+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Cámara de Diputados Ficha Técnica

De la Dip. Ruth Salinas Reyes, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con punto de acuerdo que exhorta al Ejecutivo Federal y a la Secretaría de Gobernación a abstenerse de seguir realizando “Consultas Populares” contrarias al orden legal y constitucional de nuestro país.

SE DIO TURNO DIRECTO A LA PRIMERA COMISIóN.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO, POR EL QUE SE EXHORTA AL EJECUTIVO FEDERAL Y A LA SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN A ABSTENERSE DE SEGUIR REALIZANDO “CONSULTAS POPULARES” CONTRARIAS AL ORDEN LEGAL Y CONSTITUCIONAL DE NUESTRO PAÍS.

La que suscribe, Ruth Salinas Reyes Diputada Federal, integrante del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en la LXIV Legislatura, con fundamento en lo señalado en los artículos 78, párrafo segundo, fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los artículos 116 y 122, numeral 1 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, así como de los artículos 58 y 60 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, sometemos a consideración de la Comisión Permanente; la presente proposición con punto acuerdo, por el que se exhorta al Poder Ejecutivo Federal y a la Secretaría de Gobernación a abstenerse de realizar “consultas populares” contrarias al orden legal y constitucional de nuestro país.

CONSIDERACIONES

La consulta popular es un mecanismo de participación ciudadana, a través del cual se lleva a cabo un ejercicio de democracia directa, cuyo objetivo principal es la participación de la población en favor o en contra, para tomar una decisión de determinado tema, de tipo político, legislativo o de decisiones por parte de la administración en turno, resultados sustentados en la opinión pública.

El Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano ha propugnado por los mecanismos de participación Ciudadana, actualmente hemos propuesto la revocación de mandato, presupuesto participativo y parlamento abierto, estamos a favor de ellos, siempre y cuando se respete el orden jurídico nacional. Nos manifestamos en contra de la supuestas “consultas populares” que realiza el Poder Ejecutivo, consultas dirigidas, viciadas de origen, consultas a modo, con la finalidad de obtener el resultado dirigido, en las cuales es juez y parte al mismo tiempo, lo que conlleva a un ejercicio inconstitucional y antidemocrático.  

El titular del Poder Ejecutivo Federal ha llevado a cabo la primera “consulta popular,” los días 23 y 24 de febrero del presente año, como Presidente electo realizó dos, la primera sobre diez programas prioritarios del Gobierno de México y la segunda, sobre la cancelación del Aeropuerto Internacional de México, sin tener facultades para ello.

Los resultados saltan a la vista: baja afluencia en la participación de la ciudadanía, lo que representa una inconformidad a todas luces, múltiples conflictos con graves consecuencias, ilegalidad, dirigidas a un grupo de ciudadanos afines al Presidente, violación de las leyes vigentes, obscuro procedimiento, resultados desconocidos, sin transparencia, rendición de cuentas, por mencionar algunas de las diversas irregularidades que se han presentado. ¿Por qué hacer acciones contrarias a ley?

Lo anterior, es una manifestación de que no se actúa bajo los principios legales, parece que desean legitimar sus decisiones, de no adecuarse al procedimiento establecido por la Constitución y la Ley Federal de Consultas Populares, seguirán siendo inciertas.

Están llevándolas a cabo en contra de la Constitución y de las leyes que de ella emanan, su mal ejercicio está debilitando las instituciones democráticas de nuestro país, debilitando la democracia participativa, no asumen riesgos, no toman decisiones concienzudas, no asumen costos políticos; están conduciendo los destinos de nuestro país a una política sin responsabilidad gubernamental. 

Con estas “consultas populares” se polariza, provocando encono entre la población. Enfrenta a los ciudadanos unos con otros, la falta de claridad, la falta de información, la falta de publicidad, la falta de conocimiento sobre temas específicos evoca hacia un conflicto social que genera incertidumbre en la población de nuestro país.

Las consultas populares ya tienen marco normativo, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley Federal de Consulta Popular que establece cómo deben realizarse para que tengan validez jurídica. Por lo que, estas “Consultas Populares” no cumplen con los mínimos requisitos de ley.

Los mecanismos de participación ciudadana, específicamente la consulta popular se encuentra plasmada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 35 señala lo siguiente: Votar en las consultas populares sobre temas de trascendencia nacional, las que se sujetarán a lo siguiente: en el mismo artículo señala que la petición a realizar deberá ser aprobada por la mayoría de la Cámara del Congreso de la Unión, previo pronunciamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que resolverá sobre la constitucionalidad de la materia de consulta; también indica que El Instituto Nacional Electoral tendrá a su cargo, en forma directa, la organización, desarrollo, cómputo y declaración de resultados; además establece de manera clara y concisa que la consulta debe desarrollarse el mismo día de la jornada electoral federal, no al arbitrio del Presidente de la Republica.

Ahora bien, la Ley Federal de Consulta Popular, en su Artículo 16 indica que el Presidente de la República sólo podrá presentar una petición para cada jornada de consulta popular.  Que ésta deberá seguir un procedimiento marcado en el artículo 26 que incluye pronunciamiento de la Corte, publicación en Gaceta Parlamentaria, dictamen, aprobación de este en su cámara de origen y su publicación en el Diario Oficial de la Federación, nada de esto se ha cumplido.

Luego entonces, en este Grupo Parlamentario nos preguntamos, ¿Bajo qué premisas legales el Ejecutivo Federal funda sus actuaciones? Ninguna ley lo respalda. Ninguna Cámara ha aprobado la consulta, ningún poder ha emitido validez constitucional de la materia y ninguna institución capaz para la aplicación técnica está dispuesta.

En las anteriores “consultas populares” no se usó el padrón electoral, ni los comicios fueron supervisados por el árbitro electoral mexicano, el Instituto Nacional Electoral. Tampoco hubo tinta indeleble para impedir la repetición de votos ni observadores.

Así de claro, con estas bases estrictamente legales, concluimos lo siguiente: no se debe seguir implementando supuestas “consultas populares”, porque no se apega al orden constitucional establecido y tampoco a la Ley Federal de Consulta Popular, además que a todas luces se observa que es una simulación que pretende soslayar los procedimientos legislativos actuales y avasallar los derechos de las minorías. 

Por lo anteriormente expuesto, sometemos a la consideración de esta soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

Primero. La Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión exhorta al Ejecutivo Federal y a la Secretaría de Gobernación a abstenerse de seguir realizando “consultas populares” fuera de la legalidad, a efecto de no violentar el orden constitucional establecido.

Segundo. La Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión exhorta al Ejecutivo Federal y a la Secretaría de Gobernación a que haga público a la brevedad posible, cual es la motivación y el fundamento legal que, contraviniendo el orden constitucional, les permite realizar los ejercicios de participación ciudadana, en contra de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y su legislación reglamentaria.

Tercero. La Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión exhorta al Ejecutivo Federal y a la Secretaría de Gobernación a respetar el estado de derecho y los derechos de las minorías.

ATENTAMENTE

Diputada Ruth Salinas Reyes
H. Cámara de Diputados
LXIV Legislatura

Dado en el salón de sesiones de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, a 27 de mayo de 2019.