+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Sen. Óscar Román Rosas González, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, la que contiene punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a modificar las reglas de operación del Fondo Regional para incrementar el número de entidades federativas beneficiadas, mejorar el método de distribución y que las entidades participan con equidad en la asignación del mismo.

FUE CONSIDERADO DE URGENTE RESOLUCIÓN.
INTERVINO EL SENADOR JORGE LUIS LAVALLE MAURY DEL PAN.
FUE APROBADO EN VOTACIÓN ECONÓMICA.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA A LA SECRETARÍA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO A MODIFICAR LAS REGLAS DE OPERACIÓN DEL FONDO REGIONAL, PARA INCREMENTAR EL NÚMERO DE ENTIDADES FEDERATIVAS BENEFICIADAS, MEJORAR EL MÉTODO DE DISTRIBUCIÓN Y QUE LAS ENTIDADES PARTICIPEN CON EQUIDAD EN LA ASIGNACIÓN DEL MISMO.

El suscrito, OSCAR ROMÁN ROSAS GONZÁLEZ, Senador de la República a la LXII Legislatura del H. Congreso de la Unión, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, y Senadores de diversos Grupos Parlamentarios, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 58 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, así como lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, fracción II; 76, fracción IX y, 276 del Reglamento del Senado de la República, presentamos ante esta Honorable Asamblea, la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo de urgente y obvia resolución al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

México es uno de los países con mayor desigualdad en el mundo, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la desigualdad social en nuestro país es la segunda más alta de las economías que integran dicho organismo. En países de la OCDE, en promedio, el ingreso del 10% de la población más rica es 9 veces más que el ingreso del 10% de la población más pobre.

En nuestro caso, la concentración del ingreso es aún mayor, el 10% de los hogares más ricos, recibe 26 veces el ingreso de los hogares más desprotegidos. Así mismo, el Coneval, señala que el 10% de la población más pobre recibe el 1% del ingreso, mientras el 10% más rico recibe casi 40% del ingreso nacional.

La desigualdad que impera, se retraduce en pobreza que lastima a 51% de la población en México; esto es, que más de 50 millones de personas carecen de dos o más satisfactores básicos: vivienda, salud, educación, servicios (agua, electricidad, alcantarillado, transporte), alimentación e ingresos.

Esta distribución errática de la riqueza, incide directamente en dos satisfactores sociales básicos para el bienestar de las personas: Salud y Educación.

En el primer indicador, la tasa de mortandad infantil es 20 descensos por cada 1,000 nacimientos, el número de camas de hospital es de 1.6 unidades por cada mil personas; tenemos 2 médicos por cada 1,000 habitantes, y lo más alarmante el 32% de la población total nacional no tiene acceso a los servicios de salud.

En el tema educativo, el gasto de este sector es de 6.9% del PIB, superior al de otros países latinoamericanos como Brasil (5.3 por ciento) y Chile (6.4 por ciento). Pero los resultados no son los esperados.

El Índice de Absorción, que para el ciclo escolar 2009-2010, muestra que de cada 100 niños egresados de primaria 4 no se inscriben en el siguiente ciclo, en tanto que 13 de cada 100 alumnos egresados de secundaria no lo hacen para nivel de bachillerato y sólo el 43 por ciento de los estudiantes inscritos en el nivel medio superior lo concluye.

La OCDE sitúa a México entre los cuatro países con menor número de estudiantes de educación superior, 2.8 millones de alumnos y de éstos sólo el 58.0 por ciento se titulan.

La SEP señala que, según cifras disponibles para 2008, de cada 27 alumnos que ingresan, 14 no continúan sus estudios debido a la situación económica que enfrentan las familias, a la distracción de los alumnos o a la falta de motivación.

Para 2010 había 41.6 millones de personas en edad escolar en México, de las cuales 32.5 millones recibieron servicios educativos: 25.6 millones de estudiantes en educación básica; 4.1 en nivel medio superior; y 2.8 millones en educación superior. Cerca de 10 millones de personas en edad escolar no reciben la cobertura educativa.

Cabe destacar que estas desigualdades, se acentúan en mayor grado en las comunidades más pobres del país, por ello desde 2007, la Cámara de Diputados del Honorable congreso de la Unión, aprobó la creación del Fondo Regional (Fonregión), para contrastar dichas adversidades en el desarrollo y mejorara los niveles de vida de la población más necesitada.

El objetivo de este fondo es apoyar programas y proyectos de inversión en infraestructura y su equipamiento, con impacto en el desarrollo de las regiones de las 10 entidades federativas con menor índice de desarrollo humano (IDH), considerando la desviación de cada una de ellas con respecto de la media nacional.

EL desarrollo humano es definido por el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como la capacidad de las personas para ampliar sus posibilidades de elegir entre distintos tipos de vida que se consideren valiosas, creando un ambiente propició que permita a las personas disfrutar de vidas largas, saludables y creativas

El IDH sintetiza el avance promedio de tres aspectos básicos del desarrollo humano; la salud, la educación y las oportunidades de ingreso; el índice de salud mide el logro relativo de un país o un estado respecto a una norma internacional mínima, de 20 años de esperanza de vida al nacer, y una máxima, de 83.4; el índice de educación mide el progreso relativo de un país o un estado tomando en cuenta los años promedio de escolaridad y los años esperados de escolarización y; el índice de ingreso se incluye como sustituto de todos los demás aspectos del desarrollo humano que no están reflejados en una vida larga y saludable ni en los conocimientos adquiridos y se estima a partir del Ingreso Nacional Bruto (INB) per cápita anual en dólares.

De acuerdo con el Informe de Desarrollo Humano en México; cambios metodológicos e información para las entidades federativas”, publicado por el PNUD en 2012, la entidad federativa con el menor IDH es el estado de Chiapas con un índice de 0.6468, entre tanto, la más alta, es el Distrito Federal con 0.8367.Esto significa que la capital país, tiene un IDH 1.28 veces superior al de Chiapas, notándose una brecha de desigualdad muy importante.

Después de Chiapas, los estados con menor índice de desarrollo son: Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Veracruz, Zacatecas, Guanajuato, Puebla, Hidalgo y San Luis Potosí. Con ello, tendríamos a los diez estados con menor IDH de acuerdo con este informe.

En el indicador de salud Quintana Roo, DF y Baja California ocupan las primeras tres posiciones en el ordenamiento nacional; Guerrero, Veracruz y Chiapas ocupan los tres últimos lugares, respectivamente.

En el indicador de educación, los estados con mayor índice de educación son el Distrito Federal, Baja California Sur y Nuevo León, mientras que Chiapas, Oaxaca y Guerrero presentan los menores niveles en este indicador.

Respecto al indicador de ingreso, el Distrito Federal, Nuevo León y Baja California son las entidades con mayores niveles de ingreso, mientras que Chiapas, Oaxaca y Guerrero ocupan las tres posiciones en el extremo opuesto del ordenamiento de entidades.

El Distrito Federal tendría, en promedio, un ingreso per cápita de $20,088 dólares, mientras que un habitante de Chiapas sería de $5,308 dólares anuales

Es importante mencionar que el indicador de ingreso, adquiere mayor relevancia puesto que sustituye a todas las demás variables del desarrollo humano que no están incluidas en la salud y la educación. De esta manera, el Ingreso Bruto Nacional per cápita, es una de las variables definitorias para que las entidades federativas con el menor IDH accedan a los recursos del Fondo Regional.

El producto interno bruto por entidad federativa, es una primera medida que nos permite saber el grado de riqueza producida por estado. En este sentido, la información estadística del INEGI muestra que en 2010, la entidad federativa con un PIB mayor fue el Distrito Federal, Chiapas se ubico en lugar 18, Hidalgo en el lugar 21, Michoacán en el lugar 15 y Guerrero en el lugar 23. Campeche se ubicó en el quinto lugar, con un producto equivalente a 645 mil 296 millones de pesos.

Ahora bien, si tomamos en cuenta la totalidad de las actividades económicas, con excepción de la petrolera, para el cálculo del PIB, tenemos que la actividad económica apara el caso de Campeche, se colapsa de manera alarmante, mientras que los indicadores de otras entidades federativas, incluyendo las que acceden al Fonregión, tienen variaciones menores.

Por lo tanto, Campeche pasaría de significar la quinta encomia del país con 646, 685 millones a la economía vigésima octava con 100, 814 millones de pesos, retrocediendo 23 lugares a nivel nacional. Lo anterior, representa una reducción del 85% de su PIB estatal.

Chiapas, el estado con más rezagos en el país, pasaría de de 236,105 a 215,935 millones, representando una reducción del 8.6% de su PIB estatal. Con ello, su distribución per cápita se vería aún más rezagada.

Tabasco, entidad federativa a la que igualmente se le contabiliza de manera injusta los usufructos de la actividad petrolera, pasaría de 468,057 a 176, 390 millones, con una reducción de 62.4% de su PIB estatal. Por ende, su distribución per cápita, se vería fuertemente afectada.

Hidalgo, pasaría de 195, 427 a 146,599 millones, con una reducción del 15% en su PIB estatal, afectando directamente su distribución per cápita.

Veracruz, pasaría de 588,166 a 540, 878 millones, con una reducción de 9.1% del PIB estatal.

En tanto, Guerrero se mantiene con 185,862 millones; Michoacán se mantiene con 300, 615 millones; Oaxaca se mantiene con 196, 985 millones; Puebla se mantiene con 420,2543 millones; Zacatecas se mantiene con 114,938 millones; Nayarit se mantiene con  75, 040 millones y Tlaxcala se mantiene con 67, 129 millones.

Ahora bien, si tomamos en cuenta que la producción petrolera es exclusiva del gobierno federal y que los usufructos de misma son administrados y transferidos a través de diversos esquemas de coordinación fiscal, de los cuales participan las entidades federativas; tenemos que es indebido el registro de la producción petrolera en el PIB estatal de Campeche, Tabasco, Chiapas y de otras entidades, ya que ésta no es formalmente parte de la riqueza de los estados.

Por ejemplo, el estado de Campeche cuenta con un ingreso per cápita equivalente a 59, 536 dólares, ubicando en primer lugar del país, por arriba del Distrito Federal que registra un ingreso anual promedio superior a los 20, 000 dólares. De acuerdo a esta estimación, el ingreso per cápita de Campeche, sería superior al ingreso de países de primer mundo: Noruega con 47 mil dólares, Estados unidos con 43 mil dólares, Alemania con 34 mil dólares o Francia con 32 mil dólares.

Sin embargo, esta comparación resulta lastimosa para la sociedad campechana, además de irrisoria y extravagante, puesto que, sí como país estamos lejos de equipararnos en diversos indicadores de bienestar con los países de primer mundo, para una entidad federativa como Campeche, con múltiples rezagos por superar: 52% de la población en situación de pobreza, 51.4% en pobreza patrimonial, la pobreza de capacidades 27.3% y la pobreza alimentaria del 20%, el panorama es aún más lejano. Por lo tanto, en ningún momento se ve reflejado el alto ingreso per cápita que detenta Campeche en las cuentas nacionales.

En 2010, la media nacional per cápita fue de 10,583 dólares. Por su parte, el Banco Mundial mide a nuestro país con un INB promedio per cápita de 9, 240. Lo anterior nos indica que el ingreso por habitante de Campeche, sin contabilizar el petróleo en el PIB per cápita, fue menor a la media nacional y, es comparable con la media estimada por el Banco Mundial en 2011.

En Campeche, Tabasco y Chiapas, al igual que otros estados de la República Mexicana, al contabilizarse el ingreso petrolero como parte de la riqueza, genera una economía ficción que no se refleja en la economía familiar; porque la industria petrolera es una economía de enclave, queno está lo suficientemente articulada a los proveedores de bienes y servicios locales, es decir con la economía local. Simplemente es extractiva.

Esta contabilidad indebida, afecta negativamente la asignación presupuestal, y en consecuencia, el acceso a los programas de desarrollo social y de combate a la pobreza en diversas entidades federativas, tal es el caso del Fondo Regional, destinado para los estados con el menor IDH.

Los recursos económicos asignados a este Fondo para el ejercicio fiscal 2012, sumaron un moto total de 6, 443 millones de pesos. Dichos recursos, representan un importante alivio para las entidades federativas con menor IDH, ya que al invertir en proyectos de alto impacto regional que doten de mejores servicios a sus habitantes, coadyuvan a reducir la brecha de desigualdad existente entre sus comunidades.

En conclusión, se debe valorar la utilización del ingreso per cápita no petrolero como indicador para el cálculo y asignación de los recursos de combate a la pobreza y no el ingreso per cápita que contabiliza al petróleo y gas, ya que este último no refleja el ingreso real de la población, afectando

Se debe considerar la ampliación de los Estados que participen de los recursos que año con año aprueba la Cámara de Diputados para el Fondo Regional. Lo anterior, sin afectar la distribución de los recursos que reciben las entidades federativas con mayores rezagos desde 2007.

Asimismo, tomando en cuenta que el 53% de la población nacional se encuentra en situación de pobreza, es inaplazable presupuestar mayores recursos para dar cabida a otros estados, con múltiples rezagos sociales, similares a los padecidos por los estados que actualmente se benefician del Fondo en comento.

Esta propuesta no pretende cambiar la totalidad de los indicadores que se utilizan para el cálculo del IDH, solamente cambiar parte del indicador que, a juicio de los que suscribimos el presente, distorsiona el ingreso real que reciben los habitantes de cada entidad federativa.

Por lo anteriormente expuesto, someto a la consideración de este honorable pleno la siguiente proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. El Senado de la República exhorta a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a Modificar las Reglas de Operación del Fondo Regional, para establecer que el ingreso per cápita no petrolero por entidad federativa, sea el indicador de ingreso que se utilice para el cálculo del Índice de Desarrollo Humano.

SEGUNDO. El Senado de la República exhorta a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a Modificar las Reglas de Operación del Fondo Regional, a efecto de incrementar a doce el número de entidades federativas con menor Índice de Desarrollo Humano en el país, respetando y mejorando las condiciones que guardan las entidades más rezagadas y permitiendo la oportunidad de participar a otras entidades como Campeche.

TERCERO. De tal forma, el Senado de la República exhorta a la Cámara de Diputados, para que en la discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2013, incremente de manera considerable la bolsa general de recursos destinados al Fondo Regional, para que todas entidades federativas que están en este Fondo tengan un incremento real e importante en los recursos presupuestados, y las entidades que formen parte del mismo, no se vean perjudicadas por los cambios propuestos.

CUARTO. En este sentido, exhortamos a la Cámara de Diputados para que el Fondo Regional sea una prioridad en el Presupuesto de Egresos 2013, dado que todas las entidades federativas que participan de éste, necesitan de mayores recursos para el desarrollo de sus comunidades.

Senador Oscar Román Rosas González

Senado de la República, 06 de diciembre de 2012.