+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica

De las senadoras y los senadores del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con proyecto de decreto que reforma el artículo 76, fracción I de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

SE DIO TURNO DIRECTO A LAS COMISIONES UNIDAS DE PUNTOS CONSTITUCIONALES; Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS DE LA CáMARA DE SENADORES.


INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR LA QUE REFORMA EL ARTÍCULO 76, FRACCIÓN I, DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS QUE PRESENTA EL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO ACCIÓN NACIONAL EN EL SENADO DE LA REPÚBLICA PARA ADICIONAR A LAS FACULTADES EXCLUSIVAS DEL SENADO EL APROBAR LOS ACUERDOS DEL ESTADO MEXICANO QUE INVOLUCREN LA DONACIÓN, APORTACIÓN, CONDONACIÓN Y ASIGNACIÓN DE RECURSOS DE LA HACIENDA PÚBLICA FEDERAL A UN ESTADO EXTRANJERO.

Senador Martí Batres Guadarrama

Presidente de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente

Presente

Los suscritos Senadoras y Senadores de la República de la LXIV Legislatura al Congreso de la Unión, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con fundamento en lo establecido por los artículos 71, fracción II, y 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los artículos 8, apartado 1, fracción I; 164 y 172 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a consideración del Pleno de esta H. Comisión Permanente la presente Iniciativa que reforma el Artículo 76, Fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que presenta el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en el Senado de la República para adicionar a las facultades exclusivas del Senado el aprobar los acuerdos del Estado mexicano que involucren la donación, aportación, condonación y asignación de recursos de la hacienda pública federal a un Estado extranjero, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El espíritu de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ha creado un sistema de equilibrios, de pesos y contrapesos, a los Poderes de la Unión. La política exterior tiene al Poder Ejecutivo en su diseño e implementación, y al Senado de la República para su análisis, así como para aprobar los Tratados Internacionales y Convenciones Diplomáticas, y ratificar a los agentes diplomáticos. Es quien aprueba la salida de tropas nacionales y el paso o la permanencia de tropas extranjeras en territorio nacional. Es decir, la estructura constitucional faculta a la Cámara Alta a revisar y en su caso aprobar, la relación del Estado mexicano con otros Estados extranjeros. Lo anterior es el elemento que hace que la política exterior sea una auténtica política exterior de Estado.

En el texto de la Constitución no existe ninguna otra categoría, que no sean los Tratados Internacionales y las Convenciones Diplomáticas, para asumir compromisos frente a otros Estados extranjeros. Existe en la Ley sobre la Celebración de Tratados de 1992, la figura jurídica de acuerdo interinstitucional, la cual exige únicamente la firma de las partes para que entre en vigor.

El uso y abuso de está figura jurídica ha evitado que el Senado de la República haya aprobado, en 2008 la Iniciativa Mérida por la que México recibió recursos económicos y materiales de los Estados Unidos, en 2013 la condonación de deuda y la apertura de una nueva línea de crédito de México para la República de Cuba y en 2019, hace apenas unos días, se hayan donado 30 millones de dólares, que equivalen a 600 millones de pesos, para la generación de empleos en la República de El Salvador. Todo ello sin pasar por la aprobación constitucional del Senado de la República.

Desde el inicio de la presente administración, se anunció la creación de un Plan de Desarrollo para el sur de México y Centroamérica. Desde entonces, el Secretario de Relaciones Exteriores, ha celebrado en diversas ocasiones la firma de un Acuerdo entre los países de Centroamérica. El Plan también fue incluido, dentro del comunicado conjunto entre México y los Estados Unidos del 7 de junio, para reducir la migración. En él, se ratifica el acuerdo del 18 de diciembre de 2018, entre México y Estados Unidos, para impulsar dicho Plan.

Hasta ahora, el Senado de la República no ha recibido ningún Acuerdo formal para su aprobación, en el que se establezcan los compromisos puntuales de los países de Centroamérica, Estados Unidos y México. No se ha tenido conocimiento formal del tiempo que tomará dicha estrategia, tampoco se ha tenido información sobre cuánto dinero aportará cada país durante la duración del Plan de Desarrollo Integral, no se tiene conocimiento oficial de en que áreas, planes o proyectos locales se utilizarán dichos recursos en cada país, y cuales serán los índices que medirán los resultados de su implementación.

En el caso mexicano, no se conoce de que partida presupuestal se tomarán los 600 millones de pesos de la hacienda pública federal, que el Gobierno de México ha anunciado dará a la República de El Salvador para generar empleos en dicho país, ni cuanto más dará a la República de Honduras y la República de Guatemala.

Tampoco se conoce si los Estados Unidos aportará recursos económicos y en su caso, cual sería el monto de dicha aportación, y mucho menos en que planes y proyectos se pretende invertirlos en el sur de México. Se desconoce también las instituciones mexicanas que se involucrarán para el cumplimiento de dicho acuerdo, y resulta preocupante que la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), institución creada en 2011 para normar el principio constitucional de política exterior sobre la cooperación, para contabilizar y canalizar la cooperación horizontal, vertical y triangular, se haya dejado de lado y se haya ignorado como el instrumento del Estado mexicano para atender los compromisos de México para la cooperación con la región de Centroamérica.

Construir una verdadera política exterior de Estado requiere la concurrencia de los Poderes de la Unión. Asignarle la categoría de acuerdo interinstitucional al Acuerdo entre México, Estados Unidos, Guatemala, Honduras y El Salvador, al Plan de Desarrollo Integral, para evitar su aprobación constitucional del Senado de la República, constituye una violación a la norma constitucional y un error estratégico en la búsqueda del interés nacional, de todas y todos los mexicanos.

En esta coyuntura nacional e internacional, la asignación discrecional de recursos económicos a otros Estados extranjeros por parte del Titular del Poder Ejecutivo Federal, sin la aprobación del Senado de la República, reduce a la política exterior mexicana a una política de relaciones personales del presidente en turno.

De esta manera, se confirma qué bajo esta administración, la mejor política exterior es la interior. Queda claro qué en este Plan, la asignación directa de recursos públicos sin reglas de operación, sin indicadores de medición, sin controles para su ejecución, que es la política emblemática de este gobierno, será aplicada ahora para nuestra relación con otros estados extranjeros, como ya ocurrió con El Salvador, y muy pronto será anunciada para Honduras y Guatemala.

Es por ello, que proponemos incluir un párrafo al artículo 76, fracción I, de la Constitución Mexicana para dejar establecido con toda claridad, que es facultad exclusiva del Senado de la República, que todos los acuerdos del Estado mexicano que involucren la donación, aportación, condonación y asignación de recursos de la hacienda pública federal a un Estado extranjero, deban ser aprobados por mayoría calificada de sus integrantes. Resulta necesario e impostergable que el Senado se constituya en un verdadero instrumento de control de la política exterior de México.

Para una mejor comprensión de la presente iniciativa se incluye el siguiente cuadro comparativo:

Texto actual

Texto propuesto

I.      Analizar la política exterior desarrollada por el Ejecutivo Federal con base en los informes anuales que el Presidente de la República y el Secretario del Despacho correspondiente rindan al Congreso.

Además, aprobar los tratados internacionales y convenciones diplomáticas que el Ejecutivo Federal suscriba, así como su decisión de terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos;

I.      Analizar la política exterior desarrollada por el Ejecutivo Federal con base en los informes anuales que el Presidente de la República y el Secretario del Despacho correspondiente rindan al Congreso.

Además, aprobar los tratados internacionales y convenciones diplomáticas que el Ejecutivo Federal suscriba, así como su decisión de terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos.

Aprobar, con las dos terceras partes, los acuerdos que involucren la donación, aportación, condonación y asignación de recursos de la hacienda pública federal a un Estado extranjero.

Por lo anteriormente expuesto, las Senadoras y los Senadores del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional presentamos a esta Honorable soberanía la siguiente iniciativa con:

PROYECTO DE DECRETO

Por el que se modifica el artículo 76, fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Artículo único.- Se adiciona un texto a la fracción I del artículo 76 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para quedar como sigue:

Artículo 76. Son facultades exclusivas del Senado:

I.      Analizar la política exterior desarrollada por el Ejecutivo Federal con base en los informes anuales que el Presidente de la República y el Secretario del Despacho correspondiente rindan al Congreso.

Además, aprobar los tratados internacionales y convenciones diplomáticas que el Ejecutivo Federal suscriba, así como su decisión de terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos.

Aprobar, con las dos terceras partes, los acuerdos que involucren la donación, aportación, condonación y asignación de recursos de la hacienda pública federal a un Estado extranjero.

II a la XIV.

Artículo Transitorio

Único.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Salón de Sesiones de la Cámara de Senadores sede de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, a los 26 días del mes de junio de 2018.