+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Desechada Ficha Técnica


De los senadores Jorge Carlos Ramírez Marín y Miguel Ángel Osorio Chong, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo por el que se solicita al Gobierno Federal a declarar el problema del sargazo en las costas de Quintana Roo, como desastre natural, para aplicar de inmediato recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN), que permitan emprender, a la brevedad, un plan de manejo integral que atienda los efectos negativos de esta macroalga, y permita al mismo tiempo, tomar las medidas de mitigación necesarias en el que se incluya la opinión de científicos y ambientalistas, se fomente la participación del sector turístico y de servicios, y de la población en general.

Se dio turno directo a la Primera Comisión.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO PARA SOLICITAR AL GOBIERNO FEDERAL A DECLARAR EL PROBLEMA DEL SARGAZO EN LAS COSTAS DE QUINTANA ROO COMO DESASTRE NATURAL PARA APLICAR DE INMEDIATO RECURSOS DEL  FONDO NACIONAL DE DESASTRES NATURALES (FONDEN) QUE PERMITAN EMPRENDER, A LA BREVEDAD, UN PLAN DE MANEJO INTEGRAL QUE ATIENDA LOS EFECTOS NEGATIVOS DE ESTA MACROALGA Y, PERMITA AL MISMO TIEMPO, TOMAR LAS MEDIDAS DE MITIGACIÓN NECESARIAS EN EL QUE SE INCLUYA LA OPINIÓN DE CIENTÍFICOS Y AMBIENTALISTAS, SE FOMENTE LA PARTICIPACIÓN DEL SECTOR TURÍSTICO Y DE SERVICIOS, Y DE LA POBLACIÓN EN GENERAL.

Los que suscriben, Senador Jorge Carlos Ramírez Marín y Miguel Ángel Osorio Chong, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en la LXIV Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento con fundamento en los artículos 58 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, sometemos a la consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente Proposición con Puntos de Acuerdo, al tenor de las siguientes:

Consideraciones:

El sector turístico parece no ser una prioridad para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando su importancia en nuestra economía es un pilar fundamental por la captación de divisas que genera a favor del país.

Nuestro país ya recibió un primer impacto negativo en el sector turístico con la cancelación del proyecto de infraestructura más importante de nuestro país hacia las próximas décadas, es decir, el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) por parte de la nueva administración.

Lo anterior, además de haber provocado pérdidas millonarias para el erario público, ha causado incertidumbre y falta de confianza entre los inversionistas y la cancelación de importantes inversiones para futuros proyectos que afectarán la modernización y el desarrollo económico de nuestra Nación.

El segundo paso fue la extinción del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) que formó parte de la consolidación de México como un destino turístico internacional situándolo en los primeros diez lugares del mundo.

La liquidación del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) es contraproducente y tendrá efectos negativos para la competitividad nacional y en la derrama económica de este importante sector, afectando el empleo y los ingresos de la población, ya que los gobiernos estatales y municipales con el propósito de direccionar recursos hacia la promoción turística, tendrán que elevar los impuestos a las tarifas de hospedaje y al transporte, que terminarán pagando los turistas nacionales y extranjeros.

En casi 20 años de existencia, el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) demostró a cabalidad que sus acciones, programas y campañas, incidieron de manera directa en el desempeño positivo de los destinos turísticos del país, así como en los resultados de las empresas. Lo mismo ocurrió en muchos otros sectores económicos quienes apoyan sus exportaciones en la imagen exterior de un país.

Gracias al esfuerzo el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) se logró aprovechar el gran capital turístico con el que cuenta nuestro país para transformarlo en un motor de crecimiento y desarrollo para nuestro país.

Su labor para lograr una promoción activa e innovadora permitió incrementar la competitividad de los destinos turísticos y elevar la calidad de los bienes y servicios que se ofrecen al visitante, incrementar la llegada de turistas y contribuir a generar una mayor derrama económica para impulsar el desarrollo regional y la creación de empleos bien remunerados.

Otro tiro mortal para el turismo, sobre todo para el destino más importante de nuestro país como lo es Cancún en el Estado de Quintana Roo, fue dado el día 24 de junio por el propio presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, cuando aseguró que el sargazo que afecta las playas de Quintana Roo es un “asunto menor” que se ha magnificado para afectar al nuevo gobierno y que no había motivo para preocuparse.

El presidente de la República tuvo además, el desatino de comparar el problema del sargazo con la recolección de basura en la Ciudad de México, cuando se trata de dos problemas diferentes que tienen orígenes y soluciones diferentes.

De acuerdo con los investigadores las invasiones de sargazo están ligadas al cambio climático y es factible que ocurran recurrentemente, de modo que las autoridades federales, estatales y municipales en nuestro país tendrán que invertir en su prevención y contención. Esto es sin duda una situación muy grave para Quintana Roo y la actividad turística que se desarrolla en aquella entidad. Las expresiones de parte del presidente de la República para minimizar esta problemática preocupan y ponen en entredicho sus conocimientos sobre esta situación.

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional hacemos un llamado enérgico al Gobierno Federal para no tomar a la ligera los problemas que aquejan al turismo en Quintana Roo y, por el contrario, se solicita tomar las acciones pertinentes para no afectar a esta importante industria generadora de riqueza y de fuentes de empleo en nuestro país.

El turismo representa uno de los sectores económicos más dinámicos en el mundo por los niveles de inversión en infraestructura física, la importante generación de empleo, la aportación incremental de divisas, así como por ser un motor de desarrollo regional en los destinos turísticos.

Asimismo, el turismo se ha convertido en una alternativa real para el desarrollo y la modernización de comunidades, ciudades y regiones enteras, ya que se caracteriza por ser una industria que permite la inclusión de las cadenas locales de producción y provisión de servicios que impacta favorablemente en la economía nacional y el desarrollo social.

Como se aprecia, el turismo es un pilar del crecimiento económico que impacta a otros renglones de la economía nacional tales como: la demanda de alimentos, la elaboración y comercialización de artesanías, el comercio y la transportación, entre otros. El desarrollo de estas actividades crece proporcionalmente al dinamismo que presenta el turismo de ahí la importancia de su promoción.

Tan solo en el 2018, la derrama económica derivada del sector turístico fue cercana a los 23 mil millones de dólares, lo que representa un incremento de 7.8 por ciento en comparación con el año pasado.

El turismo se ha convertido en una de las principales palancas del crecimiento económico en México, tanto por el nivel de inversión, generación de empleos y la contribución al desarrollo. Después de la industria automotriz y las remesas, representa el sector que más divisas genera al país.

De 2013 a 2017, el turismo en México registró una tasa media de crecimiento anual de 3.2 por ciento, nivel superior al de la economía nacional (2.6 por ciento). Esto nos habla del potencial y dinamismo de este sector en nuestra economía.

México a lo largo de los últimos años ha aprovechado sus ventajas comparativas y las ha convertido en oportunidades competitivas. La industria turística significa el 9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y genera cerca de nueve millones de empleos directos e indirectos, de los cuales, el 80 por ciento son proporcionados por pequeñas y medianas empresas.

Los desastres naturales vinculados al cambio climático, las advertencias de salud pública y la inseguridad registrada en diversas regiones de nuestro país, representan grandes obstáculos para la industria turística.

El sargazo es un tipo de macroalgas marinas pardas o cafés que flotan en el océano, que crecen y se acumulan por toneladas en las playas del Caribe y afectan gravemente el ecosistema, causan mal olor y descomponen el paisaje de una de las zonas más bellas y turísticas de México.

Su creciente presencia afecta las playas blancas y las aguas turquesa características del mar caribe, debido a que el sargazo detiene la oxigenación del agua y cambia a marrón el agua cristalina característica del mar Caribe, además de generar gases fétidos al entrar en descomposición en las playas lo que ahuyenta el turismo.

Es importante decirle al Presidente de la República que sus declaraciones para minimizar este problema no ayudan en lo absoluto, además de no corresponder a lo que podría convertirse en un desastre ecológico de grandes dimensiones si no se toman a tiempo medidas de mitigación.

El sargazo es un indicador de la creciente contaminación ocasionada por asentamientos irregulares y malos tratamientos de aguas negras y grises. El crecimiento desordenado de esta macroalga a partir de mayores desechos orgánicos y el calentamiento de las aguas, aumenta hasta cien veces los daños ocasionados directamente por la actividad humana en los mares y costas del Caribe.

La presencia del sargazo aumenta el aporte de nutrientes en los ecosistemas y provoca importantes cambios por su magnitud. De no frenar este desastre ecológico las playas en Quintana Roo no serán las mismas en pocos años.

Por ello, en lugar de no querer reconocer la gravedad del problema es urgente la implementación de un plan de manejo integral que considere el conocimiento científico, el marco jurídico, la inversión económica, la participación local y la ayuda internacional, que permita encontrar la forma más eficiente de colectar el sargazo sin dañar los ecosistemas asociados.

El sargazo tiene la capacidad de cambiar los ecosistemas por lo que habrá que informarle al presidente de la República y a su secretario de Turismo que en el Caribe ya representa un desastre natural debido a las grandes cantidades de materia orgánica y nutrientes que introduce a los ecosistemas y, de no hacer nada o minimizar el problema, el daño será irreversible en poco tiempo.

La marea de sargazo prevista para que en próximos días recalen es de miles de toneladas en las costas del Caribe mexicano, lo que podría ocasionar pérdidas al sector hotelero por 3 millones de dólares, según estimaciones del propio gremio.  Empresarios han pedido al gobierno federal tomar medidas urgentes para evitar una crisis turística sin precedentes en México, que para este año se estima cercana al 20 por ciento con relación a los 14.6 millones de dólares que ingresaron al país en 2018 por el turismo en esa zona.

Esta situación afectaría particularmente a más de mil hoteles ubicados en Cancún, Puerto Morelos, Isla Mujeres, Cozumel, Holbox, Tulum, Chetumal, Solidaridad, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar y Mahahual.

Las consecuencias para la economía en Quinta Roo se empezaron a sentir en el cierre del primer cuatrimestre de 2019, ya que se reportó una baja de prácticamente 10 puntos porcentuales en la ocupación hotelera respecto al mismo periodo del 2018, pasando de 76.1% al 86.4%.

La Asociación de Hoteles de Cancún ha informado que el problema no acabó en abril, ya que las afectaciones del sargazo han provocado un 20% de cancelaciones en el periodo de temporada alta, entre los meses de julio y agosto.

Lo anterior no solo afecta al sector hotelero, sino que el impacto en la baja de visitantes a los destinos turísticos en la península afecta a restauranteros, artesanos, comerciantes y transportistas debido a que su desarrollo está íntimamente ligado a la propia dinámica del turismo. De ahí la importancia de no minimizar este grave problema porque de lo contrario, en pocos meses, se reportará la caída en la ocupación hotelera y ello obligará a despidos masivos afectando a los trabajadores más pobres en la región del sureste de nuestro país.

El sargazo ya es un tema que está acaparando los titulares de medios de comunicación nacionales e internacionales, lo cual está siendo aprovechado por los competidores del Caribe mexicano para desprestigiar al destino. Si el gobierno federal no quiere reconocer esta realidad estamos frente a la confirmación de que el turismo no es prioridad en la administración del Presidente, y se estará afectando al sector con mayor repunte que, registraba hasta el año pasado, balances muy positivos para nuestro país.

Hay que recordar que representantes de los hoteles del Estado de Quintana Roo asistieron recientemente al Senado de la República donde fueron atendidos por una comisión de legisladores para abordar la problemática del sargazo, e hicieron un llamado a los tres órdenes de gobierno para que el tema de la macroalga se considere un desastre natural.

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en el Senado de la República preocupado por las afectaciones que el sargazo ocasiona al sector turístico y de servicios en el Estado de Quintana Roo, y las consecuencias catastróficas que esto pudiera traer en el contexto de la economía nacional por la disminución de divisas por la actividad turística, somete a la consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente proposición con

Punto de Acuerdo:

Primero.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión solicita al Gobierno Federal a declarar el problema del sargazo en las costas de Quintana Roo como desastre natural para aplicar de inmediato recursos del  Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN) que permitan emprender, a la brevedad, un plan de manejo integral que atienda los efectos negativos de esta macroalga y, permita al mismo tiempo, tomar las medidas de mitigación necesarias en el que se incluya la opinión de científicos y ambientalistas, se fomente la participación del sector turístico y de servicios, y de la población en general.

Segundo.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión solicita al Gobierno Federal a asumir mayor liderazgo en las políticas ambientales y encabezar las  acciones a nivel internacional para combatir el sargazo en la zona del Caribe, así como el impulso del desarrollo del sector turístico a partir de una economía verde global, de nuevas tecnologías y el uso de energías limpias.

Dado en el salón de sesiones del Senado de la República, a los 26 días del mes de junio de 2019.

S u s c r i b e n,