+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Poder Ejecutivo Federal

Iniciativas

SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN
Oficio con el que remite el siguiente proyecto de decreto, que se acompaña de su correspondiente dictamen de impacto presupuestario:
Por el que se reforma la Ley que establece Bases para la Ejecución en México, por el Poder Ejecutivo Federal, del Convenio Constitutivo del Banco Interamericano de Desarrollo.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, PRIMERA.


SUBSECRETARÍA DE ENLACE LEGISLATIVO
Y ACUERDOS POLÍTICOS

Oficio No. SELAP/300/760/14
México, D.F., 24 de abril de 2014

CC. SECRETARIOS DE LA CÁMARA DE SENADORES
DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN
PRESENTES

Por instrucciones del C. Presidente de la República y en ejercicio de la facultad que le confiere el artículo 71, fracción I de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con fundamento en lo establecido en el artículo 27, fracción II de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, me permito remitir la INICIATIVA DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA LA LEY QUE ESTABLECE BASES PARA LA EJECUCIÓN EN MÉXICO, POR EL PODER EJECUTIVO FEDERAL, DEL CONVENIO CONSTITUTIVO DEL BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO, documento que el Titular del Ejecutivo Federal propone por el digno conducto de ese Órgano Legislativo.

Asimismo, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 18 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaría, acompaño al presente copias de los oficios números 353.A.-0216 y 312.A.-000927, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, mediante los cuales envía el Dictamen de Impacto Presupuestario.

Sin otro particular, aprovecho la ocasión para reiterarles la seguridad de mi consideración distinguida.

El Subsecretario

LIC. FELIPE SOLÍS ACERO


PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

C. PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE SENADORES
DEL HONORABLE CONGRESO DE LA UNIÓN.
PRESENTE.

Con fundamento en lo dispuesto por la fracción I del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, me permito presentar ante esa Honorable Asamblea, por el digno conducto de Usted, la Iniciativa de Decreto por el que se reforma la Ley que establece Bases para la Ejecución en México, por el poder Ejecutivo Federal, del Convenio Constitutivo del Banco Interamericano de Desarrollo, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Desde sus inicios, que datan de la segunda mitad del siglo pasado, los organismos financieros internacionales han adquirido gran relevancia en el funcionamiento y desarrollo de nuestra sociedad. Desde entonces y hasta nuestros días, estos organismos han creado los espacios propicios para el diálogo entre las naciones y los bloques económicos, ya que además de establecer la agenda y el dialogo de los temas de trascendencia internacional, interactúan con las políticas y planes de desarrollo de cada país.

En este contexto y como parte de un esfuerzo para el desarrollo sustentable, la reducción de la pobreza y la desigualdad en la región de América Latina y el Caribe, en 1959 fue creado el Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo, como una institución multilateral de financiamiento de cobertura regional, cuyo objetivo es la contribución al proceso de desarrollo económico, individual y colectivo de sus países miembros con una perspectiva continental. En la actualidad, se encuentra integrado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Interamericana de Inversiones (CU), creada en el año de 1985 y el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), cuyo año de creación fue 1993.

Con el surgimiento del BID, las naciones latinoamericanas se vieron favorecidas ante el deseo conjunto de contar con un organismo de desarrollo que atendiera los problemas de la región. Es así como el BID, es considerado en la actualidad como una de las principales fuentes de financiamiento para el desarrollo económico, social e institucional sostenible de América Latina y el Caribe.

Los principales objetivos del BID son: i) promover la inversión de capitales públicos y privados para fines de desarrollo; ii) utilizar su propio capital, fondos que obtenga en los mercados financieros y demás recursos de los que disponga para el financiamiento de proyectos, dando prioridad a los préstamos y operaciones de garantía que contribuyan al crecimiento económico; iii) estimular las inversiones privadas en proyectos, empresas y otras actividades cuando no existan capitales particulares en términos y condiciones razonables; iv) cooperar con los países miembros para orientar su política de desarrollo hacia una mejor utilización de sus recursos; y v) proveer la asistencia técnica para la de propuestas sobre proyectos específicos.

En sus inicios, el BID se encontraba conformado por 19 países de América y el Caribe; desde entonces y hasta nuestros días, sus miembros suman un total de 48, de los cuales 28 son países regionales y 20 extra-regionales.

El 19 de diciembre de 1959 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto de la Ley que establece bases para la ejecución en México, por el Poder Ejecutivo Federal, del Convenio Constitutivo del Banco Interamericano de Desarrollo, a través del cual el H. Congreso de la Unión autorizó, entre otros, la suscripción de acciones del Gobierno Federal al BID hasta por la cantidad de 66,300,000.00 (sesenta y seis millones trescientos mil) dólares de los Estados Unidos de América.

A partir de 2008, los países de América Latina y el Caribe se vieron afectados en gran medida con la irrupción de la crisis financiera global, y en el año 2009, el PIB regional sufrió un decremento del 1.8% y las condiciones de los mercados financieros cambiaron radicalmente.

Ante este panorama, los países miembros pertenecientes al G20 acordaron que los bancos multilaterales de desarrollo (conocidos por sus siglas en inglés MDBs) actuarían como un instrumento para contribuir, en primer lugar, a evitar una mayor caída en las economías emergentes y en desarrollo, en segundo lugar, a apoyar sus procesos de recuperación, esto con la finalidad de evitar que la crisis afectara en mayor manera, a los países emergentes y en desarrollo. Asimismo, se acordó la revisión de sus niveles de capital para determinar la capacidad de respuesta de estas instituciones y, en su caso, el fortalecimiento de las mismas.

Derivado de la crisis antes mencionada, en el caso del BID se observó un incremento en su demanda por financiamiento en razón de lo siguiente:

  1. Para compensar el menor financiamiento de los mercados internacionales de capital;
  2. Para redoblar los esfuerzos encaminados a la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la cual se vio afectada de forma negativa por la crisis financiera internacional; y
  3. Para incorporar nuevas prioridades en la agenda para el desarrollo, como por ejemplo la mitigación y adaptación ante el cambio climático y la atención de los desastres naturales.

Ante los desafíos que representaba la crisis en mención, en marzo de 2009 la Asamblea de Gobernadores del BID solicitó, a la Administración comenzar una evaluación de la necesidad que representaría realizar un aumento general al Capital Ordinario. El resultado de esa tarea fue la formulación de propuestas para incrementar la capacidad financiera del BID, la realización de una nueva estrategia institucional y una agenda para mejorar la eficiencia, transparencia y gobernabilidad en el BID.

Como resultado de esos trabajos, con fecha 22 de marzo de 2010, la Asamblea de Gobernadores del BID adoptó la Declaración de Cancún, por medio de la cual se aprobó la Resolución AG7/10, que autorizó el Informe sobre el Noveno Aumento General de los Recursos del Banco Interamericano de Desarrollo, por un monto de US$70,000 millones de dólares de los Estados Unidos de América, del cual, la parte pagada en efectivo del Capital Ordinario sería el equivalente al 2.43%, es decir 1,700 millones de dólares de los Estados Unidos de América y el restante 97.5%, por la cantidad de 68,300 millones de dólares de los Estados Unidos de América, se mantendría en forma de Capital Exigible.

De esta manera, el Noveno Aumento de capital del Banco le permitiría a éste continuar en el combate la pobreza y la desigualdad, así como fomentar el crecimiento sostenible de los países en desarrollo. Asimismo, el BID se concentraría en dos objetivos estratégicos que son esenciales para alcanzar su misión como institución; i) ocuparse de las necesidades especiales de los países menos desarrollados de la región; y ii) promover su desarrollo a través del sector privado.

El Noveno Aumento de Capital Ordinario se hizo efectivo el 29 de febrero de 2012, momento en el que el BID recibió el número necesario de Instrumentos de Suscripción con los que los países miembros acceden a suscribir el número de acciones del Capital Ordinario que les fue asignado según lo establecido en la Resolución AG-1/12. Al efecto, el H. Congreso de la Unión aprobó la participación de México en el Noveno Aumento de Capital Ordinario con fecha 14 de mayo de 2012.

Una vez cumplida la fecha límite para que los miembros del BID presentaran los Instrumentos de Suscripción, se observó que no fueron suscritas un total de 353,917 acciones por un valor de 4,269,453,798 de dólares de los Estados Unidos de América, debido a que Venezuela y Países Bajos decidieron no participar, procediendo a ofrecer las mismas a miembros prestatarios (las correspondientes a Venezuela) y no-prestatarios (las correspondientes a Países Bajos), según el caso, a fin de ser distribuidas de manera proporcional y con base en el porcentaje accionario vigente.

Según lo establecido en el documento AB-2764-11, emitido por el Secretario del Banco para la Asamblea de Gobernadores, se invitó a los países miembros a que expresasen su interés en ejercer ciertos derechos preferenciales para la suscripción de las acciones no suscritas, con sujeción a la asignación final de acciones que aprobó el 22 de enero de 2013 la Asamblea de Gobernadores mediante la Resolución AG-1/13, en la que secontempla la reasignación de las acciones no suscritas, de conformidad con las expresiones de interés que el BID recibió de los países miembros.

Nuestro país ha tenido una activa participación desde el año de 1959 y hasta nuestra época en el BID. En el año 2012, previa aprobación de ese H. Congreso, México participó en el Noveno Aumento de Capital del BID, suscribiendo 401,052 acciones de Capital Ordinario, de las cuales 9,739 acciones serían de capital ordinario pagadero en efectivo (equivalente a 117,485,768 de dólares de los Estados Unidos de América), y 391,313 acciones corresponderían al capital ordinario exigible.

Previo al Noveno Aumento de Capital, México contaba con una participación como accionista dentro del Banco conformada por 299 acciones del capital ordinario pagado y 6,681.3 acciones del capital ordinario exigible, que daban un total de 6,980.3 acciones suscritas del Capital Ordinario, equivalente a 6,912% del poder de votación.

A lo largo de 55 años y hasta diciembre de 2013, el BID ha otorgado recursos a la región por la cantidad de 210,300.4 millones de dólares de los Estados Unidos de América. Para el caso de México, el BID ha aprobado operaciones con cargo al capital ordinario por más de 33,005 millones de dólares de los Estados Unidos de América, monto que lo convierte en el tercer país receptor de recursos con mayor número de préstamos y desembolsos del BID en América Latina y el Caribe.

El BID ha apoyado en México en sectores como, el combate a la pobreza, el apoyo a la educación, a la consolidación de la agenda de cambio climático, las áreas estratégicas para la modernización del sector laboral, el fortalecimiento de la sostenibilidad financiera y al financiamiento al sector vivienda, entre otros.

Recientemente, el BID realizó un préstamo a nuestro país por la cantidad de 450 millones de dólares para el Programa para la Sustentabilidad de los Servicios de Agua Potable y Saneamiento en Comunidades Rurales IV, el cual beneficiará a 600 mil personas mediante el acceso de agua potable, y alrededor de 390 mil personas con acceso a alcantarillado nuevo, así como el saneamiento básico en zonas rurales en 31 estados del país.

Al día de hoy, México ha participado en la totalidad de aumentos de capital del BID, los cuales fueron debidamente autorizados por el H. Congreso de la Unión, siendo el último de los Decretos de aprobación el publicado en el Diario Oficial de la Federación el 14 de mayo 2012.

En este contexto, el número de acciones adicionales que suscribiría México de las que quedaron disponibles del Noveno Aumento General de Recursos, sería de 54,925 acciones, de conformidad con las condiciones establecidas en las Resoluciones AG-1/12 y AG-1/13, consistentes en 53,590 acciones de capital ordinario exigible (el pago de estas acciones sólo sería necesario si se presentaran situaciones extraordinarias previstas en Convenio Constitutivo del BID, y considerando que desde el inicio de operaciones del citado organismo financiero internacional, no se ha requerido el pago de las acciones de capital exigible), y 1,335 acciones de capital ordinario pagadero en efectivo equivalentes a 16,104,682.23 (dieciséis millones ciento cuatro mil seiscientos ochenta y dos dólares 23/100) dólares de los Estados Unidos de América, los cuales se podrán pagar mediante cuotas anuales, finalizando el pago total en marzo de 2016, o en las fechas que determine posteriormente el Directorio Ejecutivo del Banco.

En este mismo sentido, debe destacarse que con el Noveno Aumento General de Recursos, el poder de voto relativo entre América Latina y el Caribe, Estados Unidos, Canadá y los miembros extrarregionales, permanecerá inalterado. Sin embargo, con la suscripción de acciones que quedaron pendientes, el poder de voto de los países que sucriban dichas acciones se incrementaría, en el caso de México pasaría de 6.912% a 7.28%.

En este orden de ideas y con el propósito de incrementar la participación y presencia de nuestro país en organismos financieros internacionales como lo es el BID, el Ejecutivo Federal estima de sumo interés, y dados los contextos económico y financiero mundial, que ese H. Congreso de la Unión analice y, de ser el caso, apruebe en su oportunidad la propuesta que aquí se contiene, garantizando así la participación y liderazgo de México en la región de América Latina y el Caribe.

Por otro lado, como un esfuerzo que realiza el Ejecutivo Federal para armonizar los principios y reglas aplicables a los acuerdos y tratados internacionales que han sido el fundamento jurídico para que nuestro país participe en organismos financieros internacionales como el que nos ocupa, es importante mencionar que en su oportunidad, la fracción X del artículo 89 de nuestra Carta Magna, disponía como facultades y obligaciones del Presidente, entre otras, "Dirigir las negociaciones diplomáticas y celebrar tratados con las potencias extranjeras, sometiéndolos a la ratificación del Congreso Federar.

En este sentido y en atención, entre otros, al mandato constitucional aquí referido, hasta antes de la reforma constitucional a dicho precepto, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de mayo de 1988, la participación de nuestro país en un organismo financiero internacional, como es el caso del BID, se realizó mediante la expedición de diversos decretos que autorizaron la suscripción de los convenios constitutivos de distintos organismos financieros internacionales.

Consecuentemente y como fue expuesto en la exposición de motivos de la reforma constitucional de mayo de 1988, resultó conveniente introducir modificaciones al texto de la propia fracción X del artículo 89, ajustando la expresión correspondiente a la ratificación de los tratados por "El Congreso Federal", para hacerla congruente con los artículos 76, fracción I y 133 de la propia Constitución, que precisan que tal acto aprobatorio corresponde exclusivamente al Senado.

Por tal motivo y después de las posteriores reformas a la misma fracción X de artículo 89 constitucional, aprobadas por el Constituyente Permanente en los años 2007 y 2011, el texto actual de la fracción que nos ocupa, a la letra señala que son facultades y obligaciones del Presidente: "Dirigir la política exterior y celebrar tratados internacionales, así como terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos, sometiéndolos a la aprobación del Senado. En la conducción de tal política, el titular del Poder Ejecutivo observará los siguientes principios normativos: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales."

De conformidad con todo lo anterior, en aras de armonizar con nuestra Constitución el tratamiento que debe darse a las modificaciones y enmiendas al Convenio Constitutivo del Banco Interamericano de Desarrollo, en atención a la naturaleza del instrumento jurídico internacional de que se trata, la presente Iniciativa propone también reformar el Artículo 12 del Decreto en comento, para señalar que el Gobierno Federal requerirá la autorización expresa del Senado para aceptar o proponer una modificación a la suscripción del Gobierno de México al Banco Interamericano de Desarrollo, y aceptar enmiendas del Convenio respectivo, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 76, fracción I, segundo párrafo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Por las razones expuestas, el Ejecutivo Federal a mi cargo, en ejercicio de la facultad que le confiere el artículo 71, fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, somete a la consideración de esa Soberanía la siguiente Iniciativa de

DECRETO POR EL QUE SE REFORMA LA LEY QUE ESTABLECE BASES PARA LA EJECUCIÓN EN MÉXICO, POR EL PODER EJECUTIVO FEDERAL, DEL CONVENIO CONSTITUTIVO DEL BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO.

PRIMERO.- Se REFORMA el artículo 12 y se DEROGA el artículo 2o. de la Ley que Establece Bases para la Ejecución en México, por el Poder Ejecutivo Federal, del Convenio Constitutivo del Banco Interamericano de Desarrollo, para quedar como sigue:

Artículo 2o.-. Se deroga.

Artículo 12.- El Gobierno Federal requerirá exclusivamente la aprobación del Senado, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 76, fracción I, segundo párrafo, de la ConstituciónPolíticadelosEstadosUnidosMexicanos,paralaterminación, denuncia, suspensión, modificación, enmienda, retiro de reservas y formulación de declaraciones interpretativas del Convenio Constitutivo del Banco Interamericano de Desarrollo o para modificar la suscripción del Gobierno de México al Banco Interamericano de Desarrollo.

SEGUNDO.- Se autoriza al Gobierno Federal, para que, por conducto del Banco de México, efectúe la suscripción adicional de 54,925 acciones del Banco Interamericano de Desarrollo, hasta por el equivalente a 662,584,023.46 (seiscientos sesenta y dos millones quinientos ochenta y cuatro mil veintitrés punto cuarenta y seis) dólares de los Estados Unidos de América.

TERCERO.- Se autoriza al Ejecutivo Federal para actualizar la suscripción adicional de acciones del Banco Interamericano de Desarrollo que a México corresponde hasta por los montos máximos autorizados, de conformidad con lo dispuesto en el Artículo Segundo anterior y para aceptar las enmiendas correspondientes a fin de cumplimentar la citada autorización.

TRANSITORIO

ÚNICO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Reitero a Usted, Ciudadano Presidente, las seguridades de mi atenta y distinguida consideración.

México, Distrito Federal, a veintitrés de abril de dos mil catorce.

EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

ENRIQUE PENA NIETO