+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Atendido Ficha Técnica

Del Sen. Armando Ríos Piter, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, la que contiene proyecto de decreto que reforma diversas disposiciones del Reglamento del Senado de la República, para regular la recepción y tramitación de Iniciativas Ciudadanas.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE REGLAMENTOS Y PRÁCTICAS PARLAMENTARIAS Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.


Propone regular la recepción y el trámite de las iniciativas ciudadanas; permitir el uso de la tribuna hasta por 10 minutos del ciudadano designado de entre los promoventes para presentar la iniciativa, quien acudirá en carácter de invitado especial; y presentar voto particular cuando el dictamen sea en sentido negativo.

Plantea adiciones al Reglamento del Senado en los artículos 70, 76, 163 y 164 y un capítulo Sexto al Título Octavo, denominado “De las Iniciativas Ciudadanas”, así como modificaciones a los artículos 71, 72, 108 y 171.

Establece como requisitos para incluir una iniciativa ciudadana en el orden del día: solicitar por escrito cuando menos dos días hábiles antes de la celebración de la sesión; designar a tres ciudadanos en el escrito para recibir notificaciones; acompañar la iniciativa con archivo electrónico y una versión impresa; acompañar la versión impresa de las firmas de cuando menos 0.13% de ciudadanos en la lista nominal de electores; incluir discurso de presentación de la iniciativa que será leído por el promovente designado o en su ausencia, por el Secretario de la Mesa Directiva.

Asimismo dispone que las iniciativas ciudadanas serán recibidas por el Presidente de la Mesa Directiva, quien dará vista a la Secretaría Parlamentaria, solicitándole presentar en las veinticuatro horas siguientes un análisis previo del cumplimiento de los requisitos, así como presentar propuesta para subsanarlas.


Afectará la viabilidad de la iniciativa ciudadana la insuficiencia de firmas requeridas de 0.13% de la lista nominal de electores; en caso de que la insuficiencia sea menor al 10% se les dará un plazo para presentar las firmas faltantes y cuando sea mayor a este porcentaje se interrumpirá el proceso legislativo.

Propone trámite preferente de las iniciativas, salvo en los casos en que se proponga reforma constitucional; votación en 30 días naturales y en caso de que el plazo de discusión y votación sea fuera del periodo ordinario el pleno acordará previamente si se llama a periodo extraordinario.

Iniciado el proceso legislativo se le pedirá al Instituto Federal Electoral (IFE) analizar una muestra aleatoria de 5% de las firmas, en caso de que más del 90% de las mismas resulten auténticas, se presume que la totalidad restante lo son. Si el IFE encuentra anomalías en más del 10% de la muestra se le enviará la totalidad de las firmas para que presente un dictamen en el plazo de dictaminación.

INICIATIVA POR LA QUE SE REFORMA DIVERSAS DISPOSICIONES DEL REGLAMENTO DEL SENADO DE LA REPÚBLICA PARA REGULAR LA RECEPCIÓN Y TRAMITACIÓN DE INICIATIVAS CIUDADANAS.

El suscrito, Armando Ríos Piter, Senador integrante de la LXII legislatura del H. Congreso de la Unión, en ejercicio de la facultad que me confieren los artículos 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como 8 numeral 1, fracción I, 169 y 171 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta asamblea la siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO QUE REFORMA DIVERSAS DISPOSICIONES DEL REGLAMENTO DEL SENADO DE LA REPÚBLICA PARA REGULAR LA RECEPCIÓN Y TRAMITACIÓN DE INICIATIVAS CIUDADANAS , misma que se presenta en conjunto con la Iniciativa con Proyecto de Decreto que reforma diversas disposiciones de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, para regular la recepción y tramitación de Iniciativas Ciudadanas; siendo la presente una consecuente reglamentación de las disposiciones superiores que en ella se contienen; al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El pasado 21 de febrero, las senadoras y los senadores a la LXII legislatura, tuvimos el honor de atestiguar la presentación de la primer iniciativa ciudadana que, fruto de la reforma política de 2012, expresa una renovada relación del ciudadano con sus representantes y fortalece el pacto socialal establecer canales directos y efectivos de comunicación entre el pueblo y el gobierno.

Este importante vínculo, que en muchos otros aspectos de la vida pública se nota desgastado o francamente roto, constituye un orgullo del Poder Legislativo y particularmente del Senado, que ha logrado mostrarse como una Cámara abierta a la ciudadanía y sensible de sus necesidades. Esa es la imagen que se esforzado en construir el Grupo Parlamentario al que represento y más particularmente, la que mi obligación moral me dicta por la alta responsabilidad que en mi han confiado los ciudadanos.

En este sentido, la iniciativa ciudadana cumple además con el propósito de llamar nuestra atención sobre un tema de la mayor importancia, que es la necesidad de instrumentar el ejercicio del derecho reconocido al ciudadano, dando reglas claras al actuar del legislador en la tramitación de las iniciativas ciudadanas que le sean presentadas. La iniciativa que desde ahora tenemos como pendiente de dictaminación, acciona al legislador en dos sentidos: el de establecer el andamiaje que permita a los mexicanos gozar de un servicio público de internet libre, y el de superar las lagunas que padece nuestro orden jurídico interno para dar curso a esa y cualquier otra iniciativa ciudadana que llegue al Congreso.

Bajo esta tesitura considero que las reglas que nos demos no pueden ni deben constituir una camisa de fuerza a un derecho de la mayor trascendencia, que redefine la forma de legislar;por el contrario, nuestra tarea es hacer las reglas tan accesibles al ciudadano como nos sea posible, incentivando la presentación de más y más iniciativas ciudadanas. Si logramos que dentro de poco tiempo la agenda legislativa nos sea definida mediante sendas propuestas ciudadanas,habremos hecho historia.

Quizá esto preocupe o atemorice a algunos de quienes detentan el poder, pero el origen mismo de nuestro pacto social aspira a ello. El hecho de habernos constituido como República Representativa y Democrática, cuyo poder político dimana de la voluntad popular, dicta la capacidad colectiva de los mexicanos para conducir su destino. En este entendido, los poderes constituidos no somos tutores del mexicano ni podemos hablar de una población no emancipada; por el contrario, somos depositarios de la confianza de un pueblo que toma la determinación trascendente de elegir a quienes mejor representan sus intereses y se reserva por tanto el derecho de marcarle el rumbo cuando es necesario.

Así, aparece la iniciativa ciudadana como un mecanismo de democracia directa que permite al ciudadano influir al gobierno, dándole una propuesta particular que por su utilidad social pretende convertirse en un mandato público. La iniciativa ciudadana es en pocas palabras un mandato directo de la voluntad popular.

Asumiendo entonces que el Estado se democratiza sólo si permite que su modernización no sea impuesta, sino colectivamente construida, es decir, surgiendo de o siendo legitimada por la voluntad popular; tenemos que reconocer que hacen falta mecanismos para acercar la democracia a la ciudadanía; para armonizar la voluntad ciudadana y la toma de decisiones públicas.

En este tenor, la presente iniciativa tiene por objeto superar una laguna que hasta cierto punto afecta a las iniciativas ciudadanas. Debe reconocerse que si bien es cierto que ante la ausencia de reglas particulares, debe prevalecer la regla general, por lo que bajo el esquema actual éstas propuestas recibirían el tratamiento de cualquier otra propuesta de similar naturaleza; no menos cierto es que la regla general deja sin resolver importantes cuestionamientos -que abordaré en los próximos párrafos- que si bien pueden ser resueltos mediante acuerdos parlamentarios, no garantizan las mismas reglas para todos los que ejerzan el mismo derecho.

El primer gran planteamiento que debe resolverse estriba en la naturaleza de la iniciativa, pues a partir de ello podemos definir su tramitación. La iniciativa ciudadana es cualitativamente distinta pues como sostuve antes, representa un mandato directo de la voluntad popular, cualidad que no puede atribuírsele a ninguna de las iniciativas presentadas por los legisladores, el Presidente de la República o los estados federados (aun cuando esos proyectos se correspondan con dicha voluntad); y es también cuantitativamente distinta respecto del número objetivo de adherentes que la presentan.

Así las cosas, me parece evidente que un proyecto de características tan especiales, hace necesaria una tramitación diversa, por lo que propongo que sea considerada preferente, en términos similares al de las iniciativas así designadas por el Presidente de la República, ello con fundamento en el párrafo segundo del artículo 71 constitucional, que a la letra señala que “La Ley del Congreso determinará el trámite que deba darse a las iniciativas.”. Esto cumpliría además con el propósito de establecer un contrapeso al desequilibrio generado al dotar de un derecho de trámite preferencial a un solo actor del abanico político.

Lo anterior resulta congruente con la posición histórica que ha mantenido la izquierda en este particular. De hecho, en la iniciativa de reforma constitucional presentada el 18 de febrero de 2010 , en voz del otrora senador Arturo Núñez Jiménez, a nombre de los Grupos Parlamentarios del PRD, PT y Convergencia (ahora, movimiento ciudadano), que “con el objeto específico de permitir al ciudadano delinear los espacios, las políticas, los derechos, así como otros factores sociales, económicos y políticos entre los que se desenvuelve, proponemos incluir la facultad para que un grupo de ciudadanos presenten iniciativas de ley o decreto al Congreso de la Unión. (…) para garantizar que el interés ciudadano no quede desatendido por el Congreso, otorgamos a la iniciativa ciudadana el carácter de preferente.”

Otra de las cuestiones irresueltas en la iniciativa ciudadana, se refiere al papel del ciudadano luego de su presentación, por lo que propongo establecer la necesidad de nombrar representantes que acompañen el curso de la iniciativa en todo momento y señalar claramente el derecho de los ciudadanos a hacer uso de la tribuna parlamentaria al asumir el papel de legisladores, disponiendo en armonía con el marco jurídico vigente, que el representante designado asistirá con el carácter de invitado especial a la sesión en que se presente la iniciativa para exponer los motivos que la originan. Francamente no podemos tener más abierta la tribuna a representantes de potencias extranjeras que a ciudadanos mexicanos.

En lo que toca a los mecanismos con que deben contar los signatarios de la iniciativa ciudadana para exponer, defender y hacer valer su opinión, propongo que el representante asista con voz aunque sin voto, a todas las reuniones de dictaminación y que en el caso de que las comisiones decidieran desechar la iniciativa, se presente voto particular por parte de los representantes designados y ante su ausencia, que el proyecto original sea inscrito con esa naturaleza, lo que garantiza que el pleno se pronuncie respecto de un proyecto en positivo.

Finalmente, en lo que toca a las herramientas para verificar la autenticidad de las firmas que amparan la iniciativa ciudadana, propongo que se parta de una presunción de buena fe, por la que el Senado suponga que las mismas son legítimas, dando inicio al proceso legislativo antes de concretar la verificación de la mencionada presunción; en consonancia, se señala que el Senado enviará una porción aleatoria de las firmas para su verificación por parte del Instituto Federal Electoral, asumiéndose que si más del 90% de las mismas se determinan auténticas, se considerará que la totalidad lo son.

Ahora bien, en el caso de que se encuentren anomalías en más del diez por ciento de las firmas de la muestra, se enviará la totalidad de las suscripciones al IFE, para que este determine el número de firmas a subsanarse, señalándose que ello no detiene el proceso legislativo. En este particular, se establece una afirmativa ficta en beneficio de los ciudadanos, al señalar que si el IFE no entrega sus conclusiones antes del vencimiento del plazo de discusión de la iniciativa, se presumirá que cuando menos un número equivalente al cero punto trece por ciento de la lista nominal de electores, respaldan la iniciativa ciudadana, por lo que resulta procedente.

Finalmente, para los efectos procesales conducentes y con fundamento en lo dispuesto por el artículo 171 del Reglamento del Senado, me permito señalar que la presente iniciativa se relaciona con una propuesta de similar naturaleza que propone la modificación de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos en el mismo tema, por lo que solicito su estudio de manera conjunta.

Por lo anteriormente expuesto y en ejercicio de las facultades otorgadas por los artículos 71 fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 8 numeral 1, fracción I así como164, 169 y 171 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Soberanía el presente Proyecto de Decreto que reforma diversas disposiciones del Reglamento del Senado de la República para regular la recepción y tramitación de Iniciativas Ciudadanas, en los términos siguientes:

Único. Se adicionan: una fracción Xal numeral 1 del artículo 70 recorriendo en su numeración a la actual, un numeral 5 al artículo 76, una fracción V al numeral 1 del artículo 163, un numeral 4 al artículo 164 recorriendo en su numeración a los dos numerales restantes y modificando el numeral 6 recorrido, y, un capítulo Sexto al Título Octavo, denominado “De las Iniciativas Ciudadanas” compuesto por los artículos 279-1 al 279-6, que se adicionan; Se modifican: el numeral 1 del artículo 71, la fracción VIII del numeral 1 del artículo 72, el numeral 3 del artículo 108, y, el numeral 1 del artículo 171; todos del Reglamento del Senado de la República, para quedar como sigue:

Artículo 70

1.El Orden del Día que formula la Mesa se elabora en reunión previa a cada sesión, a partir de los informes, asuntos, solicitudes y comunicaciones que, en su caso, presentan:

I. a VIII. (…)

IX.Otros entes públicos, nacionales o del exterior; y

X.Los ciudadanos, en términos de lo dispuesto por la fracción IV del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y

XI.Los particulares.

Artículo 71

1.En la formulación del Orden del Día tienen prioridad los asuntos que debe conocer, discutir o votar el Pleno conforme a plazos previstos en disposiciones constitucionales, legales o reglamentarias; aquellos que representen un mayor interés público; las iniciativas ciudadanas y las iniciativas con aval de grupo, a que se refiere el artículo 164, párrafo 3, de este Reglamento.

Artículo 72

1.El Orden del Día de las sesiones ordinarias se integra, en lo conducente, por los apartados que se indican y con la prelación siguiente:

I. a VII. (…)

VIII.Iniciativas de ley o decreto que presentan el Presidente de la República, los ciudadanos, los diputados y senadores al Congreso de la Unión, las legislaturas de los estados y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal;

IX. a XVI. (…)

Artículo 73

1. a 2. (…)

3. La solicitud para incluir una iniciativa ciudadana en el Orden del Día se remite al Presidente, observando los ciudadanos que la promueven los siguientes requisitos:

I.Se presenta por escrito cuando menos dos días hábiles antes del de la celebración de la sesión en que solicitan su inscripción;

II. Se designa en el escrito domiciñio para recibir notificaciones y hasta a tres ciudadanos mexicanos, designados de entre los promoventes, que acompañan la tramitación de la iniciativa hasta la discusión del dictamen correspondiente, señalando en su caso a aquel que en términos de lo dispuesto por el artículo 48 asiste como invitado especial a la sesión en que se enlista la iniciativa, para presentarla en tribuna;

III.Se acompaña con el correspondiente archivo electrónico y una versión impresa;

IV.Se acompaña la versión impresa de las firmas de ciudadanos mexicanos en pleno uso de sus facultades civiles y políticas que representen cuando menos el cero punto trece por ciento de la lista nominal de electores, señalando puntualmente el número de fojas entregadas; y

V. Se incluye el discurso de presentación de la iniciativa que será leído por el promovente designado o en su ausencia, por el Secretario de la Mesa Directiva.

Artículo 76

1.a 4. (…)

5. En el caso de presentación de iniciativas ciudadanas, asiste como invitado especial, en los términos del artículo 48,el ciudadano designado de entre los promoventes quien hace uso de la tribuna hasta por diez minutos, con el fin exclusivo de exponer los elementos de la propuesta, conduciéndose en todo momento con el respeto debido al pleno y absteniéndose de proferir ofensas o injurias, las que en su caso se retirarán del registro en el acta de la sesión, a solicitud de cualquier senador. En su intervención no se admiten más interpelaciones que las que llamen al orden del orador.

Artículo 108

1. a 2. (…)

3.La moción de urgente resolución no puede ser invocada tratándose de reformas o adiciones a la Constitución ni de iniciativas ciudadanas.

Artículo 163

1.El procedimiento legislativo a que se refiere este Reglamento se ocupa del trámite de:

I. a II. (..)

III.Las iniciativas del Presidente de la República para obtener permiso a fin de ausentarse del territorio nacional por más de siete días; y

IV.Las solicitudes de autorización para prestar servicios oficiales a gobiernos de otros países, aceptar o usar condecoraciones extranjeras o admitir títulos o funciones del gobierno de otro país; y

V. Las iniciativas ciudadanas.

2. (…)

Artículo 164

1.El ejercicio del derecho de iniciativa da principio al procedimiento legislativo. Consiste en la presentación de un proyecto de ley o decreto por parte de alguno o algunos de los sujetos facultados para ello por la Constitución.

2.En el caso de los senadores, la iniciativa puede ser suscrita por uno o varios de ellos, sea a título personal o como parte de uno o más grupos parlamentarios.

3.Una iniciativa suscrita por la mayoría de los integrantes de un grupo parlamentario, incluyendo a su Coordinador, se denomina “Iniciativa con Aval de Grupo”.

4.Una iniciativa suscrita por un número equivalente, por lo menos, al cero punto trece por ciento de la lista nominal de electores, se denomina “iniciativa ciudadana”.

5.La iniciativa del Presidente de la República para obtener permiso de ausentarse del territorio nacional por más de siete días se tramita, en lo procedente, conforme a lo dispuesto en este Reglamento.

6.La Mesa cuida que las iniciativas cumplan con las normas que regulan su presentación y en el caso de iniciativas ciudadanas, subsana los errores y omisiones de forma o procedimiento y presenta apercibimiento respecto de los que afecten la viabilidad de la propuesta, señalando un plazo suficiente para su cumplimiento.

Artículo 171

1.Una propuesta que involucra disposiciones de la Constitución y de otros ordenamientos secundarios relativos, se presenta mediante una iniciativa para la reforma constitucional y otra u otras para la legislación secundaria. En este caso, se indica en cada iniciativa la correlación entre las mismas. Lo anterior no será aplicable en el caso de iniciativas ciudadanas.

2. (…)

(Adición al título Octavo, De los Procedimientos Especiales)

Capítulo Sexto

De las Iniciativas Ciudadanas

Artículo 279-1.

1. Las iniciativas ciudadanas se reciben por el presidente de la Mesa Directiva, quien da vista a la Secretaría Parlamentaria, solicitándole presentar en las veinticuatro horas siguientes, un análisis previo del cumplimiento de los requisitos para su presentación.

2. En el caso de insuficiencias u omisiones que no afecten la viabilidad de la iniciativa, la Secretaría Parlamentaria presenta propuesta para subsanarlas.

3. En caso de que no se nombre o no se acredite la personalidad del representante de la iniciativa ciudadana, se presenta apercibimiento en el domicilio señalado para recibir notificaciones. Para acreditar la personalidad del representante, basta presentar identificación oficial y comprobar que se ha suscrito la iniciativa. No se admiten personas morales como representantes.

4. En caso de que no se señalen representantes ni domicilio para recibir notificaciones, se entiende que renuncian a ese derecho, por lo que se continuará con el procedimiento legislativo.

5. Se considera que afecta la viabilidad de la iniciativa, la insuficiencia de firmas que correspondan a un número equivalente, por lo menos, al cero punto trece por ciento de la lista nominal de electores.

6. En caso de que la insuficiencia represente menos del diez por ciento de las firmas necesarias, el presidente de la Mesa Directiva apercibe a los representantes designados, señalándoles un plazo suficiente para presentar las firmas faltantes, sin que ello interrumpa el procedimiento legislativo.

7. En caso de advertirse la insuficiencia de firmas mayor al diez por ciento del requisito constitucional, el presidente lo hará del conocimiento de los representantes sin imponerles plazo para la subsanación, pero interrumpiendo el proceso legislativo.

Artículo 279-2

1. Las iniciativas ciudadanas serán tramitadas de manera preferente, salvo en los casos en que se proponga reforma constitucional.

2. La iniciativa ciudadana deberá ser discutida y votada por el Pleno de la Cámara de su origen en un plazo máximo de treinta días naturales. Si no fuere así, la iniciativa, en sus términos y sin mayor trámite, será el primer asunto que deberá ser discutido y votado en la siguiente sesión del Pleno.

3. En caso de que por la fecha de su presentación, el plazo de discusión y votación se alcance fuera de periodo ordinario de sesión, el pleno acuerda de manera previa si se llama a periodo extraordinario o si el dictamen correspondiente se lista en el orden del día de la primer sesión del periodo ordinario siguiente, en caso de no contarse con este, se estará a lo dispuesto en la parte final del numeral anterior.

4. Al momento de dictar el turno de la iniciativa ciudadana, el Presidente señala a las comisiones dictaminadoras el plazo de dictaminación al que se sujetan, señalando las consecuencias de no contar con el dictamen en la fecha prevista.

Artículo 279-3

1. Cumpliéndose los requisitos que establece el artículo 73, se presumirá la autenticidad de las firmas que amparan la iniciativa ciudadana y se procederá a la inscripción de la misma en el orden del día, dándose inicio al proceso legislativo.

2. Al tiempo que la iniciativa es dictaminada, la Mesa Directiva solicita al Instituto Federal Electoral analizar una muestra aleatoria de cinco por ciento de las firmas. En caso de que más del noventa por ciento de las mismas resulten auténticas, se presume que la totalidad restante lo son.

3. Para manifestar su aval a una iniciativa ciudadana, los ciudadanos lo manifestarán por escrito, plasmando su nombre, número de credencial de elector y firma. Los promotores de la iniciativa aseguran la protección de los datos personales del ciudadano en términos de la legislación aplicable, por lo que no recaban copia de la credencial de elector.

4. En caso de que el Instituto Federal Electoral señale que más del diez por ciento de la muestra enviada encuentra anomalías, se le envia la totalidad de las firmas para que dentro del plazo de análisis de la iniciativa, presente informe en el que señale la cantidad de las firmas de las que pudo comprobar su veracidad.

5. Una vez determinada la cantidad de firmas faltantes, se apercibe a los representantes de la iniciativa para presentarlas. Esta solicitud no interrumpe el procedimiento legislativo, pero no se podrá presentar dictamen sin haberse subsanado esta petición.

6. De no presentarse en tiempo el informe señalado en el numeral 3 de este artículo dentro del plazo señalado, se presume que cuando menos un número de ciudadanos equivalente al cero punto trece por ciento de la lista nominal de electores respaldan la iniciativa ciudadana.

Artículo 279-4.

1. A las sesiones en que se dictamine la iniciativa ciudadana asistirá con voz pero sin voto cuando menos uno de los representantes de sus promoventes, a quienes se les enviará invitación por escrito con cuando menos veinticuatro horas de anticipación.

2. No se llevarán a cabo sesiones para el estudio y la dictaminación de la iniciativa ciudadana sin la presencia de los representantes de sus proponentes, salvo en el caso en que se acredite que fueron invitados en términos de lo dispuesto en el numeral anterior.

Artículo 279-5.

1. En caso de presentarse dictamen en sentido negativo de la iniciativa ciudadana, los representantes podrán presentar voto particular, que será leído por el secretario de la Mesa Directiva. De no presentarlo, la iniciativa en sus términos será considerada como voto particular.

Artículo 279-6.

1. Respecto de las minutas a iniciativas ciudadanas turnadas por la colegisladora, se estará a lo dispuesto en este capítulo, salvo en lo relativo a la comprobación de sus requisitos de procedibilidad.

Transitorio.

Artículo Único. El presente decreto entrará en vigoral día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Suscribe,

SEN. ARMANDO RÍOS PITER.

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República, a los 26 días del mes de febrero de 2013.