+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones


De la Sen. Gabriela Cuevas Barrón, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, la que contiene punto de acuerdo que exhorta al Instituto Federal Electoral a contribuir al desarrollo de la vida democrática, dando a conocer las normas y los procedimientos conforme a los cuales certificará el debido cumplimiento de los requisitos que establece la ley electoral para la constitución y el registro de nuevos partidos políticos.

Se turnó a la Comisión de Gobernación.


ARCHIVOS PARA DESCARGAR:
Descargar Documento (Se turnó a la Comisión de Gobernación.)

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL INSTITUTO FEDERAL ELECTORAL A CONTRIBUIR AL DESARROLLO DE LA VIDA DEMOCRÁTICA DANDO A CONOCER LAS NORMAS Y LOS PROCEDIMIENTOS CONFORME A LOS CUALES CERTIFICARÁ EL DEBIDO CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS QUE ESTABLECE LA LEY ELECTORAL PARA LA CONSTITUCIÓN Y EL REGISTRO DE NUEVOS PARTIDOS POLÍTICOS

La suscrita, Senadora GABRIELA CUEVAS BARRON, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en esta LXII Legislatura, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8 numeral 1, fracción II, 276 numerales 1 y 2, y demás disposiciones aplicables del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

Los partidos políticos son realidades sociales, son formaciones que se caracterizan por tener un vínculo sociológico y un fin político; son comunidades de ideas o intereses comunes que comparten todos sus miembros. [] Por esta razón, Constant los definía como “reuniones de hombres que profesan la misma doctrina política”. Bajo la misma perspectiva, Burke los consideraba una reunión de hombres que suman sus esfuerzos para ponerlos al servicio del interés nacional.

Desde este punto de vista, toda iniciativa o esfuerzo que se emprenda desde la sociedad para crear nuevos partidos, y de esta manera incidir en la agenda pública, es de saludarse y reconocerse.

Sin embargo, es sabido que algunos partidos políticos no se conforman por hombres que buscan participar en la gestión de los asuntos públicos, sino por personas con intereses muy limitados que sólo buscan el beneficio de un grupo o sector. Esto fue lo que sucedió en nuestro país durante las últimas décadas:

“[L]a experiencia indicó que el sistema de registro de partidos tenía varios problemas; el mayor de ellos era que cada tres años, desde 1979 y hasta 2006, con la única salvedad de la elección de 1994, se había otorgado registro legal a nuevas organizaciones. El incremento de requisitos que anteriores reformas habían establecido produjeron como regla general —salvo honrosas excepciones— la falsificación o simulación del cumplimiento de las normas legales. La evidencia indicaba una condición común: que los nuevos partidos, en su enorme mayoría, salvo el caso de coaliciones, no pudieron refrendar su registro en la primera elección federal en la que participaron. Crear y obtener registro de nuevos partidos se convirtió en una actividad rentable —política o económicamente— para algunos vividores que terminaron por hacer que unos pocos justos pagaran por muchos pecadores. []

Por lo anterior, en la reforma electoral del año 2007 se establecieron condiciones más rigurosas para la constitución de nuevos partidos políticos. Por vez primera en nuestro país se introdujo en la Constitución la prohibición expresa de que las organizaciones gremiales “o con objeto social diferente en la creación de partidos” intervinieran en su creación (artículo 41). Además, se consideró la intención fundamental del constituyente permanente en la reforma de 1996 de prohibir la afiliación corporativa y consagrar el derecho de los ciudadanos de afiliarse a los partidos políticos de manera individual y libre. []

Como consecuencia de esa reforma, el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (en vigor desde el 14 de enero de 2008), contempla que el próximo periodo para solicitar el registro de un nuevo partido político nacional correrá del 1º al 31 de enero de 2013, fecha a partir de la cual las organizaciones interesadas en constituirlo deberán cumplir una serie de requisitos como los siguientes:

  1. Informar mensualmente al IFE del origen y destino de los recursos que obtenga para desarrollar las actividades tendentes a la obtención del registro legal;  
  2. Celebrar por lo menos en 20 entidades federativas o en 200 distritos electorales, una asamblea en presencia de un funcionario del Instituto, quien certificará que el número de afiliados que concurrieron y participaron asistieron libremente y conocieron y aprobaron la declaración de principios, el programa de acción y los estatutos; y que en la realización de esas asambleas no existió intervención de organizaciones gremiales o de otras con objeto social diferente al de constituir el partido político; y  
  3. Celebrar una asamblea nacional constitutiva ante la presencia del funcionario designado por el IFE;  

En suma, con las nuevas disposiciones en materia electoral se pretende evitar la formación de partidos donde la práctica habitual sea el acarreo masivo de gente para cumplir con las formalidades normativas. Por ello, es necesario que el IFE de a conocer la normatividad conforme a la cual certificará que en el proceso de constitución de nuevos partidos políticos no estén involucradas organizaciones gremiales, que no haya coacción o acarreo de gente para cubrir la cuota del número total de personas que deben asistir a las asambleas estatales o distritales (que en ningún caso podrá ser menor a 3,000 o 300, respectivamente) y que todas esas personas tendrán conocimiento de los documentos básicos al momento de que se sometan a su consideración.

Este es un asunto de gran relevancia porque Andrés Manuel López Obrador ha lanzado un llamado para constituir un nuevo partido político y saltan las preguntas siguientes: ¿Cómo verificará el IFE que detrás de este nuevo partido político no estarán organizaciones gremiales como el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME)? ¿Cómo tendremos la certeza de que los miembros del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) asistirán de manera individual, y sobre todo de manera libre, a las asambleas que se convoquen para estos efectos? ¿Cómo se evitarán las afiliaciones colectivas?

A todo ello debemos agregar que, para la conformación de un nuevo partido, la ley electoral establece que se debe contar con lo siguiente (artículo 25):

  1. Una declaración de principios que, entre otras cosas, contendrá la obligación de conducir sus actividades por medios pacíficos y por la vía democrática, así como la obligación de observar la Constitución y de respetar las leyes e instituciones que de ella emanen
  2.  Un programa de acción que determinará las medidas para formar ideológica y políticamente a sus afiliados infundiendo en ellos el respeto al adversario; y
  3.  Unos estatutos que establecerán las normas para la postulación democrática de sus candidatos;  

En el caso del partido que pretende formar López Obrador surgen varios cuestionamientos relacionados con los referidos requisitos legales: ¿Cómo incluirán en su declaración de principios que se obligan a observar la Constitución y a respetar las instituciones que de ella emanan si nunca ha reconocido a las instituciones, especialmente a las electorales? ¿En verdad el Movimiento Regeneración Nacional infundirá respeto a sus adversarios políticos cuando en los últimos meses ha infundido en sus miembros sentimientos completamente opuestos? ¿Cómo será la postulación democrática de sus candidatos si desde ahora López Obrador dice que seguirá “organizando y protegiendo al pueblo” dando signos que unilateralmente se postulará nuevamente por un cargo público?

Esperemos que por el bien de la democracia, y en cumplimiento de sus atribuciones, el Instituto Federal Electoral cumpla con los fines que le mandata el artículo 105 del COFIPE, especialmente los de contribuir al desarrollo de la vida democrática del país y a preservar el fortalecimiento del régimen de partidos políticos, vigilando el cumplimiento puntilloso de la ley durante el procedimiento de registro de nuevos partidos políticos y expidiendo los reglamentos interiores necesarios para el debido ejercicio de sus facultades y atribuciones (artículo 118).

El espíritu del nuevo COFIPE es que los ciudadanos cuenten con partidos políticos de principios, no con partidos de patronato. Los partidos deben ser agrupaciones que mediante su labor conjunta promuevan el interés nacional, y no conglomerados que salgan a defender las pretensiones de actores políticos en particular.

Además, es tiempo que los actores sociales se den cuenta que ya existen nuevas instituciones legales, como las candidaturas independientes, para dar cauce a las demandas de la población. Por fin se ha enriquecido nuestro sistema representativo abriendo nuevos espacios a los ciudadanos que quieren encauzar sus inquietudes sin estar sujetos o condicionados a pertenecer a algún partido político.

Para ello, los legisladores debemos ponernos a trabajar en el diseño de la legislación secundaria y así dar cumplimiento al transitorio segundo del Decreto que en materia política se publicó el 9 de agosto de 2012, el cual nos da un plazo de un año para cumplir con esta tarea.

En el tema de las candidaturas ciudadanas, en dicha reglamentación se deberán incluir temas como el de un respaldo mínimo de ciudadanos; la redacción de plataformas electorales y de gobierno; requisitos relativos a una adecuada distribución territorial del respaldo ciudadano; los mecanismos de financiamiento; el acceso a los medios y a la justicia electoral; entre muchos otros.

Ciertamente, se trata de una tarea legislativa de enorme complejidad para la que será necesario escuchar las opiniones e inquietudes de la propia ciudadanía, pero también será importante retomar las experiencias internacionales. Pero, sobre todo, será una tarea en la que deberán participar de manera conjunta diputados y senadores para evitar desacuerdos durante el proceso legislativo.

Por lo anteriormente expuesto, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea los siguientes:

PUNTOS DE ACUERDO

PRIMERO. El Senado de la República exhorta respetuosamente al Instituto Federal Electoral a que de a conocer las normas y los procedimientos conforme a los cuales certificará, en el ejercicio de sus atribuciones y facultades, el debido cumplimiento de los requisitos que establece la ley electoral para la constitución y el registro de nuevos partidos políticos a fin de contribuir al desarrollo de la vida democrática del país.

SEGUNDO. El Senado de la República exhorta respetuosamente al Instituto Federal Electoral a crear una plataforma electrónica en la que los ciudadanos puedan dar seguimiento puntual a todas las actividades de las organizaciones que deseen obtener su registro legal como partidos políticos y en la que puedan corroborar el cumplimiento de los requisitos señalados por la ley comicial, lo que permitirá preservar el fortalecimiento del régimen de partidos políticos en nuestro país.

TERCERO. Se exhorta a la Cámara de Senadores y de Diputados a crear un mecanismo interparlamentario que se encargue de elaborar, a la brevedad posible, las iniciativas de ley que permitirán dar cumplimiento a las reformas contenidas en el Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia política, publicado el 9 de agosto de 2012.

CUARTO. Se exhorta respetuosamente a los Congresos de los Estados y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, para que a la brevedad posible, trabajen en las adecuaciones necesarias a su legislación secundaria a fin de dar cumplimiento al Artículo Tercero Transitorio del Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia política, publicado el 9 de agosto de 2012.

Dado en el Salón de sesiones de la H. Cámara de Senadores, el diez de septiembre de dos mil doce.

SENADORA GABRIELA CUEVAS BARRON


[1] XIFRA HERAS, Jorge, Formas y fuerzas políticas, Editorial Bosch, Barcelona 1958, p. 10.

[2] Alcocer V., Jorge, El Sistema de Partidos en la reforma de 2007, en Estudios sobre la Reforma Electoral 2007. Hacia un nuevo modelo, Lorenzo Córdova y Pedro Salazar (coord..), Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, 2008.

[3] David Ricardo Jaime González y Fernando Ramírez Barrios, nota introductoria de El Registro como Partidos Políticos Nacionales. Intervención sindical en la conformación de nuevos partidos políticos, Patricia Kurczyn Villalobos, Serie Comentarios a las Sentencias del Tribunal Electoral, Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, 2009, p.14.