+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones

Estado Actual: Ficha Técnica

Punto de acuerdo, a fin de crear una comisión de legisladores para interceder y facilitar el diálogo con representantes del EZLN y las comunidades indígenas relacionados con la ejecución del proyecto Tren Maya.

SE TURNó A LA TERCERA COMISIóN DE TRABAJO.


CON PUNTO DE ACUERDO, A FIN DE CREAR UNA COMISIÓN DE LEGISLADORES PARA INTERCEDER Y FACILITAR EL DIÁLOGO CON REPRESENTANTES DEL EZLN Y LAS COMUNIDADES INDÍGENAS RELACIONADOS CON LA EJECUCIÓN DEL PROYECTO TREN MAYA, SUSCRITA POR EL SENADOR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DE MORENA

El suscrito, senador Eduardo Ramírez Aguilar, integrante del Grupo Parlamentario de Movimiento Regeneración Nacional, del Senado de la República de la LXIV Legislatura, con fundamento en los artículos 78, párrafo segundo, fracción III, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 87, 116 y 122, numeral 1, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; 58 y 60 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como demás relativos y aplicables, somete a consideración de esta honorable asamblea, la siguiente proposición con punto de acuerdo al tenor de las siguientes

Consideraciones

La ejecución de proyectos de inversión en infraestructura son sin duda un motor que impulsa el desarrollo de nuestro país y de las regiones en donde se ejecutan tales proyectos, al permitir una mayor conectividad, creación de fuentes de empleo y una mejor calidad de vida para los habitantes de esas regiones.

En este sentido, la ruta transpeninsular por donde transitará el denominado Tren Maya, propuesta por el presidente constitucional, Andrés Manuel López Obrador, AMLO, es un proyecto que contempla construir mil 500 kilómetros de vías que recorrían los puntos más importantes de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas y Tabasco.

En la realización de estas obras se aprovechará 554 kilómetros de una vía férrea que, en la actualidad, cruza esos estados y el presidente ha asegurado que su construcción no representa ningún riesgo para el ambiente ni provocará el desplazamiento de ninguna comunidad.

Coincido con el planteamiento de que es necesario reducir la brecha y los desequilibrios de desarrollo entre las diversas regiones del país y en que la ejecución de proyectos de infraestructura es una vía para lograr este objetivo, al impulsar el crecimiento económico.

A todos nos conviene que no se profundicen los desequilibrios entre las regiones y que se ofrezcan oportunidades reales los habitantes para mejorar su calidad de vida; por eso, celebramos que el presidente constitucional dirija su atención a las comunidades del sur, que sufren un rezago ancestral, y que mediante la ejecución de estos proyectos se les ofrece la construcción de un México más equitativo.

Sin embargo, reconocemos entre las diversas comunidades tienen dudas sobre los beneficios y el impacto que podrá traerles la ejecución de ese proyecto, reconocemos que requieren estar mejor informadas y que necesitan que se les garantice que sus derechos serán respetados. Esas dudas han sido puestas de manifiesto por representantes del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional y por representantes de las comunidades indígenas.

Tenemos que reconocer que fue hasta después de 1994, con el alzamiento zapatista, que los pueblos indígenas, durante décadas ignorados y olvidados, tuvieron la atención de todo el país, pero también que fue el dialogo lo que llevo a que depusieran las armas.

Ante esta situación, es necesario que aprendamos del pasado y que aprovechemos la experiencia para construir consensos que tienen esos representantes. Desde su surgimiento, el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, ha demostrado su disposición al dialogo, y esta fue la vía para lograr que las comunidades indígenas fueran visibles a nivel nacional e internacional; para lograr que su derechos fueran plasmados a nivel constitucional, para hacer que se respetara su libre autodeterminación, sus usos y sus costumbres.

Nadie duda de la capacidad de convocatoria y de su representatividad respecto a los pueblos originarios, pero tampoco dudamos que existe deseo de dialogar, de que se construyan compromisos y surjan acuerdos que beneficien a todas las partes, de que la Palabra se cumpla.

El Congreso de la Unión, es una institución donde el dialogo es la primacía, donde los consensos son la base de su actuar y, por ello mismo, representa una instancia, un canal de interlocución donde, a partir del acuerdo, se pueda alcanzar beneficios para todas las partes, resolver dudas, hacer recomendaciones, realizar gestiones y hacer que la palabra se cumpla.

La concordia y no la polarización es lo que puede permitir a México una mayor equidad; la unidad y no la ruptura es lo que nos lleva al bienestar general.

Por eso es que someto a consideración de este pleno la siguiente proposición con

Puntos de Acuerdo

Primero. Se crea una comisión integrada de manera plural por diputados federales y senadores de la República de las distintos grupos parlamentarios del Congreso de la Unión, cuyo objeto será promover el dialogo con los representantes del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional y los representantes de las comunidades indígenas que se verán impactadas por la ejecución del proyecto ferroviario denominado, Tren Maya.

Segundo. La comisión se integrará conforme a la representatividad de cada una de las fuerzas políticas en el Congreso de la Unión y podrá, en el ámbito de sus facultades, realizar gestiones sobre los planteamientos que se le presente, darles seguimiento, así como analizar alternativas y proponer recomendaciones que beneficien al interés nacional y a las comunidades indígenas.

Tercero. La comisión tendrá vigencia hasta el cumplimiento de su objeto.

Ciudad de México, Palacio de San Lázaro, a 9 de enero de 2019.

Senador Eduardo Ramírez Aguilar (rúbrica)