+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica


De los Senadores Isidro Pedraza Chávez y Miguel Romo Medina, con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 51 Bis de la Ley General de Salud.

Se turnó a las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos.


Propone reformar por adición el artículo 51 bis de la Ley General de Salud con la finalidad de integrar intérpretes y traductores de lenguas indígenas en los hospitales generales y regionales, centros de salud, en las campañas y brigadas de salud, a fin de dar una atención adecuada y de esta manera hacer efectivo el derecho que tienen los pueblos originarios a la salud sin restricción alguna.

De este modo la iniciativa establece que cuando se trate de la atención a los usuarios originarios de pueblos y comunidades indígenas, tendrán derecho a obtener información necesaria en su lengua, para su debido cumplimento se integraran intérpretes y traductores de lenguas indígenas en los hospitales generales y regionales, centros de salud, en las campañas y brigadas de salud, a fin de dar una atención adecuada.

El Suscrito, ISIDRO PEDRAZA CHÁVEZ, Senador de la República en la LXIII Legislatura, e integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, en ejercicio de la facultad que me confieren los artículos 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 67 numeral 1, inciso b de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, así como 8, fracción I, 76, 164, 169, 172 y demás aplicables del Reglamento del Senado de la República, presento a la consideración de esta Asamblea, la siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA EL ARTÍCULO 51 BIS DE LA LEY GENERAL DE SALUD, al tenor de la siguientes:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia sanitaria y los servicios sociales necesarios”. La salud es un derecho humano fundamental, en ese sentido es un derecho inherente a todas las personas, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Además del principio de universalidad y no discriminación, este derecho  está interrelacionado, es interdependiente e indivisible.

Aunado a lo anterior, en el ámbito indígenala Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2007, reconoce el derecho de los pueblos indígenas a la libre determinación y su derecho a perseguir libremente su desarrollo económico, social y cultural. El artículo 24 de la Declaraciónestablece que “las personas indígenas tienen igual derecho a disfrutar del nivel más alto posible de salud físicay mental” y que “los Estados tomarán las medidas que sean necesarias para lograr progresivamente que estederecho se haga plenamente efectivo".

Por su parte el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, principal instrumento internacional sobre derechos de los pueblos indígenas, en su artículo 24 establece  que  los regímenes de seguridad social deberán extenderse progresivamente a los pueblos interesados y aplicárseles sin discriminación alguna".

En México la población indígena conforma un importante grupo social de mexicanos que dada su cultura, historia y lengua identificamos como los pueblos originarios del país. Conforme al Censo de Población y Vivienda 2010, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) estima una población de 15.7 millones de indígenas en México.

La población indígena de México se caracteriza por vivir en altos niveles de pobreza y en una situación de significativa desventaja para el mejor desarrollo humano, entre los obstáculos que enfrentan los pueblos originarios de México se encuentra el acceso a los servicios de atención médica general o especializada, la escasa cobertura de la infraestructura hospitalaria en las  regiones indígenas y la falta de  información clara, oportuna, y veraz, así como la orientación que sea necesaria respecto de su salud y sobre los riesgos y alternativas de los procedimientos, diagnósticos terapéuticos y quirúrgicos que se le indiquen o apliquen son  factores que imposibilitan la garantía al acceso efectivo de este derecho.

En el ámbito nacional la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece en el artículo 4° que: “Toda persona tiene derecho a la protección de la salud, por lo que no se debe de hacer distinción alguna por raza, sexo o religión.  Asimismo, el artículo 2do Constitucional en el apartado B, fracción III señala que las autoridades tienen la obligación de: Asegurar el acceso efectivo a los servicios de salud mediante la ampliación de la cobertura del sistema nación a los pueblos y comunidades indígenas.

Sin embargo, se ha observado que cuando la población indígena acude a los centros urbanos para ser atendidos, los siente muy agresivos y le resulta una experiencia difícil en muchos aspectos; la comunicación en los centros médicos-hospitalarios se caracteriza por ser rápida, de gran movimiento y muchas de las veces a los pacientes indígenas no se les explica ampliamente y de manera comprensible en qué consiste su padecimiento o las especificaciones de los tratamientos, el personal de los hospitales no está capacitado ni sensibilizado para la atención de pacientes indígenas. La falta de traductores en los hospitales genera una gran incertidumbre en los pacientes y acompañantes de no saber qué es lo que requiere su enfermo y a donde tienen que trasladarlo, y sobre todo, no saber cómo conseguir alojamiento.

Si bien la Ley General de Salud en su artículo 51 bis establece que los usuarios de salud tienen derecho a recibir información suficiente, clara, oportuna, y veraz, así como la orientación que sea necesaria respecto de su salud y sobre los riesgos y alternativas de los procedimientos, diagnósticos terapéuticos y quirúrgicos que se le indiquen o apliquen y que cuando se trate de la atención a los usuarios originarios de pueblos y comunidades indígenas, estos tendrán derecho a obtener información necesaria en su lengua, la ley no contempla alguna herramienta que permita garantizar el debido  cumplimiento de este derecho.

Lo anterior ha implicado una  grave afectación al derecho que tienen los pueblos y comunidades indígenas para acceder plenamente a los servicios de salud generando de esta manera diversos actos discriminativos en este sector de la población. Recientemente se hizo público que en el estado de Nuevo León la discriminación, negligencia médica y corrupción son los principales problemas a los que se enfrentan los indígenas, que habitan en el estado, ante la falta de un traductor en centros médicos. En municipios como Escobedo, Juárez,  Monterrey, Guadalupe y García, la discriminación  a las comunidades indígenas  en la atención médica es un tema recurrente. Por otra parte, en el estado de Sonora,  el pueblo  indígena mayo manifestó  recientemente que reciben mal trato en los hospitales debido a que no cuentan con  un traductor, por lo que solicitaron a las autoridades buscar una mejora de los servicios médicos  a las comunidades indígenas del estado.

Al mismo tiempo, en el estado de Oaxaca mujeres indígenas son sometidas por el personal médico en las clínicas comunitarias y  hospitales a tratos discriminatorios durante el control del embarazo y una falta de  atención de parto. En centros de salud de esta entidad, no se les atiende a pacientes indígenas, porque tienen el obstáculo de la lengua y no se cuenta con traductores para suavizar ese puente de información.

Cabe resaltar que el pasado 9 de agosto, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas,la Organización de las  Naciones Unidas  centraron su agenda  en la cuestión del acceso de los pueblos indígenas a los servicios de salud. En donde hicieron gran énfasis al señalar que uno de  los obstáculos más graves que enfrentan los pueblos indígenas para acceder a los sistemas de salud pública, son las grandes barreras lingüísticas y desconocimiento de la cultura indígena.

Por lo anterior y atendiendo el llamado que realizo , el Secretario General Ban Ki-moon  a la comunidad internacional a velar por un futuro mejor y más equitativo de los pueblos y comunidades indígenas mejorando los sistemas de salud y  bienestar de este sector de la población  proponernos hacer una adición el artículo 51 bis de la Ley General de Salud con la finalidad de integrar intérpretes y traductores de lenguas indígenas en los hospitales generales y regionales, centros de salud, en las campañas y brigadas de salud, a fin de dar una atención adecuada y de esta  manera hacer  efectivo el derecho  que  tienen  los pueblos originarios a la salud sin restricción alguna.

Por lo expuesto y fundado, se somete a la consideración de esta soberanía la siguiente iniciativa:

PROYECTO DE DECRETO

POR EL QUE SE REFORMA EL ARTÍCULO 51 BIS DE LA LEY GENERAL DE SALUD

ARTÍCULO ÚNICO.- POR EL QUE SE REFORMA EL ARTÍCULO 51 BIS DE LA LEY GENERAL DE SALUD, PARA QUEDAR COMO SIGUE:

Artículo 51 bis.- Los usuarios tendrán derecho a recibir información suficiente, clara, oportuna, y veraz, así como la orientación que sea necesaria respecto de su salud y sobre los riesgos y alternativas de los procedimientos, diagnósticos terapéuticos y quirúrgicos que se le indiquen o apliquen.

Cuando se trate de la atención a los usuarios originarios de pueblos y comunidades indígenas, tendrán derecho a obtener información necesaria en su lengua, para su debido cumplimento se integraran  intérpretes y traductores de lenguas indígenas en los hospitales generales y regionales, centros de salud, en las campañas y brigadas de salud, a fin de dar una atención adecuada.

TRANSITORIOS

Primero.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. - Para el desarrollo de las acciones que deban realizar  las dependencias y entidades  que presten servicios de salud a fin de dar cumplimiento a lo dispuesto por el artículo 51 bis, podrá apoyarse en el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, en el ámbito de sus respectivas competencias. Asimismo, deberán hacerse las previsiones presupuestales necesarias para su operación.

Suscribe

Senador Isidro Pedraza Chávez