+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones


Del Sen. Miguel Romo Medina, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, la que contiene punto de acuerdo por el que se solicita al titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales lleve a cabo las acciones necesarias a fin de modificar la norma oficial mexicana NOM-001-SEMARNAT-1996, que establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales, con la finalidad de actualizarla a las necesidades presentes del país y a los avances tecnológicos y normativos internacionales.

Se turnó a la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE SOLICITA RESPETUOSAMENTE ALTITULAR DE LA SECRETARÍA DE MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES LLEVE A CABO LAS ACCIONES NECESARIAS A FIN DE MODIFICAR LA NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-001-SEMARNAT-1996, QUE ESTABLECE LOS LÍMITES MÁXIMOS PERMISIBLES DE CONTAMINANTES EN LAS DESCARGAS DE AGUAS RESIDUALES, CON LA FINALIDAD DE ACTUALIZARLA A LAS NECESIDADES PRESENTES DEL PAÍS Y A LOS AVANCES TECNOLÓGICOS Y NORMATIVOS INTERNACIONALES.

El suscrito Senador MIGUEL ROMO MEDINA, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en la LXII Legislatura, con fundamento en el artículo 8 numeral 1, fracción II y artículo 276 del Reglamento del Senado de la República presento ante esta Soberanía la Proposición con Punto de Acuerdo al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El agua es un recurso fundamental para la estabilidad, el progreso y el crecimiento de las naciones. Desde el origen de las civilizaciones modernas el acceso a ella ha permitido el desarrollo de las actividades económicas principales y la obtención de grandes beneficios que han coadyuvado al mejoramiento de la calidad de vida de la población en todo el mundo.

A pesar de lo anterior, la gestión de este recurso constituye uno de los retos más importantes que hasta la fecha siguen enfrentando los gobiernos de las sociedades modernas. El agua potable representa solamente el 1 por ciento del total existente en nuestro planeta [1] y su distribución está fuertemente condicionada por factores geográficos, ya que tan solo 6 países en el mundo disponen directamente del 40 por ciento del total mundial. [2]

Aunado a la escasez intrínseca del agua, los países deben enfrentar la problemática derivada de la contaminación y desaparición de los recursos hídricos disponibles y establecer estrategias que permitan maximizar los beneficios del desarrollo de actividades económicas minimizando el impacto negativo en la calidad y suministro de estos.

Lamentablemente, el panorama histórico mundial nos muestra que el cuidado y el aprovechamiento del agua por parte de las naciones ha sido deficiente; al respecto el Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos de las Naciones Unidas presenta datos alarmantes: desde el año 1900 más de la mitad de las zonas húmedas en el mundo se han perdido; 2 millones de toneladas de desechos humanos son depositados en los cauces acuíferos diariamente; y en los países en desarrollo, el 70 por ciento de los desechos industriales se vierten sin tratar en aguas que contaminan el suministro de agua utilizable. [3]

En nuestro país, la situación de los recursos hídricos no es más alentadora; de acuerdo a la Comisión Nacional del Agua, México pasó de tener una disponibilidad de 18,035 metros cúbicos por habitante en 1980, a poseer 4,416 metros cúbicos por habitante en el año 2007. [4]Además, existe un notable desequilibrio en la distribución del agua en relación con el crecimiento económico y poblacional: como se señala en el Programa Nacional Hídrico 2007 - 2012 “en el centro y norte (del país), donde se tiene el 31 por ciento de la disponibilidad nacional se concentra el 77 por ciento de la población, situación que contrasta con la zona sureste, donde existe el 69 por ciento de la disponibilidad y únicamente se ubica el 23 por ciento de la población”. [5]

Otro factor preocupante es la calidad del agua en México; según datos proporcionados por el Banco de México, en el año 2005 el 94 por ciento de los cuerpos de agua en el territorio nacional estaban contaminados en algún grado y los costos de la contaminación del agua se estimaron en aproximadamente 6 billones de dólares. [6]Es importante señalar el aumento de la contaminación química originada en los procesos industriales, los cuales emiten sustancias más tóxicas a la salud de las personas y son más persistentes en los ecosistemas.

La escasez y el deterioro de los recursos hídricos impactan directamente en el desarrollo humano y el bienestar de las personas. Además de incidir en la economía de las sociedades, el agua está indefectiblemente vinculada con las condiciones de salud de la población  y con el desarrollo de una vida digna por parte de ésta. Debido a lo anterior, a nivel internacional se planteó a partir del año de 1977 en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Agua, realizada en el Mar del Plata, la necesidad de observar “el acceso a agua potable en cantidad y calidad” como un derecho. [7]

Después de más de tres décadas de trabajo para lograr el reconocimiento del agua como derecho humano el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas en su Observación General No. 15 del año 2002, lo definió como “el derecho de todos a disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible y asequible para el uso personal y doméstico”. [8] En concordancia con dicha definición, el 28 de julio de 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció plenamente el derecho humano al agua y al saneamiento.En la Resolución 64/292 expuso la importancia de este recurso señalando las condiciones de carencia que viven más de 2. 6 millones de personas y las consecuencias nocivas del uso de agua insalubre que impacta en la muerte de más de 1.5 millones de niños menores de 5 años a nivel mundial.

La Asamblea General de las Naciones Unidas hizo hincapié sobre “la importancia de disponer de agua potable y saneamiento en condiciones equitativas como componente esencial del disfrute de todos los  derechos humanos” [9]e indicó la responsabilidad de los Estados para promover dichos derechos. En atención a la recomendación realizada por la Asamblea,  el 29 de septiembre de 2011, el Senado de la República aprobó la inclusión en la Constitución el derecho al agua. Dicha reforma cobró vigencia al ser publicada en el Diario Oficial de la Federación el 8 de febrero de 2012.

La adición realizada al texto constitucional establece que “Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible” y señala la obligación por parte del Estado para garantizar dicho derecho. [10] Mientras que aún se discute el marco jurídico secundario para consolidar “las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos” [11]como establece el artículo 4 constitucional y complementar el contenido de la Ley de Aguas Nacionales, la Norma Oficial Nom-001-semarnat-1996 regula los aspectos centrales referentes a la salubridad y saneamiento del agua en México.

La Nom-001-semarnat-1996 establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en aguas y bienes nacionales al plantear los términos, parámetros y sustancias que deben ser considerados para la protección de los recursos acuíferos en nuestro país. Las definiciones contenidas en dicha norma deben estipular las restricciones a la contaminación del agua [12] atendiendo a las necesidades del país, a los avances científicos y a la modificación de los estándares internacionales, como los convenios de Rotterdam, Basilea y Estocolmo, los cuales México firmo y ratificó. [13]El artículo 51 de la Ley Federal de Metrología impulsa la vigencia de dicha norma, y de todas las existentes, al establecer la obligación de revisarla cada 5 años a partir de su entrada en vigor.

No obstante lo anterior, la Nom-001-semarnat-1996 no ha sido actualizada desde el año 2003 y se ha conservado sin modificaciones desde su aparición. Como se explica en el Programa Nacional de Normalización 2012:

desde su publicación se contempló un proceso de cumplimiento gradual y progresivo, y la posible modificación de los parámetros y de la propia Norma en función de los resultados obtenidos, en términos de la prevención de la contaminación de las aguas y bienes nacionales, de los avances tecnológicos en materia de Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales y la normatividad similar internacional. [14]

El mismo Programa explica que en los primeros cinco años no se modificó para permitir que los agentes regulados adecuaran su funcionamiento al cumplimiento de la regulación establecida, pero “a la fecha se ha identificado la necesidad de revisar desde el título de la Norma”. [15]

La modificación mencionada ha resultado relevante para la Dirección General de Normas de la Secretaría de Economía, al grado de incluir dicha recomendación en cada uno de los Programas de Normalización publicados desde el año 2007. Las condiciones actuales de contaminación del agua en México a las que nos hemos referido con anterioridad, así como la exigencia constitucional de permitir el saneamiento de agua y su acceso en condiciones de salubridad demandan una revisión profunda del contenido de la Norma en cuestión. Como explica la organización Greenpeace:

Apenas una docena de sustancias químicas están reguladas cuando cientos se usan y vierten todos los días en los ríos. Las empresas pueden descargar legalmente sustancias altamente tóxicas como nonilfenol (disruptor hormonal), cloroformo (depresor del sistema nervioso central), tolueno (tóxico para la vida acuática) o benceno (cancerígeno y mutágeno). [16]

Adicionalmente existen estudios de organismos como el Banco Mundial que manifiestan la urgencia de tomar acciones para reducir la contaminación del agua en nuestro país que, entre otros factores, se ve acrecentada por el tratamiento insuficiente de aguas residuales y la polución generada por actividades como la industria, la agricultura y la ganadería. [17]

La adecuación de la Nom-001-semarnat-1996 a las condiciones que, en materia de recursos hídricos, presenta nuestro país en la actualidad resulta una medida necesaria para enfrentar este grave problema que se presenta a nivel internacional. El cumplimiento del proceso establecido para la modificación de las Normas Oficiales permitirá una consulta profunda con los especialistas sobre el tema pertenecientes a los sectores público, privado y a las organizaciones de la sociedad civil.

La intervención de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales resulta fundamental para lograr los cambios requeridos ante los elementos que ya han sido presentados y ésta permitirá generar notables beneficios a los mexicanos de hoy y a las futuras generaciones.

Por lo anteriormente expuesto, se solicita a esta Soberanía sea aprobado la siguiente:

Proposición con Punto de Acuerdo

ÚNICO.-Se solicita respetuosamente al Titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales lleve a cabo las acciones necesarias a fin de modificar la Norma Oficial Mexicana Nom-001-semarnat-1996 que establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales, con la finalidad de actualizar a las necesidades presentes del país y a los avances tecnológicos y normativos internacionales.

MIGUEL ROMO MEDINA

Senador de la República


[1]Cruz García Lirios. Futuros, “Uso sustentable de agua en la Zona Metropolitana del Valle de México”. Revista Trimestral Latinoamericana y Caribeña de Desarrollo Sustentable. No. 11, vol 3, año 2005. http://www.revistafuturos.info/futuros_11/agua_mexico1.htm consultado el 20 de marzo de 2013.

[2]Gabriela Monforte García y Pedro César Cantú Martínez, “Escenario Mundial del Agua en México”,  Culcyt//Recursos Hídricos. Enero-Febrero, 2009. Año 6, no. 30, p. 13.

[3]World Water Assessment Programme (WWAP) tomado de UN Water Statistics: Graphs and Maps http://www.unwater.org/statistics_pollu.html consultado el 18 de febrero de 2013.

[4]Programa Nacional Hídrico 2007 – 2012. CONAGUA-SEMARNAT2008, p. 12.

[5]Ibidem, pp. 11-12.

[6]Informe Mexico 2006-2012: Creating the foundations for equitable growth, World bank, 2007, p.294: http://wwwds.worldbank.org/external/default/WDSContentServer/WDSP/IB/
2007/09/24/000020439_20070924120807/Rendered/PDF/P0948670English0Public.pdf  consultado el 19 de febrero de 2013.

[7]El derecho humano al agua y al saneamiento, Hitos. Oreganización de las Naciones Unidas http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/pdf/human_right_to_water_and_sanitation_milestones_spa.pdf consultado el 20 de marzo de 2013.

[8]Decenio Internacional para la Acción “El agua Fuente de Vida” 2005-2015. Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas. http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/human_right_to_water.shtml consultado el 20 de marzo de 2013.

[9]Ibidem.

[10]Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Artículo 4.

[11]Ibidem.

[12]Programa nacional de Normalización 2012. Diario Oficial de la Federación. 13 de abril de 2012 (Segunda Sección), p. 6.

[13] http://www.semarnat.gob.mx/temas/internacional/Paginas/ConveniodeEstocolmo.aspx

[14]Ibidem, p. 7.

[15]Ibidem.

[16]Greenpeace, documento inédito.

[17]Ibid. Informe Mexico 2006-2012: Creating the foundations for equitable growth.