+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica

Del Sen. José Alejandro Peña Villa, del Grupo Parlamentario Morena, con proyecto de decreto por el que se adicionan numerales 2 y 3 a los artículos 30 y 78; así como los numerales 3 y 4 al artículo 72, todos de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos.

SE DIO TURNO DIRECTO A LAS COMISIONES UNIDAS DE REGLAMENTOS Y PRáCTICAS PARLAMENTARIAS; Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS DE LA CáMARA DE SENADORES.


INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONAN NUMERALES 2 Y 3 A LOS ARTÍCULOS 30 Y 78; ASÍ COMO LOS NUMERALES 3 Y 4 AL ARTÍCULO 72; TODOS DE LA LEY ORGÁNICA DEL CONGRESO GENERAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, EN MATERIA DE AGENDA LEGISLATIVA DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS Y DE SENADORES Y DIPUTADOS SIN PARTIDO.

El que suscribe, JOSÉ ALEJANDRO PEÑA VILLA, senador de la República de la LXIV Legislatura del H. Congreso de la Unión e integrante del Grupo Parlamentario de Morena, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los artículos 8, numeral 1, fracción I, y 164 numeral 1 y 2 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Asamblea la presente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONAN NUMERALES 2 Y 3 A LOS ARTÍCULOS 30 Y 78; ASÍ COMO LOS NUMERALES 3 Y 4 AL ARTÍCULO 72; TODOS DE LA LEY ORGÁNICA DEL CONGRESO GENERAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, EN MATERIA DE AGENDA LEGISLATIVA DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS Y DE SENADORES Y DIPUTADOS SIN PARTIDO, de conformidad con la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La reforma político-electoral de 1977 introdujo cambios trascendentales en nuestro régimen constitucional, entre ellas, destaca la modificación a las reglas de acceso de la cámara baja, dicha reforma se ubica en el contexto de la “tercera ola” democratizadora que planteó el politólogo Samuel Huntington (1994).

Esta reforma político-electoral es el punto de partida de nuestro actual pluralismo partidista, fue una reforma que abrió un cause institucional a las minorías políticas. Aquella reforma inauguró nuestro sistema electoral mixto, al incorporar al texto constitucional que 100 diputados de los 400 que integraban la Cámara Baja, serían electos por el principio de representación proporcional. La apertura política a estas minorías fue el principal detonante para que el Congreso de la Unión legislara en 1979 su propia ley orgánica.

Otra de las adiciones al texto constitucional del año 1977, tiene que ver con el trabajo parlamentario, al reconocer las formas o figuras de organización partidaria al interior de la Congreso.  Para tal efecto, se adicionó un párrafo tercero al artículo 70 constitucional, quedando como sigue:  

“La ley determinará las formas y procedimientos para la agrupación de los diputados, según su afiliación de partido, a efecto de garantizar la libre expresión de las corrientes ideológicas representadas en la Cámara de Diputados”.

Cabe precisar que tal disposición se mantiene vigente en el texto constitucional.  

Otra de las adiciones al artículo 70 constitucional es la facultad al Congreso para legislar su ley reglamentaria, por lo que el Congreso de la Unión se dio la tarea de dictar su propia ley orgánica y dos años más tarde, en 1979 el Congreso aprobó su primera Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos (LOCGEUM).

Posteriormente se presentaron otras adecuaciones a la LOCGEM, como la de 1981 y 1994. Quiero hacer énfasis en esta última reforma, ya que es materia de la presente iniciativa. Recordemos que la reforma política del 77 a la Carta Magna, faculta al Congreso reglamentar las formas de organización de los colectivos de diputados. En consecuencia, la primera LOCGEUM atiende esa disposición e incorpora la figura de los grupos parlamentarios y sus requisitos de conformación. Sin embargo, se omitió regular esa figura de manera expresa para el senado de la república. Fue hasta la reforma a la LOCGEUM de 1994, donde se agrega la figura de grupos parlamentarios en el senado.

Esa misma reforma de 1994, en el Título Segundo que concierne a la Cámara de Diputados, se integró un párrafo en el artículo 31, con el objetivo de garantizar los derechos políticos de aquellos legisladores que dejen de pertenecer a un grupo parlamentario, sin especificar los motivos que llevaron al legislador a esa situación. A partir de esa reforma, a los legisladores que se encuentran en dicha hipótesis se les reconoce su status en la ley orgánica y por primera vez aparece la figura parlamentaria de diputados sin partido. Veamos:

Artículo 31 de la LOCGEUM, párrafo segundo:

 “Los diputados que dejen de pertenecer a un grupo parlamentario, sin integrarse a otro existente, serán considerados como diputados sin partido, debiéndose guardar las consideraciones que a todos los legisladores, y apoyándose en lo individual, conforme a las posibilidades de la Cámara, para que puedan desempeñar sus funciones de representación popular.”

La anterior reforma omite el reconocimiento de esta figura para la cámara alta, quizá porque al ser mayor el número de integrantes de la cámara baja, hay mayor posibilidad de declararse diputado sin partido, incluso, al no alcanzar el mínimo de diputados que pide la ley para conformar un grupo parlamentario, se tiene dos opciones: Incorporarse a otro GP o declararse diputado sin partido.

La siguiente reforma profunda a la LOCGEUM tardó casi dos décadas. En este periodo de 1977 a 1997 se modificó positivamente nuestro sistema electoral, generando mayores niveles de competitividad en la arena electoral. Producto de estos cambios, en las elecciones federales de 1997, México experimentó por primera vez, un cambio radical en la composición de la Cámara baja, ya que el Partido Revolucionario Institucional perdió la mayoría absoluta en dicha cámara, una mayoría que caracterizó a nuestro sistema hegemónico de partido a lo largo de muchos años.  

Una vez instalada la LVII Legislatura (1997-2000) en la cámara baja, se hizo de manifiesto su pluralidad política con la necesidad de adecuar su marco regulatorio; la LOCGEUM. Es así como, los diputados de dicha legislatura, principalmente de oposición, presentaron distintas iniciativas con la intención de efectuar una reforma profunda a dicha ley y adecuarla a la nueva realidad política. Susana Pedrosa (2018), hace un recuento de los cambios más relevantes a la LOCGEUM de 1999: Desaparece el Colegio Electoral, se crea la Mesa de Decanos, aparece la Junta de Coordinación Política, se instituyen órganos administrativos y para el propósito de nuestro tema, se incorpora la figura de Senadores Sin Partido, entre otras modificaciones no menos importantes a la multicitada ley.

A lo largo de esta exposición hemos revisado, principalmente, dos figuras parlamentarias que forman parte del trabajo legislativo: Los Grupos Parlamentarios y Diputados y Senadores Sin Partido. A continuación, para mayor ilustración presento un cuadro con las fechas de su incorporación a la normatividad.


FIGURA PARLAMENTARIA

CÁMARA DE DIPUTADOS

CÁMARA DE SENADORES

Grupo

 Parlamentario

Se incorporan sus características en la Reforma Constitucional de 1977. Art. 70, párrafo tercero.

Sin referencia en la Constitución hasta la fecha.

Se Incorpora en la primera Ley Orgánica del CGEUM en1979, en su artículo 38.

Se incorpora con la reforma a la LOCGEUM de 1994, en su artículo 94.

Diputados

Sin Partido

Se incorpora con la reforma a la LOCGEUM de 1994.

 

Senadores

Sin Partido

 

Aparece con la Reforma a la LOCGEUM de 1999, en su artículo 78.

Fuente: Elaboración propia con apoyo del Diario Oficial de la Federación.

Como se puede apreciar, la reforma al texto constitucional no contempla de manera explícita a los senadores para conformar grupos parlamentarios, esto no significa que los excluye, para ello se ha hecho una interpretación armónica y sistemática del texto.  Por tal motivo, el legislador lo incorporó a su ley reglamentaria en la reforma del año 1994.

Para robustecer el análisis sobre los grupos parlamentarios, es importante retomar la definición vigente para ambas cámaras en la LOCGEUM:

ARTICULO 26.

1. Conforme a lo dispuesto por el artículo 70 constitucional, el Grupo Parlamentario es el conjunto de diputados según su afiliación de partido, a efecto de garantizar la libre expresión de las corrientes ideológicas en la Cámara.

ARTICULO 71.

1. Los grupos parlamentarios son las formas de organización que podrán adoptar los senadores con igual afiliación de partido, para realizar tareas específicas en el Senado y coadyuvar al mejor desarrollo del proceso legislativo. Además, deberán contribuir a orientar y estimular la formación de criterios comunes en las deliberaciones en que participen sus integrantes.

Al respecto, resulta ilustrativo citar algunos fragmentos de la sentencia emitida por la Sala Superior del Poder Judicial de la Federación en los recursos de apelación SUP-RAP-185/2008 y SUP-RAP-187/2008 acumulados, la cual advierte dos elementos en la integración de los GP; “…un elemento de carácter estructural y otro de carácter teleológico. De acuerdo con el primero, la agrupación de los representantes populares en grupos legislativos se hace en función de la afiliación de partido, y de acuerdo con el segundo (elemento teleológico) la finalidad de constituir un grupo parlamentario es garantizar la libre expresión de las corrientes ideológicas en el órgano legislativo.

El elemento teleológico en la formación de un grupo parlamentario o legislativo descansa, en último análisis, en la autonomía y libertad de los parlamentarios o congresistas para expresar sus ideas en el parlamento o congreso.

Lo anterior constituye un rasgo esencial de las democracias representativas, toda vez que, desde sus orígenes, la idea de gobierno representativo estuvo ligada a la discusión pública.

Las anteriores consideraciones se refuerzan con el hecho de que los diputados y senadores son libres de decidir si pertenecen o no a las fracciones parlamentarias y, para el caso de que determinen no hacerlo, continuarán desempeñando el cargo con todos los derechos y obligaciones de representación inherentes a su cargo”.

Este razonamiento justifica que, en un sistema democrático, como el nuestro, se debe garantizar la libre decisión de los legisladores para adherirse a un GP o declararse legisladores sin partido, sin perder ninguna prerrogativa asociada al cargo popular.

Ahora, es importante precisar que los partidos políticos son entidades de interés público y están obligados a conducirse por los causes democráticos y así lo deben expresar sus documentos internos. De igual forma, los ciudadanos podrán formar partidos políticos y afiliarse libremente. En este sentido, los representantes populares están en su derecho de renunciar en cualquier momento a su partido político y decidir su incorporación a otro (con los requisitos que se establezcan para tal efecto) o mantenerse sin filiación partidista.

En el caso particular de los legisladores que se declaran sin partido, continúan gozando de sus derechos inherentes al cargo para el que fueron electos, incluso la Constitución en su fracción II del artículo 71 precisa el carácter individual del legislador para iniciar leyes o decretos, es decir a los Diputados y Senadores del Congreso de la Unión. Así mismo podrán integrar comisiones y participar en los debates legislativos. La LOCGEUM vigente, contempla las mismas consideraciones que al resto de los legisladores, para diputados en su artículo 30 y para los senadores en el 78, cito:

ARTICULO 30.

1. Los diputados que no se inscriban o dejen de pertenecer a un Grupo Parlamentario sin integrarse a otro existente, serán considerados como diputados sin partido, debiéndoseles guardar las mismas consideraciones que a todos los legisladores y apoyándolos, conforme a las posibilidades de la Cámara, para que puedan desempeñar sus atribuciones de representación popular.

ARTICULO 78.

1. Los senadores que no pertenezcan a un grupo parlamentario serán considerados como senadores sin partido, tendrán las consideraciones que a todos los senadores corresponden y apoyos para que puedan desempeñar con eficacia sus funciones, de acuerdo a las posibilidades presupuestales.

Tanto senadores como diputados tienen obligaciones de forma individual y organizados colectivamente en GP. Y precisamente, una de las obligaciones, de acuerdo al artículo 26 numeral 4 de la LOCGEUM, señala que los GP deben presentar su Agenda Legislativa (AL). Esta disposición se legisló con la reforma del año 2006 en la multicitada ley orgánica (DOF 30-03-2006), pero nuevamente se omitió esa disposición para la cámara alta. El texto dice:

“En la primera sesión de cada periodo ordinario, cada grupo parlamentario presentará la agenda legislativa que abordará durante el transcurso de éste”.

Aunque solo está regulada en el Título Segundo de la cámara baja, no excluye al senado, ya que también se ha hecho una interpretación armónica y sistemática de la norma. Por lo que cada inicio de periodo legislativo los GP en la cámara alta presentan su agenda legislativa que abordarán. No obstante, se debe adecuar el texto normativo y señalar de forma expresa dicha obligación.

Cabe precisar que la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, mandata al Poder Legislativo poner a disposición del público y actualizar su Agenda Legislativa (Artículo 72, fracción I). Es decir, es una de las obligaciones específicas de los legisladores de ambas cámaras.

Debido a que nuestra iniciativa tiene que ver, precisamente con la agenda legislativa de los legisladores federales, es conveniente abundar al respecto. El Diccionario de términos parlamentarios del Sistema de Información Legislativa de la Secretaría de Gobernación, define la Agenda Legislativa como una:

“Relación o lista de temas y actividades programadas anticipadamente por los grupos parlamentarios que integran una legislatura para ser desahogados en el periodo de sesiones. Su propósito es dar solución a los planteamientos y exigencias sociales por medio del proceso de creación de leyes y del cumplimiento de las responsabilidades que las leyes imponen a los órganos del Congreso de la Unión”.

Si consideramos que una característica de los integrantes de un GP es su afiliación partidista, entonces, estos son una extensión de los partidos políticos en el Congreso de la Unión. En consecuencia, el contenido de su agenda legislativa tendrá que ser acorde a su plataforma electoral, a sus postulados de campaña, propuestas legislativas, a los principios partidarios, estatutos y demás documentos de partido que difundieron durante los periodos de campaña. En síntesis, la agenda legislativa de los grupos parlamentarios debiera ser la oferta política que presentaron para ganar un espacio en el poder legislativo y una vez instalados en el Congreso de la Unión, deberán traducir esas propuestas en leyes.

Sin embargo, como bien lo señalan Arrieta y Ramírez (2013) … los representantes de los grupos parlamentarios toman como base las plataformas partidistas para determinar la mayoría de los temas que serán incluidas en sus agendas, llega a suceder que en el curso del proceso legislativo sigan la estrategia de modificar los planteamientos originales. Al atender el contexto prevaleciente en los recintos legislativos, en especial donde se presentan las deliberaciones de mayor importancia, se llegan a actualizar o reafirmar las argumentaciones de las plataformas; los ajustes pertinentes en los documentos pueden así reorientar mejor los debates.

Efectivamente, la coyuntura política se impone en la agenda parlamentaria y tanto grupos parlamentarios como legisladores sin partido aprovechan ese contexto para incorporar temas a su agenda, desde el ámbito internacional hasta local. No obstante, con mayor razón estos legisladores deben informar la incorporación de nuevos temas a su agenda, ya que les permitirá reforzar su informe de actividades, que por ley están obligados.

Ante estas premisas, queda asentado que todos los integrantes del Congreso de la Unión tienen la responsabilidad de presentar a sus electores los temas que habrán de abordar en su respectiva cámara. Hay un mandato ciudadano al que no pueden eludir, incluso en el Reglamento del Senado de la República (RS) respecto a las obligaciones de los senadores en su fracción VIII del artículo 10, dice: “Presentar en tiempo y forma las declaraciones e informes que establecen las normas aplicables o que deben rendir con motivo del desempeño de sus funciones o encomiendas”.

Por lo tanto, los legisladores que integran un grupo parlamentario como aquellos que tomaron la decisión de separarse del partido o coalición que los llevó al poder legislativo; tienen la misma obligación de informar a la ciudadanía sus propuestas aglutinadas en una Agenda Legislativa. Está claro que los diputados y senadores sin partido también son representantes populares, independientemente de cómo se organicen para su trabajo legislativo están obligados a rendir cuentas de sus actividades, en consecuencia, no están exentos de presentar una agenda legislativa propia, en la que detallen sus postulados que abran de trabajar en el periodo legislativo correspondiente.

Y como bien lo plantea Schedler (2004) “La noción de rendición de cuentas tiene dos dimensiones básicas. Incluye, por un lado, la obligación de políticos y funcionarios de informar sobre sus decisiones y de justificarlas en público (answerability). Por otro, incluye la capacidad de sancionar a políticos y funcionarios en caso de que hayan violado sus deberes públicos (enforcement)”.

Bajo esta óptica, la rendición de cuentas de nuestros legisladores debe ser vista como una forma de justificar su trabajo legislativo, sus iniciativas, su participación en el pleno y sobre todo su votación en los asuntos de mayor interés para los ciudadanos. De esta forma se crean sinergias para intercambiar opiniones y puntos de vista sobre dicha labor. Una ciudadanía informada es la clave para generar un vínculo más estrecho con sus legisladores.

La democracia no se limita a la elección de nuestros representantes, por lo que una vez electos se deben trazar canales de comunicación con la ciudadanía y sus representantes populares, es una condición mínima en una democracia.

Tampoco debemos perder de vista que, con la reelección legislativa en el Congreso de la Unión, representa un aliciente más para que los representantes populares regresen con sus electores a rendir cuentas de sus labores, con la intención de buscar nuevamente el apoyo popular.

Es importante puntualizar en la norma reglamentaria del Congreso, la obligación de cada uno de los legisladores federales ya sea de manera colectiva con sus respectivos GP o individualmente en su carácter de legisladores sin partido, a presentar a la ciudadanía su agenda legislativa al inicio de cada periodo ordinario de sesiones.

Por lo tanto, la presente iniciativa es un esfuerzo para fortalecer nuestro sistema democrático en los órganos legislativos, a través de la transparencia y rendición de cuentas de la labor parlamentaria. No es suficiente informar a través de los medios de comunicación los temas legislativos que abordarán, se requiere un documento detallado con la agenda parlamentaria para que la sociedad juzgue, opine, delibere e interactúe con sus representantes sobre cada uno de los temas que trabajaran en sus respectivos periodos legislativos.

A continuación, presento cuadro comparativo de la multicitada Ley, a fin de apreciar con mayor detalle las adiciones propuestas:

LEY ORGÁNICA DEL CONGRESO GENERAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MÉXICANOS


TEXTO VIGENTE

PROPUESTA

Artículo 30.

1.

Artículo 30.

1.

Sin correlativo

2. En la primera sesión de cada periodo ordinario, los diputados considerados sin partido presentarán individualmente su agenda legislativa que abordarán durante el transcurso de éste.

Sin correlativo

3. El Secretario General, al inicio de cada periodo de sesiones, publicará la agenda legislativa de los temas que cada diputado sin partido pretenda abordar durante el transcurso de éste.

Artículo 72.

1.

2.

Artículo 72.

1.

2.

Sin correlativo

3. En la primera sesión de cada periodo ordinario, cada grupo parlamentario presentará la agenda legislativa que abordará durante el transcurso de éste.

Sin correlativo

4. El Secretario General hará publicar, al inicio de cada periodo de sesiones, la agenda legislativa de los temas que cada uno pretenda abordar durante el transcurso de éste.

Artículo 78.

1.

Artículo 78.

1.

Sin correlativo

2.- En la primera sesión de cada periodo ordinario, los senadores considerados sin partido presentarán individualmente su agenda legislativa que abordarán durante el transcurso de éste.

Sin correlativo

3.- El Secretario General, al inicio de cada periodo de sesiones, publicará la agenda legislativa de los temas que cada senador sin partido pretenda abordar durante el transcurso de éste.

En virtud de lo antes expuesto, me permito poner a consideración de esta H. Soberanía, el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO

ARTÍCULO ÚNICO. Se adicionan numerales 2 y 3 a los artículos 30 y 78; así como los numerales 3 y 4 al artículo 72; todos de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Agenda Legislativa de los Grupos Parlamentarios y de Senadores y Diputados sin partido, para quedar en los siguientes términos:

Artículo 30.

1. …

2. En la primera sesión de cada periodo ordinario, los diputados considerados sin partido presentarán individualmente su agenda legislativa que abordarán durante el transcurso de éste.

3. El Secretario General, al inicio de cada periodo de sesiones, publicará la agenda legislativa de los temas que cada diputado sin partido pretenda abordar durante el transcurso de éste.

Artículo 72.

1. …

2. …

3. En la primera sesión de cada periodo ordinario, cada grupo parlamentario presentará la agenda legislativa que abordará durante el transcurso de éste.

4. El Secretario General hará publicar, al inicio de cada periodo de sesiones, la agenda legislativa de los temas que cada uno pretenda abordar durante el transcurso de éste.

Artículo 78.

1. …

2.- En la primera sesión de cada periodo ordinario, los senadores considerados sin partido presentarán individualmente su agenda legislativa que abordarán durante el transcurso de éste.

3.- El Secretario General, al inicio de cada periodo de sesiones, publicará la agenda legislativa de los temas que cada senador sin partido pretenda abordar durante el transcurso de éste.

Transitorios

Primero. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Salón de Sesiones del Senado de la República a los 11 días del mes de julio de 2019.

SUSCRIBE

SEN. JOSÉ ALEJANDRO PEÑA VILLA


Referencias

-Arrieta C., L. y Ramírez A., D. (2013). La elaboración de la agenda legislativa en la dinámica actual del Congreso de la Unión. Aciertos y desaciertos. En Revista Estudios Políticos, vol. 9, núm. 30, septiembre-diciembre, pp. 105-129. Universidad Nacional Autónoma de México. Distrito Federal, México. Recuperado de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-16162013000300007

-Cámara de Senadores (2019). Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Marco Jurídico Senado. Quinta Edición, LXIV Legislatura. Recuperado de  http://www.senado.gob.mx/64/pdfs/documentos_apoyo/64-65/LXIV/MJ_Senado_LXIV.pdf

--------------------------------- (2019). Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos. Marco Jurídico Senado. Quinta Edición, LXIV Legislatura. Recuperado de http://www.senado.gob.mx/64/pdfs/documentos_apoyo/64-65/LXIV/MJ_Senado_LXIV.pdf

-Huntington, P. S. (1994). La tercera ola: la democratización a finales del siglo XX. Editorial Paidós. México.

-Pedroza, S., T. (2018).  La nueva Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos de 1999 y su funcionamiento interno. Revista Boletín Mexicano de Derecho Comparado No 99. UNAM. Recuperado de https://revistas.juridicas.unam.mx/index.php/derecho-comparado/article/view/3662/4464

-Puente., K (2018). Rendición de Cuentas y Transparencia Legislativa Subnacional en México (2010-2016). Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. UNAM, México. Recuperado de https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/10/4673/5.pdf

-Secretaría de Gobernación (2019). Sistema de Información Legislativa. Definición de Grupo Parlamentario. Recuperado de http://sil.gobernacion.gob.mx/Glosario/definicionpop.php?ID=120

-------------------------------------- (2008). Diario Oficial de la Federación. DOF: 19/11/2008. Sentencia emitida por la Sala Superior en los recursos de apelación SUP-RAP-185/2008 y SUP-RAP-187/2008 acumulados, promovidos por los partidos del Trabajo y de la Revolución Democrática. Recuperado en http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5069525&fecha=19/11/2008

-------------------------------------- (2019) Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública. Diario Oficial de la Federación. Recuperado en http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5391143&fecha=04/05/2015

Schedler., A. (2004). ¿Qué es la rendición de cuentas? Cuadernos de Transparencia #3. Instituto Federal de Acceso a la Información Pública. México, DF.