+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica






De las Senadoras Diva Gastélum Bajo, Cristina Díaz Salazar, Hilda Flores Escalera, Lilia Merodio Reza, Itzel Ríos de la Mora y Anabel Acosta Islas, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Protección Civil y la Ley de Aguas Nacionales.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE PROTECCIÓN CIVIL Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, PRIMERA.


Propone que se actualice el Atlas Nacional de Riesgos y los respectivos Atlas Estatales y Municipales de Riesgos, por lo menos cada tres años.

Pretende que en lo referente a los desastres hídricos y fenómenos hidrológicos, como inundaciones, sequías, tsunamis y mar de fondo, la Coordinación Nacional y la Comisión Nacional del Agua, en el ámbito de sus competencias, trabajen de forma conjunta, a fin de crear y promover políticas públicas en materia de prevención y atención de desastres; así como para lograr la oportuna detección de zonas de riesgos que deban ser registradas en los Atlas de Riesgo Nacional, Estatal y Municipal.

It proposes that the National Risk Atlas and the respective State and Municipal Risk is updated at least every three years.

Claims that in relation to water disasters and hydrological events such as floods, droughts, tsunamis and swell, the National Coordination and the National Water Commission, within their competence, work together, to create and promote public policies on disaster prevention and response; and to achieve early detection of risk areas which must be registered in the Atlas of National, State and Municipal Risk.

Las suscritas, DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO, CRISTINA DÍAZ SALAZAR,  HILDA FLORES ESCALERA, LILIA MERODIO REZA, ITZEL RÍOS DE LA MORA Y ANABEL ACOSTA ISLAS, Senadoras de la República de la LXII Legislatura, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional con fundamento en lo establecido en los artículo 71 Fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los artículos 8 numeral uno, fracción I, 164 y 169 del Reglamento del Senado de la República, someto aconsideración de esta H. Soberanía la presente Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforma la fracción XXII del artículo 19; se adiciona un cuarto párrafo al artículo 20; se reforma el artículo 82; y se adiciona un párrafo segundo al artículo 87, todos de la Ley General de Protección Civil y se reforma la fracción XLIII del Artículo 9 de la Ley de Aguas Nacionales, en materia de Atlas de Riesgo, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

En las últimas décadas, los fenómenos y desastres naturales en México han ocasionado pérdidas humanas y severos daños materiales. Por lo que fue necesario crear un marco jurídico que regulara la protección civil en nuestro país; esto con el fin de establecer estrategias y programas, enfocados a prevenir y reducir los efectos de estos desastres; así como la gestión y atención eficaz en situaciones de emergencia.

Es por eso, que con la intención de establecer una adecuada estrategia de prevención, se creó el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), que busca fundamentalmente, conocer los peligros y amenazas a que estamos expuestos; estudiar y conocer los fenómenos buscando saber dónde, cuándo y cómo nos afectan. Identificar y establecer a nivel nacional, estatal, municipal y comunitario, las características y los niveles actuales de riesgo, entendido el riesgo como el producto del peligro (agente perturbador) por la exposición (sistema afectable) y por la vulnerabilidad (propensión a ser afectado). Por último, y basado en los pasos anteriores, diseñar acciones y programas para mitigar y reducir estos riesgos antes de la ocurrencia de los fenómenos, a travésdel reforzamiento y adecuación de la infraestructura y preparando a la población para que sepa qué hacer antes, durante y después de una contingencia.

Para poder llevar a cabo dicha estrategia, es necesario contar con una relación de los peligros y riesgos de desastres en territorio nacional, por lo que se estableció la integración de un Atlas Nacional de Riesgos y los respectivos Atlas Estales y Municipales de Riesgos en las entidades, que permitieran reunir la información necesaria, derivada de una previa investigación y análisis, con el objetivo de detectar oportunamente las zonas de riesgo, permitiendo con esto, adoptar las acciones necesarias que permitan prevenir o mitigar los efectos de estas fuerzas de la naturaleza.

A pesar de ello en la actualidadde los 31 entidades federativas y el Distrito Federal, solamente 14 cuentan con su Atlas Estatales de Riesgo, mismo que podemos ubicar en el portal de CENAPRED, de los cuales solo 3 se encuentran debidamente actualizados, lo que significa que la población que habita en las 18 entidades restantes, a falta de información oportuna se encuentra aún en inminente riesgo. Por lo que resulta necesario establecer en el marco jurídicoel tiempo mínimo con el que deberán mantenerse actualizada la informacióndel Atlas Nacional de Riesgos y los respectivos Atlas Estatales y Municipales.

Adicionalmente, aunque las entidades federativas han hecho esfuerzos en la integración de información sobre los peligros y vulnerabilidades existentes en su territorio, por medio del desarrollo de sus atlas de riesgo, éstos no se encuentran consultables ni homogenizados en una plataforma común, tampoco consideran el componente de cambio climático, lo que dificulta su consulta por parte de los tomadores de decisiones y la población en general.

El Atlas Nacional de Riesgos no cuenta con una plataforma tecnológica de vanguardia, de acuerdo con las necesidades del país. Por su parte, los estados carecen de personal especializado y suficiente que contribuya a la mejora continua de la plataforma tecnológica sobre la que opera el Atlas, que promueva nuevas estrategias de utilización y aporte nuevos esquemas del uso de la innovación tecnológica enfocada a la mejora del SINAPROC.

En relación a esto, la estrategia 5.2 del Programa Nacional de Protección Civil 2014 -2018, tiene como meta, mantener actualizado el Atlas Nacional de Riesgos, supervisando el desarrollo y actualización de los Atlas Estatales, Municipales y Delegacionales.

Derivado de lo anterior es que resulta necesario reformar el artículo 19 de la Ley General de Protección Civil, para otorgar atribuciones al Sistema Nacional de Protección Civil, con la finalidad de que esta pueda requerir la información necesaria tanto a las entidades federativas, como a los municipios y delegaciones estableciendo el tiempo máximo en el que deba mantenerse actualizada la información de los Atlas.

En este orden de ideas encontramos que dentro de los desastres y fenómenos naturales que se presentan en el país, es importante destacar que los fenómenos hidrológicos son los que se manifiestan con más frecuencia y  provocan daños en mayor grado.

Al respecto el informe sobre el impacto socioeconómico de los desastres en México, que realizo el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), estima que el total de daños y pérdidas producidos solamente por fenómenos hidrológicos ocurridos durante 2012 fue de 15,265.9 millones de pesos (1,157.4 millones de dólares), cifra que representó el 88.2% del impacto económico provocado por desastres. Si se toma el monto estimado de afectaciones en millones de dólares, 2012 se convirtió en el séptimo año más costoso para el país.

Bajo este contexto es que debemos reconocer que el CENAPRED ha establecido vínculos sumamente valiosos con la comunidad científica, mismos que han contribuido aportando datos sólidos sobre peligros naturales al Atlas Nacional, particularmente terremotos, inundaciones y tormentas tropicales; sin embargo.

Por lo que a fin de fortalecer la oportuna detección de zonas de riesgos, así como la creación y promoción de políticas públicas en lo referente a prevención o atención de desastres hídricos y fenómenos hidrológicoscomo inundaciones, sequías, tsunamis y mar de fondo;se propone incluir tanto en el artículo 20 de la Ley General de Protección Civil que establece la interinstitucionalidad para el mejor funcionamiento de las funciones del CENAPRED, así como en el artículo 9 de la Ley de Aguas Nacionales, que enuncia las atribuciones de la Comisión Nacional del agua, la participación conjunta de ambas entidades, para que dentro de sus competencias, trabajen de forma coordinada, a fin de que, este órgano superior de carácter técnico, normativo y consultivo en materia gestión integrada de los recursos hídricos, contribuya con el valioso andamiaje de profesionales y científicos que laboran ahí.

En relación al mar de fondo, el día 13 de mayo del presente año, presente un punto de acuerdo por el que se solicita al Centro Nacional para la Prevención de Desastres la inclusión del fenómeno “mar de fondo” en el Atlas Nacional de Riesgos, con el objetivo de difundir medidas preventivas de los riesgos que constituye y los daños que puede ocasionar a las costas mexicanas.

Esto en virtud, de que en las costas del pacífico mexicano desde hace algunos años se ha presentado constantemente el fenómeno de “mar de fondo”, por ejemplo la costa oaxaqueña ha sufrido los embates de este, en junio de 2006 el alto oleaje ocasionó cuantiosas pérdidas materiales a restauranteros y en mayo de 2010, el mar de fondo ocasionó olaje de hasta 9 metros de altura.

El mes de mayo 2015, el alto oleaje en Guerrero dejo tres muertos y daños en 701 viviendas, 459 enramadas, 178 restaurantes, 106 locales comerciales, 6 hoteles, 3 condominios y 289 cooperativas. En Colima, de acuerdo con el director el director de Protección Civil de Tecomán, se registraron daños en alrededor de 80 enramadas, 49 pescadores y una persona muerta. Mientras que en Oaxaca las se reportaron daños en 95 establecimientos de la playa Zicatela y la bahía principal de Puerto Escondido afectando a unos 553 empleados de dichos negocios.

Finalmente en Sinaloa los reportes del fenómeno de “mar de fondo”  revelan que este ha causado afectaciones en el mobiliario y algunos negocios tuvieron que cerrar, pues el agua llegó a adentrarse casi hasta la cocina, a pesar de contar con un creciente número de turistas y una ocupación hotelera por encima del 70 por ciento, fue imposible ofertar servicios como los  kayaks,  el parachute,  y los recorridos por el faro y las tres islas en Mazatlán, referente a las playas Las Glorias el reventadero de las olas prácticamente ha alcanzado hasta el bulevar Tiburón, por lo que se mantiene la alerta roja en el balneario.

Cierto es que en materia de Protección Civil, lo idóneo es la prevención, sin embargo, es innegable que existen diversas comunidades que por falta de oportuna información, se encuentran localizadas en Zonas de Alto Riesgo, ejemplo de esto son las comunidades de diversas entidades que habitan en el litoral del Océano Pacifico, quienes como se comentó anteriormente se vieron severamente afectadas por el fenómeno de ¨Mar de Fondo¨.Así mismo, las alertas de tsunami emitidas el pasado jueves 17 de septiembre, a raíz del terremoto de 8.3 que aconteció en Chile, generaron pánico e incertidumbre entre la población costera, por lo que se estima prudente, incluir este tipo de fenómenos hidrológicos en la Ley, con el fin de emitir las acciones necesarias para su oportuna atención y prevención.

Oportunamente la Ley de Protección Civil en su artículo 87, establece la realización de obras de infraestructura que sean necesarias para mitigar el riesgo al que se encuentran expuestos aquellos asentamientos humanos que habitan en Zonas de Alto Riesgo, sin embargo consideramos necesario, adicionar un párrafo, para señalar que dichas obras puedan  ser gestadas y solicitadas por las autoridades locales, pues resulta evidente que son estas últimas, quienes se encuentran en contacto directo con las zonas que podrían considerarse afectadas.

Por los argumentos debidamente fundados y motivados con anterioridad, someto ante el pleno de esta H. Soberanía la siguiente Iniciativa con:

PROYECTO DE DECRETO:

ARTÍCULO PRIMERO.- Se reforma la fracción XXII del artículo 19; se adiciona un cuarto párrafo al artículo 20; se reforma el artículo 82; y se adiciona un párrafo segundo al artículo 87, todos de la Ley General de Protección Civil, para quedar como sigue:

Artículo 19.   (…)

I.- XXI. (…)

XXII. Supervisary en su caso exhortar, a través del CENAPRED, que se realice y se mantenga actualizado el atlas nacional de riesgos, así como los correspondientes a las entidades federativas, municipios y delegaciones;


El Atlas se integra con la información a nivel nacional, estatal, del Distrito Federal, municipal y delegacional. Consta de bases de datos, sistemas de información geográfica y herramientas para el análisis y la simulación de escenarios, así como la estimación de pérdidas por desastres. Por la naturaleza dinámica del riesgo, deberá mantenerse como un instrumento de actualización permanente; siendo necesario actualizar el Atlas Nacional de Riesgos y los respectivos Atlas Estatales y Municipales de Riesgos, por lo menos cada tres años.

(…)

XXIII.- XXX. (…)

Artículo 20. (…)

(…)

(…)

En lo referente a los desastres hídricos y fenómenos hidrológicos, como inundaciones, sequías, tsunamis y mar de fondo, la Coordinación Nacional y la Comisión Nacional del Agua, en el ámbito de sus competencias, trabajaran de forma conjunta, a fin de crear y promover políticas públicas en materia de prevención  y atención de desastres; así como para la oportuna detección de zonas de riesgos que deban ser registradas en los Atlas de Riesgo Nacional, Estatal y Municipal.

(…)

Artículo 82. El Gobierno Federal, con la participación de las entidades federativas y el gobierno del Distrito Federal, deberán buscar concentrar la información climatológica, geológica, meteorológica, hidrológica y astronómica de que se disponga a nivel nacional.

Artículo 87.(…)

Dichas obras podrán ser a solicitud de las autoridades enunciadas en el artículo 85 de la presente ley, en el ámbito de sus respectivas competencias.

ARTÍCULO SEGUNDO.- Se reforma la fracción XLIII del Artículo 9 de la Ley de Aguas Nacionales, para quedar como sigue:

ARTÍCULO 9. (…)

(…)

(…)

a.-b. (…)

(…)

(…)

I. – XLII. (…)

XLIII. Coadyuvar con la Coordinación Nacional de Protección Civil para realizar las declaratorias de clasificación de zonas de alto riesgo y elaborar los atlas de riesgos conducentes, en lo conducente a los desastres hídricos y fenómenos hidrológicos, como inundaciones, sequías, tsunamis y mar de fondo.

TRANSITORIOS:

ARTÍCULO PRIMERO.-El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

ARTÍCULO SEGUNDO.-Las acciones que, en su caso, deban realizar las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, para dar cumplimiento a lo dispuesto por el presente Decreto, deberán cubrirse  en función de los ingresos disponibles conforme a la Ley de ingresos de la Federación y sujetarse a la disponibilidad presupuestaria que se apruebe para dichos fines en el Presupuesto de Egresos de la Federación y a las disposiciones de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Dado en el Salón de Sesiones de la H. Comisión Permanente

a los 4días del mes de noviembrede 2015.

____________________________

SEN. DIVA HADAMIRA

GASTÉLUM BAJO

___________________________

SEN. CRISTINA DÍAZ

SALAZAR

__________________________

SEN. HILDA FLORES

ESCALERA

___________________________

SEN. LILIA MERODIO

REZA

___________________________

SEN. ITZEL RÍOS DE LA

MORA

_________________________

SEN. ANABEL ACOSTA

 ISLAS

CUADRO COMPARATIVO

LEY GENERAL DE PROTECCIÓN CIVIL

TEXTO VIGENTE

PROPUESTA DE REFORMA

Artículo 19. La coordinación ejecutiva del Sistema Nacional recaerá en la secretaría por conducto de la Coordinación Nacional, la cual tiene las atribuciones siguientes en materia de protección civil:

  1. Garantizar el correcto funcionamiento del Sistema Nacional a través de la supervisión y la coordinación de acciones de protección civil que realicen los diversos órdenes de gobierno, mediante la adecuada gestión integral de los riesgos, incorporando la participación activa y comprometida de la sociedad, tanto en lo individual como en lo colectivo; 
  2. Verificar los avances en el  
  3. Proponer políticas y estrategias para el desarrollo de programas internos, especiales y regionales de protección civil;  
  4. Promover y apoyar la creación de las instancias, mecanismos, instrumentos y procedimientos de carácter técnico operativo, de servicios y logística que permitan prevenir y atender la eventualidad de un riesgo o peligro que representan los agentes perturbadores y la vulnerabilidad; 
  5. Investigar, estudiar y evaluar riesgos, peligros y vulnerabilidades, integrando y ampliando los conocimientos de tales acontecimientos en coordinación con las dependencias responsables;  
  6. Difundir entre las autoridades correspondientes y la población en general los resultados de los trabajos que realice, así como toda aquella información pública que tienda a la generación, desarrollo y consolidación de una cultura nacional en la materia, con las reservas que correspondan en materia de transparencia y de seguridad nacional;  
  7. Asesorar y apoyar a los gobiernos de las entidades federativas, en coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en el análisis y selección del modelo requerido para la transferencia de riesgos a que se refiere el artículo 18 de esta Ley;  
  8. Asesorar y apoyar a los gobiernos de las entidades federativas en el análisis y selección del modelo requerido para la transferencia de riesgos a que se refiere el artículo 19 de esta Ley, para lo cual podrá solicitar recursos de los instrumentos financieros;  
  9. Instrumentar y en su caso, operar redes de detección, monitoreo, pronóstico y sistemas de alertamiento, en coordinación con las dependencias responsables e incorporando los esfuerzos de otras redes de monitoreo públicas o privadas;  
  10. Suscribir convenios en materia de protección civil y gestión de riesgos en el ámbito nacional e internacional, en coordinación con las autoridades competentes en la materia;  
  11. Emitir y publicar las declaratorias de emergencia y de desastre natural;  
  12. Promover la constitución de fondos de las entidades federativas para la prevención y atención de emergencias y desastres de origen natural;  
  13. Suscribir convenios de colaboración administrativa con las entidades federativas en materia de prevención y atención de emergencias y desastres;  
  14. Asesorar a las entidades federativas, al gobierno del Distrito Federal y dependencias federales en la aplicación de los instrumentos financieros de gestión de riesgos;  
  15. Emitir las Normas Oficiales Mexicanas en materia de Protección Civil;  
  16. Gestionar ante las autoridades correspondientes, la incorporación y ampliación de contenidos de protección civil con un enfoque de Gestión Integral de Riesgos en el Sistema Educativo Nacional en todos los niveles, desde educación preescolar, primaria y secundaria, hasta los niveles superiores;  
  17. Fomentar en la población una cultura de protección civil que le brinde herramientas que en un momento dado le permitan salvaguardar su vida, sus posesiones y su entorno frente a los riesgos derivados de fenómenos naturales y humanos. Para esta tarea, debe considerarse el apoyo de las instituciones y organizaciones de la sociedad civil que cuenten con una certificación de competencia y que esté capacitada para esta actividad;  
  18. Promover, conjuntamente con las personas morales, la constitución de mecanismos tendientes a la obtención de recursos que sirvan para fomentar una cultura de protección civil y, en su caso, para coadyuvar en la gestión de los riesgos;  
  19. Promover el establecimiento de programas básicos de seguridad por regiones y entidades federativas, para hacer frente a agentes perturbadores recurrentes o imprevistos;  
  20. Promover entre las instancias competentes de los distintos órdenes de gobierno, la generación de información relativa a la protección civil, que por su oportunidad, calidad y cantidad fortalezca los procesos de toma de decisiones;  
  21. Promover la instrumentación de un Subsistema de Información de Riesgos, Peligros y Vulnerabilidades que permita mantener informada oportunamente a la población; 
  22. Supervisar, a través del CENAPRED, que se realice y se mantenga actualizado el atlas nacional de riesgos, así como los correspondientes a las entidades federativas, municipios y delegaciones;  

El Atlas se integra con la información a nivel nacional, estatal, del Distrito Federal, municipal y delegacional. Consta de bases de datos, sistemas de información geográfica y herramientas para el análisis y la simulación de escenarios, así como la estimación de pérdidas por desastres. Por la naturaleza dinámica del riesgo, deberá mantenerse como un instrumento de actualización permanente.

Los atlas de riesgo constituyen el marco de referencia para la elaboración de políticas y programas en todas las etapas de la Gestión Integral del Riesgo;

  1. Coordinar el apoyo y asesoría a las dependencias y entidades de la administración pública federal, a los demás Poderes de la Unión y a los órganos constitucionales autónomos en la prevención de desastres y, con base en la suscripción de convenios, a los gobiernos de las entidades federativas, municipios o delegaciones, así como a las instituciones de carácter social y privado;  
  2. Promover y apoyar la capacitación de los profesionales, especialistas y técnicos mexicanos en materia de protección civil;  
  3. Promover entre los gobiernos de las entidades federativas, municipios y delegaciones la creación y construcción de infraestructura y la distribución de equipamiento de protección civil, tendientes a fortalecer las herramientas de gestión del riesgo;  
  4. Gestionar ante la Secretaría de Relaciones Exteriores y las autoridades de otros países, la recepción y envío de apoyos internacionales;  
  5. Intercambiar con otros países y con organismos internacionales, conocimientos, experiencias y cooperación técnica y científica para fortalecer la protección civil mediante la incorporación de los avances en la materia, con la participación que corresponda a la Secretaría de Relaciones Exteriores; 
  6. Promover que los gobiernos de las entidades federativas y de los municipios o delegaciones, según corresponda, elaboren y mantengan actualizados sus respectivos programas de protección civil y formen parte de sus planes de desarrollo;  
  7. Proponer, en coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, los modelos de contratación de seguros e instrumentos financieros de gestión de riesgos, que garanticen a la Federación las mejores condiciones en cuanto a precio, calidad, financiamiento, oportunidad y demás circunstancias pertinentes, y 
  8. Las demás que señalen los ordenamientos aplicables o que le atribuyan el Presidente o el Consejo Nacional dentro de la esfera de sus facultades.

Artículo 19.   (…)

I.- XXI. (…)

XXII. Supervisar y en su caso exhortar, a través del CENAPRED, que se realice y se mantenga actualizado el atlas nacional de riesgos, así como los correspondientes a las entidades federativas, municipios y delegaciones;


El Atlas se integra con la información a nivel nacional, estatal, del Distrito Federal, municipal y delegacional. Consta de bases de datos, sistemas de información geográfica y herramientas para el análisis y la simulación de escenarios, así como la estimación de pérdidas por desastres. Por la naturaleza dinámica del riesgo, deberá mantenerse como un instrumento de actualización permanente; siendo necesario actualizar el Atlas Nacional de Riesgos y los respectivos Atlas Estatales y Municipales de Riesgos, por lo menos cada tres años.

(…)

XXIII.- XXX. (…)

Artículo 20. Para el mejor cumplimiento de sus funciones, la Coordinación Nacional podrá integrar Comités Interinstitucionales para los diferentes agentes perturbadores, quienes apoyarán a las autoridades en el diagnóstico y toma de decisión en la gestión del riesgo, a fin de reducir al máximo los posibles daños que pudiesen generar. Dichos Comités Interinstitucionales, serán técnicamente apoyados por los Comités Científicos Asesores u otras instancias técnicas conforme el Manual de Organización del Sistema Nacional.

En el caso de los Fenómenos Astronómicos, la Coordinación Nacional de Protección Civil, el Centro Nacional de Prevención de Desastres y la Agencia Espacial Mexicana, trabajarán conjuntamente y en el marco de sus atribuciones, a fin de crear y promover las políticas públicas en materia de prevención o atención de desastres ocasionados por objetos que provengan del espacio exterior.

Asimismo, el Sistema Nacional de Protección Civil coadyuvará a realizar las acciones necesarias de protección civil, de forma coordinada y eficaz, entre el Gobierno Federal, las entidades federativas, el Gobierno del Distrito Federal, los municipios, las delegaciones, los sectores privado y social, así como la población en general, ante el peligro o riesgo específico derivado de un agente perturbador espacial.

Artículo 20. (…)

(…)

(…)

En lo referente a los desastres hídricos y fenómenos hidrológicos, como inundaciones, sequías, tsunamis y mar de fondo, la Coordinación Nacional y la Comisión Nacional del Agua, en el ámbito de sus competencias, trabajaran de forma conjunta, a fin de crear y promover políticas públicas en materia de prevención  y atención de desastres; así como para la oportuna detección de zonas de riesgos que deban ser registradas en los Atlas de Riesgo Nacional, Estatal y Municipal.

Artículo 82. El Gobierno Federal, con la participación de las entidades federativas y el gobierno del Distrito Federal, deberán buscar concentrar la información climatológica, geológica, meteorológica y astronómica de que se disponga a nivel nacional.

Artículo 82. El Gobierno Federal, con la participación de las entidades federativas y el gobierno del Distrito Federal, deberán buscar concentrar la información climatológica, geológica, meteorológica, hidrológica y astronómica de que se disponga a nivel nacional.

Artículo 87.En el caso de asentamientos humanos ya establecidos en Zonas de Alto Riesgo, las autoridades competentes con base en estudios de riesgos específicos, determinará la realización de las obras de infraestructura que sean necesarias para mitigar el riesgo a que están expuestas o, de ser el caso, deberán formular un plan a fin de determinar cuáles de ellos deben ser reubicados, proponiendo mecanismos financieros que permitan esta acción.

Artículo 87. (…)

Dichas obras podrán ser a solicitud de las autoridades enunciadas en el artículo 85 de la presente ley, en el ámbito de sus respectivas competencias.

CUADRO COMPARATIVO

LEY DE AGUAS NACIONALES

TEXTO VIGENTE

PROPUESTA DE REFORMA

ARTÍCULO 9. "La Comisión" es un órgano administrativo desconcentrado de "la Secretaría", que se regula conforme a las disposiciones de esta Ley y sus reglamentos, de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y de su Reglamento Interior.

"La Comisión" tiene por objeto ejercer las atribuciones que le corresponden a la autoridad en materia hídrica y constituirse como el Órgano Superior con carácter técnico, normativo y consultivo de la Federación, en materia de gestión integrada de los recursos hídricos, incluyendo la administración, regulación, control y protección del dominio público hídrico.

En el ejercicio de sus atribuciones, "la Comisión" se organizará en dos modalidades:

a. El Nivel Nacional, y

b. El Nivel Regional Hidrológico - Administrativo, a través de sus Organismos de Cuenca.

Las atribuciones, funciones y actividades específicas en materia operativa, ejecutiva, administrativa y jurídica, relativas al ámbito Federal en materia de aguas nacionales y su gestión, se realizarán a través de los Organismos de Cuenca, con las salvedades asentadas en la presente Ley.

Son atribuciones de "la Comisión" en su Nivel Nacional, las siguientes:

  1. Fungir como la Autoridad en materia de la cantidad y de la calidad de las aguas y su gestión en el territorio nacional y ejercer en consecuencia aquellas atribuciones que conforme a la presente Ley corresponden a la autoridad en materia hídrica, dentro del ámbito de la competencia federal, con apego a la descentralización del sector agua, excepto las que debe ejercer directamente el Ejecutivo Federal o "la Secretaría" y las que estén bajo la responsabilidad de los Gobiernos de los estados, del Distrito Federal o municipios; 
  2. Formular la política hídrica nacional y proponerla al Titular del Poder Ejecutivo Federal, por conducto de "la Secretaría", así como dar seguimiento y evaluar de manera periódica el cumplimiento de dicha política;  
  3. Integrar, formular y proponer al Titular del Poder Ejecutivo Federal, el Programa Nacional Hídrico, actualizarlo y vigilar su cumplimiento;  
  4. Elaborar programas especiales de carácter interregional e intercuencas en materia de aguas nacionales;  
  5. Proponer los criterios y lineamientos que permitan dar unidad y congruencia a las acciones del Gobierno Federal en materia de aguas nacionales y de sus bienes públicos inherentes, y asegurar y vigilar la coherencia entre los respectivos programas y la asignación de recursos para su ejecución;  
  6. Emitir disposiciones de carácter general en materia de aguas nacionales y de sus bienes públicos inherentes;  
  7. Atender los asuntos y proyectos estratégicos y de seguridad nacional en materia hídrica;  
  8. Formular y aplicar lineamientos técnicos y administrativos para jerarquizar inversiones en obras públicas federales de infraestructura hídrica y contribuir cuando le sea solicitado por estados, Distrito Federal y municipios, con lineamientos para la jerarquización de sus inversiones en la materia;  
  9. Programar, estudiar, construir, operar, conservar y mantener las obras hidráulicas federales directamente o a través de contratos o concesiones con terceros, y realizar acciones que correspondan al ámbito federal para el aprovechamiento integral del agua, su regulación y control y la preservación de su cantidad y calidad, en los casos que correspondan o afecten a dos o más regiones hidrológico - administrativas, o que repercutan en tratados y acuerdos internacionales en cuencas transfronterizas, o cuando así lo disponga el Ejecutivo Federal, así como en los demás casos que establezca esta Ley o sus reglamentos, que queden reservados para la actuación directa de "la Comisión" en su nivel nacional;  
  10. Apoyar, concesionar, contratar, convenir y normar las obras de infraestructura hídrica que se realicen con recursos totales o parciales de la federación o con su aval o garantía, en coordinación con otras dependencias y entidades federales, con el gobierno del Distrito Federal, con gobiernos de los estados que correspondan y, por medio de éstos, con los gobiernos de los municipios beneficiados con dichas obras, en los casos establecidos en la fracción anterior;  
  11. Operar, conservar y mantener obras y servicios hidráulicos rurales y urbanos cuando el Titular del Ejecutivo Federal así lo disponga en casos de seguridad nacional o de carácter estratégico de conformidad con las Leyes en la materia;  
  12. Participar en la concertación de créditos y otros mecanismos financieros, incluso sobre la participación de terceros en el financiamiento de obras y servicios, que apoyen la construcción y el desarrollo de las obras y servicios federales hidráulicos; igualmente podrá fomentar y apoyar gestiones de crédito y otros mecanismos financieros en favor de estados, Distrito Federal y municipios conforme a sus atribuciones y a solicitud de parte;  
  13. Fomentar y apoyar los servicios públicos urbanos y rurales de agua potable, alcantarillado, saneamiento, recirculación y reúso en el territorio nacional, para lo cual se coordinará en lo conducente con los Gobiernos de los estados, y a través de éstos, con los municipios. Esto no afectará las disposiciones, facultades y responsabilidades municipales y estatales, en la coordinación y prestación de los servicios referidos;  
  14. Fomentar y apoyar el desarrollo de los sistemas de agua potable y alcantarillado; los de saneamiento, tratamiento y reúso de aguas; los de riego o drenaje y los de control de avenidas y protección contra inundaciones en los casos previstos en la fracción IX del presente Artículo; contratar, concesionar o descentralizar la prestación de los servicios que sean de su competencia o que así convenga con los Gobiernos Estatales y, por conducto de éstos, con los Municipales, o con terceros;  
  15. Proponer al Titular del Poder Ejecutivo Federal el establecimiento de Distritos de Riego y en su caso, la expropiación de los bienes inmuebles correspondientes;  
  16. Regular los servicios de riego en distritos y unidades de riego en el territorio nacional, e integrar, con el concurso de sus Organismos de Cuenca, los censos de infraestructura, los volúmenes entregados y aprovechados, así como los padrones de usuarios, el estado que guarda la infraestructura y los servicios. Esto no afectará los procesos de descentralización y desconcentración de atribuciones y actividades del ámbito federal, ni las disposiciones, facultades y responsabilidades estatales y municipales, así como de asociaciones, sociedades y otras organizaciones de usuarios de riego, en la coordinación y prestación de los servicios referidos;  
  17. Administrar y custodiar las aguas nacionales y los bienes nacionales a que se refiere el Artículo 113 de esta Ley, y preservar y controlar la calidad de las mismas, en el ámbito nacional;  
  18. Establecer las prioridades nacionales en lo concerniente a la administración y gestión de las aguas nacionales y de los bienes nacionales inherentes a que se refiere la presente Ley;  
  19. Acreditar, promover, y apoyar la organización y participación de los usuarios en el ámbito nacional, y apoyarse en lo conducente en los gobiernos estatales, para realizar lo propio en los ámbitos estatal y municipal, para mejorar la gestión del agua, y fomentar su participación amplia, informada y con capacidad de tomar decisiones y asumir compromisos, en términos de Ley;  
  20. Expedir títulos de concesión, asignación o permiso de descarga a que se refiere la presente Ley y sus reglamentos, reconocer derechos y llevar el Registro Público de Derechos de Agua;  
  21. Conciliar y, en su caso, fungir a petición de los usuarios, como árbitro en la prevención, mitigación y solución de conflictos relacionados con el agua y su gestión, en los términos de los reglamentos de esta Ley;  
  22. Analizar y resolver con el concurso de las partes que correspondan, los problemas y conflictos derivados de la explotación, uso, aprovechamiento o conservación de las aguas nacionales entre los usos y usuarios, en los casos establecidos en la fracción IX del presente Artículo;  
  23. Celebrar convenios con entidades o instituciones extranjeras y organismos afines para la asistencia y cooperación técnica, intercambio de información relacionada con el cumplimiento de sus objetivos y funciones, e intercambio y capacitación de recursos humanos especializados, bajo los principios de reciprocidad y beneficios comunes, en el marco de los convenios y acuerdos que suscriban la Secretaría de Relaciones Exteriores, y "la Secretaría", en su caso, con otros países con el propósito de fomentar la cooperación técnica, científica y administrativa en materia de recursos hídricos y su gestión integrada;  
  24. Concertar con los interesados, en el ámbito nacional, las medidas que correspondan, con apego a esta Ley y sus reglamentos, así como las demás disposiciones aplicables, cuando la adopción de acciones necesarias pudieren afectar los derechos de concesionarios y asignatarios de aguas nacionales;  
  25. Celebrar convenios de coordinación con la Federación, el Distrito Federal, estados, y a través de éstos, con los municipios y sus respectivas administraciones públicas, así como de concertación con el sector social y privado, y favorecer, en el ámbito de su competencia, en forma sistemática y con medidas específicas, la descentralización de la gestión de los recursos hídricos en términos de Ley;  
  26. Promover en el ámbito nacional el uso eficiente del agua y su conservación en todas las fases del ciclo hidrológico, e impulsar el desarrollo de una cultura del agua que considere a este elemento como recurso vital, escaso y de alto valor económico, social y ambiental, y que contribuya a lograr la gestión integrada de los recursos hídricos;  
  27. Realizar periódicamente en el ámbito nacional los estudios sobre la valoración económica y financiera del agua por fuente de suministro, localidad y tipo de uso, conforme a las disposiciones que dicte la Autoridad en la materia;  
  28. Estudiar, con el concurso de los Consejos de Cuenca y Organismos de Cuenca, los montos recomendables para el cobro de derechos de agua y tarifas de cuenca, incluyendo el cobro por extracción de aguas nacionales, descarga de aguas residuales y servicios ambientales vinculados con el agua y su gestión, para ponerlos a consideración de las Autoridades correspondientes en términos de Ley;  
  29. Ejercer las atribuciones fiscales en materia de administración, determinación, liquidación, cobro, recaudación y fiscalización de las contribuciones y aprovechamientos que se le destinen o en los casos que señalen las leyes respectivas, conforme a lo dispuesto en el Código Fiscal de la Federación;  
  30. Promover y propiciar la investigación científica y el desarrollo tecnológico, la formación de recursos humanos, así como difundir conocimientos en materia de gestión de los recursos hídricos, con el propósito de fortalecer sus acciones y mejorar la calidad de sus servicios, para lo cual se coordinará en lo conducente con el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua;  
  31. Proponer a la “Secretaría" las Normas Oficiales Mexicanas en materia hídrica; 
  32. Emitir disposiciones sobre la expedición de títulos de concesión, asignación o permiso de descarga, así como de permisos de diversa índole a que se refiere la presente Ley;
  33.  
  34. Emitir la normatividad a que deberán apegarse los Organismos de Cuenca en el ejercicio de sus funciones, en congruencia con las disposiciones contenidas en la presente Ley, incluyendo la administración de los recursos que se les destinen y verificar su cumplimiento;  
  35. Emitir disposiciones sobre la estructuración y operación del Registro Público de Derechos de Agua a nivel nacional, apoyarlo financieramente y coordinarlo; particularmente, "la Comisión" realizará las gestiones necesarias conforme a la Ley para operar regionalmente dicho Registro y sus funciones, a través de los Organismos de Cuenca;  
  36. Realizar toda clase de actos jurídicos que sean necesarios para cumplir con sus atribuciones, así como aquellos que fueren necesarios para la administración de los recursos y bienes a su cargo;  
  37. Vigilar el cumplimiento y aplicación de la presente Ley, interpretarla para efectos administrativos, aplicar las sanciones y ejercer los actos de autoridad en la materia que no estén reservados al Ejecutivo Federal; 
  38. Actuar con autonomía técnica, administrativa, presupuestal y ejecutiva en el manejo de los recursos que se le destinen y de los bienes que tenga en los términos de esta Ley, así como con autonomía de gestión para el cabal cumplimiento de su objeto y de los objetivos y metas señaladas en sus programas y presupuesto;  
  39. Expedir en cada caso, respecto de los bienes de propiedad nacional a que se refiere esta Ley, la declaratoria correspondiente, que se publicará en el Diario Oficial de la Federación;  
  40. Expedir las declaratorias de clasificación de los cuerpos de agua nacionales a que se refiere la presente Ley;  
  41. Participar en el sistema nacional de protección civil y apoyar en la aplicación de los planes y programas de carácter federal para prevenir y atender situaciones de emergencia, causadas por fenómenos hidrometeorológicos extremos;  
  42. Definir los lineamientos técnicos en materia de gestión de aguas nacionales, cuencas, obras y servicios, para considerarlos en la elaboración de programas, reglamentaciones y decretos de vedas y reserva;  
  43. Proponer al Titular del Poder Ejecutivo Federal la expedición de Decretos para el establecimiento, modificación o extinción de Zonas de Veda y de Zonas Reglamentadas para la Extracción y Distribución de Aguas Nacionales y para su explotación, uso o aprovechamiento, así como Declaratorias de Reserva de Aguas Nacionales y de zonas de desastre;  
  44. Realizar las declaratorias de clasificación de zonas de alto riesgo por inundación y elaborar los atlas de riesgos conducentes;  
  45. Coordinar el servicio meteorológico nacional y ejercer las funciones en dicha materia;  
  46. Mantener actualizado y hacer público periódicamente el inventario de las aguas nacionales, y de sus bienes públicos inherentes y de la infraestructura hidráulica federal; clasificar las aguas de acuerdo con los usos, y elaborar balances en cantidad y calidad del agua por regiones hidrológicas y cuencas hidrológicas;  
  47. Mejorar y difundir permanentemente en el ámbito nacional el conocimiento sobre la ocurrencia del agua en el ciclo hidrológico, la oferta y demanda de agua, los inventarios de agua, suelo, usos y usuarios y de información pertinente vinculada con el agua y su gestión, con el apoyo que considere necesario, por parte de otras instancias del orden federal, de gobiernos estatales y municipales, así como de usuarios del agua, de organizaciones de la sociedad y de particulares;  
  48. Integrar el Sistema Nacional de Información sobre cantidad, calidad, usos y conservación del agua, con la participación de los Organismos de Cuenca, en coordinación con los gobiernos de los estados y del Distrito Federal y con los Consejos de Cuenca, y en concordancia con la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental;  
  49. Resolver de manera expedita las solicitudes de prórroga de concesión, asignación, permisos de descarga y de construcción que le sean presentadas en los plazos establecidos en la presente Ley;  
  50. Presentar las denuncias que correspondan ante autoridades competentes cuando, como resultado del ejercicio de sus atribuciones, tenga conocimiento de actos u omisiones que constituyan violaciones a la legislación administrativa en materia de aguas o a las leyes penales;
  51.  
  52. En situaciones de emergencia, escasez extrema, o sobreexplotación, tomar las medidas necesarias, normalmente de carácter transitorio, las cuales cesarán en su aplicación cuando "la Comisión" así lo determine, para garantizar el abastecimiento del uso doméstico y público urbano, a través de la expedición de acuerdos de carácter general; cuando estas acciones pudieren afectar los derechos de concesionarios y asignatarios de aguas nacionales, concertar con los interesados las medidas que correspondan, con apego a esta Ley y sus reglamentos;  
  53. Otorgar los apoyos técnicos que le sean solicitados por "la Procuraduría" en el ejercicio de sus facultades en materia de reparación del daño a los recursos hídricos y su medio, a ecosistemas vitales y al ambiente; 
  54. Regular la transmisión de derechos;  
  55. Adquirir los bienes necesarios para los fines que le son propios, y  
  56. Realizar las demás que señalen las disposiciones legales o reglamentarias. Artículo.

ARTÍCULO 9. (…)

(…)

(…)

a.-b. (…)

(…)

(…)

I. – XLII. (…)

XLIII. Coadyuvar con la Coordinación Nacional de Protección Civil para realizar las declaratorias de clasificación de zonas de alto riesgo y elaborar los atlas de riesgos conducentes, en lo conducente a los desastres hídricos y fenómenos hidrológicos, como inundaciones, sequías, tsunamis y mar de fondo.

XLIV.- LIV. (…)

http://www.cenapred.unam.mx/es/DocumentosPublicos/PDF/SerieEspecial/diagnostico.pdf

http://www.24-horas.mx/incumplen-estados-con-sus-atlas-de-riesgo/

DOF: 30/04/2014 PROGRAMA Nacional de Protección Civil 2014-2018.

CENAPRED http://www.cenapred.gob.mx/es/Publicaciones/archivos/Impacto2012.pdf

http://www.senado.gob.mx/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=54805

Protección Civil de Sinaloa.