+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Dictámenes a Discusión y Votación

De la Comisión de Relaciones Exteriores, el que contiene punto de acuerdo:
Por el que el Senado de la República hace un respetuoso llamado a las autoridades ejecutivas y judiciales de los Estados Unidos de América para que tomen en cuenta la opinión del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y el más reciente pronunciamiento de la Relatora Especial de esa organización sobre la Independencia de Jueces y Abogados, según los cuales la detención de los cinco ciudadanos cubanos fue arbitraria y en su enjuiciamiento se ha realizado en contravención a normas y principios esenciales del derecho internacional y el debido proceso.

FUE APROBADO EN VOTACIÓN ECONÓMICA.


DICTAMEN DE LA COMISIÓN DE RELACIONES EXTERIORES CON PUNTO DE ACUERDO SOBRE LA NECESARIA DEMANDA DE LIBERACIÓN DE CINCO PRESOS DE ORIGEN CUBANO DETENIDOS EN LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA, PRESENTADO POR LA SENADORA DOLORES PADIERNA LUNA, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA.

HONORABLE ASAMBLEA:

Con fecha dos de octubre de dos mil doce, a la Comisión de Relaciones Exteriores de la LXII Legislatura de la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión, le fue turnada para estudio y elaboración del dictamen correspondiente, la proposición con punto de acuerdo, sobre la necesaria demanda de liberación de cinco presos de origen cubano detenidos en los Estados Unidos de América, presentado por la Senadora Dolores Padierna Luna, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

La Comisión de Relaciones Exteriores, en uso de las facultades que le confieren los Artículos 85, 94, 96 y 103 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como los Artículos 113, 117, 135, fracción I; 174, 177, párrafo 1; y 182 del Reglamento del Senado de la República, presenta a la consideración de las y los senadores integrantes de esta Honorable Asamblea, el presente dictamen de conformidad con los siguientes:

ANTECEDENTES.

En sesión Ordinaria del once de septiembre del dos mil doce, la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores de la LXII Legislatura, remitió oficio No. DGPL-1P1A.-183, que turna para elaborar el dictamen correspondiente a la Comisión de Relaciones Exteriores la proposición con punto de acuerdo sobre la necesaria demanda de liberación de cinco presos de origen cubano detenidos en los Estados Unidos de América, presentado por la Senadora Dolores Padierna Luna, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

CONSIDERACIONES.

Desde el año mil novecientos noventa y ocho, cinco hombres, han estado encarcelados en Estados Unidos por cargos relacionados con sus actividades como agentes de inteligencia del gobierno cubano. Los conocidos como “Cinco de Cuba”, enfrentan a partir de dos mil uno, penas de prisión que van desde quince años hasta cadena perpetua, derivadas de un total de veintiséis cargos, entre ellos: actuar y conspirar para actuar como agentes no inscritos oficialmente de un gobierno extranjero; fraude y uso indebido de documentos de identidad; y, en el caso de tres de los acusados, conspiración para reunir y transmitir información sobre la defensa nacional.

 

El veintisiete de mayo de dos mil cinco, el grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la Organización de las Naciones Unidas, emitió la opinión No. 19/2005, en la que expresó que “La privación de libertad de los Sres. Antonio Herreros Rodríguez, Fernando González Lort, Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labaniño Salazar y René González Schweret es arbitraria, ya que quebranta el artículo 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos…”

 

La situación que enfrentan los “Cinco de Cuba”, ha motivado un respaldo internacional demandando su inmediata liberación, como el apoyo expreso de diez Premios Nobel, entre los que figuran, el Presidente de Timor Leste, José Ramos Horta, Adolfo Pérez Esquivel, Rigoberta Menchú, José Saramago, Wole Soyinka, Zhores Alferov, Nadine Gordimer, Günter Grass, Darío Fo y Mairead Maguire; la Asamblea Nacional de Panamá; Mary Robinson, presidenta de Irlanda (1992-97) y

Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas (1997-2002), y el ex Director General de la UNESCO, Federico Mayor, entre otros.

 

En marzo de dos mil nueve fueron presentados ante la Corte Suprema de los Estados Unidos un total de doce documentos de amigos de la Corte (amicus curiae brief), en apoyo a la petición presentada por la defensa de los cinco cubanos para que la Corte reexaminara el caso.

 

A nivel parlamentario se han realizado un sinnúmero de acciones, figurando el Parlamento Europeo, la Unión Interparlamentaria, el Parlamento Latinoamericano, la Asamblea Parlamentaria ACP-UE, conformada por los Estados de África, el Caribe y el Pacífico y la Comunidad Europea,la Conferencia Parlamentaria de las Américas, el Parlamento Centroamericano, el Parlamento del Mercosur, la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana, el Parlamento Andino, el Parlamento Indígena, el Parlamento de Escocia, el Parlamento de Irlanda, la Duma de Estado de la Federación de Rusia, Legislatura de la Ciudad Autónoma de Bueno Aires, Argentina, así como Diputados y legisladores de Mali, Suecia, Canadá, Brasil, Venezuela, Bolivia, España, Panamá, Italia, Suiza, Paraguay, Chile, Namibia, Turquía, Perú, Chipre, República Dominicana, Jamaica y Nicaragua.

 

México no se ha quedado atrás y ha manifestado en distintas ocasiones a través del Poder Legislativo, su interés porque este caso sea resuelto con estricto apego a la ley y con respeto pleno a los Derechos Humanos, así lo demuestra el punto de acuerdo presentado en esta misma soberanía el veintiocho de septiembre de dos mil seis y el Acuerdo de la Junta de Coordinación Política de laCámara de Diputados de veintiséis de febrero de dos mil nueve, ambos pronunciándose en el sentido de que las autoridades estadounidenses atiendan la opinión número 19/2005, citada en párrafos precedentes.

 

En fechas más recientes, en octubre de dos mil diez, Amnistía Internacional dio a conocer un informe sobre el caso en el que concluye que: “La organización considera que los motivos de preocupación expuestos, combinados, suscitan importantes dudas en relación con la imparcialidad de las actuaciones que dieron lugar a su condena, en particular el efecto perjudicial de la publicidad sobre la causa en un jurado de Miami. Amnistía Internacional confía en que todavía sea posible que estas cuestiones se tengan debidamente en cuenta a través de los canales apropiados de apelación. Si el proceso legal de apelación no proporcionara resarcimiento oportuno, y dada la extensión de las penas de cárcel impuestas y el tiempo ya cumplido por los condenados, Amnistía Internacional apoyaría los llamamientos para que las autoridades ejecutivas estadounidenses revisen el caso a través del procedimiento de indulto u otros medios apropiados.”

 

En la celebración de la XII Reunión Interparlamentaria México-Cuba, realizada en nuestro país, en mayo de dos mil once, se emitió la respectiva Declaración Conjuntaen la cual manifestaron su rechazo a la violación del derecho internacional por la detención arbitraria de los cinco ciudadanos cubanos presos en cárceles de Estados Unidos.

Asimismo, es importante señalar que René González, uno de los cinco hombres condenados a quince años de cárcel, fue autorizado en abril de dos mil doce, para encontrarse con su hermano gravemente enfermo de cáncer, en la isla cubana. No obstante, René González regresó a Estados Unidos a terminar de cumplir una condena accesoria de tres años de libertad bajo palabra.

Por lo anteriormente expuesto, la Comisión de Relaciones Exteriores somete a la consideración de esta Honorable Soberanía, la siguiente proposición con:

PUNTO DE ACUERDO.

PRIMERO. El Senado de la República hace un respetuoso llamado a las autoridades ejecutivas y judiciales de los Estados Unidos de América para que tomen en cuenta la opinión no.19/2005 del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el más reciente pronunciamiento de la Relatora Especial de la ONU sobre la Independencia de Jueces y Abogados, Gabriela Knaul, según los cuales la detención de los cinco ciudadanos cubanos fue arbitraria y en su enjuiciamiento se ha realizado en contravención a normas y principios esenciales del derecho internacional y el debido proceso.

SEGUNDO. El Senado también hace un exhorto a las autoridades en Estados Unidos para que René González pueda viajar en breve a Cuba para reunirse definitivamente con su familia atendiendo a una cuestión humanitaria y su propia seguridad física, así como para que las autoridades judiciales atiendan las solicitudes presentadas por los abogados defensores de Gerardo Hernández Nordelo y los Cinco cubanos en general.

Senado de la República, veintiuno de noviembre de dos mil doce.

COMISIÓN DE RELACIONES EXTERIORES