+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Cámara de Diputados Ficha Técnica

De la Dip. Olga Patricia Sosa Ruíz, del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social, con proyecto de decreto que adiciona una fracción X al artículo 48 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

SE DIO TURNO DIRECTO A LA COMISIóN DE IGUALDAD DE GéNERO DE LA CáMARA DE DIPUTADOS.


INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA UNA FRACCIÓN X AL ARTÍCULO 48 DE LA LEY GENERAL DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA, A CARGO DE LA DIPUTADA OLGA PATRICIA SOSA RUIZ DEL GRUPO PARLAMENTARIO DE ENCUENTRO SOCIAL.

Quien suscribe, Olga Patricia Sosa Ruiz, Diputada Federal integrante del Grupo Parlamentario de Encuentro Social a la LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 71 fracción II y 78 párrafo segundo fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como 55 fracción II del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, somete a consideración de esta Honorable Asamblea la presente iniciativa, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En la Constitución mexicana en su artículo primero se establece que “todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.” (CPEUM, art 1.) La Constitución, como pilar de nuestro estado de derecho, establece el papel de los derechos humanos y el rol que deben desempeñar las autoridades respecto a esta materia.

La lectura del artículo primero constitucional abre la discusión necesaria para esta exposición de motivos. Las mujeres a lo largo de la historia, y en la actualidad, han sufrido distintos obstáculos que les han impedido el gozo y garantía de estos derechos establecidos en la ley fundamental y, consecuentemente, el Estado ha tenido que modificar su ley fundamental para que coincida con la realidad.

Aunado a lo anterior, las mujeres y hombres, como entes con personalidad jurídica, han adquirido derechos y mecanismos para ejercer su validez que han tenido una evolución dentro del Estado; en este sentido, se han logrado avances en materia de derechos humanos, igualdad de género, impulso a la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad entre otros.

Con relación a lo anterior, en el reciente dictamen relacionado a la reforma a la Ley Federal del Trabajo contempla en su artículo 132, relativo a las obligaciones de los patrones, fracción XXXI, “Implementar en acuerdo con los trabajadores, un protocolo para prevenir la discriminación por razones de género y atención de casos de violencia y acoso u hostigamiento sexual, así como erradicar el trabajo forzoso e infantil”. Con el propósito de mejorar esta disposición se busca que el Instituto Nacional de las Mujeres tenga facultad de incidir en esta tarea tan especial.

Planteamiento del problema desde la perspectiva de género.

El derecho al trabajo es un derecho humano que tiene como finalidad fomentar la dignidad de las personas. En México, por mucho tiempo las mujeres no han podido tener igualdad de condiciones frente a los hombres en materia laboral.

En lo que atañe a esta problemática, se tiene que conocer que las mujeres no representan una minoría dentro del ámbito laboral, más bien, tanto hombres y mujeres participan en una relación casi igual en cuanto a la integración del mercado laboral.

Con base en los datos del Instituto Nacional de las Mujeres, se expone que la tasa de participación femenina en el mercado de trabajo en 2018 fue de 42.9%; de otra forma, aproximadamente 1 de cada 2 trabajadores son mujeres. [*]

Este dato permite conocer la esencia de la propuesta, la variable género no debería de determinar diferencias en el trato hacia los trabajadores, en consecuencia, sobresale la importancia de generar leyes que resuelvan lo que el mercado laboral no ha podido.

En este sentido, el Instituto Nacional de las Mujeres tiene un objetivo claro y es el de “promover y fomentar las condiciones que den lugar a la no discriminación, igualdad de oportunidades y de trato entre los géneros, el ejercicio de todos los derechos de las mujeres y su participación equitativa en la vida política, cultural, económica y social del país.” [*] De esta manera se puede notar la utilidad potencial del instituto como ente especializado en la materia que puede aportar sus conocimientos y experiencias en la elaboración del protocolo.

Argumentos Estadísticos.

Desde el año 2006, el Foro Económico Mundial (World Economic Forum) ha generado un reporte global sobre la brecha entre los géneros que permite visualizar a nivel internacional y nacional cuatro diferentes áreas de brecha entre hombres y mujeres, como lo son: (i) salud y supervivencia, (ii) logro educativo, (iii) participación económica y oportunidad [*] , y (iv) empoderamiento político. Este reporte considera la participaciòn de 200 países, y produce un índice donde los extremos representan, 0 sí hay nada de paridad de género y, 1 si hay completa paridad de género. [*]

En el reporte de 2018 sobre esta problemática se encuentra que existe una brecha de género de un 32% a nivel global. [*] Hasta ahora ningún país ha logrado una paridad completa, el más cercano está alrededor del 80% de paridad y corresponde a Islandia y otros países nórdicos como Noruega, Suecia y Finlandia. [*]

En el caso mexicano, a nivel global el país se encuentra por encima del promedio en la brecha, se encuentra en el lugar 50 de 200 países contemplados, o sea en el primer cuartil de los evaluados con un índice del 72.1%. [*] Sin embargo, hay que recordar que este índice está integrado por las 4 áreas de evaluación, es decir, otorga el rendimiento ponderado de las 4 áreas. En consecuencia, aunque a nivel global México se encuentre en el primer cuartil, no sucede igual si hace un análisis de cada variable.

En el área de participación económica y oportunidad, que es la que nos atañe en esta exposición, México se encuentra en el lugar 122 de 200 con un índice de 57.4%; en el área del logro educativo, se encuentra en el lugar 58 con un índice del 99.6%; en el área de salud y supervivencia se encuentra en el lugar 50 con un índice de 97.9%; finalmente, en el área de empoderamiento político se encuentra en el lugar 27, no obstante, con un índice de 33.5%. [*]

El país se encuentra en el lugar 122 de 200, o sea se encuentra en el tercer cuartil dentro de la distribución total de países, muy por debajo de la media mundial. Con base en este dato podemos deducir que México es uno de los países con mayor brecha de paridad económica.

Queda claro que las mujeres en el mundo y en el país tienen distintas oportunidades en el ámbito laboral, asimismo, obstáculos que les impiden desarrollarse plenamente y con dignidad. Con el propósito de exponer más de la problemática se hace una recopilación de los principales enfoques sobre el acoso sexual de las principales organizaciones internacionales, esto con la finalidad de tener una visión internacional de la materia.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), define el acoso sexual como:

“Cualquier avance sexual no deseado, solicitud de favor sexual, conducta verbal o física o gesto de naturaleza sexual, o cualquier otra conducta de naturaleza sexual que pueda razonablemente esperarse o que se perciba que cause ofensa o humillación a otra persona, cuando tal conducta interfiere con el trabajo, se convierte en una condición de mantenimiento del empleo o crea un ambiente de trabajo intimidante, hostil u ofensivo. Si bien típicamente involucra un patrón de comportamiento, puede tomar la forma de un solo incidente. El acoso sexual puede ocurrir entre personas del mismo sexo o del sexo opuesto. Tanto hombres como mujeres pueden ser las víctimas o los delincuentes.” [*]

Asimismo, podemos encontrar la definición de acoso sexual que otorga la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la cual define como:

Cualquier conducta no deseada de naturaleza sexual en el lugar de trabajo o en relación con el trabajo, que, en la percepción razonable de la persona interesada;

(a) se utiliza como base para una decisión que afecta el empleo o profesional de esa persona situación, o

(b) crea un ambiente de trabajo intimidante, hostil o humillante para esa persona. [*]

De la misma forma el Banco Mundial dentro de su política contra el acoso sexual establece la misma definición que da la ONU. [*] Dentro de los protocolos internacionales podemos encontrar distintas variables que pueden afectar a la persona ofendida, ya que no existe una forma única de acoso sexual. Al respecto, la OIT identifica al menos dos formas generales de acoso sexual en el trabajo: (i) entre un superior y un subordinado y, (ii) entre pares trabajadores. [*]

Sobre la primera forma de acoso, (i) entre un superior y un subordinado, se expone en el protocolo de la OIT, que es del tipo quid pro quo, o de algo por algo. En este tipo de acoso existe una relación de poder entre las partes, en la que la parte superior toma ventaja sobre la subordinada y condiciona actos a condición de favores sexuales. Sobre la segunda forma de acoso, (ii) entre pares trabajadores, en esta es más probable que genere un espacio incómodo para la parte ofendida, impidiéndole ejercer sus actividades laborales. [*]

Más allá de la perspectiva internacional, existen estudios que muestran evidencia contundente que prueba que el acoso sexual en el trabajo tiene como consecuencias: (i) el aumento de estrés financiero, (ii) cambios precipitados de trabajo, y (iii) se puede alterar significativamente la superación profesional de las mujeres acosadas. [*]

Es así, como el Estado mexicano se encuentra frente a un escenario mundial que busca la defensa de los derechos humanos de las mujeres, y que consecuentemente, el Estado tiene que estar a la altura de las circunstancias y modificar las leyes en favor de los derechos de las mujeres.

Ya expuesto el problema desde una perspectiva internacional, es momento de revisar la situación local. Cada año se realiza la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) la cual busca medir la discriminación sobre algunos sectores de la población como la población indígena, la población con discapacidad, la población con diversidad religiosa, adultos mayores de 60 años, niñas y niños de entre 9 y 11 años, de adolescentes y jóvenes de entre 12 y 29 años, mujeres de 18 años y más, y trabajadoras remuneradas del hogar.

En la ENADIS más reciente, se encontraron algunos datos que ayudan a visualizar la situación de las mujeres en la materia de discriminación. Se encontró que el 29.5% de las mujeres mayores de 18 años en algún momento han sido discriminadas por algún motivo relacionado con su condición de género. [*]

Esta encuesta también preguntó sobre los principales problemas a los que se enfrentan estos segmentos de la sociedad, y en este sentido, las mujeres determinaron 3 grandes problemas; (i) el 29.9%  de las mujeres dijo que el principal problema era la delincuencia e inseguridad, (ii) el 23.9% dijo que la violencia hacia las mujeres y, (iii) el 13% dijo la falta de oportunidades para encontrar empleo. [*]

Es por lo anteriormente expuesto que debe ser una institución especializada, como lo es el Instituto Nacional de las Mujeres, aquella que coadyuve en la elaboración e implementación de un protocolo en caso de acoso sexual u hostigamiento. Se tiene que aprovechar la especialización y la experiencia del Instituto en favor de las mujeres.

No se puede seguir ignorando este problema que acaece en el 50% de la sociedad, debemos ser respetuosos y promoventes de la Constitución, sobre todo hacer valer su artículo primero.

Por lo tanto, teniendo como base las recientes reformas, adiciones y derogaciones a la Ley de Federal de Trabajo, a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, a la Ley Federal de la Defensoría Pública, a la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y a la Ley del Seguro Social, en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva, entre los cuales se considera la implementación de instrumentos para la erradicación del acoso u hostigamiento sexual en el ámbito laboral, en el siguiente comparativo se resumen los alcances de la presente propuesta:


LEY GENERAL DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA

TEXTO VIGENTE

PROPUESTA DE REFORMA

ARTÍCULO 48. Corresponde al Instituto Nacional de las Mujeres:

I. Fungir como Secretaría Ejecutiva del Sistema, a través de su titular;

II. Integrar las investigaciones promovidas por las dependencias de la Administración Pública Federal sobre las causas, características y consecuencias de la violencia en contra de las mujeres, así como la evaluación de las medidas de prevención, atención y erradicación, y la información derivada a cada una de las instituciones encargadas de promover los derechos humanos de las mujeres en las entidades federativas, el Distrito Federal o municipios. Los resultados de dichas investigaciones serán dados a conocer públicamente para tomar las medidas pertinentes hacia la erradicación de la violencia;

III. Proponer a las autoridades encargadas de la aplicación de la presente ley, los programas, las medidas y las acciones que consideren pertinentes, con la finalidad de erradicar la violencia contra las mujeres;

IV. Colaborar con las instituciones del Sistema en el diseño y evaluación del modelo de atención a víctimas en los refugios;

V. Impulsar la creación de unidades de atención y protección a las víctimas de violencia prevista en la ley;

VI. Canalizar a las víctimas a programas reeducativos integrales que les permitan participar activamente en la vida pública, privada y social;

VII. Promover y vigilar que la atención ofrecida en las diversas instituciones públicas o privadas, sea proporcionada por especialistas en la materia, sin prejuicios ni discriminación alguna;

VIII. Difundir la cultura de respeto a los derechos humanos de las mujeres y promover que las instancias de procuración de justicia garanticen la integridad física de quienes denuncian;

IX. Celebrar convenios de cooperación, coordinación y concertación en la materia, y

X. Las demás previstas para el cumplimiento de la ley

ARTÍCULO 48. …

I. a IX. …

X. Colaborar con la Secretaría de Trabajo y Previsión Social para la elaboración e implementación del protocolo para prevenir la discriminación por razones de género y atención de casos de violencia y acoso u hostigamiento sexual, y

XI. Las demás previstas para el cumplimiento de la ley

Por lo anteriormente expuesto y fundado, someto a consideración de esta Comisión Permanente, la presente iniciativa, al tenor del siguiente:

DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA UNA FRACCIÓN X AL ARTÍCULO 48 DE LA LEY GENERAL DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA.

ARTÍCULO ÚNICO. – Se adiciona una fracción X al artículo 48 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para quedar como sigue:

ARTÍCULO 48. …

I. a IX. […]

X. Colaborar con la Secretaría de Trabajo y Previsión Social para la elaboración e implementación del protocolo para prevenir la discriminación por razones de género y atención de casos de violencia y acoso u hostigamiento sexual, y

XI. Las demás previstas para el cumplimiento de la ley

ARTÍCULO TRANSITORIO.

Único. - El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en la Sede de la Comisión Permanente a 31 de mayo de 2019.

S U S C R I B E

OLGA PATRICIA SOSA RUIZ

DIPUTADA FEDERAL


[*] Instituto Nacional de las Mujeres, “Programa nacional para la igualdad de oportunidades y no discriminación contra las mujeres 2013-2018 Informe de avance y resultados 2018”, México, pág. 21, consulta: 26 de abril de 2019, enlace: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/442783/Avance_y_Resultados_2018_Proigualdad.pdf

[*] Instituto Nacional de las Mujeres, ¿Qué hacemos?, objetivo general, México, consulta 25 de abril de 2019, enlace: https://www.gob.mx/inmujeres/que-hacemos

[*] Esta área de evaluación está integrada por 5 variables: (i) razón entre la participación femenina en el trabajo sobre la masculina; (ii) equidad salarial entre hombres y mujeres para trabajos similares; (iii) razón entre el ingreso femenino estimado sobre el masculino; (iv) razón de legisladoras, direcciones generales y gerencias sobre los hombres; y, (v) razón de trabajadoras profesionistas y técnicos sobre el de los hombres.

[*] World Economic Forum, “The Global Gender Gap Report 2018”, Suiza, traducción propia, consulta: 26 de abril de 2019. Enlace: http://www3.weforum.org/docs/WEF_GGGR_2018.pdf

[*] Ibidem, p. 7.

[*] Idem.

[*] Ibidem, p. 10.

[*] Idem.

[*] Organización de las Naciones Unidas, Boletín de la Secretaría General, “Prohibición de discriminación, hostigamiento, incluido el abuso sexual, acoso y abuso de autoridad”, febrero 2008, traducción propia, consulta: 26 de abril de 2019, enlace: https://documents-dds-ny.un.org/doc/UNDOC/GEN/N08/238/36/PDF/N0823836.pdf?OpenElement

[*] Organización Internacional del Trabajo, “Política del acoso sexual y procedimientos”, 2004, traducción propia, consultado, 26 de abril de 2019 enlace: https://www.un.org/womenwatch/osagi/UN_system_policies/(ILO)Circular_on_Sexual_Harassment.pdf

[*] Banco Mundial, “La política del Banco Mundial para erradicar el acoso, guía para implementar”, lugar: sin lugar, fecha: s/f, consulta: 26 de abril de 2019, enlace: https://www.un.org/womenwatch/osagi/pdf/wbsh.pdf

[*] Ibidem, p. 2.

[*] Idem.

[*] Mclaughlin Heather, Uggen Christopher, Blackstone Amy, “The economic and career effects of sexual harassment on working women”, Gender & Society, 10 de mayo de 2017, traducción propia, consulta: 26 de abril de 2019, enlace: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5644356/

[*] Instituto Nacional de Estadística y Geografía y Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación. “Encuesta nacional sobre discriminación”, México, 6 de agosto de 2018, consultado: 26 de abril de 2019, enlace: http://www.beta.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2018/EstSociodemo/ENADIS2017_08.pdf

[*] Ibidem, p. 19.