+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Sen. Martha Elena García Gómez, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta al Ejecutivo Federal y a los gobiernos de las entidades federativas a que, atendiendo a lo dispuesto en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, realicen o refuercen las acciones y políticas públicas que permitan salvaguardar la seguridad de las niñas y los niños que viajan en las carreteras.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ Y DE LA ADOLESCENCIA.


La suscrita, Senadora MARTHA ELENA GARCÍA GÓMEZ, integrante del Grupo Parlamentario de Acción Nacional de la LXII Legislatura, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, fracción II, y 276 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración del Pleno de esta Soberanía, la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo por el que se exhorta respetuosamente al Ejecutivo Federal y a los gobiernos de las entidades federativas para que en el ámbito de sus respectivas competencias, atendiendo a lo dispuesto en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, realicen o refuercen las acciones y políticas públicas que permitan salvaguardar la seguridad de las niñas y los niños que viajan en las carretera sal tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “cada cuatro minutos un niño muere prematuramente en alguna carretera del mundo. Otros cientos sufren traumatismos, muchos de ellos graves” [*]. Niñas y niños por su condición de edad se ven limitados en su desarrollo físico, cognitivo y social, y por ello resultan más vulnerables que los adultos a sufrir lesiones en cualquier accidente de tránsito.

Un ejemplo relacionado con la problemática que se pretende exponer, se relaciona con la baja estatura que tienen la mayor parte de niñas y niños, lo cual trae como consecuencia una dificultad para que éstos, puedan ver con claridad el tránsito a su alrededor, y por esta misma condición las personas que conducen no llegan a distinguirlos. Asimismo, tienden a correr un mayor riesgo debido a que algunos de sus órganos todavía se encuentran en desarrollo y por lo tanto pueden sufrir traumatismos que les provoquen lesiones graves, irreparables y derivado de ello una discapacidad o hasta la muerte.

Así mismo, las niñas y los niños más pequeños pueden tener dificultades para interpretar las diferentes señales y sonidos de tránsito, lo que podría influir en su mala interpretación y apreciación de la proximidad, la velocidad y la dirección de los vehículos que se encuentran en movimiento. De hecho, los traumatismos por accidentes de tránsito en el mundo según los datos de la Organización Save Kids Lives, figuran entre las cuatro causas principales de defunción de todos los niños mayores de cinco años.

Es así que a medida de que las niñas y los niños van creciendo y llegan a la adolescencia, algunos estudios revelan que se vuelven especialmente propensos a asumir riesgos que ponen en peligro su seguridad en las carreteras. La OMS señala que anualmente se registran en el mundo 186 mil 300 defunciones de niños menores de 18 años por accidentes de tránsito, y los traumatismos sufridos por este tipo de accidentes son la principal causa de mortalidad de niños de 15 a 17 años en todo el mundo. El número de defunciones de niños en accidentes de tránsito duplica al de las niñas. Además, las tasas de defunción en accidentes de tránsito entre los niños en general es el triple en los países de ingresos bajos y medianos que en los países de altos ingresos.

De acuerdo con la investigación denominada “Accidentes automotrices como problema de salud pública” [*] realizada por el Instituto Belisario Domínguez; los accidentes de tráfico son un problema a escala global que ha tenido un crecimiento inusitado en el siglo XX debido al avance tecnológico e industrial que permitió la multiplicación de vehículos de motor en las sociedad urbanas, tales como automóviles, motocicletas, autobuses y tranvías, entre otros. Si bien este tipo de riesgo afecta principalmente a las zonas urbanas y semiurbanas, también pueden ocurrir en cualquier región donde se operen maquinarias.

Esta investigación, señala que de acuerdo con lo que establece la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) [*] un accidente de tráfico es en el que se ve involucrado al menos un automóvil u otro tipo de vehículo de transporte por carretera. Los accidentes de tráfico tienen diferentes escalas de gravedad, el accidente más grave se considera aquél donde resultan víctimas mortales, van bajando la escala de gravedad desde donde hay heridos graves, heridos leves, y el que origina daños materiales a los vehículos afectados… un accidente puede verse agravado, si no se ha hecho uso adecuado de los medios preventivos de seguridad que no evitan un accidente sino que reducen la gravedad del mismo. Por ejemplo, no llevar ajustado el cinturón de seguridad o no llevar puesto el casco si se conduce una motocicleta.

La investigación realizada por el Instituto Belisario Domínguez, recopila diversos datos que resultan de relevancia en el planteamiento de esta problemática. Es así que el Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes de la Secretaría de Salud ha informado que los accidentes de tránsito son la primera causa de muerte en la población de 5 a 34 años de edad y la segunda causa de orfandad en México. En este mismo sentido, la dependencia informó que estos incidentes tienen como consecuencias más de 24 mil muertes al año, 750 mil heridos graves que requieren hospitalización y más de 39 mil discapacidades anuales. No obstante, esta información no se encuentra desagregada por sexo y edad.

Asimismo, datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revelan que en el 2013 se registraron un total de 385 mil 772 accidentes; la cifra más baja desde 2002. De este número de conductores, 290 mil 341 fueron hombres y 51 mil 550 mujeres. Si bien esta información es reveladora, no se cuentan con datos oficiales de cómo afecta a la niñez y la adolescencia esta problemática.

Fuentes periodísticas del Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social (CEIDAS), revelan que en México para las niñas y los niños menores de 5 años, los accidentes de tránsito se encuentran entre las tres primeras causas de mortalidad, mientras que entre las y los jóvenes de 14 y 29 años de edad, representa la segunda causa de defunciones.

Actualmente, y bajo la regulación de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes; se debe atender el derecho a la prioridad en el ejercicio de todos los derechos de las niñas, niños y adolescentes en México y especialmente que se les brinde protección y socorro en cualquier circunstancia y con la oportunidad necesaria; que se les atienda antes que a las personas adultas en todos los servicios, en igualdad de condiciones y, que se les considere de manera prioritaria para el diseño y ejecución de las políticas públicas necesarias para la protección de sus derechos. Aunado a lo anterior, niñas y niños tienen derecho a que se les preserve la vida, a la supervivencia y al desarrollo y a que las autoridades en los tres niveles de gobierno y en el ámbito de sus competencias lleven a cabo acciones necesarias para garantizar el desarrollo y prevenir cualquier conducta que atente contra su supervivencia, así como para investigar y sancionar efectivamente los actos de privación de la vida.

Recientemente y derivado de los informes periódicos cuarto y quinto consolidados de México mismos que fueron sustentados por nuestro país ante el Comité de los Derechos del Niño en el mes de mayo, el Comité preocupado por el alto número de niñas y niños que mueren por accidentes de tráfico, recomendó al Estado mexicano la adopción de nuevas medidas para prevenir los accidentes de tráfico, así como que continúe sensibilizando a la población sobre la prevención de accidentes, además de diseñar e implementar las sanciones pertinentes, en particular a aquellas personas que conduzcan bajo la influencia de alcohol o las drogas.

El Plan Mundial del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011–2020 pone de relieve los aspectos necesarios para mejorar la seguridad vial de todas las personas. Los gobiernos deben legislar en lo concerniente a riesgos clave tales como la velocidad, la conducción y el consumo de alcohol, además del uso de cascos, cinturones de seguridad y dispositivos de protección, así como la aplicación de leyes y normas reglamentarias vigentes; la construcción de carreteras y la obligación de los fabricantes de producir vehículos con elementos de seguridad apropiados; y el establecimiento de sistemas que proporcionen atención de emergencia rápida a los heridos.

Otras medidas que podrán ayudar a proteger mejor a niñas y niños mientras viajan por carretera, son las siguientes: Si la velocidad es un factor que propicia gran parte de los accidentes de tránsito es necesario que se consideren estrategias que contribuyan a reducir la velocidad en escuelas, áreas residenciales y comerciales en dondese encuentren niñas y niños, no obstante, también es importante establecer y hacer que se respeten los límites de velocidad apropiados en función de cada carretera; el uso de cámaras automáticas de detección de velocidad o la construcción de características que limiten la velocidad como lo son la instalación de semáforos, rotondas, etc.

La prevención de conducir bajo los efectos del alcohol u otras drogas, el uso de cascos para ciclistas y motociclistas, la protección de los niños al interior de los vehículos, el mejoramiento de la infraestructura vial para otorgar visibilidad de las niñas y los niños pequeños, la reducción de riesgos para las y los adolescentes, la atención adecuada e integral de niños y niñas con traumatismos, entre otras.

Compañeras y Compañeros senadores:

Las niñas y los niños deben tener prioridad en cualquier estrategia que sea planteada,  y por lo tanto es necesario que en la planificación de carreteras y en la educación vial se contemplen de manera específica las necesidades de la niñez y de la adolescencia así como en las acciones que el Estado mexicano realice para la prevención de los accidentes de tránsito.

Por lo antes expuesto, de conformidad con los artículos 8, numeral 1, fracción II, y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración y aprobación de este pleno, el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.-Se exhorta respetuosamente al Ejecutivo Federal y a los gobiernos de las entidades federativas para que en el ámbito de sus respectivas competencias, atendiendo a lo dispuesto en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, se realicen o refuercen las acciones y políticas públicas que permitan salvaguardar la seguridad de las niñas y los niños que viajan en las carreteras, en especial, las relacionadas con el control de la velocidad en los vehículos automotores; la prevención en la conducción de automovilistas bajo los efectos del alcohol y otras drogas, el uso obligatorio de cascos en motociclistas y ciclistas; el mejoramiento de medidas de seguridad de niñas y niños que viajen en cualquier medio de transporte; el mejoramiento para la visibilidad de niñas y niños en edades tempranas; el mejoramiento de la infraestructura vial y la aplicación de permisos de conducir graduales para los adolescentes.

SEGUNDO.- El Senado de la República, exhorta respetuosamente al Ejecutivo Federal para que por conducto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se informe a esta H. Soberanía, sobre las acciones y medidas de seguridad que el Gobierno Federal ha realizado para salvaguardar la seguridad de niñas, niños y adolescentes que viajan en las carreteras del país.

.

TERCERO. El Senado de la República, exhorta respetuosamente al Ejecutivo Federal para que por conducto de la Secretaría de Salud, conforme a lo dispuesto en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes se brinde la atención integral y prioritaria de niñas, niños y adolescentes víctimas de accidentes de tránsito.

Dado en el salón de Sesiones del Senado de la República, a los 2 días del mes de septiembre de 2015.

Sen. Martha Elena García Gómez


[*] Organización Mundial de la Salud (OMS)-Save Kids Live, 2015. “Diez estrategias para preservar la seguridad de los niños en carretera”, disponible en: http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/162336/1/WHO_NMH_NVI_15.3_spa.pdf?ua=1

[*] Aguirre, Juan Pablo (2015), Cuaderno de Investigación no.17 “Accidentes automotrices como problema de salud pública”, Instituto Belisario Domínguez, Senado de la República. Pp. 1-37.

[*] Nora Ibarra Araujo. Accidentes de tránsito por vehículo de motor. Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Disponible en: www.facmed.unam.mx/deptos/ salud/portadas/accidtrans/(fecha de consulta: 16 de junio de 2015) en Aguirre, Juan Pablo (2015), Cuaderno de Investigación no.17 “Accidentes automotrices como problema de salud pública”, Instituto Belisario Domínguez, Senado de la República. Pp. 1-37.