+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Desechada Ficha Técnica

Del Sen. Ángel Benjamín Robles Montoya, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, la que contiene proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 4º. bis de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo, el último párrafo de la fracción VI del artículo 33 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la fracción primera del artículo 49 de la Ley de Petróleos Mexicanos y se reforma el artículo noveno y se deroga el artículo decimo de las disposiciones transitorias en materia de presupuesto de la Ley de Petróleos Mexicanos.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE ENERGÍA Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA.


La iniciativa propone reformas a diversos ordenamientos con el propósito de garantizar la seguridad energética del país en materia de hidrocarburos. Con las reformas que se proponen, se establecen los principios rectores que deben observarse para garantizar la seguridad energética del país en materia de hidrocarburos, y las medidas presupuestales deberían considerarse para garantizar dicha seguridad.

La reforma al artículo 4 Bis, de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo, propone que las actividades de PEMEX y su participación en el mercado mundial deban orientarse por los intereses nacionales fundamentados en los ejes de seguridad energética tales como mínimos niveles de endeudamiento, desarrollo y mantenimiento de infraestructura para la autosuficiencia en la producción de combustibles, desarrollo y mantenimiento de infraestructura para la distribución basada en un esquema de ductos con redundancia, adaptación y desarrollo de tecnologías que permitan la autosuficiencia en exploración y explotación de yacimientos en aguas profundas, sustentabilidad de la plataforma anual de extracción de hidrocarburos, diversificación de mercados, protección del medio ambiente y mínima participación de capital privado.

La iniciativa propone un último párrafo en el que se establece que en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, deberán de contemplarse y someterse a discusión, análisis, aprobación y modificación de la Cámara de Diputados los recursos destinados a PEMEX fundamentados en los ejes de seguridad energética.

En tanto que la reforma al último párrafo de la fracción VI del Artículo 33 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, establece que al enviar el Ejecutivo Federal al Congreso Federal la Estrategia Nacional de Energía deberá estar fundamentada en los ejes de seguridad energética establecidos en el artículo 4º. Bis, de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo.

La reforma la fracción primera del artículo 49 de la Ley de Petróleos Mexicanos, obliga a PEMEX a enviar anualmente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de la Secretaría de Energía, un escenario indicativo de sus metas de balance financiero para los siguientes cinco años fundamentada en los ejes de seguridad energética establecidos en el artículo 4º. Bis, de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo. Por otra parte, la iniciativa propone la reforma del artículo noveno de las Disposiciones Transitorias en Materia de Presupuesto de la Ley de Petróleos Mexicanos, para establecer que Petróleos Mexicanos deberá emplear hasta el 70% de sus excedentes de ingresos propios para sanear su endeudamiento, incrementar su gasto de inversión, mantenimiento y operación, fundamentado en los ejes de seguridad energética establecidos en el artículo 4º. Bis, de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo.

Finalmente la iniciativa propone la derogación del artículo décimo de las disposiciones transitorias en materia de presupuesto de la Ley de Petróleos Mexicanos. En dicho artículo transitorio se establece que al año siguiente de que se aplique lo dispuesto en la fracción V del artículo noveno transitorio y se cumpla, a juicio del Ejecutivo Federal, las metas establecidas en el plan estratégico a que se refiere el artículo 19, fracción III, de la Ley, para el año siguiente a que se cumpla el supuesto previsto en el segundo párrafo de la fracción V del artículo noveno transitorio, entrará en vigor la fracción III del artículo 49 de la Ley. Y señala que los trámites iniciados con anterioridad a la entrada en vigor del precepto a que se refiere este artículo, se concluirán conforme a las disposiciones con que se iniciaron.


SENADOR BENJAMÍN ROBLES MONTOYA

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA EL ARTICULO 4º. BIS DE LA LEY REGLAMENTARIA DEL ARTÍCULO 27 CONSTITUCIONAL EN EL RAMO DEL PETRÓLEO, EL ÚLTIMO PÁRRAFO DE LA FRACCIÓN VI DEL ARTÍCULO 33 DE LA LEY ORGÁNICA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA FEDERAL, LA FRACCIÓN PRIMERA DEL ARTÍCULO 49 DE LA LEY DE PETRÓLEOS MEXICANOS Y SE REFORMA EL ARTÍCULO NOVENO Y SE DEROGA EL ARTÍCULO DECIMO DE LAS DISPOSICIONES TRANSITORIAS EN MATERIA DE PRESUPUESTO DE LA LEY DE PETRÓLEOS MEXICANOS, CON EL PROPÓSITO DE GARANTIZAR LA SEGURIDAD ENERGÉTICA DEL PAÍS EN MATERIA DE HIDROCARBUROS, PRESENTADA POR EL SENADOR ÁNGEL BENJAMÍN ROBLES MONTOYA, INTEGRANTE DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA.

C. PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA
DE LA CÁMARA DE SENADORES DEL
H. CONGRESO DE LA UNIÓN.
P R E S E N T E.

El suscrito, ÁNGEL BENJAMÍN ROBLES MONTOYA, Senador de la República de la LXII Legislatura del H. Congreso de la Unión, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71 fracción II, 72 y 73 fracción XXVIII, todos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; Artículo 164 numerales 1, 2 y 3 del Reglamento del Senado de la República; somete a la consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el Articulo 4º. BIS de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo, el último párrafo de la Fracción VI del Artículo 33 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la Fracción Primera del Artículo 49 de la Ley de Petróleos Mexicanos y se reforma el Artículo Noveno y se deroga el Artículo Decimo de las Disposiciones Transitorias en Materia de Presupuesto de la Ley de Petróleos Mexicanos, con el propósito de garantizar la seguridad energética del país en materia de hidrocarburos.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El párrafo cuarto del Artículo 27 constitucional señala que “corresponde a la Nación el dominio directo de todos los recursos naturales de la plataforma continental y los zócalos submarinos de las islas; de todos los minerales o substancias que en vetas, mantos, masas o yacimientos, constituyan depósitos cuya naturaleza sea distinta de los componentes de los terrenos, tales como los minerales de los que se extraigan metales y metaloides utilizados en la industria; los yacimientos de piedras preciosas, de sal de gema y las salinas formadas directamente por las aguas marinas; los productos derivados de la descomposición de las rocas, cuando su explotación necesite trabajos subterráneos; los yacimientos minerales u orgánicos de materias susceptibles de ser utilizadas como fertilizantes; los combustibles minerales sólidos; el petróleo y todos los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos; y el espacio situado sobre el territorio nacional, en la extensión y términos que fije el Derecho Internacional.”

De igual forma el párrafo sexto del mismo Articulo 27 Constitucional señala que “tratándose del petróleo y de los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos o de minerales radioactivos, no se otorgarán concesiones ni contratos, ni subsistirán los que en su caso se hayan otorgado y la Nación llevará a cabo la explotación de esos productos, en los términos que señale la Ley Reglamentaria respectiva.”

En este tenor la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo señala en su Artículo 4o. Bis, que “las actividades de Petróleos Mexicanos y su participación en el mercado mundial se orientarán de acuerdo con los intereses nacionales, incluyendo los de seguridad energética del país, sustentabilidad de la plataforma anual de extracción de hidrocarburos, diversificación de mercados, incorporación del mayor valor agregado a sus productos, desarrollo de la planta productiva nacional y protección del medio ambiente. Esos criterios se incorporarán en la Estrategia Nacional de Energía”.

Sin embargo, ni en el Artículo 4o. Bis ni en toda la Ley Reglamentaria se determina cuales deben ser los principios rectores que deben observarse para garantizar la seguridad energética del país en materia de hidrocarburos, ni que medidas presupuestales deberían considerarse para garantizar dicha seguridad, y peor aún, el esquema actual bajo el cual se opera la Estrategia Nacional de Energía cuyo fundamento jurídico es el último párrafo de la fracción VI del artículo 33 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, mismo que dispone que el Ejecutivo Federal, debe enviar al Honorable Congreso de la Unión, en el mes de febrero de cada año, para su ratificación en un plazo máximo de 30 días hábiles, la Estrategia Nacional de Energía con un horizonte de quince años, elaborada con la participación del Consejo Nacional de Energía, nos pone en la posición vulnerable de que cada año se redefinan los criterios de seguridad energética.

Tenemos entonces que estamos a merced de lo que cada año el Ejecutivo Federal en turno considere o no quiera considerar para garantizar la seguridad energética del país. Esta afirmación se refuerza por el hecho de que en el artículo 49 de la Sección Segunda correspondiente al presupuesto de La Ley de Petróleos Mexicanos, no existe referencia a ningún tipo de principio rector que señale que el presupuesto de Petróleos Mexicanos debe formularse considerando medidas que permitan garantizar la seguridad energética del país.

La propia Estrategia Nacional de Energía 2012 nos muestra con toda crudeza como la ausencia de principios rectores de seguridad energética, esta poniendo en riesgo la viabilidad del Estado Mexicano, ya que no debemos perder de vista que los recursos por hidrocarburos constituyen la tercera parte de todos los ingresos del Gobierno Federal, de 2007 a 2011 el ingreso petrolero sumó casi 4.9 billones de pesos, todos ellos enterados al fisco, agregando la proyección de 2012, la aportación total de PEMEX durante el presente sexenio podría superar los 6 billones de pesos, a pesar de toda la riqueza que aporta PEMEX su deuda se elevó en la presente administración en 325% llegando al 30 de septiembre de 2012 a un billón 846 mil millones de pesos, lo más lamentable de esta situación es que de acuerdo con los reportes de la Auditoría Superior de la Federación los ingresos por excedentes petroleros durante los últimos 8 años superan el billón 200 mil millones de pesos y el 72% de estos recursos se destinó a ampliaciones presupuestales de dependencias federales y entidades federativas que lo emplearon principalmente en gasto corriente.

Para garantizar la seguridad energética del país en hidrocarburos debemos dar un giro a la aplicación de los excedentes petroleros de PEMEX, destinándolo tanto a sanear las finanzas de la paraestatal como al desarrollo de infraestructura en las áreas que a continuación se detallan.

Durante los años de 1998 a 2009 las ventas de gasolina automotriz crecieron a ritmos de 4.5% anual, la demanda total de petrolíferos evolucionó en los últimos diez años con un mayor incremento hacia el consumo de gasolinas, el cual pasó del 35% al 54% del total, durante este período las inversiones en el Sistema Nacional de Refinación lograron incrementar ligeramente la capacidad de producción de gasolinas, sin embargo, este aumento en la capacidad de producción ha sido mucho menor al crecimiento en la demanda, lo que ha generado una marcada desalineación entre el barril demandado y la capacidad de producción, atender esta demanda ha requerido complementar la producción nacional con importaciones crecientes a costos muy altos, el total del subsidio a la importación de gasolinas del año 2006 al 2012, registrado presupuestalmente como la Fracción I del Artículo 2o.A del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), alcanzó en la realidad los 618 mil 203 millones de pesos cuando lo que estaba programado de gastarse en el subsidio para el mismo periodo era de 117 mil 876 millones de pesos, las fluctuaciones del precio de la gasolina en el mercado internacional causó que se gastaran 500 mil 327 millones de pesos más, de igual forma, el intento de aminorar el impacto presupuestal que significa el subsidio a la gasolina ha causado que por los llamados “gasolinazos” amparados presupuestalmente en la Fracción II del Artículo 2o.A del IEPS, se cobraran a los consumidores finales 80 mil 136 millones de pesos durante el periodo 2008-2012. Es inadmisible que en un país con la riqueza petrolera que tiene México existan partidas presupuestales destinadas a comprar gasolinas en el extranjero.

Lo anterior nos refleja que hemos fallado en crear un sistema de producción autosuficiente, eficiente y flexible de petrolíferos y petroquímicos para asegurar el suministro al menor costo posible, costo que se ve agravado por el hecho de que adicional al problema de la producción, el incremento en la demanda de combustibles ha llevado al límite las capacidades de manejo y distribución de combustibles, casi el 50% de las terminales de distribución de gasolina en el país operan con una autonomía de máximo 2 días de inventario, estas limitaciones generan retos operativos y de infraestructura de suministros particularmente en la zona centro del país, lo anterior significa que esta en riesgo nuestra capacidad de garantizar el suministro oportuno sobre todo de gasolinas, con las consecuentes afectaciones a la competitividad del país.

La autosuficiencia en la producción de combustibles y su capacidad de suministro es de prioridad estratégica y de seguridad para el país, ya que el impacto directo se reflejaría en el índice nacional de precios al productor, lo que permitiría tener un país más competitivo, permanentemente debería estarse impulsando la inversión eficiente en infraestructura para la producción y distribución de petrolíferos y petroquímicos.

En materia de ductos tenemos que la utilización de la red de gasoductos del país se ha incrementado, durante el 2009 su utilización efectiva fue mayor que el año anterior y al 99.94% de su capacidad máxima. Con respecto al transporte de petrolíferos, la utilización de la red de ductos está llegando a niveles de saturación en puntos críticos. En consecuencia, los volúmenes transportados por carrotanque y autotanque, que representan una baja proporción del total, crecieron a un ritmo de aproximadamente 26% y 10%, respectivamente entre 2002 y 2009, lo cual es sumamente desventajoso para el país ya que el costo de transportar una tonelada de petrolíferos por kilometro vía ductos tiene un costo de 7 centavos, en buque tanque cuesta 26 centavos, en carrotanque 52 centavos y en autotanque 96 centavos, es decir, el crecimiento lo hemos tenido precisamente en los dos esquemas de transporte más caros ante el nulo crecimiento en ductos, otra vez estamos afectando la competitividad.

Las redes de gasoductos y ductos de gas LP tienen secciones cuya interrupción afectaría el suministro de grandes regiones del país. En la actualidad, el Sistema Nacional de Gasoductos (SNG) cuenta con una extensión de 9,343 Km. de longitud y cubre 18 estados de la República, es necesario dotar de circuitos internos al SNG que otorguen flexibilidad y redundancia. Existen diez estados de la república: Baja California Sur, Colima, Guerrero, Morelos, Nayarit, Quintana Roo, Sinaloa, Zacatecas, Oaxaca y Chiapas, la mayoría de ellos en la costa del Pacífico, que no están cubiertos por ductos de gas natural.

El transporte de gas y petrolíferos a través de ductos es el medio más eficiente, el fortalecimiento de la red de transporte, almacenamiento y distribución de gas y petrolíferos permitiría asegurar un suministro al menor costo posible, lo cual además de contribuir a la eficiencia económica y a la competitividad, permite aumentar la seguridad energética del país al crearse redundancias en el suministro.

En el área de producción de crudo tenemos que después de alcanzar un máximo de producción en 2004 de 3.4 millones de barriles diarios (MMBD), la producción de crudo decreció a una tasa de 5.1% anual entre 2004-2009. En el año 2009, fue 23% menor que la producción máxima observada en 2004.

Cabe señalar que la proporción de crudo pesado ha disminuido considerablemente, pasando del 73% del total en 2004 al 58% estimado en 2009. Esta declinación se debe principalmente a la etapa de madurez alcanzada por el campo Cantarell cuya producción cayó de 2.1 MMBD a 0.7 MMBD en el periodo 2004 a 2009, y su correspondiente caída en la participación de la producción total de crudo, que pasó de 63.2% en 2004, a 26.3% en 2009.

El volumen total de reservas ha disminuido alrededor de 23%, al pasar de 56.1 miles de millones de barriles de petróleo crudo equivalente (MMMBPCE) en 2000 a 43.5 MMMBPCE en 2008. Esto es el resultado neto de haber producido 15,377 MMMBPCE e incorporado 6,951 MMMBPCE a través de la actividad exploratoria y del desarrollo de campos.

El incremento en la inversión para la exploración ha dado resultados de manera gradual. Entre 2002 y 2008 la tasa de restitución de reservas probadas ha mantenido una tendencia positiva, alcanzando 72% de la producción en el año 2008. La incapacidad de restituir el 100% de la producción ha hecho que el indicador reserva a producción (R/P) se redujera de 13.2 años en 2002 a 9.9 años en 2008. Con el fin de mantener una plataforma de producción de largo plazo, se debe alcanzar y mantener una tasa de restitución de reservas de al menos 100%.

Se estima que México cuenta con 52.3 miles de millones de barriles de petróleo crudo equivalente (MMMBPCE) de recursos prospectivos. El 56% se concentra en aguas profundas del Golfo de México, con tirante de agua mayor a 500 metros. Este recurso puede convertirse en reserva a través de la actividad exploratoria exitosa. El 44% restante de los recursos prospectivos del país, se encuentra en áreas terrestres y en la plataforma continental. Dichas áreas presentan menores retos para su desarrollo y acceso a infraestructura. Por ello, es de importancia estratégica para garantizar la seguridad energética del país, adaptar y desarrollar las tecnologías necesarias que nos permitan ser autosuficientes tanto en exploración en aguas profundas, como en la explotación de yacimientos con esas características.

Por lo anteriormente expuesto, se propone a esta Soberanía la siguiente:

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA EL ARTICULO 4º. BIS DE LA LEY REGLAMENTARIA DEL ARTÍCULO 27 CONSTITUCIONAL EN EL RAMO DEL PETRÓLEO, EL ÚLTIMO PÁRRAFO DE LA FRACCIÓN VI DEL ARTÍCULO 33 DE LA LEY ORGÁNICA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA FEDERAL, LA FRACCIÓN PRIMERA DEL ARTÍCULO 49 DE LA LEY DE PETRÓLEOS MEXICANOS Y SE REFORMA EL ARTÍCULO NOVENO Y SE DEROGA EL ARTÍCULO DECIMO DE LAS DISPOSICIONES TRANSITORIAS EN MATERIA DE PRESUPUESTO DE LA LEY DE PETRÓLEOS MEXICANOS, CON EL PROPÓSITO DE GARANTIZAR LA SEGURIDAD ENERGÉTICA DEL PAÍS EN MATERIA DE HIDROCARBUROS.

ARTÍCULO PRIMERO.- Se reforma el artículo 4º. Bis, de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo, para quedar como sigue:

“Las actividades de Petróleos Mexicanos y su participación en el mercado mundial se orientarán de acuerdo con los intereses nacionales fundamentados en los siguientes ejes de seguridad energética: mínimos niveles de endeudamiento, desarrollo y mantenimiento de infraestructura para la autosuficiencia en la producción de combustibles, desarrollo y mantenimiento de infraestructura para la distribución basada en un esquema de ductos con redundancia, adaptación y desarrollo de tecnologías que permitan la autosuficiencia en exploración y explotación de yacimientos en aguas profundas, sustentabilidad de la plataforma anual de extracción de hidrocarburos, diversificación de mercados, protección del medio ambiente y mínima participación de capital privado. Esos criterios se incorporarán en la Estrategia Nacional de Energía.

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, se contemplarán someterán a discusión, análisis, aprobación y modificación de la Cámara de Diputados los recursos destinados a PEMEX fundamentados en los ejes de seguridad energética.

ARTÍCULO SEGUNDO.- Se reforma el último párrafo de la Fracción VI del Artículo 33 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, para quedar como sigue:

“El Ejecutivo Federal enviará al Congreso, en el mes de febrero de cada año, para su ratificación en un plazo máximo de 30 días hábiles, la Estrategia Nacional de Energía con un horizonte de quince años, elaborada con la participación del Consejo Nacional de Energía y fundamentada en los ejes de seguridad energética establecidos en el artículo 4º. Bis, de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo.

ARTÍCULO TERCERO.- Se reforma la Fracción Primera del Artículo 49 de la Ley de Petróleos Mexicanos, para quedar como sigue:

“Petróleos Mexicanos enviará anualmente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de la Secretaría de Energía, un escenario indicativo de sus metas de balance financiero para los siguientes cinco años; fundamentada en los ejes de seguridad energética establecidos en el artículo 4º. Bis, de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo”.

ARTÍCULO CUARTO.- Se reforma el Artículo Noveno de las Disposiciones Transitorias en Materia de Presupuesto de la Ley de Petróleos Mexicanos, para quedar como sigue:

“Petróleos Mexicanos deberá emplear hasta el 70% de sus excedentes de ingresos propios para sanear su endeudamiento, incrementar su gasto de inversión, mantenimiento y operación, fundamentado en los ejes de seguridad energética establecidos en el artículo 4º. Bis, de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo”.

ARTÍCULO QUINTO.- Se deroga el Artículo Decimo de las Disposiciones Transitorias en Materia de Presupuesto de la Ley de Petróleos Mexicanos.

T R A N S I T O R I O S

PRIMERO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el Salón de Sesiones a los 20 días del mes de noviembre de dos mil doce.

SUSCRIBE

SENADOR ÁNGEL BENJAMÍN ROBLES MONTOYA