiciosamente etiquetadas como malas, y por ello,  discriminadas mayoritariamente por la sociedad, la cual muestra un rechazo a las formas diferentes en las que manifiestan su individualidad y apreciación cultural. Esta concepción social permea al ámbito público-institucional, propiciando, el ver en estos grupos de jóvenes la población potencial de conductas constitutivas de hechos punibles solamente por su apariencia física e individual.

Bajo la concepción prejuiciosa que esto acarrea, encontramos a los operadores de las instituciones de seguridad pública, que también, pueden llegar a contener una serie de prejuicios sociales y culturales, que dan como resultado  el etiquetamiento de conductas delictivas como exclusivamente propias de personas y grupos sociales con identidades culturales diferentes. Lo anterior, se constituye en una violación grave a los derechos humanos, contraviniendo el principio de la igualdad y la no discriminación. 

Se ha evidenciado en múltiples ocasiones que, los cuerpos policiacos usan como medio de identificación de la persona responsable de un hecho punible, las características físicas e identitarias que se expresan en un estilo de vestimenta y de signos distintivos del cuerpo, como los tatuajes, perforaciones y modificaciones fisiológicas. Lo anterior, sin llegar a tener algún medio de convicción objetivo que justifique jurídica y objetivamente el atribuirles la responsabilidad de una conducta punible.

El argumento que suelen usar algunos elementos de la seguridad pública, al cual denominan como “apariencia sospechosa”, sirve para la detención e identificación de una persona a la cual se le atribuye una conducta típica, solamente por el hecho de su apariencia física, lo cual se configura como una violación a los derechos humanos por parte de los cuerpos policiacos, quienes a demás de violentar la seguridad jurídica de las personas por una mera sospecha, reprimen el derecho a la identidad cultural y a las diferentes maneras  en las que las personas y los grupos se visualizan a sí mismos.

Incluso, se han suscitado lamentables declaraciones por parte de algunos dirigentes de las instituciones de seguridad pública de diversos municipios, en donde dan a conocer los protocolos de actuación en contra de la delincuencia; los cuales establecen la vigilancia focalizada, así como la inspección rutinaria de personas con supuesta apariencia delictiva;determinando a este tipo de apariencia, en aquellas personas que muestran un identidad cultural diferente a la predominante.   

Antes estos sucesos, es menester mencionar que el Estado mexicano reconoce y garantiza las diferencias socioculturales, estableciendo en el marco de la normatividad, las disposiciones necesarias para prevenir cualquier tipo de conductas que atenten contra la identidad de las personas. Es por ello, que el párrafo quinto del artículo primero de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos establece lo siguiente:

[...]

Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

Nuestra Carta Magna, prohíbe categóricamente cualquier tipo de discriminación que atente contra los derechos y libertades de las personas. En ese sentido, la identidad cultural: como forma de expresión individual es un derecho a diferenciarse de los demás.

En el ámbito internacional, tenemos a los Tratados Internacionales que, en su tónica de progresividad y vanguardia, establecen conceptualizaciones complejas, con el ánimo de prevenir conductas discriminatorias. De esa forma, tenemos a la Convención Interamericana contra toda Forma de Discriminación e Intolerancia, que establece en su articulado lo siguiente:

Artículo 1

[…]

La discriminación puede estar basada en motivos de nacionalidad, edad, sexo, orientación sexual, identidad y expresión de género, idioma, religión, identidad cultural, opiniones políticas o de cualquier otra naturaleza, origen social, posición socioeconómica, nivel de educación, condición migratoria, de refugiado, repatriado, apátrida o desplazado interno, discapacidad, característica genética, condición de salud mental o física, incluyendo infectocontagiosa, psíquica incapacitante o cualquier otra. [el subrayado es propio] 

[…]

En correlación al artículo anterior, tenemos al artículo 4 del mismo ordenamiento internacional, que la letra establece lo siguiente:

Los Estados se comprometen a prevenir, eliminar, prohibir y sancionar, de acuerdo con sus normas constitucionales y con las disposiciones de esta Convención, todos los actos y manifestaciones de discriminación e intolerancia, incluyendo

[Fracción I a IV…]

V. Cualquier acción represiva fundamentada en cualquiera de los criterios enunciados en el artículo 1.1, en vez de basarse en el comportamiento de un individuo o en información objetiva que lo identifique como una persona involucrada en actividades delictivas. 

Los anteriores artículos destacan la prohibición de cualquier acción represiva originada por el prejuicio y la intolerancia a las diferencias culturales. Dentro de este supuesto encontramos a la identidad cultural, la cual es un derecho que debe ser reconocido y garantizado para su pleno disfrute.

El Estado mexicano a través del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación ha llevado a cabo el Programa Nacional para la Igualdad y la no Discriminación, el cual se encuentra dirigido a los servidores públicos de los tres niveles de gobierno, con el objeto de informar la normatividad aplicable y los principios necesarios para garantizar la igualdad y la no discriminación. Sin embargo, es importante seguir implementando nuevos conceptos a efecto de mejorar la función pública y consolidar un Estado respetuoso y garante de los derechos humanos.

El reconocimiento a la diferencia, así como la tolerancia y la concordia entre las personas y los grupos culturales, fundamenta una sociedad plural que pugna por el crecimiento democrático a través de la inclusión de todas las personas a la participación de la vida pública y social. Sin embargo, para hacer uso efectivo del marco legal y de los principios de igualdad y la no discriminación es menester consolidar una educación social que no etiquete, estereotipe ni mistifique como malo, ya sea por miedo o por desconocimiento, todo aquello que le sea diferente o externo a la identidad cultural predominante.

Asimismo, se requiere llevar a cabo acciones concretas que contribuyan a informar a las autoridades de la seguridad pública, sobre cómo realizar sus funciones en estricto apego a los derechos humanos; respetando en todo momento la libre manifestación y expresión de la personalidad como una forma de diferenciación de la individualidad y de apreciación a la especificad de la identidad cultural. Bajo estas condiciones, se podrá prevenir que el derecho a la identidad cultural, no sea limitado, reprimido, coaccionado o violentado por conductas discriminatorias.

Por lo anteriormente expuesto, se solicita a esta Soberanía sea aprobado la siguiente:

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO

Primero.- Se exhorta respetuosamente al Presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, al Titular del Instituto Mexicano de la Juventud y al Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a realizar una campaña de medios que oriente a la sociedad en general sobre el valor de la identidad cultural, la diferenciación individual, así como la tolerancia reciproca entre las personas y diferentes grupos socioculturales.

Segundo.- Se exhorta respetuosamente al Presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación a seguir mejorando e incluir con mayor preponderancia, en el Programa Nacional para la Igualdad y la no Discriminación, material que instruya a los elementos de seguridad pública de los tres niveles de gobierno, sobre el derecho a las identidad cultural, con el objeto prevenir y eliminar el estereotipo, la portación de etiqueta sospechosa y cualquier otra forma de discriminación y criminalización que limite, repriman, condicione o violente este derecho.

Miguel Romo Medina

Senador de la República

Fuentes:

López Sánchez, Ericka, La juventud mexicana y el círculo vicioso de la intolerancia, México, Colección de Estudios CONAPRED, 2009.

http://www.conapred.org.mx/index.php?contenido=registro_encontrado&tipo=2&id=5128 Consultado en fecha: 6 de Octubre de 2014.

http://cursos.conapred.org.mx/CAF/programa.html Consultado en fecha: 6 de octubre de 2014.

Constitución de los Estado Unidos Mexicanos.

Convención Interamericana contra toda Forma de Discriminación e Intolerancia.

Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación.