+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Dip. Dolores Padierna Luna, del Grupo Parlamentario Morena, por el que la Comisión Permanente reconoce a las y los integrantes de la Guardia Nacional que cumplen sus tareas en diversas partes del país; y exhorta a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana a continuar su postura de apertura al diálogo y respeto de los derechos humanos y laborales, que ha venido desempeñando en el proceso de transición de elementos de la Policía Federal a la Guardia Nacional.

Se dio turno directo a la Primera Comisión.


Punto de Acuerdo por el que la Comisión Permanente reconoce a las y los integrantes de la Guardia Nacional que cumplen sus tareas en diversas partes del país, y exhorta a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana a continuar su postura de apertura al diálogo y respeto de los derechos humanos y laborales, que ha venido despeñado en el proceso de transición de elementos de la Policía Federal a la Guardia Nacional.

La suscrita, Diputada Dolores Padierna Luna, integrante del Grupo Parlamentario de Morena de la LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 58 y 60 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a consideración de esta Honorable Comisión Permanente del Congreso de la Unión la siguiente proposición de Punto de Acuerdo por el que la Comisión Permanente reconoce a las y los integrantes de la Guardia Nacional que cumplen sus tareas en diversas partes del país, y exhorta a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana a continuar su postura de apertura al diálogo y respeto de los derechos humanos y laborales, que ha venido despeñado en el proceso de transición de elementos de la Policía Federal a la Guardia Nacional, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

México es un país de leyes. Este gobierno tiene a los derechos humanos al centro de sus acciones y de sus planteamientos, y en consecuencia así se ha actuado en todos los retos que ha enfrentado.  La semana pasada observamos que algunos elementos de la Policía Federal se manifestaron y protestaron en torno a su incorporación a la Guardia Nacional y otros derechos laborales. Congruentemente, este gobierno respetó el derecho de asociación, de protesta y de libertad de expresión. Se privilegió el diálogo, la comunicación y la atención a cada uno de los puntos señalados por quienes se manifestaban.

La transición de la Policía Federal a la Guardia Nacional es la mayor transformación en seguridad pública del país en los últimos 30 años. Este cambio de paradigma no podía estar exento de confusiones, problemas de información o desinformación. Estamos hablando de una reforma institucional, que involucra a miles de personas. La semana pasada fuimos testigos de la movilización y protesta de algunos elementos de la Policía Federal en torno a su incorporación a la Guardia Nacional. Si bien los elementos están en su derecho a manifestarse, con el paso de los días resultó claro que en el caso de la mayoría de quienes se movilizaron se trataba de una confusión o más bien de falta de información detallada sobre el régimen de transición hacia el nuevo cuerpo policial federal.

El cambio en seguridad pública ha sido complejo, involucró modificaciones al texto  Constitucional  y la creación de diversas leyes reglamentarias, por ello, me parece de la mayor importancia compartir lo siguiente:

La Ley de la Guardia Nacional y sus artículos transitorios garantizan la seguridad social de todos sus integrantes y sus familias. Así mismo, se respetarán todos los derechos humanos de quienes consideren no incorporarse a la Guardia Nacional, por ejemplo: el gobierno ha ofrecido su traslado al Instituto Nacional de Migración, la Comisión Nacional de Búsqueda entre otras instituciones, en donde, por supuesto, se garantizarán sus derechos laborales y a la seguridad social.

Respecto de las previsiones para la transición de la Policía Federal a la Guardia Nacional, me expreso, con la mayor puntualidad y claridad, pues éste es uno de los puntos que están al centro del debate público. El artículo sexto transitorio de la Ley de la Guardia Nacional ordena la creación de una unidad de transición con el propósito de la transferencia de recursos humanos, financieros, y la liquidación de pasivos y obligaciones de la Policía Federal de manera gradual y en un plazo máximo de 18 meses.

Así mismo, el artículo séptimo transitorio dispone claramente que todos los derechos y obligaciones de la Policía Federal queden a cargo de la Guardia Nacional, dicho en otras palabras: el Congreso de la Unión previó cómo se debía dar una transformación gradual, ordenada y quién absorbería las obligaciones de la Policía Federal. Nadie quedará sin protección ni hay huecos sobre la responsabilidad de las instituciones.

No podemos obviar que éste es un cambio de paradigma de la seguridad pública del Estado mexicano.  Lo anterior, conlleva la aplicación de nuevos controles de confianza y mejores estándares de profesionalismo. Esto ha generado descontento, sin embargo, era un requisito que ya estaba en las leyes, el cual no se aplicaba, y que ahora es un punto álgido del debate. Debo insistir en que estos ya estaban previstos en ley, y México es un país de leyes. Debemos de entender la necesidad de renovar la seguridad pública.

Se debe reconocer que la mayoría de las y los policías son mexicanos y mexicanas valientes que han realizado un esfuerzo por el país, pero también se debe enfrentar la necesidad del cambio de modelo de seguridad pública. Los datos dan cuenta de la crisis en que se sumergió a México, motivo por el cual era necesaria una transformación. El esquema de transición respeta los derechos de los y las policías, también prevé mecanismos para que sus salarios sean evaluados y que su actuación se ajuste a los más altos estándares de protección de los derechos humanos.

El Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana ha señalado que en todo el proceso de transición se respetarán los derechos laborales como la antigüedad, las prestaciones o la seguridad social. Y, también se respetará a quien decida no incorporarse a la Guardia Nacional, pero no se quedarán solos o a la deriva, el propio Secretario ha señalado que se podrían incorporar al Instituto Nacional de Migración, o al Sistema Penitenciario, entre otras instituciones.

La Guardia Nacional es un cambio de paradigma en la seguridad pública del Estado mexicano, no es una reformulación más de la Policía Federal, sino una nueva apuesta para tener una institución de seguridad pública, de carácter civil, disciplinada y profesional. Desde el Gobierno Federal se están construyendo las instituciones necesarias que garanticen la paz y el bienestar de las y los mexicanos en los próximos años y para ello es indispensable cumplir y hacer cumplir la ley.  Es por ello que la transformación se está llevando con estricta observancia del marco normativo y con pleno respeto a los derechos humanos, aspectos que todas y todos estamos obligados a respetar. Al privilegiar el diálogo, como se ha hecho en esta caso, se han abierto todas las oportunidades que el Estado mexicano puede ofrecer y todas las personas son escuchadas por un Estado democrático.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, someto a la consideración de esta soberanía en siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO. - La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión reconoce a las y los integrantes de la Guardia Nacional que cumplen sus tareas en diversas partes del país, y exhorta a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana a continuar su postura de apertura al diálogo y respeto de los derechos humanos y laborales, que ha venido despeñado en el proceso de transición de elementos de la Policía Federal a la Guardia Nacional.

 

Salón de sesiones de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión,
a los 10 días del mes de julio de 2019.

 

SUSCRIBE

 

DIPUTADA DOLORES PADIERNA LUNA.


Artículo 42

Quinto. La Secretaría garantizará que los elementos de la Policía Federal que sean adscritos a la Guardia Nacional, continúen gozando del sistema de seguridad social establecido en las normas y acuerdos emitidos por el Consejo Federal de Desarrollo Policial de la Policía Federal. La Secretaría celebrará con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado los convenios o acuerdos necesarios para garantizar la continuidad de las prestaciones.
Los integrantes en activo de la Guardia Nacional contarán con el seguro de gastos médicos mayores que determine la Secretaría en coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la que garantizará las asignaciones presupuestales para estos efectos.

Sexto. La Secretaría contará con una Unidad de Transición dotada de los recursos necesarios para cumplir con las tareas relativas a la transferencia de recursos humanos, financieros y materiales a que se refiere el presente artículo y los demás relativos, así como para la liquidación de pasivos y otras obligaciones relacionadas con la extinción de la Policía Federal.Los recursos humanos, financieros y materiales que tenga asignados la Policía Federal, se transferirán a la Guardia Nacional de manera gradual, conforme a los acuerdos de transferencia que para tal efecto suscriban los titulares de las Unidades de Administración y Finanzas de la Policía Federal y de la Guardia Nacional, en términos de las directrices que al respecto establezcan las Secretarías de Hacienda y Crédito Público y de la Función Pública.Las Secretarías de Hacienda y Crédito Público, de la Función Pública y de Seguridad y Protección Ciudadana, en el ámbito de sus respectivas competencias, realizarán las acciones necesarias para la conformación y funcionamiento de la Guardia Nacional, conforme a lo siguiente:I.       Las adecuaciones presupuestarias necesarias para el pago de los pasivos a cargo de la Policía Federal, a fin de que la transferencia de derechos y obligaciones sea sin adeudo alguno;
II.         A partir de la entrada en vigor de la presente Ley, y de manera gradual, se transferirán a la Guardia Nacional los recursos humanos, materiales y financieros de la Policía Federal que correspondan a sus divisiones de Fuerzas Federales y de Gendarmería;
III.        Las atribuciones, facultades y obligaciones de las demás divisiones y unidades administrativas con que actualmente cuente la Policía Federal, continuarán vigentes en los términos de la Ley de la Policía Federal, de su Reglamento y de las demás disposiciones aplicables, hasta en tanto entren en vigor los acuerdos de transferencia a la Guardia Nacional, los cuales incluirán, a su vez, los recursos humanos, materiales y financieros respectivos, y
IV.        Dentro de un plazo no mayor de dieciocho meses deberá concluirse la transferencia a la Guardia Nacional de todas las divisiones y unidades administrativas de la Policía Federal. La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana gestionará la publicación, en el Diario Oficial de la Federación, de los acuerdos de transferencia.

Séptimo. Los derechos y obligaciones que, en su caso, tuviere la Policía Federal, se asumirán por la Guardia Nacional en los términos previstos en el presente Decreto.

Documentos Relacionados: