+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Dictámenes a Discusión y Votación

De la Comisión de Educación, la que contiene punto de acuerdo:
Que exhorta a la Secretaría de Educación Pública a enviar a esta Soberanía un informe sobre el estado que guarda la educación superior en el país, así como de las medidas que emprenderá la dependencia para incrementar la oferta y calidad de este nivel educativo.

FUE APROBADO, EN VOTACIÓN ECONÓMICA.


Dictamen con Punto de acuerdo por el que se exhorta a la Secretaria de Educación Pública  federal a remitir un informe sobre el estado que guarda la educación superior en México.

HONORABLE ASAMBLEA

Los integrantes de la Comisión de Educación del Senado de la República de la LXII Legislatura, con fundamento en los artículos 86 y 94 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, y en los artículos 276, numeral 2, y 277 del Reglamento del Senado de la República, someten a consideración del Pleno de la Cámara de Senadores la siguiente resolución con Punto de Acuerdo por el que se exhortaa Secretaría de Educación Pública  federal a remitir  un informe sobre el estado que guarda la educación superior en el país, así como de las medidas que emprenderá la dependencia para incrementar la oferta y calidad de este nivel educativo.

ANTECEDENTES

  1. En sesión ordinaria del 20 de septiembre de 2012, el Senador David Monreal Ávila presentó, ante el Pleno de la Cámara de Senadores, Proposición con Punto de Acuerdo por la que se exhorta al Ejecutivo Federal a que, a través de la Secretaria de Educación Pública, envíe a esta H. Asamblea un informe pormenorizado, detallado y actualizado de las medidas que emprenderán para incrementar la oferta educativa de nivel superior
  2.  La proposición fue fundada en los artículos 8, fracción II, del Reglamento del Senado de la República.
  3.  Ese mismo día la presidencia de la Mesa Directiva ordenó que la proposición se turnara a la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Senado de la República para su estudio y dictamen.
  4.  Con fecha 02 de octubre de 2012, la Mesa Directiva turnó la proposición a la Comisión de Educación del Senado de la República para su estudio y dictamen.
  5.  La Presidencia de la Comisión de Educación hizo llegar a los integrantes del citado cuerpo colegiado copia de la Proposición con Punto de Acuerdo a efecto de darla por recibida.

CONTENIDO DE LA PROPUESTA

La propuesta del Senador Monreal Ávila tiene el propósito de solicitar información relativa a las estrategias que se emprenderán para incrementar la oferta educativa de nivel superior.

Referido por el promovente, el Panorama Educativo 2012, informe emitido por  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), arrojó que México ocupa el último lugar en la expectativa de graduación en el nivel bachillerato, con 47%, así como en gasto por alumno, y penúltimo sitio en la tasa de graduación en nivel superior, con 20%.

Con respecto a la captación de alumnos de ese nivel educativo, el Senador expone que tan sólo en febrero de 2012, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), admitió a 11 mil 116 jóvenes de un total de 121 mil 970 que presentaron el examen, lo que dejó fuera de esa casa de estudios a 110 mil 854 aspirantes.

En el Instituto Politécnico Nacional (IPN) de los 92 mil 772 aspirantes que se registraron, sólo 23 mil fueron aceptados para estudiar alguna de las 54 carreras que ofrece el Instituto, lo que implicó la exclusión de  69 mil 772 jóvenes

Por su parte, refiere el Senador Monreal, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha señalado que el número de jóvenes de entre 15 y 29 años que no estudia  ni trabaja va en aumento: tan solo del 2008 al 2010 esta cifra se incrementó en 0.5%, y actualmente se estima en siete millones los jóvenes que se encuentran en esta situación.

En opinión del promovente, la política gubernamental en materia de educación superior ha sido inadecuada, lo que ha redundado en escenarios que “condenan a la juventud mexicana ala  exclusión”.

Tomado en consideración el contenido de la resolución con Punto de Acuerdo presentada por el Senador David Monreal Ávila, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, los integrantes de la Comisión de Educación hacen las siguientes consideraciones:

III.- CONSIDERACIONES DE LA DICTAMINADORA

PRIMERA.- Existe un consenso generalizado sobre la importancia que tiene la educación para el desarrollo de las naciones. La historia demuestra que el progreso guarda una estrecha relación con la solidez del sistema educativo, con su cobertura, calidad y vinculación armónica con las demandas y problemas de la cultura, la sociedad, la política, la economía, la ciencia y la tecnología. Numerosos estudios conciben que, en la era del conocimiento, la educación superior constituye uno de los vehículos de mayor fuerza para incorporar a la sociedad al desarrollo pleno y sostenido.

SEGUNDA.-  Visto desde esta perspectiva, la educación superior es, entonces, precursora del desarrollo y no consecuencia de éste. A pesar de dicha premisa, uno de los aspectos más visibles de su rezago consiste en la insuficiencia de espacios para enfrentar el desafío de una demanda creciente  y de costos unitarios cada vez más altos. 

TERCERA.- Para efectos de planeación y ejecución de políticas públicas, el gobierno federal ha calificado a la educación superior como pilar del desarrollo del país. Sin embargo, los avances en materia educativa aún tienen un amplio camino por recorrer. En los últimos años la ma­trí­cu­la y la co­ber­tu­ra de la edu­ca­ción su­pe­rior han evolucionado de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va: mien­tras que en el ci­clo 2006-2007 el nú­me­ro de es­tu­dian­tes (sin con­si­de­rar el pos­gra­do) era li­ge­ra­men­te su­pe­rior a 2.5 mi­llo­nes de alum­nos, en el ci­clo 2011-2012 se su­pe­ró la co­ta de los 3 mi­llo­nes. De acuerdo con cifras del Sexto Informe de Gobierno, es­te di­na­mis­mo de la ma­trí­cu­la per­mi­tió que la cobertura en este ciclo alcanzara el  32.8 por ciento de la población en edad de asistir a este nivel educativo (19 a 23 años de edad), mostrando un crecimiento de 1.9 puntos porcentuales, respecto al ciclo 2010-2011, y de 6.9 puntos en relación con el ciclo escolar 2006-2007. El texto reconoce que la matrícula en este nivel educativo es aún insuficiente debido a rezagos e ineficiencias en los niveles previos, a la pobreza de las familias y a las características propias de las instituciones de educación superior. Asimismo, el Informe sostiene que el presupuesto federal para educación se destinó principalmente a ampliar la cobertura en los diferentes tipos, niveles y modalidades del Sistema Educativo Nacional. En este sentido, la matrícula de educación superior del sistema escolarizado ascendió a 2 millones 932 mil alumnos, en comparación al ciclo anterior que fueron 2 millones 759 mil estudiantes. Dicha matrícula corresponde a estudios de técnico superior universitario, educación normal y licenciatura universitaria y tecnológica

CUARTA Es­ta curva trajo consigo la construcción de 140 nuevas instituciones de educación superior y 96 nuevos campus de aquéllas ya existentes, en beneficio de más de 147 mil alumnos. De las instituciones de reciente creación, el 40.7 por ciento se concentró en siete estados, dos de los cuales fueron los que registraron mayor crecimiento: Distrito Federal, con 13 casas de estudio; y Puebla, con nueve. Asimismo, sobresalen los casos de cinco entidades en las que se crearon siete instituciones nuevas en cada una de ellas: Durango, Guanajuato, México, Sinaloa y Veracruz. El documento anuncia, además, que en septiembre de ese año iniciaron actividades las siguientes universidades: Calvillo, en Aguascalientes; La Paz, en Baja California Sur; Anapra, Paquimé, Junta de los Ríos y Camargo, en Chihuahua; de la Región Carbonífera, en Coahuila; de Rodeo, en Durango; Acapulco, en Guerrero; de la Zona Metropolitana del Valle de México, en Hidalgo; Sur del estado de Morelos, en Morelos; Culiacán y Escuinapa, en Sinaloa; Guaymas, en Sonora; y del Mayab, en Yucatán. De esta manera, este subsistema cuenta ahora con 104 instituciones de educación superior en el subsistema, 44 más que en 2006. [1] A pe­sar de es­tos es­fuer­zos, la co­ber­tu­ra ac­tual no es la que ca­bría es­pe­rar del gra­do de de­sa­rro­llo de Mé­xi­co ni de las ex­pec­ta­ti­vas y as­pi­ra­cio­nes de los me­xi­ca­nos.

QUINTA.- Por su parte, el Panorama de la Educación 2011, presentado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala que la población mexicana que ha alcanzado una educación media superior se ha duplicado del 21% entre los 55-64 años de edad al 42% entre 25-34 años de edad. Una evolución similar se observa en el nivel superior, con sólo el 9.8% de aquellos que ahora tienen entre 55-64 años habiendo alcanzado una educación superior en comparación con el 20.2% de aquellos entre 25 y 34 años de edad que también lo han hecho. Sin embargo, los niveles de logro están entre los más bajos en los países de la OCDE: más bajos que los de Chile para ambos niveles educativos, y más bajos que los de Brasil para la educación media superior. En opinión de la OCDE, si bien la brecha en los niveles de logro educativo entre México y otros países se ha reducido, aún hay un trecho muy largo por recorrer. Asimismo, el Panorama indica que sólo el 11% de los mexicanos de entre 20 y 29 años participan en la educación, sólo 2 puntos porcentuales más que en 2000, y alrededor de la mitad, tantos como sus homólogos en Chile (23%), Brasil (21%), y en promedio en los países de la OCDE (26%). Una cuarta parte de los jóvenes entre 25-29 años en México no están recibiendo educación y están desempleados, o no forman parte de la fuerza laboral.

SEXTA.-Tal como fue referido por el promovente, la edición 2012 del Panorama de la Educación alertó sobre el incremento de los jóvenes mexicanos que no estudian ni trabajan. Según el informe, la población entre 15 y 29 años en esta condición se incrementó 0.5% de 2008 a 2010, por lo que México se mantiene como el tercer país de la OCDE con el porcentaje más alto de "ninis", con 24.4%. Esta población está compuesta principalmente por mujeres: al 2010, el 37% de las mujeres de 19 a 25 años se encontraba en esa condición, aunque este dato está por debajo del 42% que se registró en 2000. Sin embargo, la cifra aumenta a 47% si se considera sólo a mujeres de entre 25 y 29 años. En hombres de 19 a 25 años, el nivel es de 11%, contra el 6.0% reportado en 2000.  A pesar de que en México las mujeres tienen una mayor tasa de graduación, más del 55% obtienen un diploma universitario, la transición hacia el mundo de trabajo, quizás por cuestiones culturales y de servicios, no se da manera igualitaria.  Las tasas de desempleo son bajas pero se elevan para los que tienen más educación. En México los que tienen formación universitaria tienen el mayor índice de desempleo, con 5.0%, comparado con el 4.0% para los que no alcanzan la secundaria. En el rubro presupuestal, la OCDE destacó que México destina 20.3% de su gasto público a la educación, comparado con el 13% que registra la Organización; sin embargo, el gasto por alumno sigue estando entre los más bajos de los países de los países  miembros, con alrededor de 2 mil 875 dólares.

SÉPTIMA.- Se re­quie­re, en con­se­cuen­cia, re­do­blar el pa­so pa­ra am­pliar el ac­ce­so de las y los jó­ve­nes a la edu­ca­ción su­pe­rior. Así lo re­co­no­ce, por ejem­plo, la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Uni­ver­si­da­des e Ins­ti­tu­cio­nes de Edu­ca­ción Su­pe­rior (anuies), ins­tan­cia que ha fi­ja­do la me­ta de ele­var la co­ber­tu­ra de la edu­ca­ción su­pe­rior a 48% en 2020. [2] Re­cien­te­men­te, otros ac­to­res han pro­pues­to al­can­zar en ese mis­mo año una co­ber­tu­ra de 60 por cien­to.

 OCTAVA.- Estos esfuerzos exi­gi­rían un au­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo de la ma­trí­cu­la de edu­ca­ción su­pe­rior en to­das las en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas, so­bre to­do en los es­ta­dos re­za­ga­dos, lo cual pro­vo­ca­ría una gra­dual con­ver­gen­cia re­gio­nal de las opor­tu­ni­da­des edu­ca­ti­vas. En esa tra­yec­to­ria in­flu­ye sin du­da el pun­to de par­ti­da de la pro­yec­ción, ya que un nú­me­ro ca­da vez ma­yor de en­ti­da­des al­can­za en la ac­tua­li­dad una co­ber­tu­ra de al me­nos 25%. Ha­ce ape­nas 10 años, úni­ca­men­te 7 en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas pre­sen­ta­ban una co­ber­tu­ra igual o ma­yor a esta cifra; su nú­me­ro au­men­tó a 15 en­ti­da­des en el ci­clo es­co­lar 2006-2007, y pa­ra el ci­clo 2011-2012 ya eran 26  en­ti­da­des las que su­pe­ra­ban ese um­bral: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Colima, Distrito Federal, Durango, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas. [3]

NOVENA.- No obs­tan­te que la es­ca­sez de re­cur­sos ha si­do un ras­go en­dé­mi­co del sis­te­ma de edu­ca­ción su­pe­rior, en los años re­cien­tes el fi­nan­cia­mien­to fe­de­ral se ha incrementado de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va, dando pie a una sen­si­ble me­jo­ra de di­ver­sos in­di­ca­do­res fi­nan­cie­ros del sis­te­ma. Por ejem­plo, la in­ver­sión edu­ca­ti­va co­mo por­cen­ta­je del Pro­duc­to In­ter­no Bru­to (pib) pa­só de 0.54% en 2006 a 0.65% en 2010. Sin em­bar­go, esta cifra está aún lejos  de destinar el 1% del pib pa­ra la edu­ca­ción su­pe­rior, me­ta es­ta­ble­ci­da co­mo de­sea­ble por di­ver­sos ac­to­res. Asi­mis­mo, el gasto promedio anual por alum­no au­men­tó de 39 mil 385 pe­sos en 2006 a 65 mil 100 pe­sos en 2012, aun­que es­tos mon­tos son in­su­fi­cien­tes si se les com­pa­ra con la inversión que rea­li­zan otros paí­ses de ma­yor de­sa­rro­llo o de de­sa­rro­llo re­la­ti­vo si­mi­lar.

DÉCIMA.- En opinión de la dictaminadora, la dis­po­ni­bi­li­dad de los re­cur­sos fi­nan­cie­ros re­que­ri­dos pa­ra ha­cer fac­ti­ble la masificación de la educación superior de­pen­de no só­lo del de­sem­pe­ño de la eco­no­mía, si­no -so­bre to­do- de la cons­truc­ción de acuer­dos en­tre los di­ver­sos ac­to­res re­le­van­tes pa­ra  la má­xi­ma prio­ri­dad a la am­plia­ción de las opor­tu­ni­da­des edu­ca­ti­vas. Además, la di­ná­mi­ca del sis­te­ma de edu­ca­ción su­pe­rior se en­cuen­tra estrechamente vinculada con las tra­yec­to­rias y los avan­ces de los ni­ve­les edu­ca­ti­vos pre­vios, muy par­ti­cu­lar­men­te con la ma­trí­cu­la y la efi­cien­cia ter­mi­nal de la edu­ca­ción me­dia su­pe­rior. En con­se­cuen­cia, las ex­pec­ta­ti­vas de cre­ci­mien­to de la co­ber­tu­ra de la edu­ca­ción su­pe­rior po­drán cristalizarse al tiempo que se concreta la universalización de este nivel y crece el número de  alumnos suficientemente preparados pa­ra tran­si­tar del ba­chi­lle­ra­to a la educación superior.

DÉCIMA PRIMERA.- Las ex­pe­rien­cias de otros momentos su­gie­ren elu­dir a to­da cos­ta los ries­gos oca­sio­na­dos por la ex­pan­sión no re­gu­la­da de la edu­ca­ción su­pe­rior. Hay con­sen­so de que no se tra­ta só­lo de ensanchar la ma­trí­cu­la per se, si­no ade­más de evi­tar que la ma­si­fi­ca­ción del servicio re­dun­de en una ofer­ta edu­ca­ti­va de ba­ja ca­li­dad, lo que multiplicaría de nueva cuenta el círculo vi­cio­so de la ex­clu­sión. Las experiencias comparadas en­se­ñan que to­dos los sis­te­mas edu­ca­ti­vos que tran­si­tan por un pro­ce­so de ma­si­fi­ca­ción se ven obli­ga­dos a im­pul­sar re­for­mas a la ar­qui­tec­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal de la edu­ca­ción su­pe­rior y a re­vi­sar las mo­da­li­da­des y for­mas de or­ga­ni­za­ción, ges­tión y ad­mi­nis­tra­ción de las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas. Para los miembros de la Comisión de Educación, ha­cer via­bles los es­ce­na­rios más am­bi­cio­sos en esta materia requiere que la edu­ca­ción su­pe­rior se cons­ti­tu­ya en una prio­ri­dad auténtica, con­sen­sua­da na­cio­nal­men­te, y con­ci­te com­pro­mi­sos, es­fuer­zos sos­te­ni­dos y apo­yo ge­nui­no de los ac­to­res re­le­van­tes. Se tra­ta, esen­cial­men­te, de cons­truir una po­lí­ti­ca con vi­sión de Es­ta­do.

Una vez examinados los elementos de diagnóstico anteriores, los miembros de esta dictaminadora coinciden en la necesidad de contar con la información de que dispone la autoridad educativa federal en torno al estado que guarda la educación superior en México, así como de las rutas que serán trazadas en esta administración para tomar de manera conjunta y bajo un espíritu de colaboración,  decisiones que favorezcan el fortalecimiento y desarrollo de este nivel educativo.

Con base en estas consideraciones, los integrantes de la Comisión de Educación, con fundamento en los artículos 86 y 94 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, y en los artículos 276, numeral 2, y 277 del Reglamento del Senado de la República, consideran que es de aprobarse la proposición con Punto de Acuerdo del Senador David Monreal Ávila, y someten a consideración del Pleno de la Cámara de Senadores la siguiente resolución con Punto de Acuerdo:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- El Senado de la República exhorta respetosamente  la Secretaría de Educación Pública a enviar  a esta Soberanía un informe sobre el estado que guarda la educación superior en el país, así como de las medidas que emprenderá la dependencia para incrementar la oferta y calidad de este nivel educativo.

Salón de Comisiones del Senado de la República, a los veinte días del mes de febrero de 2013


[1] Presidencia de la República. Sexto Informe de Gobierno. 2012, pág. 481

[2] anuies, Con­so­li­da­ción y avan­ce de la edu­ca­ción su­pe­rior en Mé­xi­co. Ele­men­tos de diag­nós­ti­co y pro­pues­tas,     anuies, Mé­xi­co, 2007.

[3] Presidencia de la República. Sexto Informe de Gobierno. 2012, pág. 482