+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Sen. Silvia Guadalupe Garza Galván, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, la que contiene proyecto de decreto por el que se adiciona un párrafo al artículo 87 bis 2 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.


Tiene como objetivo el trato digno y respetuoso a los animales y contar con un marco regulatorio como ordena el artículo 87 Bis 2 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

Para ello, establece que el gobierno federal deberá expedir la norma oficial mexicana que determine los principios básicos de trato digno y respetuoso previsto por dicha Ley, así como vigilar su cumplimiento.


SENADOR ERNESTO JAVIER CORDERO AROYO
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA
DE LA CÁMARA DE SENADORES EN LA LXII LEGISLATURA
P R E S EN T E

La que suscribe,  SILVIA GUADALUPE GARZA GALVÁN, Senadora de la LXII Legislatura del Senado de la República, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con fundamento en lo dispuesto por los artículos:71 fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; así como por los artículos 8° fracción I, 164 numeral 1, 169, 164 numeral 3, 171 y 172 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta soberanía, la presente: INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA UN PÁRRAFO AL ARTÍCULO 87 BIS 2, DE LA LEY GENERAL DEL EQUILIBRIO ECOLÓGICO Y PROTECCIÓN AL AMBIENTE, EN MATERIA DE TRATO DIGNO Y RESPETUOSO DE LOS EJEMPLARES DE FAUNA SILVESTRE.; al tenor de la siguiente:

EXPOSICION DE MOTIVOS

Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales. Mahatma Gandhi, (1869 – 1948 ) político y pensador indio.

La crueldad hacia los animales en general (domésticos y silvestres) es un tema que debemos atender y es obligación de todos nosotros entender que la dignidad animal es el reflejo de nuestra educación y cultura. México es el cuarto país megadiverso a nivel mundial, la convivencia con la fauna es un asunto cotidiano que debe reforzar nuestro vínculo y respeto hacia los animales.

Aunado a la riqueza con la que cuenta nuestro país, el Comercio Internacional de vida silvestre, bajo esquemas legales y por medio de convenios, es un mecanismo de abastecimiento de fauna silvestre con fines de exhibición, posesión, comercialización y en ocasiones de experimentación científica, que provocan que cada vez más mexicanos tengan bajo su responsabilidad el cuidado y atención a la fauna silvestre, generalmente bajo las siguientes figuras:

  • Circos
  • Zoológicos
  • Unidades de Manejo (UMA)
  • Comercios
  • Colecciones privadas
  • Mascotas

La presente iniciativa tiene objeto definido y es el trato digno y respetuoso de la fauna silvestre, ya que existen antecedentes muy acertados en la legislación vigente Federal y en algunos Estados de la República Mexicana, sobre el trato que debe darse a los animales de compañía y aquellos destinados al consumo humano, lo cual no quiere decir que México tenga un excelente trato hacia la vida animal en general, por el contrario, las acciones legales cada vez son más rígidas por los abusos cometidos por muchas personas que ya sea por ignorancia, maldad, enfermedad o tradición, dan un trato inadecuado a la fauna doméstica y de consumo.

Un ejemplo reciente y de fuerte gran trascendencia social, es que el mes de diciembre del 2012, en el Distrito Federal, la Asamblea Legislativa incorporó al Código Penal delitos por maltrato y crueldad hacia los animales no humanos, incorporando éste último concepto de animales no humanos, como señal de respeto hacia aquellos seres vivos que no pueden articular palabra pero que no por ello pierden el valor y respeto a su vida.

Existen diversos estudios en sociología y psiquiatría, que determinan que el comportamiento de crueldad hacia los animales se asocia directamente a la violencia de los seres humanos hacia su propia especie, que es una señal de alarma de la violencia social  (1)*; por lo anterior, resulta  importante  que las acciones punitivas a favor de la vida y bienestar animal, se expidan pero sobre todo, que se cumplan.

La Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA por sus siglas en inglés) promulgó la Declaración Universal sobre Bienestar Animal (DUBA), que se puede identificar como un documento base que define a los animales como seres vivos capaces de sentir y sufrir e incluye los principios básicos para crear una actitud de responsabilidad consiente individual hacia ellos; tal declaración fue apoyada por la organización Mundial de Sanidad Animal (OIE por sus siglas en inglés) en 2007.

Sin embargo, la iniciativa que corresponde, no debe confundirse con el bienestar animal, que se define internacionalmente como aquella responsabilidad que tenemos los seres humanos de proveer las condiciones necesarias a los animales en cautiverio  para minimizar su estrés, sufrimiento y optima condición de vida.

La iniciativa corresponde a la necesidad de generar un marco regulatorio    que    defina    específicamente que   es  el trato digno y

(1)* Luis Rojas Marcos, España. 2007.

respetuoso de un animal, ya referido en los siguientes preceptos legales de aplicación federal:

LEY GENERAL DEL EQUILIBRIO ECOLÓGICO Y PROTECCIÓN
AL AMBIENTE

CAPÍTULO III
Flora y Fauna Silvestre
Denominación del Capítulo reformada DOF 13-12-1996

ARTÍCULO 87 BIS 2.- El Gobierno Federal, los gobiernos de los Estados, del Distrito Federal y de los Municipios, en el ámbito de sus respectivas competencias, regularán el trato digno y respetuoso que deberá darse a los animales.

LEY GENERAL DE VIDA SILVESTRE
TÍTULO V
DISPOSICIONES COMUNES PARA LA CONSERVACIÓN Y EL APROVECHAMIENTO
SUSTENTABLE DE LA VIDA SILVESTRE

CAPÍTULO VI
TRATO DIGNO Y RESPETUOSO A LA FAUNA SILVESTRE

Artículo 29. Los Municipios, las Entidades Federativas y la Federación, adoptarán las medidas de trato digno y respetuoso para evitar o disminuir la tensión, sufrimiento, traumatismo y dolor que se pudiera ocasionar a los ejemplares de fauna silvestre durante su aprovechamiento, traslado, exhibición, cuarentena, entrenamiento, comercialización y sacrificio.

Artículo 30. El aprovechamiento de la fauna silvestre se llevará a cabo de manera que se eviten o disminuyan los daños a la fauna silvestre mencionados en el artículo anterior. Queda estrictamente prohibido todo acto de crueldad en contra de la fauna silvestre, en los términos de esta Ley y las normas que de ella deriven.

Artículo 31. Cuando se realice traslado de ejemplares vivos de fauna silvestre, éste se deberá efectuar bajo condiciones que eviten o disminuyan la tensión, sufrimiento, traumatismo y dolor, teniendo en cuenta sus características.

Artículo 32. La exhibición de ejemplares vivos de fauna silvestre deberá realizarse de forma que se eviten o disminuyan la tensión, sufrimiento, traumatismo y dolor que pudiera ocasionárseles.

Artículo 33. Cuando de conformidad con las disposiciones en la materia deba someterse a cuarentena a cualquier ejemplar de la fauna silvestre, se adoptarán las medidas para mantenerlos en condiciones
adecuadas de acuerdo a sus necesidades.

Artículo 34. Durante el entrenamiento de ejemplares de la fauna silvestre se deberá evitar o disminuir la tensión, sufrimiento, traumatismo y dolor de los mismos, a través de métodos e instrumentos de entrenamiento que sean adecuados para ese efecto.

Artículo 35. Durante los procesos de comercialización de ejemplares de la fauna silvestre se deberá evitar o disminuir la tensión, sufrimiento, traumatismo y dolor de los mismos, mediante el uso de métodos e instrumentos de manejo apropiados.

Artículo 36. La tensión, sufrimiento, traumatismo y dolor de los ejemplares de fauna silvestre deberá evitarse o disminuirse en los casos de sacrificio de éstos, mediante la utilización de los métodos físicos o químicos adecuados.

Artículo 37. El reglamento y las normas oficiales mexicanas sobre la materia establecerán las medidas necesarias para efecto de lo establecido en el presente capítulo.


TITULO VIII
MEDIDAS DE CONTROL Y DE SEGURIDAD,
INFRACCIONES Y SANCIONES
CAPÍTULO IV
MEDIDAS DE SEGURIDAD

Artículo 119. El aseguramiento precautorio procederá cuando:

I.     No se demuestre la legal procedencia de los ejemplares, partes y derivados de la vida silvestre de que se trate.

II.   No se cuente con la autorización necesaria para realizar actividades relacionadas con la vida silvestre o éstas se realicen en contravención a la autorización otorgada, o en su caso, al plan de manejo aprobado.

III. Hayan sido internadas al país pretendan ser exportadas sin cumplir con las disposiciones aplicables.

IV. Se trate de ejemplares, partes o derivados de vida silvestre aprovechados en contravención a las disposiciones de esta Ley y las que de ella se deriven.

V.    Exista un riesgo inminente de daño o deterioro grave a la vida silvestre o de su hábitat de no llevarse a cabo esta medida.

VI. Existan signos evidentes de alteración de documentos o de la información contenida en los documentos mediante los cuales se pretenda demostrar la legal posesión de los ejemplares, productos o subproductos de vida silvestre de que se trate.

VII. Existan faltas respecto al trato digno y respetuoso, conforme a lo estipulado en la presente Ley.

Como se observa, el trato digno y respetuoso parece ser bien entendido en la ley como una obligación de los ciudadanos mexicanos para proveer de respeto y bienestar a las especies, sin embargo, en la práctica, las autoridades encargadas de normar y procurar justicia ambiental como lo son la Procuraduría General de la República (PGR), Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), Secretarías y Procuradurías Ambientales Estatales, Jueces y Magistrados, no cuentan con una referencia expresa sobre acciones humanas específicas que conducen a los ejemplares de vida silvestre en cautiverio a llevar una vida digna y de respeto bajo condiciones que eviten o disminuyan la tensión, sufrimiento, traumatismo y dolor, teniendo en cuenta sus características, tal como lo indica la Ley General de Vida Silvestre.

No resulta suficiente la sola denominación de respeto y dignidad, ya que se trata de conceptos subjetivos que cada individuo puede entender de la manera que mejor le parezca, sienta o favorezca.

Como ejemplo tenemos que, hasta hoy la causa legal más robusta y que no se pone a discusión, cuando una autoridad decomisa un ejemplar de vida silvestre, es la falta de legal procedencia, sin que el tema de trato digno y respetuoso sea una premisa fundamental para sancionar a los gobernados por un cautiverio en condiciones indignas para los animales, lo cual genera una mala cultura social hacia éstos seres vivos ya que la problemática real y constante sobre el cautiverio en inadecuadas condiciones, es sobre todo de aquellos ejemplares que son adquiridos por los particulares en calidad de mascotas y que por sus características biológicas y de crecimiento con el paso del tiempo, no son debidamente dotados de los diversos insumos que logren llevarlos a una calidad de vida que les permita desarrollarse como seres vivos.

Como referencia podemos anotar lo siguiente, tan solo en la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente tenemos los siguientes datos de recurrencia (2)*:

Año

Total de denuncias ciudadanas recibidas

Porcentaje de denuncias correspondientes a fauna silvestre

Número de inspecciones en materia de fauna

Número de inspecciones por denuncia en materia de fauna

2009

8,154

17 %

2,680

2,023

2010

7,347

13 %

2,551

1,921

2011

6,734

10.5

2,230

1,600

De este número de denuncias que detonaron en materia de fauna silvestre y derivaron en un acto de inspección, en su mayoría, aunque no existe un indicador oficial, se denuncian las malas condiciones de los ejemplares de vida silvestre que se encuentran en cautiverio en casas, condominios, zoológicos, circos, etc.

Las autoridades, por lo general agotan en un principio la verificación de los ejemplares sobre sus facturas o notas de remisión, marcaje y en su caso, tasa de aprovechamiento y demás requisitos que la Ley prevé para poder asegurarse de que se trata de un ejemplar extraído de su hábitat de forma legal, sin embargo, el problema sobre las condiciones de los ejemplares persiste aún cuando sean legales.

Es importante impulsar desde esta Cámara de Senadores, la creación de la normatividad adecuada para que el concepto de “trato digno y respetuoso” sea lo contundentemente firme, suficiente e indiscutible para lograr que ante una decisión ante tribunales o autoridades revisoras, no se aprecie éste como un hecho mínimo y que los ejemplares se vean como objetos inanimados que pueden existir sin condiciones adecuadas por el solo hecho de ser legales.

(2)* Informe Anual de la PROFEPA 2009, 2010 y 2011.

Sucede y de forma frecuente, que los procedimientos administrativos y penales iniciados por las instancias competentes, se vuelven litigios de años, ya que los propietarios de ejemplares de vida silvestre, fuera de toda racional conciencia, luchan por poseer animales pese a sus malas condiciones, y ante la ausencia de un concepto general sobre las condiciones de dignidad y respeto de cada ejemplar atendiendo su tamaño, especie, longevidad, alimentación y demás particularidades, el poder judicial carece de elementos de convicción y referencia para confirmar las resoluciones.

Un claro ejemplo es el caso del Restaurante Pepes, Jaguar Kindom, en Cancún, Quintana Roo, que después de un Huracán pierde la mayor parte de sus instalaciones y que alojaba en cuartos de concreto techado a 9 felinos, en condiciones antihigiénicas, pésima alimentación  y nula asistencia médica a ejemplares que tenían 50% menos de su peso ideal. En el año 2011 la PGR y la PROFEPA aseguraron precautoriamente a los animales y el litigio continúa, ya que para su poseedor, era suficiente y bastante el acondicionamiento que dichos ejemplares mantenían, aún cuando éstos evidentemente no contaban con los elementos de trato digno y respetuoso hacia su especie.

Tenemos casos como el de una hembra de Chimpancé llamada Cocó, cuyo poseedor la hizo trabajar hasta 12 horas diarias tomándose fotografías con turistas en la Quinta Avenida de Playa del Carmen; de éste caso hay una declaración pública de fecha 17 de noviembre de 2011, del entonces Procurador Federal de Protección al Ambiente Hernando Guerrero que señala: “…  y tenemos el caso de una chimpancé cocó, que tenía ya una relación muy estrecha con la persona que la explotaba, porque lo que hacía es usarla para fotografías, y tenían una relación más allá de lo que puedo decir en este medio...” La Chimpancé fue rescatada en el año 2010 y readaptada a los hábitos propios de su especie, pero el litigio continúa y no por falta de legal procedencia.

De este mismo tema, la exhibición y contacto con turistas de guacamayas, cacatúas, cachorros de jaguar, tigre, león, serpientes, para fotografías y recuerdos, si bien es una actividad lícita, debe ser regulada específicamente sobre el trato que deben tener, ya que las condiciones de estrés y la edad tan temprana de los ejemplares resulta ser una falta total de respeto y dignidad a la vida animal.

Estos conceptos son tan complejos por su subjetividad, que la Ley General de Vida Silvestre, si bien es cierto, emite algunos criterios básicos, no alcanzó a cubrir las acciones específicas del trato que debe otorgarse a los ejemplares en  cautiverio, y el Reglamento de dicha Ley no abona nada en el tema, por lo que se debe ordenarse expresamente por la Ley, la creación de una disposición legal o norma específica y consensada con los principales actores de opinión sobre el tema (académicos, expertos, organizaciones, etc.) para generar un lineamiento que de certidumbre y certeza a los órganos procuradores de justicia.

 Por todo lo anterior, se propone el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO
Se adiciona un segundo párrafo al artículo 87 Bis de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente para quedar como sigue:

LEY GENERAL DEL EQUILIBRIO ECOLÓGICO Y PROTECCIÓN
AL AMBIENTE

CAPÍTULO III

Flora y Fauna Silvestre
Denominación del Capítulo reformada DOF 13-12-1996

ARTÍCULO 87 BIS 2.- El Gobierno Federal, los gobiernos de los Estados, del Distrito Federal y de los Municipios, en el ámbito de sus respectivas competencias, regularán el trato digno y respetuoso que deberá darse a los animales.

Corresponde al Gobierno Federal expedir la norma oficial mexicana que determine los principios básicos de trato digno y respetuoso previsto por esta Ley, así como vigilar su cumplimiento.

TRANSITORIOS

ÚNICO. El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación y la expedición de la Norma Oficial Mexicana deberá expedirse por la Secretaría a más tardar dentro de los seis meses siguientes contados a partir de la entrada en vigor de la presente Ley.

Dado en el salón de sesiones del Senado de la República en el  mes de enero del año dos mil trece.

ATENTAMENTE

SEN. SILVIA GUADALUPE GARZA GALVÁN