+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones



De los Senadores Jorge Luis Lavalle Maury y Luis Fernando Salazar Fernández, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, la que contiene punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Desarrollo Social a efecto de que se instruya que en las reglas de operación del programa Oportunidades exista la notificación a los beneficiarios para que en un plazo de 15 días manifiesten lo que a su derecho convenga, con el objetivo de dar cumplimiento a las garantías de audiencia y debido proceso.

Se turnó a la Comisión de Desarrollo Social.


SENADOR ERNESTO CORDERO ARROYO
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA DEL SENADO DE LA REPÚBLICA
PRESENTE:

Los que suscriben, Senadores JORGE LUIS LAVALLE MAURY y LUIS FERNANDO SALAZAR FERNANDEZ, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 8, Numeral 1, Fracción II y 276 del Numeral 1 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración del Pleno de esta Soberanía, LA PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR LA QUE SE EXHORTA RESPETOSAMENTE A LA SECRETARÍA DE DESARROLLO SOCIAL A EFECTO DE QUE SE INSTRUYA QUE EN LAS REGLAS DE OPERACIÓN DEL PROGRAMA PARA EL DESARROLLO HUMANO OPORTUNIDADES,  EXISTA LA NOTIFICACIÓN A LOS BENEFICIARIOS DEL PROGRAMA PARA QUE EN UN PLAZO DE 15 DÍAS MANIFIESTEN LO QUE A SU DERECHO CONVENGA,  CON EL OBJETIVO DE DAR CUMPLIMIENTO A LAS GARANTÍAS DE AUDIENCIA Y DEBIDO PROCESO, ESTABLECIDAS EN NUESTRA CARTA MAGNA, con base en las siguientes:

C O N S I D E R A C I O N E S

La desigualdad que caracteriza la distribución del ingreso y el acceso a las oportunidades ha sido un elemento persistente en la historia de nuestro país. En ese contexto, no se debe perder de vista que, cuando las carencias son extremas, además de la falta de ingresos, las personas y los hogares concentran los mayores índices de desnutrición, enfermedades, analfabetismo y abandono escolar.

Como consecuencia de lo anterior, se genera un círculo vicioso en el que los integrantes de las familias más pobres, por su condición, no desarrollan sus capacidades a plenitud y ello, inevitablemente, lleva a las nuevas generaciones a heredar la situación de pobreza, al tiempo que les cancela la oportunidad de generar los ingresos que les permitirían superar su condición.

En este contexto, es claro que la principal finalidad de la política social de la Administración del Presidente Felipe Calderón, ha sido impulsar el desarrollo humano y el bienestar de la población mexicana, a través del fomento a la igualdad de oportunidades y la superación de las condiciones de pobreza y marginación en las que vive gran parte de nuestra población, contribuyendo así al respeto y debido ejercicio de sus derechos humanos, con especial énfasis en los derechos a la protección de la salud, a la educación y a la alimentación.

Por ello, el objetivo general que persigue la implementación del Programa Oportunidades consiste, esencialmente, en favorecer el desarrollo de las capacidades asociadas a la educación, la salud y la nutrición de las familias beneficiarias, para contribuir a la ruptura del ciclo intergeneracional de la pobreza.

Para tal efecto, dicho programa se avoca a otorgar apoyos a quienes cursan la educación básica, media y superior, de tal suerte que se incentiva, por una parte, la inscripción y asistencia regular a la escuela y, por la otra, la conclusión de los niveles educativos referidos.

De igual modo, a través de la implementación del Programa Oportunidades se asegura el acceso de las familias beneficiarias al Paquete Básico Garantizado de Salud, de tal suerte que, con esta medida, se impulsa el uso de los servicios de salud preventivos, así como el autocuidado de la salud y nutrición de todos sus integrantes, al tiempo que les proporciona, complementariamente, apoyos para mejorar sus niveles de alimentación y nutrición, poniendo especial énfasis en la población más vulnerable, como son los menores y, las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.

En lo que va de la actual administración en el Programa de Apoyo Alimentario, se canalizaron recursos por 11 mil 950 millones de pesos, ampliando también la cobertura, que pasó de 143 mil familias en 2006, a las 650 mil que actualmente se benefician.

No obstante la eficacia y eficiencia de las estrategias señaladas con antelación, el Programa Oportunidades potencia sustancialmente sus efectos a través de la entrega de apoyos monetarios a la propia población beneficiaria del Programa. Cabe resaltar que dada la prioridad de este programa para la actual Administración, se han invertido en el Programa, 267 mil 143 millones de pesos.

Sin embargo, como es de esperarse, el Programa Oportunidades no opera en el vacío. Por el contrario, para la consecución de los objetivos antes referidos, la implementación del programa social se hace de una serie de elementos metodológicos de carácter objetivo –establecidos en las propias Reglas de Operación— que le ofrecen solidez respecto de los procedimientos de selección y permanencia de los mexicanos ubicados en la hipótesis mínima para formar parte del mismo.

Así, el análisis de las condiciones socioeconómicas de los beneficiarios y potenciales beneficiarios, partiendo de un enfoque que va de lo general a lo particular, privilegia, de inicio, las localidades más rezagadas para enfocarse, posteriormente, en las familias más necesitadas.

Sobre ese orden de ideas, el Programa Oportunidades llega hoy a casi 6 millones de hogares mexicanos, dando becas al mismo número de infantes que, dicho sea de paso, hoy tienen una expectativa de vida distinta a la de sus padres, en virtud de que, por una parte, la mayoría han superado el grado escolar de aquellos y, por la otra, 900 mil de éstos, tienen el estudio como principal ocupación.

Lo anterior se ha visto reflejado en el incremento, en un 40%, de la movilidad socioeconómica de los jóvenes beneficiarios del programa, provenientes de zonas rurales, que han logrado moverse –según la Evaluación de Consistencia y Resultados 2011-2012 del CONEVAL— hacia mejores ocupaciones que las de sus padres, recibiendo hasta 44% más de ingresos que aquellos que no son beneficiarios del programa.

Con independencia de todo lo anterior, el Programa Oportunidades, como cualquier otra política pública, es perfectible. En efecto, no bastan los logros que dicho programa ha alcanzado durante los dos últimos sexenios, sino que es menester mejorar los procedimientos a través de los cuales se materializan los derechos sociales de los mexicanos.

Es importante señalar, que nuestra Carta Magna dentro de sus artículos 14 y 16 establece las reglas que rigen el debido proceso y que dentro de este, se encuentra tutelada la garantía de audiencia, misma que se colmaría dándole notificación por escrito de la baja a los beneficiarios del Programa Oportunidades, para que dentro de en un plazo de 15 días manifiesten lo que a su derecho convenga.

Así, es importante sensibilizar a esta Asamblea respecto de la necesidad de implementar un procedimiento de baja especializado, a través del cual, se garanticen los derechos procesales de los beneficiarios e, incluso, de aquellos que aspiren a serlo, a efecto de que se consideren en ellos, las garantías mínimas del debido proceso.

De ese modo, el Programa no únicamente operará a través de bases mucho más transparentes, sino que, además, se acercará al cumplimiento, en mayor medida, de los objetivos para los cuales fue diseñado. Lo anterior en virtud de que, por una parte, respetará el derecho de permanencia de quienes cumplan con los requisitos legales, al tiempo que garantiza que los procedimientos a través de los cuales se dé de baja a quienes no lo hagan, se encuentren debidamente establecidos en las normas aplicables.

De este modo, la eficiencia de afiliación del programa en cuestión, no se verá mermada por la salida indebida de quienes requieren el apoyo derivado del mismo, al tiempo que con esto se evitaría dejar fuera del programa a personas que cuentan con este valioso apoyo, pues como se ha señalado, este programa ha elevado el nivel de vida de los mexicanos, siendo justo entonces que todas aquéllas familias que son beneficiadas, sigan contando con estos apoyos o, en su caso, sepan claramente los motivos por los cuales causan baja.

En virtud de lo antes expuesto, se tiene a bien presentar ante esta soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. La Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión exhorta respetosamente a la Secretaría de Desarrollo Social a efecto de que se instruya que en las reglas de operación del programa para el desarrollo humano oportunidades,  exista la notificación a los beneficiarios del programa para que en un plazo de 15 días manifiesten lo que a su derecho convenga, para dar cumplimiento a las garantías de audiencia y debido proceso, establecidas en nuestra carta magna.

SEGUNDO. La Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión Solicita a la Secretaría de Desarrollo Social que, una vez cumplido el exhorto motivo del presente punto de acuerdo, lo notifique a este H. Senado de la República.

Dado en el Salón de Sesiones a los 4 días del mes de octubre de 2012.

SENADOR JORGE LUIS LAVALLE MAURY

SENADOR LUIS FERNANDO SALAZAR FERNÁNDEZ

Documentos Relacionados:

Dictámenes a Discusión y Votación