+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Ficha Técnica


De los Senadores Arturo Zamora Jiménez, Miguel Romo Medina, María Lucero Saldaña Pérez, Diva Hadamira Gastélum Bajo y Miguel Ángel Chico Herrera, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, la que contiene punto de acuerdo por el que se solicita al Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos asista a una reunión de trabajo con la Comisión de Derechos Humanos de Senado de la República para dialogar sobre las violaciones a los derechos humanos cometidos por las autoridades encargadas de brindar seguridad en nuestro país.

Se turnó a la Comisión de Derechos Humanos.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO QUE PRESENTAN LOS SENADORES ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ, MIGUEL ROMO MEDINA, MARÍA LUCERO SALDAÑA PÉREZ, DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO Y MIGUEL ÁNGEL CHICO HERRERA, POR EL QUE SE SOLICITA AL DR. RAÚL PLASCENCIA VILLANUEVA, PRESIDENTE DE LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, ASISTA A LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DE SENADO DE LA REPÚBLICA, A UNA REUNIÓN DE TRABAJO CON UN GRUPO PLURAL DE SENADORAS Y SENADORES PARA DIALOGAR SOBRE LAS VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS COMETIDOS POR LAS AUTORIDADES ENCARGADAS DE BRINDAR SEGURIDAD EN NUESTRO PAÍS.

Los suscritos senadores integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional de la LXII Legislatura del Senado de la República, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 8, numeral 1, fracción II y 276, numeral 1 del Reglamento del Senado de la República y en los artículos 58 y 59 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, nos permitimos formular ante este Honorable Pleno, la presente Proposición con Punto de Acuerdo, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Los derechos humanos son universales debido a que pertenecen a todos los hombres, a todos por igual, en todo tiempo y lugar; se encuentran de manera innata ligados a la naturaleza humana.

La condición de la naturaleza humana otorga titularidad a estos derechos universales, inviolables e irrenunciables; por tanto, al encontrar allí su fundamentación, deducimos que no pertenecen al hombre por una disposición estatal, sino que le pertenecen y le son inherentes por el solo hecho de ser persona humana.

En este sentido, el clima de inseguridad que se vive a lo largo de todo el territorio nacional es consecuencia del incremento de las actividades vinculadas con la delincuencia organizada y el narcotráfico, los cuales a pesar de las acciones implementadas por el Gobierno Federal, han logrado extender sus redes de operación, diversificado sus actividades, a tal grado de contar, en algunos casos, con gente infiltrada dentro de las principales corporaciones policíacas del país.

Con el objetivo de combatir al crimen organizado, el gobierno federal ha llevado a cabo acciones enfocadas a disminuir la impunidad, sin embargo vemos con preocupación que a pesar de que el gobierno ha señalado que se va ganando la guerra y que debido a sus estrategias se ha capturado un gran número de personas relacionadas con los principales cárteles de drogas, la realidad nos muestra indicadores completamente diferentes a los difundidos por el gobierno.

Es de llamar la atención que durante la pasada comparecencia de política interior y seguridad llevada a cabo en las instalaciones de esta Cámara de Senadores, varios senadores cuestionaron a los funcionarios sobre este y otros temas y estos evadieron dar respuesta.

De acuerdo con datos del Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. (CIDAC), cerca de 300 mil desaparecidos y 90 mil muertos es el resultado de la lucha que se emprendió hace seis años contra el crimen organizado, de igual forma cifras dadas a conocer por el INEGI muestran que el 2011 fue el año más violento al registrarse más de 27 mil decesos, por lo que al llegar el 2012 la cifra podría llegar a los 100 mil, sin embargo, las dependencias han dejado de actualizar y de dar el número total de muertes en este año.

Hay cuatro grandes grupos de personas que son particularmente vulnerables a las desapariciones forzadas actualmente: las y los defensores de derechos humanos; personas con algún tipo de militancia política o en movimientos sociales; personas migrantes; y personas que viven en lugares en los que se ha incrementado la violencia por el choque entre los cuerpos de seguridad nacional o pública y grupos de delincuencia organizada.

Por otra parte, a nadie escapa la grave situación por la que atraviesan los centros penitenciarios del país, producto de un largo abandono y desinterés en el tema por parte de las autoridades, lo que ha favorecido a que estos lugares se conviertan en espacios con un poco o nulo monitoreo y fiscalización, en los que por años ha imperado y cada vez de manera más intensa, la arbitrariedad, la corrupción y la violencia.

Los centros penitenciarios no cumplen su misión, la cual es tratar de lograr la reinserción del sentenciado. Al no recibir la atención y recursos financieros y presupuestales necesarios debidamente supervisados, para que se apliquen a lo que están destinados, se provoca que su función se distorsione y en vez de ser verdaderos espacios propicios para el estricto cumplimiento de las penas impuestas a los infractores de la ley, se convierten en centros de aprendizaje y especialización superior de la delincuencia ahí interna, logrando en consecuencia la reincidencia de los infractores, en lugar de la reinserción social.

Es claro que lo que sucede con los centros penitenciarios impacta de manera directa en la seguridad pública; hoy se sabe y se ha documentado que buena parte de los delitos que tienen que ver con la extorsión y secuestro de personas, se operan desde el interior de los centros penitenciarios; lo cual resulta inaceptable ya que la situación de los penales impacta de forma directa en la seguridad de la ciudadanía.

Existen centros penitenciarios desprovistos de lo más indispensable, como personal de seguridad y custodia; técnico y profesional debidamente capacitado y bien remunerado.

 Si bien es cierto que reconocemos la importancia y la legitimidad que tiene el enfrentar la amenaza que representa el tráfico de drogas y el crimen organizado para el Estado mexicano, no podemos dejar de mencionar que la forma en la que se ha llevado a cabo despierta serias preocupaciones, principalmente frente a las obligaciones en materia de derechos humanos a las que el Estado mexicano en su conjunto se ha adherido. Tal parece que las políticas públicas parecen concentrarse exclusivamente en actividades de represión ignorando los enfoques de prevención y reparación.

Consecuencia de lo antes mencionado, hoy encontramos una sociedad mexicana sumida en la violencia, en el miedo y en la incertidumbre, ya que como todos hemos escuchado y leído en la prensa nacional, esta guerra ha dejado miles de muertos y desaparecidos, los cuales el gobierno simplemente por lavarse las manos los ha llamado daños colaterales.

Por lo que es de gran importancia que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos nos pudiera proporcione cifras al respecto, al tiempo de se establezca un diálogo permanente entre el Senado de la República y la CNDH en materia de derechos humanos.

Como es de todos conocido, la CNDH rinde un informe anual ante el Congreso de la Unión, debido a la importancia que tiene el dejar claro cuál es la situación que guardan los derechos humanos de las y los mexicanos en el país, a raíz del inicio de la guerra contra el crimen organizado, es que sería de suma importancia contar con la presencia del presidente de este importante organismo.

Por último, es importante buscar un mayor impulso y un adecuado tratamiento a las tareas de promoción de los derechos humanos, sin que estas afecten o disminuyan las actividades de protección.

Por lo anteriormente expuesto y fundamentado sometemos a consideración de esta Soberanía, la siguiente proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.-La Cámara de Senadores exhorta de la manera más  atenta, al titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos a que asista a una reunión de trabajo en la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, con un grupo plural de senadoras y senadores, para dialogar sobre el estado que guardan:

  1. Las violaciones a los derechos humanos por parte de las autoridades encargadas de brindar seguridad en el país.  
  2. La situación actual de los centros penitenciarios del país y;  
  3. La situación y cifras de víctimas del delito y víctimas relacionadas con el combate al narcotráfico.  

 

ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ
MIGUEL ROMO MEDINA

MA. LUCERO SALDAÑA PÉREZ
DIVA HADAMIRA GASTÉLUM   BAJO

MIGUEL ÁNGEL CHICO HERRERA