+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Cámara de Diputados Ficha Técnica

Del Dip. Carlos Humberto Castaños Valenzuela, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con proyecto de decreto que adiciona la fracción XIII del artículo 10; y se adiciona un segundo párrafo al artículo 18 de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

SE DIO TURNO DIRECTO A LA COMISIóN DE MEDIO AMBIENTE, SUSTENTABILIDAD, CAMBIO CLIMáTICO Y RECURSOS NATURALES DE LA CáMARA DE DIPUTADOS.


Carlos Humberto Castaños Valenzuela quien se suscribe Diputado Federal integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional de la LXIV Legislatura del honorable Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 55, 56 y 57 del reglamento para el gobierno interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, somete a consideración de esta honorable asamblea, la presente Iniciativa por la que  se adiciona la fracción XIII al artículo 10 y se adiciona un segundo párrafo al artículo 18 de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos con la finalidad de atender el grave problema de la contaminación por residuos electrónicos, al tenor del siguiente

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA.

“Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas.”

  • Frank Clark – 

En este trabajo parlamentario se analizará y discutirá el caso de los desperdicios y sobrantes electrónicos. El contenido de esta propuesta es una pequeña acción que puede traer grandes beneficios para el medio ambiente.

En este trabajo haremos hincapié en la constante violación de normas de seguridad, riesgos y amenazas que representan para la salud el mal manejo de los residuos electrónicos y la preponderancia que se le da al sector económico frente al factor ecológico-ambiental.

Los innovadores avances en materia de información han establecido nuevas pautas para el uso de los dispositivos electrónicos.  Las redes sociales [*] brindan aspectos fundamentales a la vida del ser humano, inicialmente hay conexión lo que implica la interacción entre individuos. De este modo se constituyen grupos formando vínculos que conectan a sus miembros, lo que determina la vitalidad de la red.

Conforme a esta educación implementada desde el consumo en materia de recursos electrónicos o inteligentes, se derivan políticas públicas para la sociedad.  Los diferentes contextos socio-políticos muestran un desarrollo de concientización desigual basado en la estratificación social y acceso a una calidad de vida deseable.

Los dispositivos electrónicos que son utilizados en el día a día de las personas poseen una fecha de vencimiento. Conforme al desgaste que se le da a la herramienta, situaciones accidentales que afecten la operatividad del aparato y su inevitable destino al ser un objeto de consumo en el ciclo de producción. Las tres variables anteriormente mencionadas corresponden al proceso de tiraje electrónico. México produce un total de 300 mil toneladas de residuos electrónicos al año. Del total, solo un 10% [*] se logran reciclar y la cantidad de residuos electrónicos que produce el país crecerá, esto lo reporto “El Monitor global de la basura electrónica 2017” (elaborado conjuntamente por la Universidad de las Naciones Unidas, la Unión Internacional de Comunicaciones y la Asociación Internacional de Residuos Sólidos). A esto se suma el hecho de que la infraestructura urbana no permite que los ciudadanos conozcan las opciones que tienen al momento de deshacerse de sus aparatos, así que simplemente los tiran a la basura. en México ocho de cada nueve equipos electrónicos se convierten en basura que llega a rellenos sanitarios, barrancas o tiraderos clandestinos, o bien acaban arrumbados en casa, y solo uno se recicla [*]

Esta Iniciativa se apoya en la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El excedente de residuos electrónicos a nivel global representa un problema para la sustentabilidad. El panorama de reciclaje sobre este aspecto resulta tener una connotación lucrativa, ya que el desmantelamiento de los aparatos en busca de hacerse con los metales preciosos que contienen, es dispuesto para generarse un mercado particular.

Los factores sanitarios y ecológicos son de priorización en disponer de manera adecuada con los materiales que resultan vital contaminantes y/o tóxicos. Sean agentes defoliantes o metales pesados están presentes en la labor. Cadmio, mercurio, retardantes de fuego bromados (RFB), tubos de rayos catódicos, compuestos de cromo hexavalente, níquel, policloruro de vinilo (PVC), plomo y litio son algunos agentes de los residuos electrónicos [*]

Entorno a la trascendencia estructural del problema, Uca denota que Los países desarrollados han llevado a cabo una serie de acciones, que tienen como objetivo proteger el medio ambiente y recuperar los materiales de valor de los RE (residuos electrónicos). Latinoamérica recién está asumiendo estas responsabilidades y desde hace unos pocos años surgen iniciativas, donde participan sectores públicos y privados, con la intención de desarrollar estrategias para el tratamiento de estos aparatos al final de su vida útil [*] .

La línea del progreso del desarrollo ha sido acotada como la referencia de dar dirección al futuro de los países. La puesta en escena sobre el baluarte de la información entre el hemisferio norte y sur corresponde a una cooperación para la forma de disponer de los desechos.

Sin embargo, la construcción de ese futuro presenta relaciones desiguales y se coloca una instrumentación guía a los países vistos desde esta perspectiva no desarrollados. Se estructura así un paradigma del desarrollo económico y social sin un camino viable por la no prosperidad de acciones bajo el régimen de dependencia.

El alto consumo de nuevas tecnologías por parte de los países desarrollados se eslabona frente a un PPA (Paridad de Poder de Adquisitivo), y un índice de PEA (Personas económicamente activas) aceptables para satisfacer las necesidades básicas en su totalidad.

Los países subdesarrollados o en vías de serlo conservan el rumbo de poder aspirar a convertirse en potencias, cabe destacar que se encuentran atados a la dependencia política por parte de los detentores de los medios de producción. Haciendo uso de controles económicos y sociales respecto a los intereses de agenda que se mantengan para el desarrollo de políticas públicas favorables al desempeño capital de los procesos urbanizadores frente a los atrasos y desigualdades sociales.

Prince establece que la dinámica del trabajo semi-formal sobre los residuos electrónicos deja a la deriva el tratamiento y/o asilamiento de los residuos contaminantes [*] . La materialización del riesgo es percibida en diferentes posiciones por el esquema de desarrollo o subdesarrollo que tenga un país. El cálculo y susceptibilidad de daños en estos casos influye de manera exponencial por el avance tecnológico, políticas públicas eficaces y reducción del impacto ambiental a tener.

Se debe determinar de manera realista los focos de riesgo y vulnerabilidad que representa para la población ciertos aspectos. El potencial de crisis se incrementa paulatinamente al establecer nuevas relaciones de producción, urbanización inexorable y medidas para solventar las fragilidades sociales que arraigan la desigualdad de posibilidades de acceso y participación en la toma de decisiones por su entorno.

De mantenerse la situación actual sobre la no concientización en el uso y desuso de dispositivos electrónicos los riesgos se transformarán en amenazas para la población. Prince remarca que la informalidad de ciertos mercados responde tanto a normas voluntaristas, pero poco inteligentes, engorrosas y complejas, como a la falta de las leyes. Como todo es un proceso sistémico y complejo que no responde a una reducción a pocas variables controlables [*] .

La idea del progreso queda impregnada en el peso político con la toma de decisiones en donde se invisibiliza la naturaleza por estar categorizada a obedecer las reglas del mercado. Por lo tanto, los factores de las instituciones inclusivas y extractivas desempeñan la viabilidad en cuanto a un movimiento puede trasladar sus propósitos a la agenda pública.

El paradigma del bienestar sobre el peso del empleo en las nuevas tecnologías se desvanece ante las consecuencias del capitalismo y el costo social y ecológico de la modernidad. Alier defiende la postura de que las innovaciones en el ámbito tecnológico no representan una solución al conflicto entre la economía y medio ambiente. Por el contrario, los peligros desconocidos de las nuevas tecnologías muchas veces incrementan los conflictos de justicia ambiental [*] .

Se relucen en este ámbito los cuestionamientos a la operación de flujos económicos centro-periferia. La redefinición del desarrollo es lo que está en juego para la vida de los cúmulos poblacionales. Acosta explica que el desarrollo puede incluso no tener contenido, pero justifica los medios y hasta los fracasos. Hemos aceptado las reglas del todo vale. Todo se tolera en nombre de la salida del subdesarrollo [*] . En el escenario de realizar cualquier tipo de actividad económica- extractiva se establecen rupturas en la regulación jurídica y política para hacerse valer de acciones que eviten el detrimento del medio ambiente en pos del denominado “progreso” y “buen vivir”.

La pregunta que debemos hacernos sobre el buen vivir de las sociedades infiere a una constante reconstrucción por la dirección que se desea alcanzar. ¿Llegar para qué? Corresponde a la utopía con nuestro proyecto de vida en el modo de construir nuestro futuro basado en posibilidades viables de hechos a ser materializados. No debe quedarse solamente en una entelequia, en un mero intento. La ilusión se esfuma al hacer una profunda lectura de la realidad sobre la apropiación sostenible de los recursos y la ocupación que les damos.

Considero que la información y el acceso a ella es un factor vital para que el proyecto de concientización sobre los residuos tecnológicos tenga efecto. El fortalecimiento de una comunicación certera y articuladora entre los 3 sectores (público, privado, y sociedad civil organizada), haría posible estructurar un futuro digno para las sociedades actuales.

La situación de los residuos tecnológicos en México es muy preocupante, pues 8 de cada 9 equipos electrónicos se convierten en basura y solo uno se recicla. Si planteáramos al público las siguientes:

1.- ¿Cuándo fue la última vez que se cambiaste tu celular o pantalla de televisión?

2.- ¿Qué hiciste con tus dispositivos viejos?

Debemos generar acciones enfocadas en promover el reciclaje de este tipo de desechos, ya que es una de las principales medidas para reducir la contaminación electrónica, por ejemplo, un equipo celular smartphone se puede reciclar hasta un 90%, pues sus componentes pueden ser útiles para otros dispositivos.

También se debe impulsar campañas que orienten a los ciudadanos para generar acciones de forma individual para reducir este tipo de desechos con los siguientes mensajes:

  • Aprovechar al máximo la vida útil de todos dispositivos: algunas personas prefieren renovar electrodomésticos, smartphones o cualquier artefacto electrónico cada año, sin embargo para minimizar la huella, se deben generar la cultura para darles uso hasta el tiempo máximo de vida. 
  • Realizar adquisiciones de los nuevos equipos pensando en la sustentabilidad: Los avances tecnológicos permiten que cada día se desarrollen dispositivos más inteligentes y amigables con el medio ambiente.  
  • Depositarlos en el lugar correcto una vez que concluya la vida útil: Una vez que se termine la vida útil de los dispositivos, es necesario llevarlos a centros de acopio especializados en este tipo de residuos, de esta forma será más fácil identificar y separar las piezas que aún son útiles. 

Con este tipo de acciones sencillas es como se puede lograr la reducción de desechos electrónicos.

Tener la maximización de beneficios por parte de un agente respecto a una relación de ganancia total destruye el panorama anterior. Si el mercado no garantiza que encaje la ecología en su campo, debe hacerse labor por concretar acciones que lo hagan en el campo político. No deben infravalorarse las necesidades futuras por vivir el instante del presente.

En nuestro país, los programas de recolección y reciclaje de los residuos electrónicos están a cargo de gobiernos municipales o estatales, así como de empresas privadas de reciclaje.

Las empresas dedicadas a la recuperación y valorización de materiales realizan su acopio a través de programas públicos. Las compañías pequeñas solo recuperan algunos componentes para su venta.

En el sector informal este proceso corre a cargo de pepenadores y acopiadores de residuos. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, el sector informal puede desarrollar actividades legales, como el manejo de residuos electrónicos. La diferencia entre el sector formal y el informal es que este último no paga impuestos ni contribuye al sistema de protección social de la nación.

Algunos de los métodos utilizados por el sector informal para el reciclaje son los siguientes:

? Baños de ácido en áreas abiertas para recobrar oro, cobre, plata y otros metales valiosos.

? Usar bloques de carbón como parrillas para calentar

tarjetas de circuitos impresos y remover componentes

electrónicos.

? Calentar y derretir los plásticos sin una ventilación adecuada.

? Incinerar cables y materiales no deseados a cielo abierto para recobrar metales.

? Extraer el tóner, abriendo los cartuchos de impresión y

cepillando el polvo fino.

? Desmantelar los aparatos mediante procesos rudimentarios.

Todos estos procedimientos liberan compuestos tóxicos

al medio ambiente y son un riesgo para la salud humana

Así es como vemos que estas actividades que generan trabajo e ingreso pueden ser una gran alternativa si se afina el proceso del manejo de los residuos electrónicos.

La tasa de empleo en México no luce de manera favorable tanto para los recién graduados con matricula de licenciatura como para las planillas de empleo con salario mínimo. El INEGI sacó su análisis sobre el índice de desempleo colocándolo en el segundo trimestre de 2016 en 9.93% [*] . Cabe destacar, que los criterios de evaluación que realiza el instituto poseen un sesgo en la manera de categorizar el empleo. Esto se debe a las particularidades con las que una persona es capaz de generar ingresos por su cuenta.

Tamez señala lo siguiente: para muchos analistas esta tasa refleja mejor la situación laboral (desempleo) de nuestro país ya que se debe tener en mente que para el INEGI una persona deja de estar desempleada con que trabaje una hora a la semana, aunque sea lavando carros en la calle [*] . Bajo las regulaciones licitas o no licitas, las personas buscarán satisfacer sus necesidades, aunque eso implique no tener seguridad social o ignorando el riesgo laboral donde presiden.

Las condiciones estructurales han mantenido un marco de realización de acciones sin tener una adecuada comunicación los 3 sectores. Lo que permite que en el desempeño político permeen desligamientos y responsabilidades con gobierno y empresas sobre los residuos electrónicos. Se ejecutan exenciones o caso omiso de las extensiones de responsabilidad por parte de los productores sobre el material (EPR’s) [*] .

El mercado encuentra salidas para el beneficio de acumulación de capital. Tiene la capacidad de influir en los Estados, ya que no valora los costos ecológicos que no son únicamente endémicos, sino globales. Al mismo tiempo, la quiebra organizacional, y la marginación social alimentan el ciclo de dependencia sobre los residuos electrónicos.

México produce más de 358 mil toneladas de basura electrónica en forma de aparatos y electrodomésticos, lo equivalente a 3.2 kilogramos de residuos por cada mexicano, según estimaciones del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) [*] .

Tan solo en la Zona Metropolitana del Valle de México, donde se encuentra la capital del país, se generan anualmente más de 13 millones de aparatos considerados como basura: televisores, aparatos de sonido, de telefonía, computadoras y electrodomésticos [*] . El 90 % de estos desechos electrónicos no tienen un final de vida adecuado [*] , lo que representa un riesgo para la salud humana y ambiental, reconoce el INECC. [*]

Se calcula que solo el 10 % de los residuos se recicla, mientras que el 40 % permanece almacenado en los hogares y el otro 50 % se deshecha en estaciones de transferencia, chatarreros, rellenos sanitarios o tiraderos de basura no controlados [*] .

Se concluye a la luz de estos razonamientos que no debe reducirse el análisis a factores económicos sin tomar en cuenta el detrimento del medio y ambiente.

Se impregna el ideal de meta por conseguir un statu quo aceptable bajo la lógica de apropiación de identidad de la modernización, y circunscribiendo la dinámica de sacrificios sociales, ambientales y culturales por la valoración de un modelo dominante.

Enfatizando el papel que reside en el mercado como mecanismo articulador y racional en la asignación de recursos y la problemática que plantea sobre su ausencia en la vida diaria, lleva a cuestionar su modelo. Los ciudadanos tienen el derecho a llevar una vida digna que debe ser instrumentada a través una articulación inclusiva por parte de su gobierno y traducida en políticas públicas favorables.

La organización y la movilización social considero deben tomar un rumbo que permita mejorar las condiciones de vida que tienen las personas, al igual que el impacto ambiental. El dinero no resolverá los costos del futuro, será la educación y la cultura de respeto al medio ambiente lo que lograra cambiar esta terrible tendencia a destruir nuestro medio.

El dilema humano sobre el progreso, avanzar en lo económico primero, resulta en la promesa de un mañana sin saber lo que es el presente, por ello es necesario que se realice esta reforma. Esta Iniciativa es de origen ciudadano por lo que damos agradecimientos en la elaboración de esta Exposición de Motivos al Profesor Rodrigo Alonso Estrada Rodríguez por sus aportaciones.

Por lo anterior, someto a la consideración de esta honorable Comisión Permanente la siguiente iniciativa con proyecto de:

DECRETO

ÚNICO.-  Se adiciona la fracción XIII al artículo 10 y se adiciona un segundo párrafo al artículo 18 de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos para quedar como sigue:

Artículo 10.- Los municipios tienen a su cargo las funciones de manejo integral de residuos sólidos urbanos, que consisten en la recolección, traslado, tratamiento, y su disposición final, conforme a las siguientes facultades:

I a XII …

XIII. Participar en colaboración con la Federación y los gobiernos de las entidades federativas en el control y gestión de los residuos de manejo especial sujetos a planes de manejo para facilitar el acopio y recolección de los mismos.

Artículo 18.- Los residuos sólidos urbanos podrán subclasificarse en orgánicos e inorgánicos con objeto de facilitar su separación primaria y secundaria, de conformidad con los Programas Estatales y Municipales para la Prevención y la Gestión Integral de los Residuos, así como con los ordenamientos legales aplicables.

Los criterios para la separación, clasificación, recolección selectiva y almacenamiento para el aprovechamiento y valorización de los residuos plásticos y voluminosos se apegarán a lo establecido en las normas oficiales mexicanas y reglamentos correspondientes.

TRANSITORIOS

Primero. El presente decreto entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. Las Legislaturas de las Entidades Federativas, en el ámbito de sus respectivas competencias, deberán adecuar su legislación en un plazo no mayor a 360 días siguientes al día de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, para dar cumplimiento al presente Decreto.

Dip. Carlos Humberto Castaños Valenzuela

Dado en el Salón de Sesiones el 30 de mayo del 2019.

       Bibliografía.

  • Acosta, Alberto (2015). “El buen vivir, más allá del desarrollo”, en Delgado GianCarlo (coord.), Buena vida, buen vivir. Imaginarios alternativos para el bien común de la humanidad. Colección debate y reflexión, UNAM, CIICH. 
  • Martínez Alier J. (2005). El Ecologismo de los Pobres. Icaria Ed., pp. 15-26. 
  • Prince, A. (2010). “Residuos Electrónicos en LAC: Tamaño del problema y oportunidades para una gestión más eficiente. El mercado de los residuos electrónicos en LAC”.  En: Los Residuos Electrónicos: Un desafío para la sociedad del conocimiento en América Latina y el Caribe. Uruguay: Editorial UNESCO y Plataforma RELAC SUR/ IDRC. 
  • Toledo, Víctor (2013). “El metabolismo social: una nueva teoría socio ecológica”, en Relaciones Núm. 136, Otoño, pp. 41-71, ISSN 0885-3929. 
  • Uca, S. (2010). “Los residuos electrónicos en la sociedad de la información en Latinoamérica”. En: Los Residuos Electrónicos: Un desafío para la sociedad del conocimiento en América Latina y el Caribe. Uruguay: Editorial UNESCO y Plataforma RELAC SUR/ IDRC. 
  • Christakis, N. y Fowler, J. (2014). Conectados. México: Editorial Taurus. 

Fuentes adicionales utilizadas y consultadas:

  • Aguayo Olivia. Lucha la ONU contra e-basura. Reforma (México D.F., México). Marzo 12, 2007. 
  • Angela Cassia Rodrigues. El Crecimiento de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos fuera de uso: El Impacto Ambiental que presentan. http://www.bvsde.paho.org/bvsaidis/mexico2005/cassia.pdf
  • Castellanos Néstor Alonso. La chatarra electrónica, la contaminación ambiental y su efecto económico. XVI 
  • Forum de Ciencia y Tecnología. La Habana Cuba. 2005 
  • Daniel Santiago. El camino que sigue tu basura electrónica. El Norte (México D.F., México). Enero 23, 2008. 
  • Duery A. Lilian. La basura electrónica crece el triple que la domiciliaria. El Mercurio de Chile. Marzo12, 2007 
  • Martinez Rivera Carlos. A China la basura electrónica. El Nuevo Día de Puerto Rico. Julio 20,2008. 
  • Prince Alejandro. Presentación en el primer Taller de Reciclaje SUR-IDRC, Brasilia 2006. 
  • Olukoya Sam. Ambiente- Nigeria: Bajo la Basura Electrónica. Noticias en Español. Enero28, 2008. 
  • Román Moguer Guillermo. Diagnóstico sobre la generación de basura electrónica en México. Julio del 2007. http://www.uacj.mx/SGC/RSU/presentacion%20%20final.pdf 
  • . Magliani F, Huehr R, y Bladé CP. eWaste en América Latina Análisis estadístico y recomendaciones de política pública. United Nations University; 2015. Disponible en: http://www.gsma.com/latinamerica/ewaste2015 
  • Rojas BL, Gavilán GA, Alántara CV, Cano RF. Los Residuos Electrónicos en México y el Mundo. Secretaria de Medio Ambiente y Recursos 
  • Naturales, Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático; 2010. 
  •  Khaliq A, Akbar RM, Brooks G, Masood S. Resources. 2014; 3, 152-179. 
  •  Kidde P, Naidu R, Wong MH. Waste Management. 2013; 33, 1237-1250. 
  • Robinson BH. Sci. Total Environ. 2009; 408: 183-191. 
  •  United Nations University. Guidance Principles to Develop E-waste 
  • Management System and Legislation. Step Initiative; 2016. 
  • Wang F, Huisman J, Meskers CEM. Waste Management. 2012. 
  • World Health Organization, Children´s Health and the Environment, 
  • WHO Training Package for the Health Sector [Presentación]. Disponible en: http://www.who.int/ceh/capacity/eWaste_and_children_health_DRAFT.pdf 
  • Frazzoli C, Mantovani A, Orisakwe OE. Encyclopedia of Environment Health. Elsevier Science. 2011; 269-281. 
  • Guo Y, Huo X, Wu K, et al. Sci. Total Environ. 2012; 427-428: 35-40. 
  • Cetin SH, Bir F, Akbulut M, et al. Toxicology. 2007; 238: 15-22. 
  • Agency for Toxic Substances and Disease Registry. [internet] [actualizado 2016 Jan 15] [Consultado: 2019 abril 18] Disponible: http://www.atsdr.cdc.gov/toxfaq.htm 
  • Zhuang W-Q, Fitts PJ, Ajo-Franklin MC, et al. Opin Biotechnol. 2015; 
  • Cui J, Zhang L. J. Haz. Mat. 2008; 158(2-3): 228-256. 
  • Umicore Precious Metals Refining, Metals Recovery from e-scrap in a global environment. Geneva; 2007. [internet] [Consultado el 2017 Abril 20] Disponible en: http://archive.basel.int/industry/sideevent030907/umicore.pdf 
  • Hagelüken C. Proceedings of the 2006 IEEE International Symposium on Electronics and the Environment. 2006; 218-223. 
  • European Commission – DG Environment. Development of Guidance on Extended Producer Responsibility (EPR); 2014. 
  • Moraga P. Centro de Derecho Ambiental de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. Chile: Ley Marco para la Gestión de Residuos y Reciclaje. [internet] [Consultado el: 2019 Abril 20] Disponible en: https://www.residuosprofesional.com/chile-ley-marco-residuos-reciclaje/ 
  • Chile: La nueva Ley de Reciclaje Podría Generar Hasta 30.000 Nuevos Empleos. [internet] [Consultado el: 2019 Abril 21] Disponible en: https://www.residuosprofesional.com/chile-ley-de-reciclaje-nuevos-empleos/ 
  • Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos. 2003. (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) Estados Unidos Mexicanos. 
  • Secretaría del Convenio de Estocolmo. Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP); 2009. Disponible en: http://chm.pops.int/TheConvention/Overview/TextoftheConvention/tabid/2232/Default.aspx
  • Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático. [internet] [Consultado el: 2019 Abril 21] Disponible en: https://www.gob.mx/semarnat/documentos/documento-oficial-del-convenio-de-estocolmo 
  • Román MGJ. Instituto Nacional de Ecología, Instituto Politécnico Nacional. Diagnóstico sobre la Generación de Residuos Electrónicos en 
  • México; 2007. 
  • Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Documento Oficial del Convenio de Basilea. [Consultado el: 2019 abril 21] Disponible en: https://www.gob.mx/semarnat/documentos/documento-oficialdel-conveniode-basilea 
  • Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Documento Oficial del Convenio de Rotterdam. [Consultado el: 2019 Abril 21] Disponible en: https://www.gob.mx/semarnat/documentos/documento-oficial-del-convenio-de-rotterdam 
  • Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático. El convenio de Minamata entrará en vigor en agosto del 2017. [Consultado el: 2019 
  • Abril 30] Disponible en: https://www.gob.mx/inecc/prensa/el-convenio-de-minamata-entrara-en-vigor-en-agosto-de-2017-108220 

[*] Christakis, N. y Fowler, J. (2014). Conectados. México: Editorial Taurus, pág.    27.

El autor la define a la red social como “un conjunto organizado de personas formado por dos tipos de elementos: seres humanos y conexiones entre ellos. Las redes sociales reales y cotidianas evolucionan orgánicamente a partir de la tendencia natural de toda persona a establecer relaciones y a hacer pocos o muchos amigos, a tener una familia grande o pequeña y a trabajar en lugares donde se establecen relaciones anodinas o acogedoras”.

[*]   Greenpeace Argentina (25 de noviembre de 2010), Componentes Tóxicos. Portal Greenpeace Argentina, en http://www.greenpeace.org/argentina/es/campanas/contaminacion/basura-electronica/Componentes-Toxicos/, consultado el día 20 de noviembre de 2016.

[*]   Uca, S. (2010). “Los residuos electrónicos en la sociedad de la información en Latinoamérica”. En: Los Residuos Electrónicos: Un desafío para la sociedad del conocimiento en América Latina y el Caribe. Uruguay: Editorial UNESCO y Plataforma RELAC SUR/ IDRC, pág. 20.

[*] Prince, A. (2010). “Residuos Electrónicos en LAC: Tamaño del problema y oportunidades para una gestión más eficiente. El mercado de los residuos electrónicos en LAC”.  En: Los Residuos Electrónicos: Un desafío para la sociedad del conocimiento en América Latina y el Caribe. Uruguay: Editorial UNESCO y Plataforma RELAC SUR/ IDRC, pág. 84.

[*] Prince, A., ibídem, pág. 94.

[*]   Martínez Alier J. (2005). El Ecologismo de los Pobres. Icaria Ed., pp. 29.

[*] Acosta, Alberto (2015). “El buen vivir, más allá del desarrollo”, en Delgado GianCarlo (coord.), Buena vida, buen vivir. Imaginarios alternativos para el bien común de la humanidad. Colección debate y reflexión, UNAM, CIICH, Pág. 26.

[*] INEGI (14 de noviembre de 2016), Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. Indicadores Estratégicos, en  http://www3.inegi.org.mx/sistemas/temas/default.aspx?s=est&c=25433&t=1, consultado el día 20 de noviembre de 2016.

[*]   Gómez, T. A. (8 de agosto de 2016). La realidad del empleo y desempleo en México. Periódico El Financiero, sección opinión. En http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/la-realidad-del-empleo-y-desempleo-en-mexico.html, consultado el día 20 de noviembre de 2016.

[*] Smith, M. y Cota, I. (16 de noviembre de 2016). Esta colonia de Iztapalapa compra las computadoras que en EU ya no quieren. Periódico El Financiero, sección tecnología, en http://www.elfinanciero.com.mx/tech/esta-colonia-de-iztapalapa-compra-las-computadoras-que-en-eu-ya-no-quieren.html, consultado el día 20 de noviembre de 2016.