+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Cámara de Diputados Ficha Técnica

De los diputados del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta al Gobierno de la Ciudad de México a fortalecer su estrategia de seguridad pública, ante el incremento exponencial de los índices delictivos registrados en lo que va de la actual administración, en perjuicio de la tranquilidad e integridad de los habitantes.

SE DIO TURNO DIRECTO A LA PRIMERA COMISIóN DE TRABAJO.


Proposición con Punto de Acuerdo por el que se exhorta al Gobierno de la Ciudad de México a fortalecer su estrategia de seguridad pública, ante el incremento exponencial de los índices delictivos registrados en lo que va de la actual administración, en perjuicio de la tranquilidad e integridad de los habitantes.

Los que suscriben, diputadas y diputados integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional de la LXIV Legislatura, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 78, fracción III, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 58 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, sometemos a consideración de esta honorable asamblea, la siguiente proposición con punto de acuerdo, al tenor de las siguientes:

Consideraciones

La seguridad pública es un derecho fundamental de las personas, en virtud de que permite salvaguardar su integridad y patrimonio, a la vez que representa un aspecto fundamental para la sociedad en su conjunto al garantizar el orden y la tranquilidad y sentar las bases para las inversiones, el crecimiento económico, el progreso y el bienestar.

Pese a lo anterior, la Ciudad de México ha registrado un aumento exponencial de la incidencia delictiva durante los últimos meses, lo que representa un grave riesgo para la población en general.

Para dimensionar la gravedad de esta problemática, basta señalar que de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), durante el primero trimestre de 2019 se registraron un total de 62,140 delitos, cifra que representa un incremento de 17% respecto a igual periodo del año pasado, lo que significa 8,870 delitos más. 

De esta manera, durante los primeros cuatros meses de la actual administración, se cometieron un total de 82, 045 delitos.

El Semáforo Delictivo destaca los siguientes aumentos observados durante los primeros tres meses del presente año, por principales delitos: secuestro, 550%; extorsión, 127%; robo a negocio, 62%; homicidios 48%, robo de vehículo 46% y narcomenudeo con 31%. [*]

Sin duda, es evidente que ante los hechos ocurridos durante las últimas semanas en distintos puntos de la Capital del país, la cifra oficial de incidencia delictiva seguirá aumentando.

Dichos incrementos no son una cuestión de herencia o tendencias, es reflejo de la ineficacia de la estrategia implementada por la actual administración en materia de seguridad pública.

Ante este panorama, la jefa de gobierno ha expresado que recuperar la seguridad en la Ciudad de México “nos ha tomado más tiempo de los que pensamos” porque “encontramos una ciudad con enorme dificultad” debido a la corrupción y el abandono de las autoridades.

Asimismo, ha señalado que parte fundamental de su estrategia de seguridad consiste en invertir en las zonas de la Ciudad históricamente abandonadas y dar oportunidades de acceso a la educación, a la salud, infraestructura y movilidad. De igual forma –menciona– lleva a cabo una estrategia de vigilancia policial por cuadrantes que “ha permitido bajar la incidencia delictiva en muchos lugares”. [*]

La realidad indica que se trata sólo de buenas intenciones. Las cifras de inseguridad en la Ciudad de México están aumentando de manera sostenida, lo cual atenta contra el orden, la tranquilidad, integridad y patrimonio de los habitantes, a la vez que genera incertidumbre e impacta negativamente en las inversiones y el desarrollo económico y social local.

Algunas consecuencias de esta grave situación ya están a la vista. El gobierno de Estados Unidos alertó este 5 de mayo a sus ciudadanos sobre lo peligroso que es visitar la CDMX, por el incremento de todo tipo de delitos, incluido el secuestro exprés. En el documento “Crimen y Seguridad en México 2019”, señalan que la capital del país es un paraíso para el crimen, que piratea mercancía y marcas, roba, asalta y secuestra. [*]

Ello puede representar repercusiones importantes en la actividad turística, la captación de inversiones y, en general, para el conjunto de la economía de la ciudad, en detrimento de generación de empleos y de mejores condiciones de bienestar para los habitantes.

Lo anterior resulta preocupante, sobre todo, si consideramos que el problema de la seguridad pública constituye uno de los ejes fundamentales del Plan de Gobierno para la Ciudad de México 2018-2024.

En efecto, en dicho documento, se señala que “Uno de los problemas más sentidos de la población es el de la seguridad pública. Siempre hemos concebido que la paz y la tranquilidad son frutos de la equidad y la justicia y por ello hay que atender las causas, hay que combatir el desempleo, la pobreza, la desintegración familiar, la pérdida de valores solidarios y la ausencia de alternativas, pero también es indispensable fortalecer la seguridad ciudadana y la procuración de justicia.” [*]

En este sentido, se plantea una estrategia, cuyas principales acciones son las siguientes:

  • Restablecer la coordinación permanente del gabinete de seguridad pública y gobierno desde la jefatura de la administración, tanto a nivel superior como en las diferentes coordinaciones territoriales en las que participen representantes de la Jefa de Gobierno. 
  • Recuperar la unidad de inteligencia financiera y sus funciones de lucha contra la economía del crimen y actualizar la extinción de dominio y otros instrumentos para ese fin. Combatir de frente la extorsión y la impunidad con todos los recursos y medidas de inteligencia al alcance. 
  • Duplicar el número de cámaras en la Ciudad y modernizar el sistema de transferencia de datos, inteligencia y procesamiento de la información del “C5”, que eficiente el accionar de la policía. 
  • Establecer un verdadero sistema de educación, capacitación y formación integral para la policía, acompañado de un régimen de incentivos. 
  • Restaurar los controles internos de la Secretaría de Seguridad Pública para acabar con la corrupción. 
  • Rediseñar y restituir los cuadrantes de acción de la policía y revisar el esquema de estaciones que, en muchos casos, rompieron la organización de la vigilancia territorial.  
  • Promover la coordinación al interior del sistema de fiscalías centrales y especiales; la modernización y evaluación a partir de indicadores que disminuyan la impunidad; la formación integral y los controles de la policía ministerial a partir del nuevo sistema penal acusatorio, así como el fortalecimiento de las fiscalías de delitos sexuales y trata para atender con sensibilidad y apoyo a las víctimas y disminuir al máximo la impunidad.  
  • Diseñar un sistema eficaz para erradicar los delitos en el transporte público y recuperar el programa de iluminación y dignificaremos el espacio público en paraderos y estaciones de transferencia.  
  • Capacitar a los funcionarios responsables del nuevo Sistema Penal Acusatorio atendiendo todas sus implicaciones.  
  • Fortalecer las labores de la Subsecretaría de Participación Ciudadana y Prevención del Delito en coordinación con las diferentes áreas de gobierno, a fin de establecer comisiones de seguridad ciudadana por cuadrante, un sistema de atención e integración de los jóvenes en situación de riesgo por problemas de alcoholismo y drogadicción.  
  • Crear programas específicos para la atención y mejora de oportunidades de las zonas de mayor incidencia delictiva y alto grado de marginación.  
  • Iniciar una regeneración del sistema carcelario y penitenciario para erradicar la corrupción y establecer un sistema de reinserción social a partir de diferentes esquemas que promuevan la cultura de la paz y el empleo.  

En general, se trata de una estrategia puntual para el combate a la inseguridad. Sin embargo, los datos duros reflejan una realidad distinta, por lo que las acciones planteadas no dejan de ser un mero listado de buenas intenciones, porque a cinco meses de la actual administración de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, los índices delictivos están aumentando exponencialmente.

Al igual que en el caso de la estrategia implementada por el Gobierno Federal en materia de seguridad pública, existe una importante brecha entre el discurso y la realidad. No se está cumpliendo con la promesa de garantizar el derecho de la seguridad a la población.

El artículo 21 de nuestra Constitución Política establece a la letra los siguiente: “La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, las entidades federativas y los Municipios, que comprende la prevención de los delitos; la investigación y persecución para hacerla efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas que esta Constitución señala. La actuación de las instituciones de seguridad pública se regirá por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución”.

Por otro lado, el artículo 14 de la Constitución Política de la Ciudad de México, establece el Derecho a la seguridad ciudadana y a la prevención de la violencia y del delito. Señala a la letra que “Toda persona tiene derecho a la convivencia pacífica y solidaria, a la seguridad ciudadana y a vivir libre de amenazas generadas por el ejercicio de las violencias y los delitos. Las autoridades elaborarán políticas públicas de prevención y no violencia, así como de una cultura de paz, para brindar protección y seguridad a las personas frente a riesgos y amenazas.”

Asimismo, el artículo 41 plantea que “La seguridad ciudadana es responsabilidad exclusiva del Gobierno de la Ciudad de México, en colaboración con las alcaldías y sus habitantes, para la prevención, investigación, sanción de infracciones administrativas y persecución de los delitos, la impartición de justicia, la reinserción social, el acceso a una vida libre de violencia y la protección de las personas frente a riesgos y amenazas que atenten contra sus derechos y libertades.” [*]

La seguridad e integridad de los habitantes de la Ciudad de México está en riesgo. En virtud de lo anterior, es urgente que el gobierno local fortalezca la estrategia de seguridad pública, con el propósito de reducir los niveles de incidencia delictiva, los cuales atentan contra la tranquilidad, la vida y el patrimonio de la población en general.

Por lo anteriormente expuesto, sometemos a la consideración de esta Soberanía la siguiente Proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

Único. - La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, exhorta al Gobierno de la Ciudad de México a fortalecer su estrategia de seguridad pública, ante el incremento exponencial de los índices delictivos registrados en lo que va de la actual administración, en perjuicio de la tranquilidad e integridad de los habitantes.

Dado en el salón de sesiones del Senado de la República, sede de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, al día 15 de mayo de 2019.

ATENTAMENTE

Suscribe en representación del Grupo Parlamentario del PRI, el Dip. Ismael Alfredo Hernández Deras, Vicecoordinador, en representación del Coordinador del GP, Dip. René Juárez Cisneros.


[*] http://www.semaforo.mx/content/semaforo-de-la-ciudad-de-mexico-0

[*] https://www.milenio.com/policia/seguridad-cdmx-sheinbaum-tardara-combatir-delincuencia

[*] https://ovaciones.com/pide-eu-no-visitar-cdmx-por-peligrosa/

[*] http://www.claudiasheinbaum.com/files/programa_gobierno.pdf

[*] http://www.infodf.org.mx/documentospdf/constitucion_cdmx/Constitucion_%20Politica_CDMX.pdf