+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De los Senadores del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios a fortalecer los mecanismos de control y vigilancia de las denominadas sustancias nootrópicas -conocidas como drogas inteligentes-, a fin de prevenir riesgos en la salud de la población.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE SALUD.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA A LA COMISIÓN FEDERAL PARA LA PROTECCIÓN CONTRA RIESGOS SANITARIOS (COFEPRIS), PARA QUE EN EL MARCO DE SUS FUNCIONES, FORTALEZCA LOS MECANISMOS DE CONTROL Y VIGILANCIA DE LAS DENOMINADAS SUSTANCIAS NOOTRÓPICAS -CONOCIDAS COMO DROGAS INTELIGENTES-, A FIN DE PREVENIR RIESGOS EN LA SALUD DE LA POBLACIÓN.

Los que suscriben, Senadores de la República integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional de la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8 numeral 1 fracción II y 276 numeral 1 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración del pleno la siguiente proposición con punto de acuerdo, al tenor de las siguientes:
Consideraciones:

La dinámica, acelerado ritmo y alta competitividad que caracteriza a las grandes urbes, ha hecho que cada vez más, la población busque diversos métodos que les permitan desempeñarse con mayor eficacia, eficiencia y productividad.

En los últimos años las denominadas sustancias nootrópicas, mejor conocidas como drogas inteligentes, se han posicionado como una de las más utilizadas entre las sociedades del mundo, situación ante la cual no podemos ser indiferentes, en virtud de que potencialmente pueden poner en peligro la salud, bienestar y estabilidad de los mexicanos.

El significado de las sustancias nootrópicas, emana del griego "nóos" (mente) y "tropo" (dirección)-, es decir, que tienen la capacidad de ayudar a mejorar nuestro desempeño mental, aparentemente sin producir efectos secundarios negativos. Las denominadas drogas inteligentes, son sustancias que por su composición, permiten aumentar las capacidades cognitivas de las personas -concentración, memoria, fluidez del pensamiento-, además influyen a mejorar el humor o promover un estado de relajación a corto y a largo plazo.

En consecuencia, una de las principales preocupaciones estriba en que si bien es cierto, pueden producir más ventajas que desventajas, también lo es que de acuerdo con especialistas, las reacciones varían de una persona y otra, además, cuando no funcionan, derivan en efectos secundarios para quienes la consumen, de ahí la importancia de fortalecer los mecanismos de control y vigilancia. 

Ante la ausencia de resultados concluyentes, hay investigadores que cuestionan la efectividad de este tipo de sustancias, esto bajo la premisa de que si se toma algo para mejorar la memoria, inevitablemente se afectarán otras funciones cerebrales, lo cual podría traducirse en efectos casi impredecibles. En complemento, refieren que la falta de control y supervisión adecuada, agravan la posibilidad de efectos nocivos para la salud.    

En Estados Unidos de América el uso de las llamadas drogas inteligentes, ha incrementado considerablemente en los últimos años, siendo los medios electrónicos, uno de los instrumentos más recurrentes para su comercialización y adquisición, situación que da pauta a que haya poca o nula verificación de su procedencia y calidad.
A partir de esta última consideración, ha surgido confusión entre qué sustancias hay que tomar, cómo tomarlas y a dónde se pueden comprar, situación que es aprovechada por personas que buscan exclusivamente obtener ganancias económicas, incluso a través del menoscabo de la salud de las personas. En consecuencia, desde esta Soberanía debemos impulsar las acciones que sean necesarias para garantizar la salud y bienestar de la población.

A pesar de que la mayoría de las personas que utilizan este tipo de sustancias, señalan que si cumple con las expectativas generadas y les ha permitido mejorar su desempeño laboral, empresarial, deportivo o académico, la realidad es que no existe un consenso unánime sobre su funcionamiento, efectos y posibles causas. Aunado a lo anterior, al no haber cifras oficiales sobre su consumo, es fundamental tomar las medidas que permitan garantizar el cuidado de la salud.

En el Grupo Parlamentario del PRI, consideramos que es importante que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), conozca del asunto, en virtud de que por imperio de ley, es la institución a la que le corresponde llevar a cabo la protección contra riesgos sanitarios. Asimismo, la idoneidad de su intervención radica en que se trata de un órgano confiable y eficaz, con capacidad técnica, operativa y regulatoria.

Al respecto, cabe mencionar que entre sus principales atribuciones se encuentran las de: control y vigilancia de los establecimientos de salud; prevención y el control de los efectos nocivos de los factores ambientales en la salud del hombre; control sanitario de productos, servicios y de su importación y exportación y de los establecimientos dedicados al proceso de los productos; y la sanidad internacional.

En complemento a las acciones que tenga a bien llevar a cabo la Cofepris, es importante generar conciencia de que el cuidado y conservación de la salud no debe estar estrictamente supeditada a algún tratamiento o medicamento –sea cual sea-, y que en todo caso, siempre debe ir complementado de una alimentación adecuada y el desarrollo de actividad física.

Por todo lo anteriormente expuesto, sometemos a consideración de esta Honorable Asamblea el presente:

PUNTO DE ACUERDO

Único. El Senado de la República exhorta a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para que en el marco de sus funciones, fortalezca los mecanismos de control y vigilancia de las denominadas sustancias nootrópicas -conocidas como drogas inteligentes-, a fin de prevenir riesgos en la salud de la población.

Dado en el recinto del Senado de la República, a los 08 días del mes de septiembre de 2015.

Atentamente