+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Concluido Acuerdo MD Ficha Técnica







De las Senadoras Diva Hadamira Gastélum Bajo, Cristina Díaz Salazar, Hilda Estela Flores Escalera, Juana Leticia Herrera Ale, Itzel Sarahí Ríos de la Mora, Lilia Guadalupe Merodio Reza y Mayela María de Lourdes Quiroga Tamez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se adiciona una fracción II recorriéndose las subsecuentes del artículo 61 y se reforma el párrafo primero y adicionan un párrafo segundo y tercero del artículo 62, ambos de la Ley General de Salud, en materia de salud materna perinatal para la prevención de la preeclampsia/eclampsia.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE SALUD Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.

ASUNTO CONCLUIDO DE CONFORMIDAD CON EL "ACUERDO DE LA MESA DIRECTIVA PARA LA CONCLUSIÓN DE INICIATIVAS PRESENTADAS POR SENADORES QUE SE ENCUENTRAN PENDIENTES DE DICTAMEN EN LA CÁMARA DE SENADORES", DE FECHA 30 DE ABRIL DE 2018.


Propone la aplicación del tamiz prenatal en el primer trimestre del embarazo, este tamiz deberá contener los elementos técnicos y metodológicos que permitan la detección oportuna de la Preeclampsia/Eclampsia, así como de aquellas enfermedades y condiciones propias de la madre o del producto.

Las que suscriben DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO, CRISTINA DÍAZ SALAZAR, HILDA ESTELA FLORES ESCALERA, JUANA LETICIA HERRERA ALE, ITZEL SARAHÍ RÍOS DE LA MORA, LILIA GUADALUPE MERODIO REZA Y MAYELA MARÍA DE LOURDES QUIROGA TAMEZ, , Senadoras de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en la fracción II del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y de los artículos 8, numeral 1, fracción I, 164 y 169 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a consideración del Pleno de ésta H. Soberanía laINICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA UNA FRACCIÓN II RECORRIÉNDOSE LAS SUBSECUENTES DEL ARTÍCULO 61 Y SE REFORMA EL PÁRRAFO PRIMERO Y ADICIONA UN PÁRRAFO SEGUNDO Y TERCERO DEL ARTÍCULO 62 AMBOS DE LA LEY GENERAL DE SALUD, EN MATERIA DE SALUD MATERNA PERINATAL PARA LA PREVENCIÓN DE LA PREECLAMPSIA/ECLAMPSIA, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En la actualidad el derecho a la salud se encuentra reconocido a nivel internacional en diversos instrumentos, por citar algunos encontramos:

  • Que la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece en su artículo 25:

“Que toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.”

  • El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, resalta, en su artículo 12, el compromiso que tendrán  los Estados partes para reducir la mortalidad infantil, así como la obligación de combatir todo tipo de enfermedad  a través de generar condiciones para que todas las personas puedan recibir atención médica en el caso de todas las enfermedades.
  • La Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), instaura en su Artículo 10, inciso h) la obligación por parte de los Estados contratantes de eliminar cualquier discriminación contra la mujer a fin de asegurarle los mismos derechos de los que gozan los hombres, en particular, lo relativo a servicios informativos y operativos que permitan asegurarle la salud, bienestar y planificación familiar.

Asimismo el Artículo 12 establece:

  1. Los Estados Partes adoptarán todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la esfera de la atención médica a fin de asegurar, en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, el acceso a servicios de atención médica, inclusive los que se refieren a la planificación de la familia.
  2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo 1 supra, los Estados Partes garantizarán a la mujer servicios apropiados en relación con el embarazo, el parto y el período posterior al parto, proporcionando servicios gratuitos cuando fuere necesario y le asegurarán una nutrición adecuada durante el embarazo y la lactancia.

En los citados instrumentos se pondera por la necesidad de atender los problemas médicos de todas las personas sin importar ninguna condición, racial, étnica, económica o de cualquier índole.

En este orden de ideas es precisamente el tema de la no discriminación el que nos ocupa en esta ocasión, debido a la necesidad que existe de  prestar atención a las necesidades surgidas en el seno de los grupos vulnerables en la población, en específico de la mujer.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que “el goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano.

Establece que el derecho a la salud incluye:

El acceso a una atención sanitaria oportuna, aceptable, asequible y de calidad satisfactoria”1, pero no sólo ello, sino que la salud comprende un campo mayor de comprensión y de atención, al grado que hoy debemos de considerar otros factores para la preservación de la misma.

Asimismo enuncia que los gobiernos deberán crear las condiciones necesarias que permitan a todas las personas vivir lo más saludablemente posible. Esas condiciones incluyen las disponibilidades garantizadas de servicios de salud, condiciones de trabajo saludables y seguras, vivienda adecuada y alimentos nutritivos.

Hablando particularmente de la salud de la mujer, tema que ha quedado enmarcado como uno de los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio(ODM) trazados por la citada Organización, específicamente el 5º referente a mejorar la salud materna enuncia que:

  • La mortalidad materna ha disminuido en Asia oriental, África septentrional y Asia meridional en casi dos tercios.
  • Solo la mitad de las embarazadas de las regiones en desarrollo recibe los cuidados prenatales recomendados, que comprenden un mínimo de cuatro consultas médicas antes del parto.
  • Que la tasa de mortalidad materna ha disminuido en todo el mundo un 47% durante los últimos 20 años, y se ha pasado de 400 muertes maternas por cada 100.000 niños nacidos vivos en 1990 a 210 en 2010. En todas las regiones se han logrado avances, pero los mayores descensos se han registrado en Asia oriental (69%), África septentrional (66%) y Asia meridional (64%).

Por lo que si se quería cumplir con la meta del Objetivo de Desarrollo, se debió reducir ese porcentaje un 75%, debiendo intervenir aceleradamente en mejorar el acceso a la atención obstétrica de emergencia, la asistencia de personal de salud capacitado y la administración del tratamiento antirretroviral a todas las mujeres y niñas embarazadas que la necesitarán. Meta que desafortunadamente aún estamos lejos de alcanzar, pues hemos llegado al año 2015, situación que preocupa a los 189 países que estaban dentro del reto de lograr la meta de los Objetivos.

En términos nacionales, el artículo 4º constitucional instaura el derecho de toda persona a la protección de la salud, lo cual debe entenderse en su sentido más amplio, al grado de garantizar dicho derecho bajo cualquier circunstancia que se presente.

En este contexto la Ley General de Salud estableceen su Artículo 3º que en los términos de esa Ley, es materia de salubridad general la atención materno – infantil (fracción IV).
Así mismo manifiesta en su Artículo 27 el derecho a la protección de la salud y que la atención materno-infantil, misma que será considerada como un servicio básico que se debe prestar.

Finalmente dentro de la citada Ley podemos encontrar que se incluyó un Capítulo V para regular dicha atención materno-infantil,la cual comprende:

  1. La atención de la mujer durante el embarazo, el parto y el puerperio;
  2. La atención del niño y la vigilancia de su crecimiento y desarrollo, incluyendo la promoción de lavacunación oportuna y su salud visual;
  3. La promoción de la integración y del bienestar familiar.
  4. La detección temprana de la sordera y su tratamiento, en todos sus grados, desde los primeros días del nacimiento, y
  5. Acciones para diagnosticar y ayudar a resolver el problema de salud visual y auditiva de los niños en las escuelas públicas y privadas.

Datos proporcionados por el Dr. José Alberto Denicia Caleco, Subdirector de atención a la Salud Materna de la Secretaría de Salud, durante el Foro Retos y Perspectivas desde la Sociedad Civil, a 20 años de Belém do Pará – organizado por la Unión de Asociaciones de Mujeres Mexicanas, el INMUJERES y el Senado de la República a través de la Comisión para la Igualdad de Género-, manifestó que  los años 70, la principal causa de muerte para las mujeres en nuestro país fue la proliferación de hemorragias graves tras el parto, sin embargo dicha causal prácticamente se erradicó, pero en la actualidad las muertes por hipertensión gestacional, mejor conocida como Preeclampsia y Eclampsia, además de que ocupan el primer lugar en las causas de muerte femeninas. Esto quiere decir que, si bien avanzamos en evitar la muerte por hemorragia, nos encontramos lejos de atender otras condiciones que culminan con la muerte de las madres.

Asimismo en la numeralia del Observatorio de Mortalidad Materna en México para el año 2013 se reveló que:

  • El 13.0 % de la población de mujeres no tuvo control prenatal durante el embarazo.
  • 34% inició el cuidado prenatal entre el primer y tercer meses del embarazo.
  • 16.6 % tuvo entre tres y cinco consultas prenatales.
  • 64%  recibió atención de un médico durante el parto.
  • 41.1 % atendió el parto en una clínica u hospital del servicio federal o estatal de salud.
  • 4.9 %  tuvo su parto en casa.
  • 28.2% murió por causas obstétricas indirectas.
  • 23.7% por enfermedades hipertensivas del embarazo.
  • 17.5% por hemorragia del embarazo, parto y puerperio.

Datos que resultan alarmantes y que deben ser tomados en cuenta en aras de mejorar el acceso de las mujeres a los servicios de salud, de forma específica aquellos que tienen que ver con la atención de la salud materna.

Lo anterior debido a que padecimientos como la Preeclampsia/Eclampsia, se han convertido en la principal causa de muerte en mujeres embarazadas en nuestro país, con una tasa de mortalidad del 36%.
La Preeclampsia/Eclampsia de acuerdo a la Secretaria de Salud es un síndrome específico del embarazo que puede afectar a cualquier órgano del cuerpo.

¿Cuáles son los factores de riesgo que pueden existir para poder padecer Preeclampsia?:

  • Preeclampsia en un embarazo anterior.
  • Hipertensión arterial crónica
  • Enfermedad renal previa
  • Diabetes Militus
  • Mujeres mayores de 40 años
  • Historia familiar de Preeclampsia, diabetes, hipertensión e infertilidad.

Es por ello que resulta necesario que el sector salud en nuestro país en cualquiera de sus ámbitos ya sea el Federalo Estatal adopten las medidas necesarias para priorizar la atención de la salud materna en México.

Por lo que si bien reconocemos los esfuerzos que ha venido realizando el gobierno federal resulta imperante que se fortalezcan las políticas públicas en nuestro país y que se fortalezca nuestro marco jurídico hablando particularmente de la atención de la salud materno-infantil. Asimismo reconocemos el esfuerzo que han venido desempeñando las Asociaciones Civiles, mismas que han desarrollado una larga lucha para consolidar la atención oportuna por parte de las dependencias gubernamentales.

Es por esto y todo lo anterior que el día de hoy las legisladoras traemos como propuesta lo referente a la realización del Tamiz Prenatal durante el primer trimestre de gestación, el cual debe ser atendido de manera seria y pronta por el sector salud en México con la finalidad de garantizar un pleno ejercicio del derecho a la salud de todas y cada una de las madres mexicanas así como la de sus hijas o hijos.

Con esta propuesta lograremos que con los nuevos avances médicos en el campo de la medicina de forma específica en la atención de la salud materno-infantil se puedan implementar distintos métodos de atención en el campo de la obstétrica y medicina fetal, a través de la aplicación del tamizaje.

Al respecto el Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia, reveló que el tamiz prenatal (también denominado tamiz genético prenatal) “es un estudio que utiliza la combinación de la edad materna (EM) con 2 o más pruebas bioquímicas, con o sin un estudio ultrasonográfico, para producir un resultado que indique el riesgo del feto para Síndrome de Down (SD), trisomía 18 y defectos abiertos del tubo neural (DATN); dicho riesgo es utilizado para ofrecer opciones en el manejo clínico”2.

Es decir, la aplicación del tamiz prenatal permite al médico conocer los riesgos que tiene el feto para Síndrome de Down, Trisomía 18, Trisomía 13 y otras enfermedades vinculadas con alteraciones mentales y físicas. Aunado a ello la prueba del tamiz prenatal también es una útil herramienta para la detección de signos que anuncian que la madre pudiera sufrir Preeclampsia o eclampsia, condición que puede ocasionar complicaciones durante el parto o embarazo e, incluso, el puerperio al grado de amenazar la vida de la paciente.

Asimismo el tamiz deberá realizarse durante el primer trimestre, así como todos los exámenes, a saber: Evaluación de Historia Materna y antecedentes, marcadores bioquímicos: PAPP-A y fbhCG, marcadores ecográficos: Traslucencia nucal y presencia o ausencia de Hueso nasal). Ya está demostrado clínicamente que si se agrega PLGF la evaluación de riesgo tiene mayor capacidad predictiva y se disminuyen considerablemente las pruebas diagnósticas invasivas.

En este tenor espreciso señalar que actualmente en nuestro país se realiza de forma obligatoria el denominado tamiz neonatal, el cual se diferencia del tamiz prenatal porque el primero detecta problemas metabólicos congénitos en el recién nacido, mientras que el segundo beneficia no sólo la salud del feto detectando las condiciones ya mencionadas, sino que es de suma importancia para el control de la salud materna al detectar de forma oportuna la aparición de Preeclampsia en la madre.

Concluyendo que tal como lo enuncia nuestro propio marco jurídico, específicamente en el ya citado artículo 4º constitucional respecto el derecho a la salud de las y los mexicanos, la finalidad de la presente iniciativa es:

Proporcionar a las mujeres embarazadas la atención necesaria para evitar complicaciones antes, durante y/o posteriores al parto o puerperio, a través de estudios clínicos que detecten oportunamente la presencia de Preeclampsia o Eclampsia y, de esa manera disminuir los índices de mortalidad materna e infantil en nuestro país.

Por los argumentos vertidos con anterioridad, someto a consideración de ésta H. Soberanía la siguiente Iniciativa con:

PROYECTO DE DECRETO

ARTÍCULO ÚNICO.- Se adiciona una fracción II recorriéndose las subsecuentes del Artículo 61 y se reforma el párrafo primero y adiciona un párrafo segundo y tercero del Artículo 62 ambos de la Ley General de Salud para quedar como sigue:

Artículo 61.-…

I.…

I Bis. …

II. La atención de la Preeclampsia/Eclampsia, de forma preventiva, periódica, sistemática y primordialmente clínica mediante la aplicación del tamiz prenatal en el primer trimestre del embarazo.

El tamiz prenatal deberá contener los elementos técnicos y metodológicos que permitan la detección oportuna de la Preeclampsia/Eclampsia, así como de aquellas enfermedades y condiciones propias de la madre o del producto.

  1. La atención del niño y la vigilancia de su crecimiento, desarrollo integral, incluyendo la promoción de la vacunación oportuna, atención prenatal, así como la prevención y detección de las condiciones y enfermedades hereditarias y congénitas, y en su caso atención, que incluya la aplicación de la prueba del tamiz ampliado, y su salud visual;
  2. La revisión de retina y tamiz auditivo al prematuro;
  3. La aplicación del tamiz oftalmológico neonatal, a la cuarta semana del nacimiento, para la detección temprana de malformaciones que puedan causar ceguera, y su tratamiento, en todos sus grados, y
  4. La atención del niño y su vigilancia durante el crecimiento y desarrollo, y promoción de la integración y del bienestar familiar.

 

Artículo 62.- En los servicios de salud se promoverá la organización institucional de comités de prevención de la mortalidad materna e infantil, a efecto de conocer, sistematizar y evaluar el problema y adoptar las medidas conducentes enfocadas en la prevención de emergencias obstétricas y atención oportuna.

En el caso de la detección de la Preeclampsia/Eclampsia, ésta se evaluará mediante la realización de la prueba a la que se refiere la fracción I del artículo 61 de la presente Ley.

Para ello el sector salud deberá canalizar oportunamente a la paciente a las instituciones de salud especializadas para su oportuna atención y tratamiento.

 

ARTÍCULO TRANSITORIO:
ÚNICO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

 

Dado en el Salón de Sesiones de la H. Comisión Permanente,
a los 21 días del mes de abril de 2014.

 

SEN. DIVA HADAMIRA
GASTÉLUM BAJO

 

SEN. HILDA ESTHELA FLORES ESCALERA

 

SEN. CRISTINA DÍAZ SALAZAR

 

 

SEN. JUANA LETICIA
HERRERA ALE

 

 

SEN. ITZEL SARAHÍ RÍOS DE LA MORA

 

SEN. LILIA GUADALUPE
MERODIO REZA

SEN. MAYELA MARÍA DE LOURDES
QUIROGA TAMEZ

CUADRO COMPARATIVO


TEXTO VIGENTE

PROPUESTA DE REFORMA

Artículo 61.- El objeto del presente Capítulo es la protección materno–infantil y la promoción de la salud materna, que abarca el período que va del embarazo, parto, post-parto y puerperio, en razón de la condición de vulnerabilidad en que se encuentra la mujer y el producto.

La atención materno-infantil tiene carácter prioritario y comprende, entre otras, las siguientes acciones:

  • La atención integral de la mujer durante el embarazo, el parto y el puerperio, incluyendo la atención psicológica que requiera;

 

I Bis. La atención de la transmisión del VIH/Sida y otras Infecciones de Transmisión Sexual, en mujeres embarazadas a fin de evitar la transmisión perinatal;

  • La atención del niño y la vigilancia de su crecimiento, desarrollo integral, incluyendo la promoción de la vacunación oportuna, atención prenatal, así como la prevención y detección de las condiciones y enfermedades hereditarias y congénitas, y en su caso atención, que incluya la aplicación de la prueba del tamiz ampliado, y su salud visual;

 

  • La revisión de retina y tamiz auditivo al prematuro;
  • La aplicación del tamiz oftalmológico neonatal, a la cuarta semana del nacimiento, para la detección temprana de malformaciones que puedan causar ceguera, y su tratamiento, en todos sus grados, y

 

  • La atención del niño y su vigilancia durante el crecimiento y desarrollo, y promoción de la integración y del bienestar familiar.

Artículo 61.-…

I.…
I Bis. …
II. La atención de la Preeclampsia/Eclampsia, de forma preventiva, periódica, sistemática y primordialmente clínica mediante la aplicación del tamiz prenatal en el primer trimestre del embarazo.
El tamiz prenatal deberá contener los elementos técnicos y metodológicos que permitan la detección oportuna de la Preeclampsia/Eclampsia, así como de aquellas enfermedades y condiciones propias de la madre o del producto.

  • La atención del niño y la vigilancia de su crecimiento, desarrollo integral, incluyendo la promoción de la vacunación oportuna, atención prenatal, así como la prevención y detección de las condiciones y enfermedades hereditarias y congénitas, y en su caso atención, que incluya la aplicación de la prueba del tamiz ampliado, y su salud visual;
  • La revisión de retina y tamiz auditivo al prematuro;
  • La aplicación del tamiz oftalmológico neonatal, a la cuarta semana del nacimiento, para la detección temprana de malformaciones que puedan causar ceguera, y su tratamiento, en todos sus grados, y
  • La atención del niño y su vigilancia durante el crecimiento y desarrollo, y promoción de la integración y del bienestar familiar.

Artículo 62.- En los servicios de salud se promoverá la organización institucional de comités de prevención de la mortalidad materna e infantil, a efecto de conocer, sistematizar y evaluar el problema y adoptar las medidas conducentes.

Artículo 62.- En los servicios de salud se promoverá la organización institucional de comités de prevención de la mortalidad materna e infantil, a efecto de conocer, sistematizar y evaluar el problema y adoptar las medidas conducentes enfocadas en la prevención de emergencias obstétricas y atención oportuna.
En el caso de la detección de la Preeclampsia/Eclampsia, ésta se evaluará mediante la realización de la prueba a la que se refiere la fracción I del artículo 61 de la presente Ley.
Para ello el sector salud deberá canalizar oportunamente a la paciente a las instituciones de salud especializadas para su oportuna  atención y tratamiento.


1 http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs323/es/