+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Concluido Acuerdo MD Ficha Técnica

De la Sen. Dolores Padierna Luna, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con punto de acuerdo que exhorta al Poder Ejecutivo a establecer un mecanismo democrático que considere a la comunidad politécnica en la designación del nuevo director o directora general del Instituto Politécnico Nacional.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE EDUCACIÓN EL PRIMER Y TERCER RESOLUTIVOS, Y A LA CÁMARA DE DIPUTADOS EL SEGUNDO DE ELLOS.

CONCLUIDO POR EL ACUERDO DE LA MESA DIRECTIVA, PARA LA CONCLUSIÓN DE LAS PROPOSICIONES CON PUNTO DE ACUERDO QUE NO HAN RECIBIDO DICTAMEN.(04-02-2016)


La suscrita Senadora DOLORES PADIERNA LUNA, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXII Legislatura, en los artículos 8, Numeral 1, Fracción II; 76, Numeral 1, Fracción IX; 95, 108 y 276, numerales 1 y 2, y demás disposiciones relativas y aplicables del Reglamento del H. Senado de la República, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo de urgente resolución para exhortar al Poder Ejecutivo se establezca un mecanismo democrático que considere a la comunidad politécnica en la designación del nuevo director o directora general del IPN;  exhortar respetuosamente a la Cámara de Diputados  para que se discuta y dictamine la iniciativa referente a la autonomía del IPN presentada recientemente en ese recinto y, exhortar al Poder Ejecutivo a que de seguimiento a las denuncias de irregularidades en la gestión de la exdirectora general del Instituto Politécnico, Yoloxóchitl Bustamante Díez, presentadas por los estudiantes de esa institución y la Auditoria Superior de la Federación en  la Cuenta Pública 2012,  al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

Desde su fundación en 1936, el Instituto Politécnico Nacional se ha consolidado como un pilar nacional en la formación superior y producción científica en nuestro país.  Está por demás señalar que esta institución goza de un fuerte reconocimiento nacional e internacional en tanto que una de las mejores universidades de América Latina. Por ejemplo, recientemente nos enteramos que en el ranking (2014) de la revista América Economía, el IPN desplazó a la tercera posición al Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, colocándose como el segundo lugar nacional sólo después de la UNAM.

De acuerdo a las propias cifras del  “Poli”, en 2012, su matrícula alcanzó a 166 mil 738 estudiantes de los niveles medio superior, superior y posgrado. Adicionalmente, la oferta académica fue de  281 programas educativos: 72 en Nivel Medio Superior, 80 en el Nivel Superior 80, 129 a Nivel Posgrado.  Su producción de investigación no es menor pues de acuerdo al último reporte que el IPN presentó ante el CONACYT de “la producción académica y de investigación del núcleo básico”, esta consistió en 173 artículos que incluyen revistas internacionales ISI, 11 libros, 3 reseñas, 14 capítulos de libros, 30 reportes técnicos, 1 patente, 2 programas computacionales con registro de derecho de autor, 13 notas periodísticas y 221 conferencias presentadas en eventos Internacionales y Nacionales.

Por si fuera poco, actualmente el Politécnico cuenta con 20 centros de investigación, algunos de ellos distribuidos a lo largo del país, y  su órganos descentralizados se han consolidado también como difusores de la cultura e investigación. Destacan el  Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV-IPN) que cuenta con 33 departamentos separados por áreas del conocimiento, así como 10 campus establecidos a largo del territorio; la Estación de televisión Canal Once, primera estación de televisión educativa y cultural de México sin fines comerciales y,  la Estación de radio “El Politécnico en Radio” que cuenta con diversos transmisiones aunque en general su  programación gira en torno a la difusión cultural.

A lo anterior habría de sumar su acervo bibliográfico con casi un 1 millón 300 mil ejemplares de documentos en 73 bibliotecas; las becas entregadas a estudiantes que sumaron  un  total 92 mil 126 en 2012; así como la atención en  Servicios Médicos prestados en los diferentes niveles educativos que en el total fueron 264 mil 340 para el mismo año.

De este tamaño es la relevancia del Politécnico para nuestra nación. Por lo anterior, resulta fundamental que en todos los espacios del país consideremos seriamente los eventos que en días pasados se suscitaron en dicha casa de estudios.

En primer lugar, considero de gran relevancia que desde el poder legislativo manifestemos nuestro total respeto por las expresiones estudiantiles y de la comunidad del IPN. Este ha sido un  movimiento genuino, renovador y democratizador de esa institución. El movimiento estudiantil ha exigido su justo de derecho a ser incluidos en las decisiones que sobre su formación académica tomen los directivos del IPN.

En este sentido, los estudiantes del “Poli” han dado una lección al gobierno federal, dejaron claro que demandan una formación con compromiso social y favor del desarrollo de la nación. No nos extraña que se opusieran en este sentido a los diversos cambios que se planteaban en el nuevo reglamento y que acotaba estos objetivos y funciones del IPN (modificaciones a los Artículos 3, 46 y 61 del reglamento del 1998).  Como señalan en su pliego petitorio, los estudiantes manifestaron un rechazo a los cambios pues esta institución “dejaría de estar guiada por una filosofía social encaminada a mejorar la calidad de vida de la población y al uso de los recursos naturales de la nación, y en cambio, ahora tendría como fundamento una filosofía productiva, encaminada a fortalecer al sector empresarial. De esta forma, se trata de crear técnicos y mano de obra barata que en un contexto de reformas denominadas estructurales, sólo buscan entregarnos a un mundo laboral dominado por empresas transnacionales”. Sin duda, estas manifestaciones son una lección del sentir de la población joven que debe ser asimilada por el gobierno federal.

Adicionalmente, es claro que sus demandas representan el justo reclamo de millones de jóvenes, es decir,  tener acceso a una educación superior de calidad y que permita ser un auténtico eslabón para el ascenso social de los grupos más desfavorecidos. Han dado una clara batalla para revertir lo que ha pasado en los últimos años, es decir, que la educación se convierta un transmisor de las desigualdades sociales. Este reclamo es también evidente en el punto 9 del pliego donde exigen se den a conocer “...todas las formas de injerencia del sector privado en el IPN, tanto en los planes de estudio, programas de investigación y proyectos de colaboración, de manera que sea posible valorar la subordinación...” que podría tener el diseño educativo puesto al servicio no de la Patria y el interés general, sino de los privados.  De esta forma y con lo señalado en el párrafo anterior, demandan justamente que no se degrade su educación para que se les convierta en mano de obra barata al servicio únicamente de los privados y no del desarrollo general del país.

Por lo señalado, lejos de tratarse de concesiones, las respuestas a sus reclamos deben de ser abordadas como la restitución de sus derechos legítimos como estudiantes y jóvenes mexicanos. No se trata de “hacerles un favor”, como suele verse en el gobierno federal, sino de brindarles justicia social.

Desafortunadamente, queda también claro en la respuesta que dio el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el viernes pasado,  que siguen pendientes algunas de las principales demandas de los estudiantes. Por ejemplo,  resulta paradójico que las demandas de mayores mecanismos de democratización y autonomía del instituto vayan a resolverse en la SEP, es decir, bajo el mando y dirección del gobierno central y no por la propia comunidad politécnica.

No es un tema menor la cuestión de la democracia y rendición de cuentas demandada por los estudiantes. La propia Auditoria Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en el manejo de los recursos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en la Cuenta Pública 2012. Estas anomalías implican recursos por más de 120 millones de pesos relacionados con: erogaciones para la adquisición de mobiliario de oficina y vehículos sin contar con la autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP); limitar la participación de proveedores en el proceso de la licitación pública internacional “Para la adquisición de equipo médico y de laboratorio” y, la compra de vehículos, sin tener la aprobación de la Subsecretaría de Egresos.  Es muy sintomático de la gestión de la ahora exdirectora del IPN, Yoloxóchitl Bustamante Díez, que el dictamen de la ASF concluya señalando: al IPN le faltan “mecanismos de planeación, inspección y seguimiento que concluya en la utilización y funcionamiento adecuado de los bienes adquiridos”. Además del informe de la Auditoria, también es muy indicativo de la gestión de esta institución que la exdirectora ganara un sueldo bruto anual de 2 millones 279 mil 331 pesos con 72 centavos (310 mil 958 pesos de sueldo base y 1 millón 968 mil 373 pesos como compensación anual sobre sueldo base)1

Desde el Senado vamos a estar al pendiente  del seguimiento que la ASF haga de los resultados de la Cuenta Pública señalada. Sin embargo, es fundamental que ahora el gobierno federal también haga su parte al respecto y no cierre los ojos ante esta situación por una posible terminación de la protestas de los estudiantes.  Por el contrario, es un tema en el que han insistido los miembros de la comunidad politécnica.

Se trata de un tema de democratización y rendición de cuentas pero también queda pendiente el tema de la autonomía, asuntos que no se encuentren necesariamente separados.2 Por ejemplo, frente a la actual designación que el Poder Ejecutivo hace del director o directora general del Politécnico,  podrían resultar beneficiosos mecanismos que generen mayor rendición de cuentas de los directivos frente a la comunidad politécnica y no principalmente hacia el gobierno federal que los designó. Es decir, si la comunidad politécnica lo así lo decide, se le deben de otorgar capacidades plenas para elegir a sus directivos. Los recientes eventos reflejan de fondo que la situación del Instituto Politécnico Nacional como un órgano desconcentrado de la Secretaría de  Educación Pública (Art.2, Ley Orgánica del Politécnico) no responde más a las necesidades de esta institución.

Por lo anterior es fundamental que la comunidad politécnica pueda manifestarse libremente sobre el futuro de la institución. En un acto de madurez democrática, el gobierno federal no debe intervenir o imponer, sino aceptar las decisiones que la comunidad politécnica tome hacia la designación de sus nuevas autoridades y sus decisiones centrales en general. Hasta el momento no está claro cómo se dará la sucesión. Por ello es fundamental que el gobierno federal con claridad responda a las demandas de los estudiantes para que se establezca un mecanismo democrático que escuche a la comunidad politécnica y la designación del director o directora general no sea decisión unilateral de Peña Nieto o sus asesores.

Desde el poder legislativo también debemos hacer nuestra parte, por ello exhortamos  respetuosamente a la Cámara de Diputados  para que se discuta la iniciativa referente a la autonomía del IPN presentada el 29 de septiembre por integrantes del Grupo Parlamentario del PRD. De igual forma, exhortamos al gobierno federal y los legisladores de la derecha para que abordemos ya este debate,  como nos lo indican los recientes eventos, es impostergable.

Con una matrícula de casi 170 mil estudiantes, reconocimiento nacional e internacional, así como una de las principales producciones científicas del país, el IPN debe seguir poniendo “La Técnica al servicio de la patria”. El movimiento estudiantil ha dado una lección al gobierno federal, pedimos a la derecha la apertura para aceptar plenamente las demandas y decisiones de la comunidad politécnica sobre todo de cada a la designación de su nuevo director. Asimismo, no se puede seguir ignorando el debate que en esta casa de estudios se presenta respecto a su democratización y autonomía.

Por lo expuesto y fundado, solicito a esta soberanía se apruebe el presente Punto de Acuerdo de urgente resolución:

 

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- Se exhorta al titular del Poder Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, al Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong  y al Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, para que en respuesta a las demandas de los estudiantes de democratización del Instituto Politécnico Nacional (IPN), se establezca públicamente un mecanismo democrático que considere a la comunidad politécnica y la designación del nuevo  director o directora general del IPN  no sea decisión unilateral del Ejecutivo.

SEGUNDO.- Se exhorta respetuosamente a la Cámara de Diputados para que se discuta y dictamine la iniciativa referente a la autonomía del IPN presentada en ese recinto el 29 de septiembre por integrantes del grupo parlamentario del PRD, y de esta esta forma también pueda ser discutida a la brevedad en la Cámara de Senadores.

TERCERO.- Se exhorta al titular del Poder Ejecutivo, Enrique Peña Nieto  y al Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, para que en el ámbito de sus competencias den seguimiento a las denuncias de  irregularidades en la gestión de la exdirectora general del Instituto Politécnico, Yoloxóchitl Bustamante Díez,  presentadas por los estudiantes de esa institución y la Auditoria Superior de la Federación en  la Cuenta Pública 2012.

 

Dado en el salón de sesiones del Senado de la República a los 7 días del mes de octubre de 2014

 

SENADORA DOLORES PADIERNA LUNA

 



1Auditoria Superior de la Federación, “Instituto Politécnico Nacional Servicios Básicos y Programas de Inversión Auditoría Financiera y de Cumplimiento: 12-0-11B00-02-0277, DS-037”, revisión de la Cuenta Pública 2012, fecha de acceso, 5 de octubre de 2014, http://www.asf.gob.mx/Trans/Informes/IR2012i/Documentos/Auditorias/2012_0277_a.pdf   

2 Ahora exdirectora fue designada por Calderón parta tomar protesta  el 11 de diciembre de 2009 como directora general del Instituto Politécnico Nacional (IPN). Para el periodo de 2009-2012. Fue ratificada, como titular del IPN, por Enrique Peña Nieto para el periodo 2012-2015.