+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Sen. Diva Hadamira Gastélum Bajo, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Salud a ejecutar de forma inmediata las acciones conducentes a fin de esclarecer los hechos y, en su caso, implementar las medidas o sanciones correspondientes a quien o a quienes resulten responsables de los hechos sucedidos en el Hospital General Regional Número Uno del Instituto Mexicano del Seguro Social, en el municipio de Culiacán, Sinaloa.

Se turnó a la Comisión de Salud.


PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA RESPETUOSAMENTE A LA SECRETARIA DE SALUD DEL GOBIERNO FEDERAL, PARA QUE EJECUTE DE FORMA INMEDIATA LAS ACCIONES CONDUCENTES A FIN DE ESCLARECER LOS HECHOS Y EN SU CASO IMPLEMENTE LAS MEDIDAS O SANCIONES CORRESPONDIENTES A QUIEN O A QUIENES RESULTEN RESPONSABLES DE LOS HECHOS SUCEDIDOS EN EL HOSPITAL GENERAL REGIONAL NÚMERO UNO DEL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL, EN EL MUNICIPIO DE CULIACÁN, SINALOA.

La suscrita, DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO, Senadora de la República de la LXII Legislatura, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 8, fracción II y el artículo 276, ambos del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Soberanía, la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo de conformidad con las siguientes:

CONSIDERACIONES

La violencia obstétrica es una consecuencia casi inevitable de la aplicación del paradigma médico vigente en casi todos los países de la región. Puede definirse como el tipo de violencia ejercida por el profesional de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres. Esta clase de violencia se expresa mayoritariamente-aunque no con exclusividad- en el trato deshumanizado hacia la mujer embarazada, en la tendencia a patologizar los procesos reproductivos naturales y en múltiples manifestaciones que resultan amenazantes en el contexto de la atención de la salud sexual, embarazo, parto y post parto.

Por tanto, podemos decir que dicha violencia se manifiesta como una violación al derecho a la salud de las mujeres, por lo tanto a un derecho humano esencial para el buen su buen desarrollo y por ende una vida digna.

Este tipo de violencia, puede manifestarse de distintas formas durante la atención del parto. Asimismo dicha violación de los derechos humanos y reproductivos de las mujeres puede presentarse desde los regaños, las burlas, ironías, insultos, amenazas, humillaciones, manipulación de la información y negación al tratamiento, aplazamiento de la atención médica urgente, indiferencia frente a sus solicitudes o reclamos, no consultarlas o informarlas sobre las decisiones que se van tomando en el curso del trabajo de parto, hasta formas en las que es posible constatar que se ha causado daño deliberado a la salud de la afectada, o bien que se ha incurrido en una violación aún más grave de sus derechos.

En este contexto este tipo de violencia puede tener una dimensión psicológica, que incluyael trato deshumanizado, grosero, discriminatorio o humillante, cuando la mujer va a pedir asesoramiento, o requiere atención, o en el transcurso de una práctica obstétrica.

Derivado de lo anterior es que en reiteradas ocasiones he abordado el tema de violencia obstétrica ante este H. Pleno. En un primer esfuerzo el día 31 de julio de 2013 presente punto de acuerdo por el que se exhorta a las autoridades de salud federal y de las entidades federativas para que en el ámbito de sus atribuciones, promuevan el cumplimiento del derecho que tienen las mujeres para estar informadas veraz, oportunamente y decidir sobre la forma o modalidad en que deseen tener el parto o nacimiento humano, en el marco de las recomendaciones de la OMS.

Sin embargo, al ser consciente de la gran dimensión en que se presenta esta violación a los derechos humanos de las mujeres en nuestro país y consternada por la repercusión que estos actos violentos tienen hacia los menores recién nacidos, precisamente desde el embarazo, parto, post-parto y puerperio. Presente el día 20 de agosto de 2013, iniciativa que reforma y adiciona el artículo 61 de la Ley General de Salud, en materia de derechos reproductivos de la mujer, no violencia obstétrica y derechos de la niñez. La cual fue complementada con iniciativa que reforma y adiciona una fracción al artículo 6 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con la finalidad de regular la violencia obstétrica en nuestro país , presentada el 5 de noviembre de 2013.

En este tenor encontramos que en México de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010 siete de cada diez mexicanas de más de 15 años han tenido al menos un hijo vivo, lo que indica que 71.6% de la población femenina con vida reproductiva en México ha necesitado atención médica durante el período de embarazo, parto y puerperio.9

Que no existen estudios o informes cuantitativos que permitan dimensionar el problema de la violencia obstétrica en nuestro país, pero diversas investigaciones académicas con enfoques cualitativos dan cuenta de un patrón preocupante que es interesante hacer notar. En principio habría que señalar que “la violencia obstétrica continúa desapercibida en las políticas de calidad de los servicios de salud, así como en la discusión para la formación y práctica gineco-obstétrica”.

En el informe que presenta la asociación civil “Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE)” presenta una documentación de casos e incidencia de violencia obstétrica en los servicios de salud, que se presentaron ante la Secretaria de Salud, las secretarías locales de salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED).

Al respecto a nivel federal, la SSA y el IMSS informaron que no cuentan con datos estadísticos sobre lo consultado ni con el detalle de las quejas en la materia. El ISSSTE reportó que para el período 2009-2012 habían recibido 122 quejas por malos tratos y/o negligencia médica contra mujeres en el marco de la atención gineco-obstétrica.

Por otro lado, la CONAMED informó que entre 2009 y 2011 han sido concluidas 17 investigaciones sobre quejas en casos de atención ginecológica y obstétrica, en los que se observó evidencia de mala práctica y/o maltrato hacia mujeres. La CNDH recibió también 122 quejas relacionadas con malos tratos y/o negligencia médica durante la atención del embarazo, parto y puerperio en el período 2009-2012, a partir de las cuales sólo se emitieron cuatro recomendaciones: tres fueron aceptadas y dos parcialmente cumplidas. Un índice por demás bajo, si se considera el alto número de quejas en relación con las recomendaciones emitidas y cumplidas.9Aunado a esto el Derecho a la Vida es un derecho universal, es decir,  que le corresponde a todo ser humano. Es un derecho necesario para poder concretizar todos los demás derechos humanos.

Aunado a esto encontramos que el derecho a la vida significa tener la oportunidad de vivir nuestra propia vida. Para las niñas y los niños el derecho a la vida es la oportunidad de vivir su infancia y poder crecer, desarrollarse y llegar a la edad adulta.

El derecho a la vida de la niñez está compuesto por dos derechos fundamentales: el derecho inherente a la vida y el derecho a la supervivencia y al desarrollo.

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establece:

Artículo 6

Numeral 1:

El derecho a la vida es inherente a la persona humana. Este derecho estará protegido por la ley. Nadie podrá ser privado de la vida arbitrariamente.

Por lo que el estado deberá garantizar el pleno ejercicio de dicho derecho y por ende implementar y ejecutar las acciones necesarias para que sea respetado y protegido.

PROBLEMÁTICAACTUAL

En el municipio de Culiacán, Sinaloa, en las últimas dos semanas, se han registrado el deceso de doce recién nacidos en el Hospital Regional número uno del Instituto Mexicano del Seguro Social, ante la denuncia de negligencia médica por parte de las madres, en días pasados la Coordinación Delegacional de Información y Análisis Estratégico del IMSS, informó que la causa de los fallecimientos se trató de partos prematuros, en todos los casos.

Sin embargo, ante la insistencia de las madres y el reclamo social que se ha generado a raíz de la difusión que estos hechos han tenido en medios de comunicación, las autoridades emprendieron una investigación sobre la causa de los decesos,  la cual ha arrojado que solamente dos menores presentan infección, del resto aún no se ha podido esclarecer la causa.

Independientemente, de los esfuerzos que las autoridades han emprendido para contener la situación y determinar la causa real de estos hechos, existen diversas declaraciones por parte de las autoridades que han prestado a confusión, sobre todo porque la autoridad no ha emitido una postura de forma institucional, y mantiene además, a las madres desinformadas sobre los avances de la investigación.

Yumaira Rodriguez, una de las madres afectadas, narra ante medios de comunicación, haber pasado  tres días de intenso dolor en labor de parto y no haber sido intervenida quirúrgicamente de forma oportuna. Ante esto los médicos recomendaron que su hija permaneciera en el hospital debido a que había ingerido líquido amniótico, sin embargo, días más tarde ante el requerimiento de la madre de ver a la menor, el personal médico le informo que tenía ocho horas de haber fallecido.

La madre, reclama diversas irregularidades y abusos por parte del personal médico;  las irregularidades van desde que su ficha de alta señala que la mujer ingreso el día 30 de agosto, cuando su fecha de ingreso fue el día 27 del mismo mes. Haber pasado dolor, fiebre y desvanecimiento, por tres días y no haber sido correctamente informada sobre el proceso de labor de parto; hasta la omisión en la que incurrió el personal médico, al no informar oportunamente a la madre sobre el deceso de su hija.

El Problema es que la autoridad no ha brindado la información necesaria a madres que han perdido a sus hijas e hijos, quienes aún continúan sin conocer la causa real del deceso, algunos de los cuales se originaron hace más de 20 días; aunado a esto, otros 13 menores recién nacidos se encuentran hospitalizados, presentando complicaciones similares.

Por tal motivo y ante las consideraciones expuestas con anterioridad me permito someter a consideración del pleno de esta H. Soberanía la siguiente Proposición con:

Punto de Acuerdo

ÚNICO.- Se exhorta respetuosamente a la Secretaria de Salud del Gobierno Federal, para que ejecute de forma inmediata las acciones conducentes a fin de esclarecer los hechos y en su caso implemente las medidas o sanciones correspondientes a quien o a quienes resulten responsables de los hechos sucedidos en el Hospital General Regional Número Uno del Instituto Mexicano del Seguro Social, en el municipio de Culiacán, Sinaloa y envíe un informe de las misma a esta Soberanía.

Dado en el Salón de Sesiones de la Cámara de Senadores                                                                                                a los 24 días del mes de septiembre de 2015.

DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO

Senadora de la República

Revista Redbioética/UNESCO. Enero-junio 2013. La violencia obstétrica: otra forma de violación a los derechos humanos. Pág. 28.

Villanueva-Egan, Luis Alberto, “El maltrato en las salas de parto: reflexiones de un gineco-obstetra”, en Revista CONAMED, vol. 15, núm. 3, julio-septiembre 2010, p. 148. Disponible en [consulta: 15 de noviembre de 2012].

Medina, Graciela, “Violencia obstétrica”, op. cit. (ver supra, nota 2).

http://www.senado.gob.mx/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=42662

http://www.senado.gob.mx/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=43050

http://www.senado.gob.mx/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=44541

INEGI, “Estadísticas a propósito del Día de la Madre. Datos Nacionales”, México, 10 de mayo de 2012. Disponible en [consulta: 20 de noviembre de 2012].

Almaguer, José Alejandro, Hernán José García y Vicente Vargas Vite, “La violencia obstétrica: una forma de patriarcado en las instituciones de salud”, en Género y salud en cifras, México, vol. 8, núm. 3, septiembrediciembre 2010, pp. 3-20.

http://informe.gire.org.mx/caps/cap4.pdf

Documentos Relacionados: