+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Sen. Ricardo Barroso Agramont, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Economía a anular, revocar o cancelar los permisos que se hayan otorgado a empresas que pretendan realizar explotación en minas a cielo abierto en la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biósfera Sierra La Laguna, en el estado de Baja California Sur, que atenten contra el ecosistema y sus mantos acuíferos.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE COMERCIO Y FOMENTO INDUSTRIAL.


El que suscribe, RICARDO BARROSO AGRAMONT, Senador de la República, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, a la LXIII Legislatura de la Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8 numeral 1, fracción II y 276 numerales 1 y 2 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración del Pleno de la H. Cámara de Senadores la Proposición con Punto de Acuerdo por el que  exhorta respetuosamente a la Secretaría de Economía a fin de que anule, revoque o cancele los permisos que se hayan otorgado a empresas, que pretendan realizar explotación en minas a cielo abierto en la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera Sierra La Laguna, en el Estado de Baja California Sur, que atenten contra el ecosistema y sus mantos acuíferos.

CONSIDERACIONES

El Estado de Baja California Sur se encuentra ubicado en la franja de los grandes desiertos del mundo en la que predomina el clima seco cálido. Sin embargo, existe un área montañosa conocida como Sierra La Laguna que se caracteriza por su riqueza biológica, sobre todo por la diversidad de especies vegetales y la fauna de la zona. Inclusive, debido a que los principales arroyos y cuerpos de agua subterráneos del estado se localizan también en esta región, se considera que esta área tiene un gran valor por sus ecosistemas únicos y como sitio de recarga de los mantos acuíferos.

Actualmente, el estado de Baja California se encuentra inmerso dentro de una controversia generada entre diversas organizaciones de la sociedad civil y la empresa Desarrollos Zapal S.A de C.V., cuyo objetivo es llevar a cabo un proyecto minero de extracción de oro a cielo abierto en la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera Sierra La Laguna. El proyecto denominado Los Cardones, de la empresa Desarrollos Zapal S.A. de C.V., se ubica aproximadamente a catorce kilómetros de la carretera La Paz- Todos Santos y a diecinueve kilómetros  de la carretera federal  La Paz- El Triunfo, colindando hacia el noroeste con Valle Perdido, al noreste con San Simón y al suroeste  con Santa Gertrudis.

Se trata de un proyecto minero metalúrgico, con obras y actividades para la explotación de una mina de tajo abierto, es decir, a cielo abierto, en la Delegación de San Antonio en el Municipio de La Paz, Baja California Sur, al interior de los predios “Jesús María” y “La Junta”.

De acuerdo con distintos medios impresos, desde el año 2010 la empresa canadiense Vista Gold ha intentado explotar esta zona a pesar del daño que ocasionaría al ecosistema y su biodiversidad. En febrero de 2010, ciudadanos de Baja California Sur lograron detener el proyecto y en el mes de octubre de aquel año quedó suspendido, no por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), sino por los propios empresarios que decidieron no continuar con el proyecto.

No obstante, desde la semana pasada el problema ha resurgido en virtud de que diversos medios de comunicación han informado del cambio de uso de suelo de los terrenos donde se pretenden desarrollar las actividades mineras. Lo anterior porque la zona donde se pretende llevar a cabo la extracción del mineral es un área protegida.

Como ya se señaló, la región se caracteriza por su flora y fauna, ya que sus condiciones físicas y el medio ambiente de la zona han favorecido el desarrollo de diferentes tipos de vegetación. Así, es posible encontrar una gran diversidad caracterizada por la presencia de matorral, bosque tropical caducifolio, vegetación de cañada o bosque de galería, bosque de encinos, bosque de pino-encino y pastizal.

De acuerdo con el Convenio Sobre la Diversidad Biológica, adoptado en Río de Janeiro, Brasil, el día cinco de junio de 1992 y firmado ad referendum por el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos el trece de junio de 1992, las partes contratantes reconocieron el valor intrínseco de la diversidad biológica y su necesaria conservación, por lo que en la medida de sus condiciones y capacidades particulares tienen el deber de elaborar estrategias, planes o programas nacionales para la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica. En este sentido, entre otros asuntos, las partes deben establecer un sistema de áreas protegidas o áreas donde haya que tomar medidas especiales para conservar la diversidad biológica. [*]

En este contexto, el  seis de junio de 1994 el área conocida como Sierra La Laguna fue declarada Área Natural Protegida bajo la categoría de Reserva de la Biosfera, cuya extensión es de aproximadamente 48 kilómetros de largo y un promedio de 20 kilómetros de ancho.

Por tal motivo, diversas organizaciones civiles, entre ellas la asociación civil “Agua vale más que el oro” exigieron revocar las concesiones a aquellas mineras que realizan minería extensiva a cielo abierto porque están destruyendo los ecosistemas y, con ello, la vida humana.

Pero no solo las asociaciones civiles están en contra de este proyecto, sino que también han alzado lo voz, ciudadanos de todas las edades, ejidatarios, representantes de cooperativas de comercio, científicos, médicos, exfuncionarios, dirigentes de asociaciones civiles y grupos ambientalistas.

A lo largo del tiempo, todas las organizaciones civiles han evidenciado las irregularidades acontecidas durante el proceso de otorgamiento de los permisos que al efecto deben darse a un proyecto de tal naturaleza, incluso desde la recepción de la solicitud de uso de suelo realizada por la empresa Desarrollos Zapal S.A de C.V.,quien pretende llevar a cabo el proyecto minero Los Cardones antes referido.

El día 12 de junio de 2014 la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental, aprobó de forma condicionada la manifestación de impacto ambiental (MIA) del proyecto minero Los Cardones, sin embargo, dicho proyecto no podría concretarse si no cuenta con la opinión favorable de autoridades estatales y municipales, así como los trámites cubiertos de cambio de uso de suelo, de acuerdo con lo manifestado por elDelegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Las condiciones impuestas por la autoridad ambiental son:

  • La empresa no podrá desarrollar actividades distintas a las autorizadas, como lo sería la disposición del tepetate (suelo endurecido) para generar drenaje ácido. 
  • Deberá tener autorización de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para obras de infraestructura hidráulica y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para explotación o aprovechamiento de recursos en áreas naturales protegidas. 
  • Cumplir con todas las medidas de prevención, mitigación y/o compensación propuestas en la Manifestación de Impacto Ambiental MIA-R y en el Estudio de Riesgo Ambiental. 
  • Presentar un instrumento de garantía que asegure el debido cumplimiento de los condicionantes exigidos por la SEMARNAT,  a través de un estudio técnico-económico que indique el valor de la reparación de los daños que pudieran ocasionarse por incumplir las condicionantes. 
  • Presentar planes de manejo de residuos mineros, para la protección de tortugas marinas, criterios para la preparación del sitio, así como protección, construcción, operación y pos operación de presas de jales, es decir, presas para retener materiales producidos por la explotación minera. 
  • Impartir pláticas y acciones de educación ambiental para conservar las tortugas marinas, así como instalar letreros y no usar vehículos motorizados en zonas de anidación de tortugas marinas. 
  • Presentar informes que garanticen el cumplimiento de dichas condiciones. 

Además de lo anterior, la empresa promotora Desarrollos Zapal S.A de C.V., del grupo Invecture debe cubrir cinco condiciones, entre ellas tener el visto bueno del gobierno del estado y del ayuntamiento, así como obtener el cambio de uso de suelo.

Sobre la polémica que ha generado este proyecto, con razón el Frente Ciudadano en Defensa del Agua y la Vida, integrado por 37 organizaciones civiles se oponen terminantemente a la llamada minería tóxica, dado que el proyecto es inviable  por todas las severas afectaciones ambientales que podría tener en la Sierra de la Laguna. Agregó que los promotores manejaban en su MIA original que el proyecto generaría 150 empleos directos, sin embargo, no se señala en este sentido la enorme generación de recursos que por vía de la actividad turística y que ingresan sobre todo a los municipios de La Paz y Los Cabos, generando a su vez unos cien mil empleos directos e indirectos.

Sobre el particular debo destacar compañeras senadoras y senadores, que todo proyecto viable que genere recursos y empleos en favor de las familias sudcalifornianas, por supuesto que cuentan con nuestro apoyo decidido, como por ejemplo la exportadora de sal que incluso el año pasado realizamos un evento en la Sede del Senado para que conocieran esta trascedente actividad; pero también hay extracción de yeso y cobre, ya que entendemos los beneficios que puede dar a nuestra Entidad Federativa todo proyecto que genere recursos y empleos, pues nos queda claro que es tarea ingente que los que representamos a la sociedad sudcaliforniana, tomemos acciones decididas en apoyo a nuestros conciudadanos.

Pero lo que no podemos permitir es que como legisladores que somos, permitamos  que se violenten las leyes para beneficiar indebidamente a unos cuantos, esto es inadmisible, y más aún como es el caso que nos motiva a estar en esta Alta Tribuna, que se vea afectada la salud de nuestra gente, de nuestros niños, esto sería un acto lesivo que no podemos ni vamos a permitir.

Como un acto de justificación de estas actividades se afirma que el proyecto Los Cardones generará 1500 empleos directos e indirectos y la inversión estimada es de aproximadamente de dos mil ochocientos veintiún millones de pesos. Pero ni dicha inversión ni a la supuesta generación de empleos compensarían el grave daño que pueda causar al medio  ambiente y a la salud de los pobladores de mi Estado, pues no se puede negar que esa actividad deteriorará el ecosistema y afectará la salud de mis conciudadanos, toda vez que aquellos residuos que por sus características corrosivas, tóxicas, venenosas, explosivas, inflamables biológicas o irritantes representan un serio peligro para la salud, el equilibrio ecológico y al ambiente.

Por ello, consideran los ambientalistas y conocedores del tema, que resulta absolutamente innecesario incursionar en la extracción de oro con afectaciones que pueden ser irreversibles, por ello, compartimos la preocupación de los ambientalistas y la ciudadanía de Baja California Sur que cuestionan con sobrada razón, el que pretendan realizar la extracción de oro en una zona de la biosfera, en severo perjuicio del medio ambiente y la salud humana.

Las actividades de extracción de minerales, comprenden una serie de acciones que producen significativos impactos ambientales, como ya lo he señalado, las cuales perduran en el tiempo, más allá de la duración de las operaciones de extracción de minerales, por lo que la autoridad competente no debe autorizar la extracción de oro  por las razones antes anotadas.

Coincidimos con las comunidades y los ambientalistas en el sentido de que ante la magnitud de los posibles daños que se puedan causar al medio ambiente, que no se limitarían a las zonas de extracción, es fundamental la participación de todos los sectores interesados en la preservación del medio ambiente, con la finalidad de prevenir algún desastre ecológico.

Los argumentos que han quedado expuestos mediante el presente Punto de Acuerdo, nos hacen arribar a la conclusión de que la autoridad competente, no debe autorizar que se lleven a cabo las actividades de extracción de minerales como en este caso, lo es el oro, motivo por el cual, someto a la consideración del Pleno, la siguiente proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- El Senado de la República, exhorta respetuosamente a la Secretaría de Economía a fin de que anule, revoque o cancele los permisos que se hayan otorgado a empresas, que pretendan realizar explotación en minas a cielo abierto en  la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera Sierra La Laguna, en el Estado de Baja California Sur, que atenten contra el ecosistema y sus mantos acuíferos.

SEGUNDO.- Se solicita respetuosamente a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a que en el caso de las solicitudes de manifestación de impacto ambiental por parte de empresas relativas a la exploración y extracción de oro, se revoquen, cancelen, o en su caso, sean negadas las autorizaciones solicitadas en términos del artículo 35, fracción III, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, con motivo de concesiones que puedan ser autorizadas para el Estado de Baja California Sur.

Esto con la finalidad de salvaguardar el ecosistema y sus mantos acuíferos y evitar que atenten a la explotación indebida en sus áreas naturales protegidas en dicha entidad.

Salón del Pleno de la H. Cámara de Senadores, a 13 de octubre de 2015.

ATENTAMENTE.

SEN. RICARDO BARROSO AGRAMONT


[*] Artículo 8, inciso a), del Convenio Sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas.

Documentos Relacionados: