+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Sen. Francisco Salvador López Brito, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta al Ejecutivo Federal a establecer programas ambientales de rehabilitación y reforestación de áreas verdes urbanas en los que se contemple que el 70% de los árboles utilizados para reforestar sean frutales, con el propósito de facilitar a la población el acceso a alimento saludable y gratuito.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO MEDIANTE EL CUAL EL H. SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA, RESPETUOSAMENTE AL EJECUTIVO FEDERAL, A TRAVÉS DE LA SECRETARIA DE MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES, PARA QUE EN USO DE SUS FACULTADES, Y EN COORDINACION CON LOS GOBIERNOS LOCALES Y MUNICIPALES, SE ESTABLEZCAN PROGRAMAS AMBIENTALES DE REHABILITACIÓN Y REFORESTACIÓN DE ÁREAS VERDES URBANAS EN LOS QUE SE CONTEMPLE QUE EL SETENTA POR CIENTO DE LOS ÁRBOLES UTILIZADOS PARA REFORESTAR SEAN FRUTALES. LO ANTERIOR CON EL PROPOSITO DE FACILITAR A LA POBLACION EL ACCESO A ALIMENTO SALUDABLE Y GRATUITO.

El que suscribe, Senador FRANCISCO SALVADOR LÓPEZ BRITO, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, fracción II y 276, numeral 1,  fracción I del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Soberanía, la proposición con punto de acuerdo al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES:

En México las áreas verdes urbanas comúnmente son vistas sólo como un espacio de recreación y son consideradas un lujo, en parte porque existe una gran necesidad de vivienda que requiere espacio para su construcción. Sin embargo, pocas veces se valora el papel fundamental que las áreas verdes desempeñan dentro de las ciudades.

Es indudable que los problemas de degradación ambiental y de depredación de los recursos del planeta, se han convertido ya, en un asunto de sobrevivencia, y en un serio obstáculo para mantener las condiciones de bienestar social generalizado.

 

El irreversible proceso de urbanización,  apunta a un horizonte mundial en el que dos de cada tres personas habiten en zonas urbanas y amenaza con romper el equilibrio de losrecursos naturales básicos como; la flora, la fauna, el agua, el suelo agrícola y forestal.

Segúndatos del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México, nuestro país ocupa el quinto lugar de deforestación a nivel mundial y, relacionado con el dato anterior, debemos considerar que según los reportes de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), México pierde cada año 155 mil hectáreas por deforestación.

Mucho se ha mencionado sobre la importancia del estudio y conservación del ambiente en las ciudades, de la realización de campañas de verificación vehicular y del control e inspección periódica de la emisión de contaminantes a la atmósfera por parte de las industrias, pero la verdad es que no se ha logrado lo suficiente para revertir la problemática ambiental que aqueja a las grandes ciudades; una de las principales acciones de los diferentes gobiernos, para procurar la mejora de las condiciones de vida en las áreas urbanas ha sido la instalación de parques y la instauración de programas de reforestación urbana.

Frecuentemente las zonas verdes en sitios públicos, no han sido planificadas con criterios de sostenibilidad o provecho superior, sino exclusivamente estéticos; se puede observar a menudo en las áreas verdes urbanas especies que no son autóctonas o endémicas; que no se adaptan al lugar y al final acaban dando problemas. Es por ello, y por el gran potencial de aprovechamientos que pueden generarse, que en las diferentes ciudades del País debe crearse un movimiento de recuperación de esas zonas, transformándolas en pequeños huertos urbanos, que induzcan, a los habitantes y visitantes a desear su cuidado y mantenimiento.

En ese orden de ideas, potenciar la transformación de la tendencia actual que prefiere la estética sobre la utilidad pública en las áreas verdes, sin duda, otorgara una gran cantidad de beneficios, que van desde la inclusión de la sociedad para procurar el cuidadode los espacios públicos, hasta la creación de condiciones de fácil acceso a alimentos saludables para la población.

El concepto tradicional de áreas verdes siempre ha sido asociado exclusivamente a su función social, bajo el marco de la recreación y el deporte, ignorando su valor ambiental y económico, así como el gran potencial que existe en ellas para procurar alimento.

En los últimos años,  se han concretadodiferentes iniciativas de los diversos órdenes de gobierno que van en el sentido de aprovechar el potencial de los espacios públicos urbanos. La determinación de incluir árboles frutales en los programas de reforestación urbana municipal, local y federal, han, sin lugar a duda, significado un gran avance; sin embargo, debe destacarse que en la generalidad de los casos, la cantidad de árboles frutales sembrados no supera el 20% de la totalidad de flora prevista en el programa; igual de importante es destacar que cada evento de reforestación se presenta casi de forma aislada y, en muchos casos, sin coordinación entre las diferentes autoridades responsables.

Nuestro País, a pesar de encontrarse en un franco proceso de desarrollo, aún carga con la pesada pena consistente en que una significativa parte de su población no tiene el acceso adecuado a alimentos; en virtud de lo anterior, el Ejecutivo Federal ha instaurado una serie de mecanismos orientados a reducir, al mínimo posible, dicha problemática.

En ese mismo sentido, la oportunidad de proporcionar alimento gratuito y de fácil acceso, a través del aprovechamiento del potencial que ofrecen los propios sistemas naturales, no debe ser dejada en segundo término; por el contrario, en un escenario mundial en el que se prevé (según FAO) que la población mundial llegue a los 9 mil millones de personas en el año 2050, es necesario dar impulso a ese recurso. 

La naturaleza es generosa y ha procurado dotar a cada árbol frutal con características propias que, una vez evaluadas por el hombre,se convierten en herramientas valiosas.

La utilidad pública derivada de cada situación ha de ser determinada en función de una diversidad de factores; en el caso de la colocación de árboles frutales en áreas verdes urbanas, su provecho puede determinarse en función de su producción promedio anual, su compatibilidad con el entorno, la preferencia en su consumo y la edad productiva de la planta.

En ese mismo orden de ideas, a continuación se ofrecen algunos ejemplos que ilustraran la gran cantidad de beneficios potenciales delestablecimiento de un Plan Nacional de Reforestación Urbana que contemple de forma permanente la utilización de árboles frutales para su colocación en áreas verdes en las ciudades1:

 

Árbol de Aguacate:

Edad de la Planta
(en años)

2

3

4

5

6

7

8

9

10

Número estimado de frutos por año
(en piezas)

10

60

100

150

250

300

350

400

450


 

Naranja (nivel de producción bajo):

Edad de la Planta
(en años)

3

4

5

6

7

8

9

10

Número estimado de frutos por año
(en piezas)

14

40

88

132

198

264

330

400


 

Mango:

Edad de la Planta
(en años)

2

3

4

5

6

7

8

9

10

Número estimado de frutos por año
(en piezas)

10

60

100

150

250

300

350

400

450


 

Los ejemplos presentados en las tablas anteriores, ilustran de manera muy clara el beneficio social que puede desprenderse de la adopción de políticas públicas encaminadas al aprovechamiento de las áreas verdes urbanas.

Finalmente, es destacable mencionar que, sin dejar de ponderar justamente las acciones emprendidas por el Ejecutivo Federal en materia de Alimentación, facilitar a la población el acceso a una gran diversidad de frutos de forma gratuita, seguramente será de gran ayuda para aumentar la calidad de la alimentación de un gran número de personas en situación de vulnerabilidad.

Considerando que una vez que los árboles frutales, consigan dar sus frutos, es recomendable darle la responsabilidad a cada municipio para su recolección, entrega y destino.

En virtud de todo lo anterior, considero que es apropiado someter a la consideración de esta Soberanía el siguiente punto de acuerdo:

PRIMERO.-El Senado de la Republica exhorta, respetuosamente, al Ejecutivo Federal, a través de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, para que en uso de sus facultades, y en coordinación con los Gobiernos locales y municipales, se establezcan programas ambientales de rehabilitación y reforestación de áreas verdes urbanas en los que se contemple que el setenta por ciento de los árboles utilizados para reforestar sean frutales; lo anterior con el propósito de facilitar a la población el acceso a alimento saludable y gratuito.

SEGUNDO.- Una vez implementados los programas ambientales de rehabilitación, se considere que el municipio sea el responsable de recolectar los frutos y distribuirlos entre la población más vulnerable.

 

México, Distrito Federal a 03 de Septiembre de 2015

 

A t e n t a m e n t e

 

Senador Francisco Salvador López Brito


1Estimación de los rendimientos en algunos frutales: Aguacatero, Mango y Naranjo. L. Avilán Rovira, Ing. Agr. M. Sc. Dr.