+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica


De las senadoras Nancy de la Sierra Arámburo y Geovanna Bañuelos de la Torre, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con proyecto de decreto que reforma el artículo 132, fracción XXVII Bis de la Ley Federal del Trabajo; y se adiciona el artículo 28 Bis de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B) del artículo 123 Constitucional.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS DE TRABAJO Y PREVISIóN SOCIAL; DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA DE LA CáMARA DE SENADORES.


De la Sen. Nancy de la Sierra Arámburo a nombre propio y de la Senadora Geovanna Bañuelos de la Torre, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo; eleva a la consideración del pleno de esta Soberanía Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforma el artículo 32, fracción XXVII de la Ley Federal del Trabajo y adiciona el artículo 28 BIS de la Ley Federal de los Trabajadores al servicio del estado, reglamentaria del apartado B) del artículo 123 constitucional, en materia de licencia de paternidad.

Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo de la LXIV Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los Artículos 71, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 8, fracción I, 164, 169  y 172, párrafo 1 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Asamblea la siguiente Iniciativa con proyecto de Decreto por el que se reforma el artículo 132, fracción XXVII Bis de la Ley Federal del Trabajo; y adiciona el artículo 28 Bis de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B) del Artículo 123 Constitucional, en materia de licencia de paternidad, de conformidad con la siguiente:

Exposición de motivos   

Sobre el derecho a la igualdad y los efectos discriminatorios de la legislación vigente

A partir de la reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos del 10 de junio de 2011, el derecho humano a la igualdad se consagra en el artículo 1 de este ordenamiento, como uno de los ejes rectores de la legislación y actuación del Estado mexicano y, por consiguiente, se prohíbe expresamente la discriminación por razones de género.
Asimismo, el marco normativo mexicano reconoce la igualdad entre hombres y mujeres, a través del artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el cual vela por la protección, organización y desarrollo armónico de la familia.

En este sentido, es importante destacar que el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ha señalado en su jurisprudencia que los derechos humanos contenidos en tratados internacionales son de rango constitucional, salvo las restricciones expresas en nuestra Carta Magna.
En consecuencia, es relevante señalar que el artículo 24 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, suscrita por México, también sostiene que todas las personas son iguales ante la ley, por lo que tienen derecho, sin discriminación, a igual protección ante la misma.
Ante estas directrices, se promulgó la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres en el año 2006, la cual rige la Política Nacional de Igualdad de Género, con el objetivo de regular y garantizar la igualdad de oportunidades y de trato entre mujeres y hombres, promoviendo el empoderamiento de las mujeres y la lucha contra toda discriminación basada en el sexo y género.
Ahora bien, el alcance de la igualdad jurídica se ha delimitado por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual ha establecido que no todo tratamiento jurídico diferente es discriminatorio, porque no toda distinción de trato puede considerarse por sí misma ofensiva a la dignidad humana.
En consecuencia, una distinción solo es discriminatoria cuando carece de una justificación objetiva y razonable. Las distinciones compatibles con la Carta Magna y la Convención Americana sobre Derechos Humanos serán razonables, proporcionales y objetivas, mientras que las discriminaciones

constituyen diferencias arbitrarias que redundan en detrimento de los derechos humanos.
En ese tenor, los Estados Partes de la mencionada Convención tienen la obligación de no introducir o eliminar de su ordenamiento jurídico regulaciones discriminatorias, combatir las prácticas de este carácter y establecer normas y medidas que reconozcan y aseguren la efectiva igualdad ante la ley de todas las personas. 
Por lo tanto, la Primera Sala del Alto Tribunal ha establecido que para analizar si una ley ordinaria cumple o no con el derecho humano a la igualdad y no discriminación por cuestiones de género, debe considerarse que dicha discriminación puede ser directa e indirecta.
La discriminación directa se presenta cuando la ley da a las personas un trato diferenciado ilegítimo, mientras la indirecta se actualiza como resultado de leyes, políticas o prácticas que, en apariencia, son neutrales, pero impactan el ejercicio de los derechos de ciertos grupos o personas.
Desafortunadamente, nuestra legislación laboral no es del todo perfecta, ni está purgada de normas discriminatorias, pues en materia de licencia de maternidad y paternidad, sigue viciada por estereotipos de género que restringen injustificadamente los derechos de las y los trabajadores, resultando en una forma de discriminación directa.

La desigualdad de género en materia de responsabilidades familiares
La licencia de paternidad es un derecho fundamental que tienen todos los hombres trabajadores. Su denominación varía a nivel internacional: derecho de paternidad, cuota del padre, licencia de paternidad estatutaria, entre otros.

Se trata del derecho que tienen los padres para tomar un periodo predeterminado de tiempo fuera del trabajo, manteniendo sus derechos laborales y con goce de sueldo, después del nacimiento o la adopción de sus hijas o hijos, para participar de la crianza, brindar ayuda y apoyo a la madre .
La licencia de paternidad tiene sus orígenes en el Convenio 156 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el cual entró en vigor en 1983. El artículo 1 de este Convenio señala que el mismo es aplicable a los trabajadores y a las trabajadoras con responsabilidades hacia las hijas y los hijos a su cargo, cuando tales responsabilidades limiten sus posibilidades de prepararse para la actividad económica y de ingresar, participar y progresar en ella.
En esta misma línea, el 30 de noviembre del año 2012 se modificó la Ley Federal del Trabajo, estableciendo en su artículo 132, fracción XXVII bis, la obligación del patrón de otorgar un permiso de paternidad de únicamente cinco días laborables con goce de sueldo a los hombres trabajadores, por el nacimiento o adopción de sus hijos o hijas.
En cambio, el artículo 170, fracciones II y II Bis de la misma Ley brinda a las mujeres trabajadoras un descanso de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto o adopción de hijos o hijas.
Si bien la reforma laboral del 30 de noviembre de 2012 representó un avance significativo para la corresponsabilidad familiar, debe advertirse que esta aguda distinción legislativa tiene evidentes efectos discriminatorios, pues trata a las personas de manera diferenciada por razón de su género, lo cual parte de estereotipos profundamente enraizados en la cultura latinoamericana, que no presentan justificación alguna.
La significativa inequidad entre las licencias de maternidad y paternidad existente en la Ley Federal del Trabajo, reafirma los roles de género tradicionales, reforzando los estereotipos defensores de que el espacio natural

de las mujeres se encuentra en el hogar, a cargo del cuidado de los hijos; es decir, esta inequidad reafirma la visión machista que postula que el cuidado de los hijos y del hogar deben ser actividades exclusivas de las mujeres. Así como también refuerza el estereotipo que dicta que corresponde a los hombres ser el trabajador y sostén económico del hogar.
A la luz de estas circunstancias, es imperativo resaltar el deber de las y los legisladores de adecuar las leyes de nuestra nación partiendo de una perspectiva de género, es decir, con una visión científica, analítica y política sobre la condición de las mujeres y los hombres que se propone eliminar las causas que producen la desigualdad de género, como la injusticia y la jerarquización de las personas basadas en el género.
Por lo tanto, para romper con los estereotipos plasmados, es deber de las y los legisladores reformar disposiciones que encasillen a las personas en figuras heteronormativas como las que presenta la Ley laboral vigente.
Se debe partir de que la responsabilidad familiar es compartida, es decir, el sustento económico y el cuidado del hogar corresponde tanto al padre y a la madre. Si bien el padre y la madre pueden asumir voluntariamente determinados roles, no atañe a la ley asignárselos de antemano, pues debe permitirles realizar libremente su proyecto de vida familiar.
La paternidad y las responsabilidades familiares de los hombres deben pasar a ser un elemento normal de la dinámica laboral en nuestro país, pues la interacción del padre con el recién nacido y los hijos pequeños influyen positivamente en el desarrollo infantil.
No debe perderse de vista que el permiso de paternidad no constituye un periodo de vacaciones para los trabajadores, sino un derecho de convivir con sus hijos e hijas tras su nacimiento o adopción. La licencia de paternidad tiene como objetivo la consolidación del vínculo parental entre los padres y sus

hijas e hijos, así como la distribución de tareas en el hogar y el cuidado de los hijos, en un momento que la dinámica familiar cambia por completo. 
Con base en lo expuesto hasta aquí, resulta de vital importancia modificar la Ley Federal del Trabajo para acortar esta pronunciada brecha entre los géneros.

Beneficios y acompañamientos de la licencia de paternidad
La OIT ha analizado la forma en que los países se adaptan para atender las necesidades de las familias de los trabajadores, regulando las licencias de paternidad.
Hasta hoy, solo 36 países han promulgado leyes que rigen los permisos parentales. Entre ellos, los países nórdicos se han dotado de las políticas más ventajosas para los padres que trabajan, entre las que figuran el pago de indemnizaciones por la pérdida de ingresos y de los subsidios familiares.
Cabe destacar la legislación promulgada recientemente en los Estados Unidos, pues si bien las licencias previstas en ésta no son remuneradas, tienen derecho a ellas tanto la madre como el padre, sin distinción.
No obstante, la OIT ha señalado que todavía queda un largo trabajo por delante. En los últimos cincuenta años, la protección de la maternidad ha avanzado gracias a los progresos de la legislación, la evolución de la práctica en el lugar de trabajo y el aumento de las expectativas sociales en relación con los derechos de las trabajadoras durante los años que dedican a la crianza de sus hijos. Sin embargo, persiste el problema fundamental que afecta a gran parte de las trabajadoras durante su vida profesional, este es, el trato desigual que reciben en el empleo debido a su función procreadora.
La introducción de la licencia por paternidad tiene efectos benéficos al alentar a participar más activamente a los padres en la crianza de los hijos,

pero ero también puede ayudar a aliviar la discriminación que sufren las mujeres por motivo de la maternidad en el trabajo.
Como se mencionó anteriormente, la licencia de paternidad es un factor benéfico que permite a los trabajadores mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida familiar, de modo que tanto el padre como la madre participen en el proceso de crianza de las hijas e hijos, estando presentes desde su nacimiento, y que no se vea afectada la economía familiar, pues estando salvaguardado este derecho en la Ley tendrán derecho a percibir ingresos durante el periodo que estén fuera de su trabajo por motivo de la licencia, cuando los niños son muy pequeños y requieren de gran atención por parte de sus padres.
Asimismo, el establecimiento de la licencia de paternidad como derecho de los trabajadores, debe estar acompañado de las políticas de información y divulgación para que los trabajadores conozcan sus derechos y puedan exigirlos.
Sin embargo, también son necesarias las acciones de promoción de la licencia de paternidad con el objetivo de desmontar los prejuicios asociados al machismo y a la inclusión de los padres en las labores de la crianza; motivando a los padres para que hagan uso de la licencia y mejorando el acceso a la educación inicial. 

Contexto internacional
Existen diversos diseños con relación a la licencia parental asociada al nacimiento de los hijos en diversos países. Por ejemplo, Islandia ofrece nueve meses de licencia después del nacimiento, tres meses para las madres, tres meses para los padres y tres meses como derecho familiar a dividirse entre los padres según lo elijan; por lo tanto, no hay licencia de paternidad per se, sino tres licencias parentales que pueden ser usadas según las necesidades

familiares. Sin embargo, tres de los meses de licencia están disponibles solo para el uso de los padres, para tomarlos cuando lo deseen .
En el caso de Noruega, por el contrario, tiene dos semanas de licencia de paternidad, es decir, para ser utilizada en el momento del nacimiento, más diez semanas adicionales de cuota parental. Como puede observarse, aun cuando existe una parte del permiso parental que solo el padre puede usar, la mayor parte del permiso parental es un derecho familiar .
La licencia de paternidad es definida como un corto periodo de tiempo que está disponible para los padres trabajadores inmediatamente después del nacimiento de sus hijos (y en algunos casos también para el caso de parejas del mismo sexo), independiente a otras licencias parentales .
Los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) otorgan en promedio siete semanas de licencia de paternidad. En once de los 34 países miembros, se otorga una licencia de más de siete semanas: Corea del Sur, Japón, Francia, Luxemburgo, Portugal, Bélgica, Suecia, Islandia, Noruega, Alemania y Croacia (OCDE, 2017).
En la región latinoamericana, Venezuela otorga catorce días de licencia, seguido de Ecuador y Uruguay con diez días laborales. Chile y Brasil contemplan cinco días, igual que México. El resto de los países concede menos días, o no consideran este derecho en su legislación (INICEF, 2011).
En Suecia existe una cuota parental de 90 días que es independiente al periodo de 10 días que define la licencia de paternidad por el nacimiento de las hijas o hijos para los hombres trabajadores. Además, otros 29 países cuentan con licencias estatutarias o designadas de paternidad .
En la provincia de Quebec en Canadá, así como en Luxemburgo y en Sudáfrica, existen licencias parentales que pueden ser utilizadas al momento

del nacimiento de las hijas o hijos, denominadas “Licencia debido a circunstancias extraordinarias" o "Licencia de responsabilidad familiar", ambas independientes de la licencia de paternidad. En el caso de Sudáfrica la licencia de paternidad aún no ha sido aprobada .
En todos los países listados, existen diferentes dimensiones de flexibilidad en la implementación de la licencia de paternidad; por lo que corresponde a México estar a la vanguardia en relación con la protección de los derechos familiares y laborales de sus ciudadanas y ciudadanos.

Propuesta de reforma
La propuesta de reforma que nos ocupa busca, en primer lugar, establecer dentro del artículo 132, fracción XXVII Bis de la Ley Federal del Trabajo el concepto de “licencia de paternidad”, ya que actualmente solo existe la mención de un permiso que brinda el patrón como parte de sus obligaciones.
Es importante modificar la redacción de esta fracción estableciendo el concepto de licencia de paternidad, porque la mención de permiso se refiere a una potestad del patrón, es decir, la derivación de que la autoridad del patrón lo coloca en una posición de superioridad, la cual lleva implícita una capacidad de fuerza o coacción hacia el trabajador.
Por otro lado, el concepto de licencia de paternidad que se propone pone el acento en el hecho de que este es un derecho irrenunciable de los hombres trabajadores, por el nacimiento de sus hijas o hijos y de igual manera en el caso de la adopción de un infante.
Asimismo, la propuesta de reforma atiende al grave problema que pueden enfrentar los hombres trabajadores de México en el caso de que, al momento del nacimiento de sus hijas o hijos, o durante el periodo de cuarentena, acontezca el fallecimiento de la madre, en cuyo caso se otorgará

licencia de paternidad de noventa días laborables con goce de sueldo, irrenunciables, a los hombres trabajadores.
En este sentido, se asegura que los padres de familia destinen esta licencia al cuidado de sus hijos o hijas, permitiéndole hacer uso de la misma únicamente dentro de los tres meses posteriores al nacimiento de los mismos.
Para mayor claridad se presenta el siguiente cuadro comparativo:
Cuadro comparativo para la reforma sobre licencia de paternidad del artículo 132 de la Ley Federal del Trabajo


Texto actual

Propuesta de reforma

CAPÍTULO I
Obligaciones de los patrones

CAPÍTULO I
Obligaciones de los patrones

Artículo 132.- Son obligaciones de los patrones:

I. a XXVII. …

Artículo 132.- Son obligaciones de los patrones:

I. a XXVII. …

XXVII Bis. Otorgar permiso de paternidad de cinco días laborables con goce de sueldo, a los hombres trabajadores, por el nacimiento de sus hijos y de igual manera en el caso de la adopción de un infante;

XXVII Bis. Otorgar la licencia de paternidad de cuarenta y cinco días laborables con goce de sueldo, irrenunciables, por el nacimiento de sus hijos o hijas y de igual manera en el caso de la adopción de un infante.

Sin correlativo.

En el caso del fallecimiento de la madre durante el nacimiento de sus hijos o hijas, o bien durante los cuarenta y cinco días posteriores a ello, los hombres trabajadores tendrán derecho a que la licencia de paternidad cubra mínimo noventa días laborables con goce de sueldo, los cuales serán irrenunciables. 

Sin correlativo.

Los hombres trabajadores podrán hacer ejercicio de este derecho únicamente dentro de los primeros tres meses posteriores al nacimiento o adopción de sus hijos
o hijas.

XXVIII. a XXXIII. …

XXVIII. a XXXIII. …

Cuadro comparativo para la adición del artículo 28 Bis de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B) del Artículo 123 Constitucional.

Texto actual

Propuesta de reforma

Sin correlativo.

Artículo 28 Bis. – Los hombres trabajadores tienen el derecho irrenunciable a una licencia de paternidad de cuarenta y cinco días laborables, con goce de sueldo, por el nacimiento de sus hijos o hijas, y de igual manera en el caso de la adopción de un infante.

En el caso del fallecimiento de la madre durante el nacimiento de sus hijos o hijas, o bien durante los 45 días posteriores a ello, los hombres trabajadores tendrán derecho a que la licencia de paternidad cubra mínimo noventa días laborables con goce de sueldo, los cuales serán irrenunciables. 

Los hombres trabajadores podrán hacer ejercicio de este derecho únicamente dentro de los primeros tres meses posteriores al nacimiento o adopción de sus hijos o hijas.

Proyecto de Decreto por el que por el que se reforma la fracción XXVII Bis, del artículo 132 de la Ley Federal del Trabajo, en materia de licencia de paternidad.

Primero. – Se reforma el artículo 132, fracción XXVII Bis de la Ley Federal del Trabajo.

CAPÍTULO I
Obligaciones de los patrones

Artículo 132.- Son obligaciones de los patrones:

I. a XXVII. …

XXVII Bis. Otorgar la licencia de paternidad de cuarenta y cinco días laborables con goce de sueldo, irrenunciables, por el nacimiento de sus hijos o hijas y de igual manera en el caso de la adopción de un infante.

En el caso del fallecimiento de la madre durante el nacimiento de sus hijos o hijas, o bien durante los cuarenta y cinco días posteriores a ello, los hombres trabajadores tendrán derecho a que la licencia de paternidad cubra mínimo noventa días laborables con goce de sueldo, los cuales serán irrenunciables. 

Los hombres trabajadores podrán hacer ejercicio de este derecho únicamente dentro de los primeros tres meses posteriores al nacimiento o adopción de sus hijos o hijas.

XXVIII. a XXXIII. …

Segundo. Se adiciona el artículo 28 Bis de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B) del Artículo 123 Constitucional.
Artículo 28 Bis.– Los hombres trabajadores tienen el derecho irrenunciable a una licencia de paternidad de cuarenta y cinco días laborables, con goce de sueldo, por el nacimiento de sus hijos o hijas, y de igual manera en el caso de la adopción de un infante.
En el caso del fallecimiento de la madre durante el nacimiento de sus hijos o hijas, o bien durante los 45 días posteriores a ello, los hombres trabajadores tendrán derecho a que la licencia de paternidad cubra mínimo noventa días laborables con goce de sueldo, los cuales serán irrenunciables. 
Los hombres trabajadores podrán hacer ejercicio de este derecho únicamente dentro de los primeros tres meses posteriores al nacimiento o adopción de sus hijos o hijas.
                                           
Transitorios
Primero. El presente decreto entrara en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
Segundo. Se deroga cualquier disposición que se oponga al presente Decreto.

Dado en  el Salón de Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión a los 31 días del mes de julio de 2019

Senadora Nancy de la Sierra Arámburo

  Senadora Geovanna Bañuelos de la Torre

Jurisprudencia: P./J. 20/2014 (10a). Registro: 2006224. Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Gaceta del Semanario Judicial de la Federación. Libro 5, Abril de 2014, Tomo I, página 202. Décima Época. Materia: Constitucional. https://sjf.scjn.gob.mx/sjfsist/paginas/DetalleGeneralV2.aspx?Epoca=1e3e10000000000&Apendice=1000000000000&Expresion=2006224&Dominio=Rubro,Texto&TA_TJ=2&Orden=1&Clase=DetalleTesisBL&NumTE=1&Epp=20&Desde=-100&Hasta=-100&Index=0&InstanciasSeleccionadas=6,1,2,50,7&ID=2006224&Hit=1&IDs=2006224&tipoTesis=&Semanario=0&tabla=&Referencia=&Tema=

Jurisprudencia 1a./J. 49/2016 (10a). Registro 2012715. Primera Sala. Gaceta del Semanario Judicial de la Federación. Libro 35, Octubre de 2016, Tomo I, página 370. Décima Época. Materia:Constitucional.https://sjf.scjn.gob.mx/sjfsist/paginas/DetalleGeneralV2.aspx?ID=2012715&Clase=DetalleTesisBL&Semanario=0

Tesis aislada 1ª. CCCVI/2014 (10a). Registro: 2007338. Primera Sala. Gaceta del Semanario Judicial de la Federación. Libro 10, septiembre de 2014, Tomo I, página. 579. Décima Época. Materia:Constitucional.https://sjf.scjn.gob.mx/sjfsist/paginas/DetalleGeneralV2.aspx?ID=2007338&Clase=DetalleTesisBL&Semanario=0

14th International Review of Leave Policies and Related Research 2018, International Network on Leave Policies and Research.  https://www.leavenetwork.org/fileadmin/user_upload/k_leavenetwork/annual_reviews/Leave_Review_2018.pdf

Cámara de Diputados. “La incorporación de la perspectiva de género. Conceptos Básicos.” Secretaría General. Unidad para la Igualdad de Género. p. 15. 2017.