+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Desechada Ficha Técnica

De la Sen. Lorena Cuéllar Cisneros, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con proyecto de decreto por el que se expide la Ley Federal de Protección al Maguey.

Se turnó a las Comisiones Unidas de Agricultura y Ganadería y de Estudios Legislativos, Segunda.


La ley que se pretende expedir tiene por objeto regular y fomentar la conservación, protección, producción, el cultivo, manejo y aprovechamiento del maguey.

Busca que la autoridad competente para la observancia y aplicación de la ley que se pretende expedir sea la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; pretende que todos los agricultores y productores deberán registrarse en el “Registro Federal de agricultores y productores de maguey”, de la misma manera propone que podrán agruparse en organismos o asociaciones y llevar a cabo uniones, reuniones o eventos que les permitan resolver sus necesidades comunes; señala que la Secretaría realizará las visitas de inspección y auditorías técnicas para vigilar el cumplimiento de la ley y finalmente se contempla un capítulo de las sanciones por incumplimiento de la misma.

La suscrita, LORENA CUELLAR CISNEROS, Senadora de la República en la LXII Legislatura del Congreso de la Unión e integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con fundamento en lo dispuesto por la fracción II del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y la fracción I del artículo 8 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Soberanía, la siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN AL MAGUEY,al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Nuestro país cuenta con un territorio privilegiado a nivel mundial, de acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), México está dentro del grupo de naciones que alberga el 70 por ciento de la diversidad ecológica del planeta, lo que se traduce en cientos de especies de flora y fauna que solo se pueden encontrar en esta región del planeta.
La Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (CONABIO), ha señalado que más del 50 por ciento de las especies de plantas que se encuentran en territorio nacional son endémicas, es decir, son exclusivas de nuestro país, por lo que su desaparición implicaría su extinción en el planeta.

La presenteIniciativa propone un marco jurídico para proteger a la especie agave salmiana, mejor conocida como maguey pulquero, a través de la generación de políticas específicas para su aprovechamiento sustentable, en donde se beneficien todas las industrias y particulares que utilizan este tipo de cultivo, lo que, además de solucionar las constantes pugnas entre ellos, sería un detonante de la economía local que generaría una buena cantidad de empleos en las comunidades involucradas.

El maguey pulquero ha sido utilizado desde la época precolombina y forma parte de nuestra cultura, tradiciones y, junto con varios de sus derivados, es ícono de nuestro país,sin embargo, su importancia trasciende el campo y reside en un sinfín de usos, no limitados a la actividad humana.

Este tipo de ecosistemas favorecenel equilibrio ecológico de las regiones y dansustento a otras especies animales que dependen del maguey que tienen una relación de dependencia muy estrecha con la planta. Para el campo, esta especie coadyuva en la formación, retención y conservación del suelo, evitando su erosión e infertilidad, que son un problema en la mayor parte del país.

En cuanto a la industria, se cultiva con múltiples propósitos, que van desde la producción de aguamiel y mezcal, hasta la vivienda y medicina, sin embargo, es el sector alimentario quien supone amenazar su existencia, ya que es ingrediente clave en la preparación de muchos platillos culinarios, situación que da lugar a la explotación clandestina para obtener la cutícula de la planta que sirve para la cocción del mixiote, sin considerar una mínima medida de precaución que evite dañar el agave o incluso matarlo en el proceso, problemática que se ha ido agravando con el tiempo y que a causa de la nula intervención de las autoridades ha dado lugar a la desaparición paulatina de los magueyes, reduciendo su población a cifras alarmantes que podrían evolucionar al punto de extinguir por completo a la especie.

De acuerdo con datos de la Sociedad Mexicana de Agricultura Sostenible (SOMAS), este tipo de agave no solo es amenazado por ser un ingrediente para cocinar y su existencia no es vulnerada solo en la actualidad, ya desde hace decenas de años es un problema conocido, pero la falta de políticas, atención de las autoridades y la carencia general de cualquier tipo de protección, han dado lugar a que esta situación se agrave.

Desde mediados del siglo XX, se empezó a gestar su desaparición debido a la desmedida explotación, inadecuadas plantaciones, la preferencia por el uso de fibras sintéticas y la pérdida valor del pulque que fue sustituido por la cerveza y aceleró aún más las campañas de desprestigio hacia el maguey, lo que propició que los campesinos dejarán este cultivo a gran escala por la escases de demanda.

Retomando la información proporcionada por SOMAS, la población de maguey se ha visto tan reducida que cerca de 10 mil ejemplares se conservan en jardines botánicos y reservas ecológicas. La situación ha sido tan alarmante que ya desde 1989 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) declaró a esta especie en “peligro de extinción” , y a pesar de esto, lejos de controlar o disminuir la situación, esta sigue creciendo y poniendo en riesgo cada vez más, la vida del maguey.

Parte de este fenómeno, radica en el hecho de que los agaves florecen solo una vez y mueren, además de que son cultivables después de un largo periodo que comprende entre 10 y 12 años en promedio, sin embargo, con la técnica adecuada de cosecha y siembra, es posible tener plantaciones rentables y sustentables, ya que de una sola planta pueden obtenerse una serie de productos muy variados, que se traduce en que una correcta administración del recurso maximizaría el margen de ganancia obtenido de una sola planta permitiendo crecer a las nuevas generaciones mientras se aprovechan las que ya pueden cultivarse, sin dañar el equilibrio ecológico o poner en riesgo su existencia, el hecho de explotación solo es reprobable cuando se hace sin medida alguna y se sacrifica a la planta antes de tiempo para extraer únicamente su cutícula, siendo desperdiciado el resto.

Aunado a esta situación, también podemos agregar que el bajo aprovechamiento de esta planta y su explotación ilegal contribuye a que se presenten hechos y actos que vulneran la integridad tanto laboral como individual de las personas que tienen al maguey como su fuente de trabajo, al no contar con las condiciones idóneas para realizar sus jornadas y recibir bajos salarios, es decir, a partir del mal manejo en su cultivo se genera un efecto domino que termina por afectar tanto a personas que dependen directamente de él, como campesinos y empresarios como a personas que prestan servicios indirectos a estas industrias, como transportistas y vendedores, entre otros. .

En este sentido, los campesinos y empresarios frecuentemente reportan pérdidas al ser víctimas de los robos que se suscitan por parte de personas que hurtan la cutícula y abandonan la planta, propiciando la muerte del vegetal y el desaprovechamiento de los demás recursos que pudo proveer, dando lugar a pérdidas considerables, tanto económicas como cronológicas en los tiempos de cultivo, ya que probablemente era una planta que se estaba desarrollando y llevaba varios años de crecimiento en espera de la fecha adecuada de cosecha.

En nuestro país, se han realizado esfuerzos conjuntos entre los gobiernos locales, estatales y la administración federal para intentar frenar el uso desmedido de la planta, sin embargo, en la actualidad muchos de los ordenamientos tienen únicamente aplicación estatal y aquellos que son de carácter federal no responden a la problemática actual, están obsoletos y su aplicación, observancia y cumplimiento son prácticamente nulas.

La Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable establece los lineamientos para el aprovechamiento de los recursos forestales no maderables y existe la Norma Oficial Mexicana NOM – 005 – SEMARNAT – 1997 para establecer procedimientos, criterios y especificaciones para realizar el aprovechamiento, transporte y almacenamiento de ramas, hojas o pencas, flores, frutos o semillas en los ecosistemas áridos, en los que se encuentran las poblaciones naturales de maguey, ambas con varios años de haber entrado en vigor, con un carácter sumamente amplio y con cero aplicación ante el objeto de esta iniciativa, ya que de ser funcionales no existiría la problemática actual, incluso, de acuerdo con los campesinos y productores, constituyen letra muerta al ser recomendaciones para ellos y no parecen ser una limitante para que los atentados en contra de los magueyes cesen, y existen casos en los que la misma autoridad carece de elementos jurídicos para sancionar a las personas que son sorprendidas realizando el robo de plantas o la extracción de alguna de sus partes sin contar con la documentación y permisos que la ley requiere actualmente, por lo que se genera un vacío legal, mismo, que de no ser subsanado terminará con la existencia del Agave Salmiano.

Tan solo algunas entidades cuentan con leyes en atención a esta llamada de auxilio, como son la Ley para el Manejo Sustentable del Maguey del Estado de Hidalgo publicada en 2011 o la más reciente, publicada en octubre del año pasado, la Ley para la Protección del Maguey en el Estado de México, leyes que constituyen la vanguardia para atender la situación, sin embargo, el problema del maguey no es menester de solo un par de entidades federativas, su impacto afecta a muchos estados que cuentan con agaves en sus territorios y por ende, a miles de mexicanos, por lo que se deben redoblar esfuerzos y solucionar este tema nacional antes de que sea irremediable.

Existen antecedentes que han tenido la finalidad de elevar la protección del maguey en el pasado, múltiples congresos y foros en donde el sector campesino ha externado su preocupación y un par de iniciativas legislativas que han quedado congeladas y han sido rechazadas sistemáticamente, pese a la importancia, cultural, económica y ambiental que tiene nuestro agave pulquero; por ello, no podemos esperar más, debemos actuar si queremos salvar a la especie y a todas las familias que dependen de esta planta milenaria, es hoy cuando debemos maximizar esfuerzos y hacer realidad una ley que beneficiara a nuestro país.

Debemos recordar que México ha suscrito múltiples convenios internacionales con la finalidad de proteger al medio ambiente y conseguir el desarrollo sostenible de las comunidades, entre los que destacan la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en 1992, el Protocolo de Kioto que se adoptó en 1995, los acuerdos de Cancún de 2010 e incluso, México reafirmo su postura y compromiso internacional por actuar responsablemente a nivel global,  recientemente con la aportación de 10 millones de dólares al Fondo Verde Climático en la COP20 de Lima, Perú el pasado 14 de diciembre de 2014 . Elementos que comprometen a nuestro país a tomar las decisiones adecuadas tanto a nivel nacional como en el marco internacional y que nos asignan una gran responsabilidad con los demás habitantes de este planeta al tener una diversidad única y exclusiva en el mundo, como es el caso del Maguey.

Para la entidad federativa que represento, Tlaxcala, este Proyecto sería un importante marco normativo y una prueba tangente de que las demandas de la población son atendidas en esta Cámara.
Esto, porque en esta región se exporta en grandes cantidades pulque y aguamiel a países como Estados Unidos, Alemania y España, siendo industrias importantes para municipios como Taxco, Altzayanca, Calpulalpan, Nanacamilpa y Hueyotlipan.

Este comercio da a México un importante lugar en el comercio exterior, fomenta las relaciones diplomáticas  y comerciales e incrementa los ingresos que genera la planta en el mercado nacional, vislumbrando la industrialización a gran escala de los derivados del maguey como un futuro prometedor para crear procesos productivos rentables para esta zona, que actualmente necesita de un detonante económico para crecer.

Por ello, es importante tomar cartas en el asunto y hacer énfasis en la protección del maguey, puesto que pese a que existen una serie de disposiciones normativas,estas no se adaptan a la gravedad de la problemática, entre estos esfuerzos, podemos hacer mención a que desde hace más de medio siglo se ha tratado de aumentar la producción, industrialización y aprovechamiento del agave en esta entidad federativa  como se establece en la Ley que Crea el Patronato Tlaxcalteca Pro-industrialización del Maguey publicada el 22 de junio de 1955 y la Ley de Incremento y Protección del Maguey Fino para el Estado de Tlaxcala publicada el 29 de agosto de 1962.

Por lo tanto, para nuestro país es necesario velar por el cuidado y sano aprovechamiento de su maguey pulquero pues es una necesidad y obligación dotar de un marco jurídico sólido que permita a la Federación cumplir con este fin.

Si dejamos que esta especie desaparezca o decidimos actuar cuando sea muy tarde, seremos participes de la extinción de una especie que forma parte de nuestra esencia, tradiciones, cultura, gastronomía, vestimenta y vivienda; es decir, una especie que es orgullo nacional.

Por lo anteriormente expuesto, y en ejercicio de la facultad que me confieren los artículos 71, fracción II, y 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración de esta Honorable Cámara de Senadores el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN AL MAGUEY

ARTÍCULO ÚNICO.- SeEXPIDE la Ley Federal de Protección al Maguey,para quedar como sigue:

LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN AL MAGUEY

Capítulo I
Disposiciones Generales

Artículo 1.-  La presente Ley es de orden e interés público y de observancia general en todo el territorio nacional, y tiene por objeto regular y fomentar la conservación, protección, producción, el cultivo, manejo y aprovechamiento del maguey.

Articulo 2.- Para los efectos de esta ley se entiende:

  1. Desarrollo sustentable: Proceso que concentra indicadores ambientales, económicos y sociales para la preservación, protección y aprovechamiento de recursos naturales de manera que no se comprometa la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras.
  2. Industria: Conjunto de procesos y actividades que tienen como finalidad la transformación de la materia prima en gran escala (maguey) en múltiples derivados.
  3. Ley: Ley Federal de Protección al Maguey.
  4. Maguey: Planta de la familia Agavaceae, considerada en todos sus subgéneros, grupos, especies, subespecies y variedades.
  5. Productor: Persona física o moral que cultive el maguey con fines comerciales.
  6. Secretaría: A la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.
  7. Registro: Al Registro Federal de agricultores y productores de Maguey.

Capitulo II
De las autoridades

Artículo 3.- La autoridad competente para la observancia y aplicación de la presente ley será la Secretaría.

Artículo 4.- La Secretaría tendrá las siguientes obligaciones y facultades:

  1. Capacitar, orientar y apoyar a los agricultores y productores,
  2. Establecer programas de fomento a la investigación, protección, conservación, aprovechamiento y desarrollo sustentable del agave,
  3. Crear, mantener y actualizar el Registro Federal de Agricultores y Productores de Maguey, manteniendo en todo momento un control estadístico del cultivo existente,
  4. Velar por el cumplimiento establecido en las Recomendaciones internacionales en materia de medio ambiente, Normas Oficiales Mexicanas y otras disposiciones jurídicas aplicables que tengan por objeto la conservación del maguey y su ecosistema,
  5. Ejecutar las disposiciones que permitan el control y aplicación de los términos establecidos en esta ley,
  6. Notificar a los miembros del Registro Federal de Agricultores y Productores de Maguey acerca de los mecanismos, multas y sanciones que establezca en caso de incumplimiento de la presente ley,
  7. Generar programas que establezcan las condiciones necesarias para la comercialización del maguey y sus derivados, y
  8. Realizar eventos dirigidos a la difusión de la conservación, protección, cultivo e industria del maguey y sus derivados.

Capitulo III
Del aprovechamiento

Articulo 5.- Para realizar el cultivo, explotación, industrialización o cualquier otra actividad dirigida al aprovechamiento del maguey con fines comerciales, deberá notificarse a la Secretaría y esperar la aprobación para iniciar una o varias de estas actividades.

Capítulo IV
De la notificación

Artículo 6.- La notificación deberá tener como mínimo la siguiente información:

  1. Nombre y domicilio de la persona física o moral que realizará la actividad.
  2. Nombre y domicilio de la persona física o moral poseedora del predio, misma que deberá acreditar la propiedad con el título correspondiente.
  3. Nombre del técnico responsable
  4. Porcentaje estimado de explotación del predio.
  5. Estimaciones y proyecciones futuras de los planes de aprovechamiento a 1, 5 y 15 años si fuera el caso, señalados en piezas, kilogramos, toneladas, pencas, etc.
  6. Establecer el tiempo que durará la explotación.
  7. Descripción detallada de los criterios técnicos que se usarán para efectuar el aprovechamiento.
  8. Medidas preventivas y de protección hacia la fauna que pertenece a este ecosistema y se encuentre dentro del área comprendida en el predio de explotación.
  9. Medidas de prevención a los impactos ambientales derivados de la manipulación y alteración de los diversos procesos que pudieran estar involucrados en alguna o varias etapas de la actividad.
  10. Determinar las medidas ambientales que se efectuaran en caso de suspensión de actividades antes del periodo fijado.
  11. Especificar el número de personas que laboraran en el lugar y su rango jerárquico o labor que llevaran a cabo.

Artículo 7.- Toda área de aprovechamiento, sin importar la extensión del predio, tendrá que contar con al menos 1 responsable técnico, que deberá ser agrícola o ingeniero agrónomo general, quién supervisará que se lleven a cabo los cuidados y medidas adecuadas para el aprovechamiento, teniendo como prioridad, el cuidado de la planta en todo momento y cada proceso.

Articulo 8.-  Será responsabilidad del dueño del predio a explotar o de la persona física o moral que realizará la explotación, realizar la notificación ante la Secretaría.

Artículo 9.-  La secretaría proporcionara asistencia técnica para la elaboración de la notificación.

Articulo 10.- Toda notificación deberá ser valorada y acreditada por la Secretaría.

Artículo 11.- La Secretaría tendrá un plazo máximo de 30 días para otorgar la aprobación correspondiente, en caso de no otorgarla, deberá entregar un informe con la motivación suficiente  y justificada que determino la negativa y formular observaciones para subsanar las mismas en el supuesto de que existiera posibilidad de realizar el aprovechamiento.

Artículo 12.- La notificación podrá realizarse por oficio simple y para ser aceptada por la Secretaría, bastará con que cuente con los datos anteriormente enunciados sin que exista otro requerimiento.  

Artículo 13.- Cuando se suspenda el aprovechamiento antes del tiempo señalado, el titular de las actividades o el dueño del predio deberán notificar por escrito  a la Secretaría, especificando los motivos o causas de la suspensión, además de implementar las medidas estipuladas para esta situación.

Capítulo V
De los agricultores y productores

Artículo 14.-  Todos los agricultores y productores deberán registrarse en el “Registro Federal de agricultores y productores de maguey” por medio de la Secretaría y tendrán que notificar su baja en caso de dejar esta actividad con el fin de mantener actualizado el registro.

Artículo 15.- Son derechos de los agricultores y productores:

  1. Disfrutar de los apoyos que otorgue el gobierno federal para el fomento y desarrollo del cultivo del maguey en igualdad de circunstancias,
  2. Recibir capacitación y asesoría técnica por parte de la Secretaría,
  3. Ser considerados y participar en las decisiones que la Secretaría tome para definir la dirección de acción en materia de cuidado del maguey,
  4. Contar con apoyo y asesoramiento para la comercialización de sus productos, 
  5. Ser registrados en el “Registro Federal de agricultores y productores de maguey”,
  6. Obtener información  veraz sobre prácticas y productos autorizados por la  Secretaría, al igual de los que sean prohibidos,
  7. Asistir y contar con acceso a todas las reuniones, eventos, foros etc., de carácter informativo que sean realizados por la Secretaría, y
  8. Los demás que la ley  les confieran.

Artículo 16.-  Son obligaciones de los agricultores y productores:

  1. Realizar las notificaciones descrita en esta ley en tiempo y forma ante la Secretaría,
  2.  Cooperar y acatar las medidas que dicte la Secretaría con fines de conservación y protección del maguey,
  3. Capacitarse constantemente y asistir a los cursos técnicos que realice la Secretaría, y
  4. Mantener actualizada su información con respecto al Registro Nacional de Agricultores y Productores del Maguey.

Capítulo VI
Inspección y vigilancia

Artículo 17.- La Secretaría realizará las visitas de inspección y auditorías técnicas para vigilar el cumplimiento de la presente ley.
Artículo 18.- La Secretaría podrá autorizar al personal de la delegación estatal en función de las necesidades y demanda de cada entidad federativa y establecer políticas con las autoridades de cada localidad.

Artículo 19.- La Secretaría a los inspectores que sean necesarios para el cumplimiento de la ley.

Artículo 20.- Toda inspección deberá estar fundada y motivada, además de ser notificada al agricultor o productor con 3 días hábiles de anticipación.

Artículo 21.- En caso de existir anomalías o incumplimiento en las plantaciones, el inspector deberá notificar a la Secretaría en un plazo máximo de 5 días hábiles, quién deberá establecer la sanción correspondiente.

Artículo 22.- La Secretaría deberá notificar la sanción al titular de la actividad de aprovechamiento en un plazo de 3 días hábiles como máximo.

Artículo 23.- La Secretaría establecerá los mecanismos necesarios para resarcir el daño o realizar el pago correspondiente.

Artículo 24.- La Secretaría deberá notificar a todos los integrantes del Registro Federal de Agricultores y Productores de Maguey acerca de los mecanismos y los cambios que realice en materia de sanciones y cobros.

Capítulo VII
Sanciones

Artículo 24.- El incumplimiento de lo previsto en la presente ley, será sancionado administrativamente por la Secretaría de la siguiente forma:

  1. Si fuera la primera ocasión del desacato, se procederá a la amonestación.
  2. Imposición de multa en base al daño parcial o irreversible de la planta y a las ganancias futuras que podría producir.
  3. Suspensión temporal, parcial o total de las autorizaciones de explotación o aprovechamiento.

Artículo 25.- La Secretaría establecerá el monto de las multas, las cuales deberán estar previamente establecidas al momento de aplicarse.

Artículo 26.- La Secretaría deberá notificar el monto de las multas a todos los integrantes del Registro Federal de Agricultores y Productores de Maguey.

Artículo 27.- La extracción del maguey o alguna de sus partes con fines comerciales, por personas ajenas a las autorizadas por la Secretaría y que no puedan demostrar la legitima propiedad de la planta, cometerán el delito de robo, y estarán sujetas a las disposiciones aplicables en el Código Penal Federal.

Artículo 28.- Podrán aplicarse de manera supletoria, las disposiciones comprendidas por la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y las demás que consideré aplicables la Secretaría.

Capítulo VIII
De la organización de agricultores y productores

Artículo 29.- Los agricultores y productores del maguey podrán agruparse en organismos o asociaciones y llevar a cabo uniones, reuniones o eventos que les permitan resolver sus necesidades comunes.

Artículo 30.- Las organizaciones podrán tener carácter nacional, estatal, municipal o regional.

Artículo 31.- Toda organización o asociación legalmente constituida será reconocida por la Secretaría y las autoridades competentes, para la defensa y protección de sus agremiados.

Artículo 32.- El objetivo principal de las asociaciones será velar por la preservación y cuidado de los cultivos del maguey y de sus agremiados.

Artículo 33.- La Secretaría podrá colaborar con las asociaciones legalmente constituidas con la finalidad de conseguir el desarrollo sustentable del maguey.

TRANSITORIOS

PRIMERO.- La presente ley entrará en vigor a los 30 días de su publicación.

SEGUNDO.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales contará con un plazo máximo de 90 días para establecer las bases y lineamientos que permitan la vigilancia y aplicación de esta ley.

Dado en el Salón de Sesiones de la Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión, a los 3 días del mes de septiembre de 2015.

SUSCRIBE
SENADORA LORENA CUELLAR CISNEROS


http://www.informatica.sip.ipn.mx/colmex/congresos/chiapas/cd/Alimentos%5CExtensos%5C642383.pdf

http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/259_260315.pdf

http://www.profepa.gob.mx/innovaportal/file/3300/1/nom-005-semarnat-1997.pdf

http://www.pjhidalgo.gob.mx/transparencia/leyes_reglamentos/leyes/105_ley_manejo_sustentable_maguey.pdf

http://www.inecc.gob.mx/ai-convenios