+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Dip. Olga Juliana Elizondo Guerra, del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social, con punto de acuerdo que exhorta al titular de la Secretaría de Salud y a sus homólogas en las entidades federativas, a elaborar e implementar una estrategia de prevención del suicidio, dirigida especialmente a la población joven, por ser la segunda causa de defunción en el grupo de 15 a 29 años.

Se dio turno directo a la Segunda Comisión.


PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL TITULAR DE LA SECRETARÍA DE SALUD Y SUS HOMÓLOGOS EN LAS ENTIDADES FEDERATIVAS A ELABORAR E IMPLEMENTAR UNA ESTRATEGIA DE PREVENCIÓN DEL SUICIDIO DIRIGIDA ESPECIALMENTE A LA POBLACIÓN JOVEN, POR SER LA SEGUNDA CAUSA DE DEFUNCIÓN EN EL GRUPO DE 15 A 29 AÑOS.

La que suscribe Olga Juliana Elizondo Guerra, Coordinadora del Grupo Parlamentario de Encuentro Social, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 78, fracción III, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; artículo 58 y 59 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; y artículo 6, numeral 1, fracción I, del Reglamento de la Cámara de Diputados, somete a consideración de esta Honorable Comisión Permanente la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo, al tenor de las siguientes:

Consideraciones

En 1986, la Organización Mundial de la Salud definió el suicidio como “un acto con resultado letal, deliberadamente iniciado y realizado por el sujeto, sabiendo o esperando su resultado letal y a través del cual pretende obtener los cambios deseados” y el parasuicidio, como “un acto sin resultado fatal mediante el cual, sin ayuda de otros, una persona se autolesiona o ingiere sustancias con la finalidad de conseguir cambios a través de las consecuencias actuales o esperadas sobre su estado físico” [*]

El suicidio se lo entiende como un trastorno multidimensional, el cual resulta de una compleja interacción de factores biológicos, genéticos, psicológicos, sociológicos y ambientales.

El mismo organismo internacional indica que anualmente, cerca de 800,000 personas se quitan la vida y muchas más intentan hacerlo, lo que representa una muerte cada 40 segundos. 

Cada suicidio es una tragedia que afecta a familias, comunidades y países y tiene efectos permanentes para los allegados de la persona que se suicida. En este sentido, el suicidio se puede producir a cualquier edad, y en 2016 fue la segunda causa principal de defunción en el grupo etario de 15 a 29 años en todo el mundo [*] .

En este sentido, las enfermedades mentales, principalmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida y diversos entornos culturales y sociales constituyen importantes factores de riesgo de suicidio.

Existen algunas medidas que se pueden adoptar entre la población, los grupos de población y las personas para prevenir el suicidio y los intentos de cometerlo. Esas medidas incluyen :

  • Restricción del acceso a los medios de suicidio (por ejemplo, plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos);
  •  
  • Información responsable por parte de los medios de comunicación;
  •  
  • Introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol;
  •  
  • Identificación temprana, tratamiento y atención de personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y trastorno emocional agudo;
  •  
  • Capacitación de personal sanitario no especializado, en la evaluación y gestión de conductas suicidas; y
  •  
  • Seguimiento de la atención dispensada a personas que intentaron suicidarse y prestación de apoyo comunitario.
  •  

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud los datos disponibles demuestran de forma contundente que la prevención y el tratamiento adecuados de la depresión y el control al abuso de alcohol, y de sustancias reducen las tasas de suicidio, al igual que el contacto de seguimiento con quienes han intentado suicidarse.

La investigación ha mostrado que entre 40% y 60% de las personas que cometen suicidio han consultado a un médico en el mes anterior al suicidio; de éstos, son muchos más los que ha visto a un médico general que a un psiquiatra. En países donde los servicios de Salud Mental no están bien desarrollados, la proporción de personas en crisis suicida que consultan a un médico general, tiende a ser mayor. Identificar, valorar y manejar a los pacientes suicidas es una tarea importante del médico, quien juega un papel crucial en la prevención del suicidio.

No obstante, una proporción importante de las personas que cometen suicidio, muere sin haber consultado a un profesional en salud mental. Por lo tanto, el mejoramiento en el descubrimiento, la remisión y el manejo de trastornos psiquiátricos en la atención primaria en salud es un paso importante en la prevención del suicidio [*] . En mayo del 2013, la 66. ª Asamblea Mundial de la Salud adoptó el primer Plan de acción sobre salud mental de la historia de la OMS. La prevención del suicidio forma parte integrante de este plan, que se propone reducir un 10%, para el 2020, la tasa de suicidio en los países [*] .

De acuerdo, con el Estudio Prevención del Suicidio un Imperativo Global de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud, una manera sistemática de dar una respuesta nacional al suicidio, es establecer una estrategia nacional de prevención del suicidio.

Una estrategia nacional enuncia el compromiso claro de un gobierno con relación al problema del suicidio.

Las estrategias nacionales, de manera general, abarcan varias medidas de prevención como la vigilancia, la restricción de los medios utilizables para matarse, directrices para los medios de difusión, la reducción del estigma y la concientización del público, así como la capacitación de personal de salud y educadores.

Según este mismo una estrategia nacional re?eja el compromiso claro de un gobierno de ocuparse del problema del suicidio. Algunos elementos clave del desarrollo de una estrategia nacional de prevención del suicidio consisten en hacer de la prevención una prioridad multisectorial que incluya no solo una manera sistemática de dar una respuesta al suicidio en un país es establecer una estrategia nacional de prevención del suicidio.

Los suicidios son prevenibles. Para que las respuestas nacionales sean eficaces, se necesita una estrategia integral multisectorial de prevención. Los servicios de salud tienen que incorporar la prevención del suicidio como un componente central. Los trastornos mentales y el consumo nocivo de alcohol contribuyen a que se cometan muchos suicidios en todo el mundo. La identificación temprana y el manejo eficaz son fundamentales para conseguir que las personas reciban la atención que necesiten [*] .

En México la tendencia registrada de la mortalidad por suicidios en el país va en aumento, y se ha llegado a niveles más que preocupantes; en efecto, los datos de los años 2015 y 2016, registrados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), muestran indicadores de 6,425 y 6,370 casos, respectivamente.

Un dato a destacarse es que en los últimos años se ha incrementado de manera significativa el promedio en el número de casos. En efecto, si se toma al periodo del 2010 al 2013, el promedio identificado por el INEGI es de 5,547 casos por año; en contraste, el promedio para el periodo de 2014 al 2016 es de 6,377 casos por año, es decir, un incremento de 14% entre ambos periodos [*] .

Cifras del INEGI presentadas en el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio revelaron que tan sólo en 2016 ocurrieron 6 291 suicidios, lo que representa una tasa de 5.1 suicidios por cada 100 000 habitantes. Ocho de cada 10 suicidios ocurridos durante 2016 fueron cometidos por un hombre: esto es 5 116 de los 6 291 suicidios. El valor es menor a 2014 y 2015, años en que la tasa de suicidios fue de 5.2 por cada 100 000 habitantes.

En relación con la edad, en los jóvenes de 20 a 29 años se presentan las tasas más altas de suicidios. Entre las causas que se presentan en este grupo de población se encuentran los problemas familiares, amorosos, depresión y ansiedad, el abuso de alcohol y drogas, entre otras, intensifican la búsqueda del suicidio. En 2016, la tasa para el grupo de 20 a 24 años fue de 9.5, por cada 100 000 jóvenes; y de 8.2 en jóvenes de 25 a 29 años [*] .

El análisis de las tasas de suicidios por grupo de edad y sexo permiten observar que, en la población masculina, las tasas más altas se presentan entre los grupos de edad de 20 a 44 años, siendo la de los jóvenes de 20 a 24 años la más alta con 16 suicidios por cada 100 000 hombres. En tanto que, en las mujeres, la tasa más alta se presenta en el grupo de edad de 15 a 19 años con 4 suicidios por cada 100 000 mujeres [*] .

En cifras concretas, se trata de 22 millones 307 mil 183 personas que se encuentran dentro de 20 a 29 años– las que estarían en riesgo, tomando en cuenta el listado del padrón electoral del Instituto Nacional Electoral (INE) [*] .

Derivado de lo expuesto, resulta alarmante que en nuestro país la tasa de suicidios más alta es para los jóvenes, por lo que es necesario adoptar acciones que prevengan los suicidios.

Una encuesta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), realizada entre jóvenes, muestra que hasta 50% de ellos manifestaron haberse sentido alguna vez tan deprimidos que se preguntaban si valía la pena seguir viviendo.

Cerca del 20% manifestaron tener un familiar o un amigo que había intentado suicidarse. Cualquier estrategia encaminada a disminuir la mortalidad por suicidios debe necesariamente identificar las causas de la desesperanza en los jóvenes, combatir el creciente consumo de drogas e identificar los grupos de alto riesgo [*] .

El suicidio no es una enfermedad, ni necesariamente la manifestación de la misma, pero los trastornos mentales son un factor muy importante asociado con el suicidio. Diversos estudios revelan una prevalencia de 80 a 100% de trastornos mentales en casos de suicidio logrado. Se estima que el riesgo de suicidio en personas con depresión es de 6 a 15%; con alcoholismo de 7ª 15% y con esquizofrenia de 4 a 10%.

Es por tanto necesario considerar que mejorando la detección y el manejo de los trastornos psiquiátricos en la atención primaria en salud es un paso importante en la prevención del suicidio; siendo esta una tarea importante del médico, quien juega un papel crucial en la prevención del suicidio.

De acuerdo con el artículo 4º. Constitucional “Toda persona tiene derecho a la protección de la salud.” La Ley General de la Salud dispone que una de sus finalidades es el bienestar físico y mental de la persona, para contribuir al ejercicio pleno de sus capacidades.

Conforme al artículo 3º de la Ley General de Salud es materia de salubridad general la promoción de la formación de recursos humanos para la salud.

El artículo 7º de la Ley General de Salud dispone que la coordinación del sistema general de salud corresponde a la Secretaría de Salud y que ésta deberá  “promover e impulsar que las instituciones del Sistema Nacional de Salud implementen programas cuyo objeto consista en brindar atención médica integrada de carácter preventivo, acorde con la edad, sexo y factores de riesgo de las personas”.

El Sistema Nacional de Salud está constituido por las dependencias y entidades de la Administración Pública, tanto federal como local, y las personas físicas o morales de los sectores social y privado, que presten servicios de salud, así como por los mecanismos de coordinación de acciones, y tiene por objeto dar cumplimiento al derecho a la protección de la salud.

Conforme al artículo 27 de la Ley General de Salud para los efectos del derecho a la protección de la salud, se considera servicio básico de salud el referente a la atención médica integral, que comprende la atención médica integrada de carácter preventivo, acciones curativas, paliativas y de rehabilitación, incluyendo la atención de urgencias.

Se dispone que la atención médica integrada de carácter preventivo consiste en realizar todas las acciones de prevención y promoción para la protección de la salud, de acuerdo con la edad, sexo y los determinantes físicos y psíquicos de las personas, realizadas preferentemente en una sola consulta.

Derivado de lo expuesto por la OMS no existe en México una Estrategia Nacional de Prevención del Suicidio, por lo que se propone que en el programa sectorial de salud 2019-2024 se contemple el tema de la prevención del suicidio.

Asimismo, derivado de las investigaciones realizadas por la OMS en cuanto a que los médicos de primer nivel son los que tienen más contacto con quienes tienen la idea de suicidarse se busca que se capacite de una mejor manera a los médicos para que puedan prevenir los suicidios principalmente en adolescentes y jóvenes.

Lo que se propone con el presente Punto de Acuerdo de Urgente u Obvia Resolución es que la Secretaría de Salud en coordinación con sus homólogas de las entidades federativas diseñen una “estrategia de prevención del suicidio dirigida en especial a los jóvenes por ser la segunda causa de muerte en el grupo de edad de los 15 a los 29 años”.

Asimismo, se propone exhortar respetuosamente a las autoridades sanitarias federales y estatales a implantar programas de actualización y capacitación continua para los profesionales de la salud del primer nivel de atención a fin de fortalecer la detección, el diagnóstico temprano y, en su caso, la prevención del suicidio en jóvenes por ser la segunda causa de muerte en el grupo de edad de 15 a 29 años.

Por lo expuesto, fundado y motivado sometemos a consideración de esta honorable asamblea la siguiente proposición con

Punto de Acuerdo de Urgente u Obvia Resolución

Primero. La Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud para que en coordinación con sus homólogas de las entidades federativas diseñen una estrategia de prevención del suicidio dirigida en especial a los jóvenes por ser la segunda causa de muerte en el grupo de edad de los 15 a los 29 años y se incluya como tema prioritario en el Programa Sectorial de Salud.

Segundo. La Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a las autoridades sanitarias federales y estatales a implantar programas de actualización y capacitación continua para los profesionales de la salud del primer nivel de atención a fin de fortalecer la detección, el diagnóstico temprano y, en su caso, la prevención oportuna del suicidio en jóvenes por ser la segunda causa de muerte en el grupo de 15 a 29 años de edad; así como, promover la realización de campañas de prevención del suicidio dirigidas a los adolescentes y jóvenes.

Dado en la sede de la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión de los Estados Unidos Mexicanos, durante el Segundo Receso del Primer Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura, a los 10  días del mes de julio de 2019.

ATENTAMENTE