+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica

De la Sen. Cora Cecilia Pinedo Alonso, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con proyecto de decreto que reforma el artículo 38 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; artículos 7 y 33 de la Ley General de Educación; artículos 50, 116 y 137 de la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes; y artículo 3 de la Ley General de Salud.

SE DIO TURNO DIRECTO A LAS COMISIONES UNIDAS DE EDUCACIóN Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS DE LA CáMARA DE SENADORES.


Iniciativa que garantiza los desayunos escolares de las alumnas y alumnos de educación prescolar y primaria en las escuelas públicas

De senadora Cora Cecilia Pinedo Alonso a nombre propio y del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo de la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 71, fracción II y 135 de la de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 56 y 57 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; y 8, numeral 1, fracción I y 164 del Reglamento del Senado de la República; someto a consideración de esta Asamblea la presente iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforma el Art. 38 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, Art. 7 y 33 de la Ley General de Educación, Art. 50, 116 y 137 de la Ley General de los Derechos de los Niños, Art. 3 de la Ley General de Salud.

Antecedentes

Cada etapa de la niñez tiene particularidades evolutivas que conciernen a la velocidad de incremento corporal y al desarrollo evolutivo de sus potencialidades neurobiológicas. En condiciones de salud, el crecimiento y el desarrollo se manifiestan de manera armónica y se da el cultivo gradual de la cultura y las normas propias de la sociedad a la que los niños pertenecen. En ausencia de enfermedad el crecimiento del niño y la progresiva adquisición de funciones que caracterizan su desarrollo, prosperan de acuerdo a sus capacidades genéticas y conforme al cultivo de sus habilidades y normas establecidas de convivencia social.

Si se ubican estos conceptos en la etapa del escolar y se asume que la evolución previa ha acontecido satisfactoriamente, en este lapso de la vida, padres, médicos y maestros comparten la responsabilidad de procurar que los niños continúen dentro de los linderos de la normalidad. Para un pediatra no es difícil comprender que los elementos implícitos en el crecimiento y el desarrollo normal, suelen ser la base para emitir juicios acerca de la salud de los niños; tampoco desconoce que los fenómenos de crecimiento y desarrollo están supeditados a una buena nutrición por lo que la alimentación es premisa necesaria para que los niños gocen de salud. Tales conceptos adquieren singular relevancia en países como México, donde alrededor de 12% de la población aproximada a 120 millones de habitantes se encuentra en esta etapa del ciclo de vida y gran parte de ella está afectada por la desnutrición, por ello es conveniente reflexionar acerca de la alimentación y nutrición en el rendimiento escolar de estos niños. De manera convencional se identifica la edad escolar entre los 6 y 12 años de la vida; en esta etapa la velocidad del crecimiento corporal sigue una progresión aritmética: el incremento anual en peso y talla es de 2 a 3 kg de peso y se sitúa entre 5 y 6 cm de estatura.

 A un lado de la demanda nutricional que ejerce el crecimiento corporal, la intensa actividad que desarrollan los escolares exige el consumo de una dieta generosa; por esto entre los 7 y 10 años se recomienda en los escolares el consumo diario 2,000 Kcal y 28 g de proteínas.

Sin embargo, para cubrir estas recomendaciones, con frecuencia los niños se enfrentan a influencias negativas que ejercen diversos factores relacionados con el patrón dietético familiar y el ambiente emocional que prevalece durante el consumo de los alimentos, por efecto de la interacción de los niños con otros escolares y sus familias, y por la influencia que ejercen los medios de comunicación. Como consecuencia de estos factores, sea por exceso o por deficiencias, la dieta de los niños suele alejarse de las recomendaciones.

De los tiempos destinados a la alimentación diaria, el desayuno tiene especial significación en los escolares: en los niños norteamericanos, entre 5 y 12 años, se ha observado que el desayuno aporta 20% de las recomendaciones diarias de energía y un tercio de las proteínas.

 Aunque esta observación es sólo parcialmente válida para estimar lo que acontece en los escolares mexicanos, donde por experiencia personal en trabajos de investigación realizados en escuelas muchos asisten por las mañanas a ellas sin haber tomado alimentos, cabe reconocer que en niños de familias con recursos económicos holgados es probable que su patrón de vida coincida con lo observado en Estados Unidos de América (EUA).

La situación extrema de deterioro de la salud y el panorama de enfermedad que se ha alcanzado en México durante los dos últimos siglos, particularmente desde la segunda mitad del siglo XX, obliga además a revisar lo perdido, y que se oculta de la memoria nacional para confinarlo a un conveniente olvido. En México, durante el siglo XX, antes de la globalización de los Estados nacionales, fuimos autosuficientes en distintos aspectos del desarrollo tecnológico y la atención a la población a partir de hacer válido el derecho de los trabajadores a la salud con la instrumentalización de un sistema público de solidaridad social que se constituyó en “orgullo nacional”.

México produjo sus medicamentos y vacunas de acuerdo con las necesidades de las mayorías en la población; contamos una vez con laboratorios, centros de diagnóstico e instituciones como el Instituto de Higiene y el Instituto de Salubridad y Enfermedades Tropicales, para contender con los problemas epidémicos y endémicos; contamos con brigadistas y sanitaristas de cuño nacional, a los que aún en la actualidad en las comunidades rurales recuerdan los más antiguos; desarrollamos una tradición médica que, aunque no visible a las nuevas generaciones, aún se encuentra en la concepción de un Instituto Nacional de la Nutrición abocado en sus orígenes al estudio de la desnutrición generada por la pobreza o un Hospital Infantil de México que atendió y estudió los problemas comunes y graves de los niños y niñas mexicanos; se llevó la cardiología mexicana a los foros internacionales además de lograr un estatuto honroso para la enfermería; en México se concibió el servicio social como responsabilidad de los jóvenes ante los problemas de la población, entre otros avances nacionales.

Hacia el olvido transitan también los logros en materia constitucional, el derecho a la salud logrado también en el siglo XX en México o los logros de la comunidad internacional al legislar sobre derechos humanos, derechos de los niños, de las mujeres, de las naciones autóctonas o los de la madre tierra; transitan al olvido puesto que son inconvenientes a los proyectos neoliberales excluyentes y autoritarios.

Exposición de Motivos

Todos los niños y niñas tienen derecho a comer, a no pasar hambre y a no sufrir malnutrición. Sin embargo, cada cinco segundos muere un niño o niña de hambre en el mundo.

La Convención de las Naciones Unidas establece el Derecho de las niñas y los niños a la alimentación, por lo que preocupados por el atraso que aún tenemos en el  incumplimiento de este Derecho que se contrapone a lo dispuesto en nuestra Constitución federal y tratados internacionales suscritos por México,  toda persona tiene derecho a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad; y además, que en todas las decisiones y actuaciones del Estado velará y se cumplirá el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. "Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral"; Derecho Humano que tiene como fundamento el artículo 4o de nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La adopción de la Convención sobre los Derechos del Niño en el mundo y en México representa una trasformación histórica de los paradigmas bajo los que eran concebidos, tanto la infancia como las responsabilidades que el Estado y otros actores deben asumir para atender las problemáticas que atañen a la niñez. Este es el primer instrumento jurídico internacional basado en la doctrina de la protección integral, que reconoce a niñas y niños como sujetos sociales con derechos y capacidades de acuerdo a su etapa de desarrollo.

En este sentido, es imprescindible enmarcar la lucha por la salud alimentaria en el enfoque de derechos, con el respaldo jurídico de la Convención sobre los Derechos del Niño, pues de esta manera tanto los Estados como el resto de los actores involucrados (empresas, familias, la sociedad civil organizada, educadores, medios), tanto en las causas y consecuencias como en las respuestas a la epidemia de obesidad en México, podrán exigir y participar en la formulación, implementación y monitoreo de políticas públicas que atiendan la problemática de forma integral.

Hablar del derecho a la alimentación adecuada es hablar del derecho fundamental por antonomasia, pues, en la medida en que una persona no es capaz de consumir el agua y los alimentos suficientes y adecuados para el correcto funcionamiento de su ser físico y psíquico, es imposible que esté en la capacidad real de ejercer y hacer valer sus demás derechos frente al Estado o frente a los demás individuos. A pesar de este hecho tan evidente, en México alrededor de 24.6 millones de personas carecían de acceso a alimentación adecuada en 2016 (CONEVAL 2016).

Este aumento de los niveles de pobreza alimentaria obedece a razones de diversa índole. Entre ellas, destacan cuatro: i) la crisis financiera del 2008, que redujo 6.5% el Producto Interno Bruto en 2009 (Banco de México 2010, p. 12) y elevó las tasas de desocupación laboral (CONEVAL 2011, p. 14); el aumento de los precios internacionales de los alimentos; el estancamiento del salario real y del crecimiento económico a largo plazo; y la ineficiencia de los programas sociales.

De acuerdo con el Programa de Alimentación Escolar de México, presentamos la siguiente tabla con la ingesta calórica y nutricional recomendada para las niñas y niños.

Componentes y/o productos

DESAYUNO ESCOLAR MODALIDAD CALIENTE (DEC)/COMIDAS CALIENTES

El desayuno o comida escolar caliente se compone de:

Leche descremada y/o agua natural.

Un platillo fuerte que incluya verduras, un cereal integral, una leguminosa y/o un alimento de origen animal.

Fruta.

Criterios de Calidad Nutricia específicos para DEC

El Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF) debe entregar al menos 20 menús cíclicos a los Comités de desayunos escolares, en cuyo diseño se deben considerar los siguientes puntos:

Incluir leche descremada y/o agua natural; considerar la inclusión de leche semidescremada o entera excepcionalmente para niños en edad preescolar que viven en zonas en la que la desnutrición continúa siendo un problema frecuente de salud. En caso de no incluirse la leche como bebida dentro del desayuno, se debe integrar en el menú un derivado de lácteo (excepto crema) u otra fuente de calcio, como tortilla de maíz nixtamalizado o sardina. En caso de integrar agua o licuado de fruta, ésta debe cumplir con las siguientes características:

Estar preparada con fruta natural únicamente.

Añadir como máximo 20g/L de azúcar, es decir, 2 cucharadas soperas por litro.

Considerarse como bebida de baja frecuencia y respetar la frecuencia permitida.

En caso de incluir atole, éste deberá cumplir con las siguientes características:

Ser preparado con un cereal de grano entero (avena, amaranto, cebada, maíz).

Añadir como máximo 20g/L de azúcar, es decir, 2 cucharadas soperas por litro.

Considerarse como bebida de baja frecuencia y respetar la frecuencia permitida.

Incorporar un platillo fuerte que incluya 1 porción o ración de verduras (70g)27, cereales integrales y leguminosas o alimentos de origen animal.

Dar prioridad a los platillos que no requieran grasa en su preparación o que la requieran en muy pequeñas cantidades, como los guisados en salsa, asados, horneados, tostados, cocidos al vapor; evitando los platillos fritos, capeados o empanizados. En caso de requerirse, usar siempre aceites vegetales para su preparación (con bajo contenido de grasas saturadas y de grasas trans). Siendo estos preferentemente de maíz, cártamo, o girasol.

Incluir como máximo dos cereales integrales diferentes por menú (tortilla de maíz, avena, arroz, papa con cáscara, tortilla de harina integral, pasta integral, galletas integrales, entre otros). En caso de incluir arroz o papa, se deberán acompañar de 1 porción de verduras, para compensar su bajo aporte de fibra dietética.

Preferir la tortilla de maíz nixtamalizado, por su alto aporte de calcio y fibra.

Con la finalidad de contribuir al aumento en el consumo de verduras, la cebolla, ajo, y recaudo de jitomate y/o tomatillo, no se considerará como porción de verdura.

Incluir una porción de fruta (fresca o deshidratada) sin adición de azúcares, grasa o sal.

Las preparaciones de baja frecuencia sólo se permiten máximo dos veces por semana y éstas no pueden formar parte del mismo.

Las dotaciones que cuentan con uno o más alimentos no permitidos no serán evaluadas juntos con los menús para DEC, lo que impactará en el Índice de Desempeño y en la MIR-AS, directamente en el cálculo del indicador correspondiente.

Además, para el diseño de los menús cíclicos se recomienda:

Que la porción de leche sea de 240 a 250mL. Utilizando para la leche en polvo mínimo 30g en 240mL de agua potable.

Promover la combinación de cereales con leguminosas, para mejorar el aprovechamiento de los alimentos de la dotación y la calidad de las proteínas. Por ejemplo: arroz con lentejas, tortilla con frijoles, arroz con frijoles, entre otras.

Integrar preparaciones que incluyan verduras y frutas disponibles en la región, para facilitar su adquisición, distribución y frescura.

Promover que la ración de fruta o verdura sea fresca, con base en la capacidad de compra y distribución del SEDIF, o a través del establecimiento de convenios con los SMDIF, los padres de familia o los Comités de desayunos escolares para su adquisición.

Para la conformación de las dotaciones dirigidas a los desayunos calientes se debe:

Incluir en la dotación al menos 2 cereales que sean fuente de fibra dietética, al menos 1 alimento que sea fuente de calcio, al menos 2 variedades de leguminosas.

Seleccionar insumos con base en los criterios generales de calidad nutricia establecidos en estos lineamientos y que fomenten parte de la cultura alimentaria de los beneficiarios.

Prescindir de los insumos que son fuente importante de azúcares, grasas, sodio y/o harinas refinadas.

Determinar las cantidades de los insumos a distribuir, a partir de las cantidades establecidas en los menús que serán entregados a la población.

Evitar cualquier alimento que contenga más de 400mg de sodio en 100g de producto

DESAYUNO ESCOLAR MODALIDAD FRÍA (DEF)

El desayuno escolar en su modalidad frío se compone de:

Leche descremada,

Cereal integral, y

Fruta fresca o deshidratada

Criterios de Calidad Nutricia específicos para el DEF

Para la conformación del desayuno frío se debe:

Incluir leche descremada. Considerar la inclusión de leche semidescremada o entera excepcionalmente para niños en edad preescolar que viven en zonas en la que la desnutrición continúa siendo un problema frecuente de salud.

Otorgar una porción de cereal integral elaborado con granos enteros o a partir de harinas integrales en forma de galletas, barras, etc.

Incluir una porción de fruta (fresca o deshidratada) sin adición de azúcares, grasa o sal. En caso de proporcionar fruta deshidratada: La ración debe contener un mínimo de 20 gramos; la fruta deshidratada podrá estar combinada con oleaginosas (cacahuates, almendras, nueces, semillas de girasol, etc.), siempre y cuando la fruta sea el principal ingrediente, contenida en al menos 20 gramos, y como máximo se añadan 20 gramos de estas semillas; evitar dar apariencia a la fruta deshidratada de golosina o dulce.

Además, para la conformación del desayuno frío se recomienda:

Promover el consumo del desayuno dentro del plantel escolar y al inicio de las labores escolares, para asegurar que sea el beneficiario quien lo ingiere. Esto también facilitará el monitoreo de su aceptación entre los niños.

Integrar al menos 5 menús diferentes a la semana, de manera que se promueva variedad en la alimentación.

Incluir diariamente 250mL de leche descremada, o 30g de leche descremada en polvo / en 240mL de agua, por ser fuente de proteínas de alto valor biológico, calcio, vitaminas A y D.

Considerar la integración de fruta deshidratada o de oleaginosas (como cacahuates, nueces almendras naturales, entre otras) al cereal integral, por ejemplo, a través de barras con fruta deshidratada, galletas con semillas incrustadas, cereal de caja integral con pasas, etc. Recordar que dicha integración no cuenta como ración de fruta deshidratada.

Promover que la ración de fruta sea fresca, con base en la capacidad de compra y distribución del SEDIF, o a través del establecimiento de convenios con los SMDIF, los padres de familia o los Comités de desayunos escolares para su adquisición.

De acuerdo a la población de estudiantes de educación preescolar y primaria en el país, el presupuesto aproximado que se necesitaría para solventar este mencionado programa escolar se detalla en el siguiente cuadro.

Cantidad de alumnos en educación preescolar y primaria 2016-2017

Costo unitario aproximado por desayuno 

Presupuesto total requerido

Preescolar: 4,931,986

Primaria:    14,137,862

TOTAL, DE NIÑOS: 19,069,848

Fuente: SEP

$17.32

Fuente: Programa de desayunos escolares de la CdMx 

$330,289,767

Trescientos treinta millones, doscientos ochenta y nueve mil, setecientos sesenta y siete.

Con esta iniciativa se pretende garantizarle a todas las niñas y niños en educación preescolar y primaria pública desayunos escolares con una dieta suficiente, equilibrada y nutritiva para poder desarrollarse física e intelectualmente de manera adecuada.

Para explicar el sentido y alcance de la reforma propuesta, se presenta un cuadro comparativo entre la legislación vigente y la presente propuesta que reforma la Ley orgánica de la administración pública Federal, Ley General de Educación, Ley general de los derechos de los niños, Ley General de Salud.

Senadoras y Senadores del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo

Cuadro comparativo del texto vigente y del texto que se propone

Ley orgánica de la administración pública Federal

Texto Actual

Propuesta PT

Art. 38 - A la Secretaría de Educación Pública corresponde el despacho de los siguientes asuntos:
I.- Organizar, vigilar y desarrollar en las escuelas oficiales, incorporadas o reconocidas;

a) La enseñanza preescolar, primaria, secundaria y normal, urbana, semiurbana y rural.

b) La enseñanza que se imparta en las escuelas, a que se refiere la fracción XII del Artículo 123 Constitucional.

c) La enseñanza técnica, industrial, comercial y de artes y oficios, incluida la educación que se imparta a los adultos.

d) La enseñanza agrícola, con la cooperación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; Inciso reformado DOF 30-11-2000

e) La enseñanza superior y profesional.

f) La enseñanza deportiva y militar, y la cultura física en general;

Art. 38 – (…)

g) Los alimentos suficientes, nutritivos y de calidad a las alumnas y alumnos de educación preescolar y primaria. 

Ley General de Educación

Texto Actual

Propuesta PT

Artículo 7o.- La educación que impartan el Estado, sus organismos descentralizados y los particulares con autorización o con reconocimiento de validez oficial de estudios tendrá, además de los fines establecidos en el segundo párrafo del artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos

Mexicanos, los siguientes:

I al VIII (…)

IX.- Fomentar la educación en materia de nutrición y estimular la educación física y la práctica del deporte;

CAPITULO III

DE LA EQUIDAD EN LA EDUCACION

Artículo 33.- Para cumplir con lo dispuesto en el artículo anterior, las autoridades educativas en el ámbito de sus respectivas competencias llevarán a cabo las actividades siguientes:

I al XVII.- (…)

Artículo 7o.- (…)

I al VIII (…)

IX.- Fomentar la educación en materia de nutrición a través de un Sistema Nacional de Alimentación y estimular la educación física y la práctica del deporte;

Artículo 33.- (…)

I al XVII.- (…)

XVIII.- Desarrollará y pondrá en marcha el Sistema Nacional de Alimentación que garantice el cumplimiento del párrafo tercero del artículo 4º. Constitucional para una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad a las alumnas y alumnos de educación prescolar y primaria de las instituciones públicas.

Ley General de los Derechos de los Niños

Texto Actual

Propuesta PT

Del Derecho a la Protección de la Salud y a la Seguridad Social

Artículo 50. Niñas, niños y adolescentes tienen derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud, así como a recibir la prestación de servicios de atención médica gratuita y de calidad de conformidad con la legislación aplicable, con el fin de prevenir, proteger y restaurar su salud. Las autoridades federales, de las entidades federativas, municipales y de las demarcaciones territoriales del Distrito Federal, en el ámbito de sus respectivas competencias, en relación con los derechos de niñas, niños y adolescentes, se coordinarán a fin de:

VIII.  Combatir la desnutrición crónica y aguda, sobrepeso y obesidad, así como otros trastornos de conducta alimentaria mediante la promoción de una alimentación equilibrada, el consumo de agua potable, el fomento del ejercicio físico, e impulsar programas de prevención e información sobre estos temas;

Artículo 116. Corresponden a las autoridades federales y locales de manera concurrente, las atribuciones siguientes:

(…)

XIV. Garantizar que todos los sectores de la sociedad tengan acceso a educación y asistencia en materia de principios básicos de salud y nutrición, ventajas de la lactancia materna, así como la prevención de embarazos, higiene, medidas de prevención de accidentes y demás aspectos relacionados con la salud de niñas, niños y adolescentes;

Artículo 137. Los Sistemas Locales de Protección tendrán, cuando menos, las siguientes atribuciones:

I.     Instrumentar y articular sus políticas públicas en concordancia con la política nacional;

II.    Coadyuvar en la adopción y consolidación del Sistema Nacional de Protección;

III.    Garantizar la transversalidad de la perspectiva de derechos de niñas, niños y adolescentes en la elaboración de programas sectoriales o, en su caso, institucionales específicos, así como en las políticas y acciones de las dependencias y entidades de la administración pública local;

IV.   Difundir el marco jurídico local, nacional e internacional de protección a los derechos de niñas, niños y adolescentes;

V.    Integrar a los sectores público, social y privado en la definición e instrumentación de políticas para la protección de niñas, niños y adolescentes;

VI.   Generar los mecanismos necesarios para garantizar la participación directa y efectiva de niñas, niños y adolescentes en los procesos de elaboración de programas y políticas locales para la protección integral de sus derechos;

VII.  Establecer en sus presupuestos, rubros destinados a la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, los cuales tendrán una realización progresiva;

VIII.  Garantizar la transversalidad de la perspectiva de derechos de la infancia y la adolescencia en la elaboración de programas, así como en las políticas y acciones para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes;

Artículo 50.  (…)

VIII. Combatir la desnutrición crónica y aguda, sobrepeso y obesidad, así como otros trastornos de conducta alimentaria garantizando la alimentación a las alumnas y alumnos de prescolar y primaria de las escuelas públicas de todos los estados, municipios y demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, mediante un programa permanente de alimentación equilibrada, el consumo de agua potable, el fomento del ejercicio físico, e impulsar programas de prevención e información sobre estos temas;

Artículo 116. (…)

XIV. Garantizar que todos los sectores de la sociedad tengan acceso a educación y asistencia en materia de principios básicos de salud y nutrición; garantizando lo establecido por el artículo 50 fracc. VIII, así como las ventajas de la lactancia materna, así como la prevención de embarazos, higiene, medidas de prevención de accidentes y demás aspectos relacionados con la salud de niñas, niños y adolescentes;

Artículo 137.  (…)

VIII. Garantizar la transversalidad de la perspectiva de derechos de la infancia y la adolescencia en la elaboración de programas, así como en las políticas y acciones para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes; así mismo garantizar el cumplimiento del programa permanente de alimentación para niños de prescolar y primaria establecido en el artículo 50 fracción VIII de esta ley.

Ley General de Salud

Texto Actual

Propuesta PT

Artículo 3o. En los términos de esta Ley, es materia de salubridad general:

XIV. La orientación y vigilancia en materia de nutrición;

Artículo 3o. (…)

XIV bis. Emitir los lineamientos en materia de nutrición escolar.

Por lo motivos antes expuestos, sometemos a esta Soberanía la presente iniciativa con proyecto de:

Decreto por el que se reforma el Art. 38 de la Ley orgánica de la administración pública Federal, Art. 7 y 33 de la Ley General de Educación, Art. 50, 116 y 137 de la Ley General de los Derechos de los Niños, Art. 3 de la Ley General de Salud.

ARTÍCULO ÚNICO. – Se reforman los artículos de las leyes mencionadas para quedar como sigue:

Ley Orgánica de la Administración Pública Federal

Art. 38 - A la Secretaría de Educación Pública corresponde el despacho de los siguientes asuntos:  I.- Organizar, vigilar y desarrollar en las escuelas oficiales, incorporadas o reconocidas;

a) La enseñanza preescolar, primaria, secundaria y normal, urbana, semiurbana y rural.

b) La enseñanza que se imparta en las escuelas, a que se refiere la fracción XII del Artículo 123 Constitucional.

c) La enseñanza técnica, industrial, comercial y de artes y oficios, incluida la educación que se imparta a los adultos.

d) La enseñanza agrícola, con la cooperación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; Inciso reformado DOF 30-11-2000

e) La enseñanza superior y profesional.

f) La enseñanza deportiva y militar, y la cultura física en general;

g) Los alimentos suficientes, nutritivos y de calidad a las alumnas y alumnos de educación preescolar y primaria. 

Ley General de Educación

Artículo 7o.- La educación que impartan el Estado, sus organismos descentralizados y los particulares con autorización o con reconocimiento de validez oficial de estudios tendrá, además de los fines establecidos en el segundo párrafo del artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los siguientes:

I al VIII (…)

IX.- Fomentar la educación en materia de nutrición a través de un Sistema Nacional de Alimentación y estimular la educación física y la práctica del deporte;

Artículo 33.- (…)

I-XVII (…)

XVIII.- Desarrollará y pondrá en marcha el Sistema Nacional de Alimentación que garantice el cumplimiento del párrafo tercero del artículo 4º. Constitucional para una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad a las alumnas y alumnos de educación prescolar y primaria de las instituciones públicas.

Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes

Artículo 50.  (…)

VIII. Combatir la desnutrición crónica y aguda, sobrepeso y obesidad, así como otros trastornos de conducta alimentaria garantizando la alimentación a las alumnas y alumnos de prescolar y primaria de las escuelas públicas de todos los estados, municipios y demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, mediante un programa permanente de alimentación equilibrada, el consumo de agua potable, el fomento del ejercicio físico, e impulsar programas de prevención e información sobre estos temas;

Artículo 116. (…)

XIV. Garantizar que todos los sectores de la sociedad tengan acceso a educación y asistencia en materia de principios básicos de salud y nutrición; garantizando lo establecido por el artículo 50 fracc. VIII, así como las ventajas de la lactancia materna, así como la prevención de embarazos, higiene, medidas de prevención de accidentes y demás aspectos relacionados con la salud de niñas, niños y adolescentes;

Artículo 137.  (…)

VIII. Garantizar la transversalidad de la perspectiva de derechos de la infancia y la adolescencia en la elaboración de programas, así como en las políticas y acciones para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes; así mismo garantizar el cumplimiento del programa permanente de alimentación para niños de prescolar y primaria establecido en el artículo 50 fracción VIII de esta ley.

(…)

Ley General de Salud

Artículo 3o. (…)

XIV bis. Emitir los lineamientos en materia de nutrición escolar.

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

Primero. - El presente decreto entrará en vigor un día después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. - Se derogan todas las disposiciones que contravengan el presente.

Tercero. - Para la puesta en marcha de esta reforma se contemplarán los recursos en la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos 2020 y años subsecuentes.

Dado en el Salón de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión a los diecisiete días del mes de junio de dos mil diecinueve.

Senadora Cora Cecilia Pinedo Alonso

Leopoldo Vega Franco “El desayuno en la nutrición y el rendimiento del escolar” Revista Mexicana de Pediatría

Ma. del Consuelo Chapela Mendoza, Ma. Elena Contreras Garfias “LA SALUD EN MÉXICO” Universidad Autónoma Metropolitana

https://alianzasalud.org.mx/derechos-de-la-infancia/

La ineficacia de los programas sociales es el resultado de una combinación compleja de factores. Especial mención merecen los siguientes: mala focalización de gasto público social y políticas regresivas de redistribución de la riqueza (PNUD 2011), multiplicidad innecesaria de programas sociales que atienden carencias similares y falta de comunicación y coordinación entre los diversos órdenes de gobierno (CONEVAL 2011).