+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Dip. Adela Piña Bernal, del Grupo Parlamentario Morena, con punto de acuerdo que exhorta a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México; y al alcalde de la demarcación territorial de Cuajimalpa de Morelos, consideren establecer como Área Natural Protegida de la Ciudad de México, con la categoría de Zona de Conservación Ecológica, a los bosques denominados “El Cedral” y “El Ocotal”.

SE DIO TURNO DIRECTO A LA TERCERA COMISIóN.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO SOBRE LOS BOSQUES DENOMINADOS “EL CEDRAL” Y “EL OCOTAL” UBICADOS EN LA DEMARCACIÓN TERRITORIAL CUAJIMALPA DE MORELOS, CIUDAD DE MÉXICO.

La suscrita Diputada Adela Piña Bernal, integrante de la LXIV Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 58 y 60 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea, el presente Punto de Acuerdo de urgente u obvia resolución, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El Derecho a un medio ambiente sano, es un derecho humano así reconocido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en instrumentos internacionales de los que el Estado Mexicano es parte, a saber:

  • Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Artículo 4°, párrafo quinto:

“Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho. El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley”  

  • Protocolo adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales "Protocolo de San Salvador":

Artículo 11
Derecho a un Medio Ambiente Sano
1. Toda persona tiene derecho a vivir en un medio ambiente sano y a contar con servicios públicos básicos.
2. Los Estados partes promoverán la protección, preservación y mejoramiento del medio ambiente.

La preocupación por la protección y preservación del medio ambiente se ha expresado en diversos espacios y foros internacionales en donde nuestro país contrajo compromisos para desarrollar y establecer  legislación así como políticas públicas enfocadas a la atención de la referida preocupación y derivado de ello a hacer efectivo el derecho a un medio ambiente sano.
Así podemos mencionar que desde la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, llevada a cabo en Río de Janeiro, Brasil, en junio de 1992, de donde surgió la “Declaración de Río”, hasta la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, aprobada por la ONU en 2015,  se asumieron objetivos y compromisos ha alcanzar en materia de protección al ambiente:

  • Declaración de Río

PRINCIPIO 1
Los seres humanos constituyen el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible. Tienen derecho a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza.

 PRINCIPIO 11

Los Estados deberán promulgar leyes eficaces sobre el medio ambiente. Las normas, los objetivos de ordenación y las prioridades ambientales deberían reflejar el contexto ambiental y de desarrollo al que se aplican. Las normas aplicadas por algunos países pueden resultar inadecuadas y representar un costo social y económico injustificado para otros países, en particular los países en desarrollo

PRINCIPIO 15
Con el fin de proteger el medio ambiente, los Estados deberán aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades. Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente.

  • Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible

Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Metas del Objetivo

11.6 De aquí a 2030, reducir el impacto ambiental negativo per capita de las ciudades, incluso prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos municipales y de otro tipo.

 11.7 De aquí a 2030, proporcionar acceso universal a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles, en particular para las mujeres y los niños, las personas de edad y las personas con discapacidad.
Objetivo 15: Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad.

Metas del Objetivo

15.1 Para 2020, velar por la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y los ecosistemas interiores de agua dulce y los servicios que proporcionan, en particular los bosques, los humedales, las montañas y las zonas áridas, en consonancia con las obligaciones contraídas en virtud de acuerdos internacionales.
15.2 Para 2020, promover la gestión sostenible de todos los tipos de bosques, poner fin a la deforestación, recuperar los bosques degradados e incrementar la forestación y la reforestación a nivel mundial.

Conforme a lo anterior, el Estado tiene la obligación de garantizar el derecho a un medio ambiente sano y en consonancia con el principio de precaución como uno de los principios ambientales en materia de protección, preservación y conservación de los recursos naturales, la obligación de legislar e implementar políticas públicas sobre esta materia.

Podemos mencionar que en México existía, incluso ya desde principios del siglo pasado, una clara preocupación por la preservación del medio ambiente, así Don Venustiano Carranza declaró en 1917 al Desierto de los Leones, ubicado en la capital del país, como el primer Parque Nacional de México.

A más de 100 años de esta primer declaratoria, y reconociendo la importancia que tiene el proteger y restaurar diversos ecosistemas, a lo largo y ancho del territorio nacional se ha determinado otorgarles a bosques, selvas, desiertos, etc. el grado máximo de protección ecológica al ser declarados como Áreas Naturales Protegidas, que conforme a la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente son “Las zonas del territorio nacional y aquéllas sobre las que la nación ejerce su soberanía y jurisdicción, en donde los ambientes originales no han sido significativamente alterados por la actividad del ser humano o que requieren ser preservadas y restauradas y están sujetas al régimen previsto en la presente Ley”, cuyo establecimiento según este mismo ordenamiento tiene por objeto:

I.- Preservar los ambientes naturales representativos de las diferentes regiones biogeográficas y ecológicas y de los ecosistemas más frágiles, así como sus funciones, para asegurar el equilibrio y la continuidad de los procesos evolutivos y ecológicos;

II.- Salvaguardar la diversidad genética de las especies silvestres de las que depende la continuidad evolutiva; así como asegurar la preservación y el aprovechamiento sustentable de la biodiversidad del territorio nacional, en particular preservar las especies que están en peligro de extinción, las amenazadas, las endémicas, las raras y las que se encuentran sujetas a protección especial;

 III.- Asegurar la preservación y el aprovechamiento sustentable de los ecosistemas, sus elementos, y sus funciones;

IV. Proporcionar un campo propicio para la investigación científica y el estudio de los ecosistemas y su equilibrio;

V.- Generar, rescatar y divulgar conocimientos, prácticas y tecnologías, tradicionales o nuevas que permitan la preservación y el aprovechamiento sustentable de la biodiversidad del territorio nacional;

VI. Proteger poblados, vías de comunicación, instalaciones industriales y aprovechamientos agrícolas, mediante zonas forestales en montañas donde se originen torrentes; el ciclo hidrológico en cuencas, así como las demás que tiendan a la protección de elementos circundantes con los que se relacione ecológicamente el área; y

VII.- Proteger los entornos naturales de zonas, monumentos y vestigios arqueológicos, históricos y artísticos, así como zonas turísticas, y otras áreas de importancia para la recreación, la cultura e identidad nacionales y de los pueblos indígenas.

De manera particular en la Ciudad de México y en su zona metropolitana, cuya población supera ya los 20 millones de habitantes, y ante un crecimiento anárquico de la mancha urbana, se pone de manifiesto, ahora más que nunca, la necesidad de proteger, conservar e incrementar los espacios verdes abiertos, además de intensificar los programas de reforestación.

Ya el 14 de febrero de 1986, fue declarado, por Decreto Presidencial como área de conservación ecológica el sur del entonces Distrito Federal, hoy Ciudad de México; se trata de 84,442 hectáreas que constituyen el 59% de su territorio, se trata del llamado cinturón verde de la ciudad que ha estado y sigue estando sujeto a fuertes presiones de urbanización anárquica, así “El crecimiento urbano en la Ciudad de México ha presentado transformaciones importantes en el medio ambiente, la urbanización acelerada, la construcción de vías carreteras, la desigualdad económica cada vez más acentuada, la confrontación directa entre campo y ciudad, la especulación inmobiliaria y la presencia de asentamientos irregulares. Procesos que se manifiestan a través de cambios de uso de suelo y deterioro de las condiciones materiales para la reproducción de la vida… El crecimiento urbano de la ciudad alcanzó 2740 hectáreas de la superficie del Suelo de Conservación, que representa el 3% del total, tal hecho muestra que 867 asentamientos se establecieron en áreas donde por norma está prohibido el uso habitacional….”

Una de las demarcaciones de la Ciudad de México que ha resentido de forma particular la problemática del desarrollo urbano desordenado y la afectación grave de las zonas boscosas y áreas verdes que se ubican en su territorio es Cuajimalpa de Morelos, al menos en los instrumentos de ordenamiento urbano, se sigue considerando que el 80% del suelo de Cuajimalpa es de conservación, este suelo representa una gran reserva ecológica, dentro de la cual se encuentra el Parque Nacional Desierto de los Leones, al que ya se hizo referencia anteriormente. Su importancia radica en ser  generador de oxígeno y regulador del clima, zona de regeneración de mantos acuíferos, por contar con una de las precipitaciones más altas de la ciudad, y un sistema de barrancas y cañadas importantes en la recarga

por las elevaciones topográficas, así como constituir una reserva natural para la preservación de la flora y la fauna.

Dentro de este suelo de conservación se encuentran importantes zonas boscosas, que en diversos momentos y por diversas circunstancias se han visto amenazadas en su existencia, en este caso encontramos a los bosques conocidos como “El Cedral” y “El Ocotal”  que recientemente se vieron afectados por el proyecto del tren inter urbano México – Toluca, la afectación pudo ser mayor, pero gracias a la movilización ciudadana se logró detener la tala de más de 3000 árboles que se planteaba realizar con la construcción del referido tren,  cuyo trazo original fue modificado.

Los bosques de “El Cedral” y “El Ocotal”, poseen un gran valor ecológico, al estar densamente poblados por coníferas y al funcionar como zona de amortiguamiento del Desierto de los Leones con el cual colindan, cabe mencionar también que en estos bosques cientos de capitalinos se ejercitan diariamente, al correr o realizar caminatas por sus hermosos senderos. Se trata de aproximadamente 300 hectáreas de bosque, que delimitan la zona urbana de las colonias La Venta, Contadero y Loma del Padre, así como de los pueblos de San Pablo Chimalpa y San Lorenzo Acopilco.

Históricamente vecinos de Cuajimalpa, han solicitado se otorgue a los referidos bosques el grado máximo de protección ambiental, con la finalidad de garantizar su conservación, en el contexto de esta demanda, y de la imperante necesidad de preservar los recursos naturales, el equilibrio ecológico y el mejoramiento del medio ambiente, es que se presenta este punto de acuerdo.

Se propone que los bosques antes mencionados sean declarados como área natural protegida en virtud de que constituyen un relevante elemento para la estabilización de suelos y conservación de los ciclos hidrológico y biogeoquímicos, además de que son importantes para la captura de carbono y retención de partículas suspendidas y otros contaminantes.

Sobre la importancia de conservar este tipo de zonas boscosas, tenemos que diversos expertos coinciden en señalar que las campañas de plantación de árboles nuevos son importantes, pero más importante aún es el realizar una buena gestión de las masas que ya existen y evitar la deforestación, “Hoy los árboles crecen más rápido como consecuencia del calentamiento global, pero un nuevo estudio reveló que esto hace que mueran antes, y liberen prematuramente el carbono atrapado de la atmósfera a lo largo de su vida. Lo importante es conservar los bosques de árboles antiguos, que no solo son reservorios de biodiversidad, sino también de carbono a largo plazo”, explicó para medios el investigador del Instituto Pirenaico de Ecología, Jesús Julio Camarero…” 

Otro dato que nos lleva a reflexionar sobre la importancia que tiene el proteger las área verdes, principalmente las arboladas, es el referente a que según algunas estimaciones, hasta el 2015, durante los últimos 15 años, se habían talado en la capital del país al menos 56 mil árboles “Los proyectos que más derribo de árboles han implicado han sido los de infraestructura de transporte, dijo Miguel Valencia Mulkay, coordinador de la organización Ecomunidades, Red Ecologista de la Cuenca de México. “Ha sido, el transporte, siempre el motor de la tala”, expuso.

Pero no ha sido el único, como el propio ecologista explicó: también están los desarrolladores inmobiliarios, las empresas de anuncios publicitarios exteriores y hasta los dueños de negocios que para quitar árboles que les “estorban” les tiran ácido para matarlos.”

La Ley Ambiental de Protección a la Tierra en el Distrito Federal en su artículo 91 establece que:

Corresponde al Jefe de Gobierno del Distrito Federal el establecimiento de las áreas naturales protegidas no reservadas a la Federación, que se requieran para la preservación, cuidado, restauración, forestación, reforestación y mejoramiento ambiental. Su establecimiento y preservación es de utilidad pública y se realizará en forma concertada y corresponsable con la sociedad, así como con los propietarios y poseedores de los predios ubicados en la zona objeto del decreto o declaratoria respectiva.”

Por su parte en el artículo 91 del mismo ordenamiento se determina que:

“Las categorías de áreas naturales protegidas de competencia del Distrito Federal son:

I. DEROGADA;
II. Zonas de Conservación Ecológicas;
III. Zonas de Protección Hidrológica y Ecológica;
IV. Zonas Ecológicas y Culturales;
V. Refugios de vida silvestre;
VI. Zonas de Protección Especial;
VII. Reservas Ecológicas Comunitarias; y
VIII. Las demás establecidas por las disposiciones legales aplicables.”

“En la Ciudad de México actualmente existen 19 Áreas Naturales Protegidas Decretadas de las cuales 8 son Parques Nacionales, las cuales están en co- administración con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y, sumándolas a la superficie de las ANP´s locales tenemos un total de 20, 924.95 hectáreas, que representan 23 % del Suelo de Conservación de la CDMX:

Núm.

Nombre

Fecha de decreto

Alcaldía

Superficie decretada (Ha)

Tipo de vegetación

1

Cumbres del Ajusco

19 de mayo de 1947, DODF

Tlalpan 

920.00 

Bosque de pino y oyamel 

Desierto de los Leones

27 de noviembre de 1917, DODF

Cuajimalpa y Álvaro Obregón

1,529.00

Bosque de oyamel- pino- encino y pastizales

3

Insurgente Miguel Hidalgo y Costilla 

18 de septiembre de 1936, DODF

Cuajimalpa y en los municipios de Ocoyoacac, Huixquilucan del Estado de México 

1,836,336 
De las cuales solo 336.00  ha, están  en la CDMX

Bosque de oyamel, bosque de pino

4

Cerro de la Estrella

24 de agosto de 1938, DODF

Iztapalapa

1100.00

5

El Tepeyac

18 de febrero de 1937, DODF

Gustavo A. Madero 

1,500.00

Matorral xerófilo y bosque artificial de eucalipto, pino y cedro

6

Fuentes Brotantes de Tlalpan

28 de septiembre de 1936, DODF

Tlalpan 

129.00 

7

Lomas de Padierna 

22 de abril de 1938, DODF

Magdalena Contreras 

670.00 

Bosque artificial de cedro

Subtotal

6,184.00

Zona Sujeta a Conservación Ecológica


Núm.

Nombre

Fecha de decreto

Alcaldía

Superficie decretada (Ha)

Tipo de vegetación

8

Parque Ecológico de la Ciudad de México

28 de junio de 1989, DODF

Tlalpan

727.61*

Bosque de encino y matorral xerófilo

Bosques de las Lomas 

8 de octubre de 1994, DODF

Miguel Hidalgo

26.40

Bosque artificial de eucalipto-cedro

10

Ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco

4 y 8 de diciembre de 2006, Gaceta Oficial 

Xochimilco

2,522.43

Vegetación acuática, semiacuática y pastizales

11

Sierra de Guadalupe

20 de agosto de 2002, Gaceta Oficial 

Gustavo A. Madero

633.68

Matorral xerófilo y bosque artificial de eucalipto, pino y cedro

12

Sierra de Santa Catarina

21 de agosto de 2003, Gaceta Oficial

Iztapalapa y Tláhuac 

528.00

Pastizal, matorral xerófilo

Subtotal

4,438.12

*Misma que fue reducida en cumplimiento a la ejecutoria de amparo dictada en el juicio 835/1989, del Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa del Primer Circuito. 

Zona de Conservación Ecológica


Núm.

Nombre

Fecha de decreto

Alcaldía

Superficie decretada (Ha)

Tipo de vegetación

13

Ecoguardas

29 de noviembre de 2006, Gaceta Oficial 

Tlalpan

132.63

Bosque de encino y matorral xerófilo

14

Sierra de Santa Catarina

21 de agosto de 2003, Gaceta Oficial 

Iztapalapa y Tláhuac 

220.55

Pastizal, matorral xerófilo

15

La Armella

9 de junio de 2006 Gaceta Oficial 

Gustavo A. Madero

193.38

Matorral xerófilo y bosque artificial de eucalipto, pino y cedro

16

La Loma

20 de abril de 2010 Gaceta Oficial 

Álvaro Obregón 

77.33

Bosque de encino

Subtotal 

623.89

  
Zona Ecológica y Cultural


Núm.

Nombre

Fecha de decreto

Alcaldía

Superficie decretada (Ha)

Tipo de vegetación

17

Bosque de Tlalpan

17 de junio de 2011 DODF

 Tlalpan

252.86

Bosque de encino, matorral xerófilo, bosque artificial de eucalipto, cedro y fresno

18

Cerro de la Estrella

2 de noviembre de 2005, Gaceta Oficial del D.F.

 Iztapalapa 

121.77

Bosque artificial de eucalipto - cedro y relictos de matorral xerófilo

Subtotal

374.63

Reserva Ecológica Comunitaria


Núm.

Nombre

Fecha de decreto

Alcaldía

Superficie decretada (Ha)

Tipo de vegetación

19

San Nicolás Totolapan

29 de noviembre de 2006, Gaceta Oficial 

Magdalena Contreras y Tlalpan

1,984.70

Bosque de oyamel- pino encino y pastizales

20

San Miguel Topilejo

26 de junio de 2007 Gaceta Oficial                       

Tlalpan 

6,000.29 

Bosque de oyamel, bosque de pino, pastizal 

21 

San Bernabé Ocotepec

21 de junio de 2010  Gaceta Oficial 

Magdalena Contreras y Álvaro Obregón 

240.38 

Bosque de encino-pino-oyamel, bosque de oyamel, bosque de pino

22 

San Miguel Ajusco

16 de noviembre de 2010 Gaceta Oficial

Tlalpan

1,175.99

Bosque de oyamel, bosque de pino, pastizal

Subtotal 

9,401.36

Zona de Protección Hidrológica y Ecológica


Núm.

Nombre

Fecha de decreto

 Alcaldía 

Superficie decretada (Ha)

Tipo de vegetación

23

Los Encinos

1 de diciembre 2009, Gaceta Oficial   

Tlalpan

25.01

Bosque de encino, matorral xerófilo

Para enfrentar la realidad ambiental tan adversa que se vive en la Zona Metropolitana del Valle de México, evidenciada por las contingencias ambientales cada vez más frecuentes y prolongadas y por el preocupante e innegable aumento de las temperaturas, una de las prioridades debe ser la recuperación y la ampliación de las área verdes, y que mejor que sea a través de los instrumentos que la legislación ambiental prevé, como es el establecimiento de áreas naturales protegidas, esperando que los Bosques de “El Cedral” y “El Ocotal” ubicados en la demarcación Cuajimalpa de Morelos, pronto puedan ser incorporados al listado arriba mencionado.

Por lo anteriormente expuesto, someto a consideración de esta soberanía, el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, exhorta respetuosamente a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México a que, haciendo uso de las facultades que le confiere la legislación ambiental correspondiente, considere, establecer como Área Natural Protegida de la Ciudad de México, con la categoría de Zona de Conservación Ecológica, los bosques conocidos con los nombres de “El Cedral” y “El Ocotal”, ubicados en la Demarcación Territorial Cuajimalpa de Morelos, con la finalidad de evitar la destrucción de sus recursos naturales, mantener sus ecosistemas naturales y los servicios ambientales que prestan a la Ciudad de México y su zona metropolitana.

SEGUNDO.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, solicita respetuosamente al Congreso de la Ciudad de México y al Alcalde de la Demarcación Territorial Cuajimalpa de Morelos, apoyar solidariamente esta petición.

Dado en el Salón de sesiones de la Comisión Permanente
a los 29 días del mes de mayo de 2019

Dip. Adela Piña Bernal

Sen. Eduardo Enrique Murat Hinojosa


http://observatoriogeograficoamericalatina.org.mx/egal15/Procesosambientales/Impactoambiental/44.pdf