+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Dip. Lucely Alpízar Carrillo, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta al Consejo de Salubridad General a fortalecer los servicios de salud destinados al diagnóstico y tratamiento del cáncer cérvico uterino en sus diversas fases, mediante la incorporación de diversos medicamentos.

SE TURNó A LA SEGUNDA COMISIóN.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA DE MANERA RESPETUOSA ALCONSEJO DE SALUBRIDAD GENERAL, PARA QUE EN EL ÁMBITO DE SUS FACULTADES Y ATRIBUCIONES FORTALEZCA LOS SERVICIOS DE SALUD DESTINADOS AL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL CÁNCER CÉRVICO UTERINO EN SUS DIVERSAS FASES, MEDIANTE LA INCORPORACIÓN DE DIVERSOS MEDICAMENTOS.

La que suscribe, Lucely Alpizar Carrillo, diputada federal, integrante del Grupo Parlamentario del PRI a la LXIII Legislatura, con fundamento en el artículo 58 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, me permito presentar a la consideración de esta soberanía, la siguiente proposición con punto de acuerdo, al tenor de lo siguiente:

Planteamiento del problema.

Una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo es el cáncer, enfermedad caracterizada por el crecimiento y diseminación incontrolados de células en el cuerpo humano.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en 2012 se registraron alrededor de 14 millones de nuevos casos, lo que ha ocasionado la defunción de 8.9 millones de personas en el mundo, y se estima que esa cifra aumente en un 70% en las próximas décadas.

Se conoce que la aparición del cáncer es imputable a las infecciones oncogénicas, entre ellas, las causadas por los virus de las hepatitis o el del papiloma humano, este último en el que las mujeres son quienes recienten las neoplasias cancerígenas más agresivas.

Una de estas neoplasias es el cáncer cérvico uterino, infección vírica frecuente del aparato reproductor femenino causado, principalmente, por el virus del papiloma humano; el cual se origina en el epitelio del cuello del útero, mismo que se manifiesta a través de lesiones precursoras de bajo y alto grado, de avance lento y progresivo hacia cáncer invasor.

El cáncer cérvico uterino representa a nivel mundial el cuarto tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres, con un estimado de 528 mil nuevos casos diagnosticados anualmente; conocido también por ser una importante causa de muerte por tumor maligno en la mujer con 266 mil defunciones anuales.

Esta neoplasia es la segunda más común en las mujeres de América Latina con 68 mil nuevos casos anuales, mientras que en nuestro país -siguiendo la estadística para América Latina- se posiciona como la segunda causa de muerte por cáncer en la mujer, con 11 decesos diarios, es decir una ocurrencia anual de 13 mil 960 casos y una incidencia de 23.3 casos por cada 100 mil mujeres.

En México, el Sistema Nacional de Salud brinda atención médica gratuita para dar tratamiento, entre otras enfermedades, al cáncer cérvico uterino, a través de diversas instituciones de seguridad social, como el IMSS, ISSSTE, Sedena, Pemex, Semar y, de manera particular, a través del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos del Sistema de Protección Social en Salud (Seguro Popular).

Se conoce que el Seguro Popular atiende gratuitamente y de manera anual un aproximado de 4 mil casos, de los cuales solo el 38.8% son diagnosticadas en etapas tempranas, y en las que el tratamiento oncológico es más efectivo, sin embargo, para el 61.2% restante el tratamiento resulta incipiente y paliativo.

Con el objetivo de informar a los afiliados sobre los medicamentos e insumos a los que tienen derecho, así como a las enfermedades que cubre el Seguro Popular, se emitió el Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES), el cual abarca las intervenciones correspondientes al primero y segundo nivel de atención. Con el mismo objetivo, también se emitió el catálogo del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos (FPGC), que contiene intervenciones de tercer nivel de atención, que previamente son clasificadas por el Consejo de Salubridad General, como enfermedades que por su complejidad y altos costos generan gastos catastróficos.

Entre estas enfermedades se encuentra el cáncer cérvico uterino, en sus diversos estados: C53, tumor maligno del cuello del útero; C531, tumor maligno del exocérvix; C538, lesión de sitios contiguos del cuello del útero; C539, tumor maligno del cuello del útero; C540, tumor maligno del istmo uterino; C541, tumor maligno del endometrio; C542, tumor maligno del miometrio; C543, tumor maligno del fondo del útero; C548, lesión de sitios contiguos del cuerpo del útero; C549, tumor maligno del cuerpo del útero; C55X, tumor maligno del útero; D060, carcinoma in situ del endocérvix; D06, carcinoma in situ del cuello del útero; D061, carcinoma in situ del exocérvix; D067, carcinoma in situ de otras partes especificadas del cuello del útero; y, D069, carcinoma in situ del cuello del útero.

Actualmente diversos medicamentos como el Hidralazina-Valproato de magnesio, Ifosfamida, y el Bevacizumab cuentan con registro sanitario, e incluso en su mayoría, se encuentran aprobados para el tratamiento del cáncer cérvico uterino en el Cuadro básico y Catálogo de Medicamentos del Sector Salud, sin embargo ninguno de ellos se contempla en el Protocolo Técnico para el Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer Cérvico Uterino del Seguro Popular, pues precisa que para el tratamiento de esta neoplasia se suministren diversos medicamentos dependiendo de la fase o etapa de la enfermedad, entre los que se encuentran los siguientes:

ETAPA

MEDICAMENTO AUTORIZADO

0

lidocaína, paracetamol, ketoprofeno

1

lidocaína, paracetamol, ketoprofeno

IB2 IIA2

lidocaína, antiinflamatorios: paracetamol, ketoprofeno, dexametasona, furosemida, manitol, granisetron, ondansetron, ranitidina, aprepitant, cisplatino iv y gemcitabina

IB2 IIA2

lidocaína, antiinflamatorios: paracetamol, ketoprofeno, dexametasona, furosemida, manitol, granisetron, ondansetron, ranitidina, aprepitant, cisplatino iv y gemcitabina

IIB Y IIIA-IIIB

lidocaína, paracetamol, ketoprofeno, premedicación: dexametasona, furosemida, manitol, granizaron u ondansetron, ranitidina, apropian, cisplatino iv y gemcitabina

IVA

dexametasona, furosemida, manitol, palonosetron o granizaron, ondansetron, ranitidina, fosaprepitant o apropian, cisplatino iv y gemcitabina

IVB

lidocaína, paracetamol, ketoprofeno, dexametasona, furosemida, manitol, granizaron, palonosetron, ranitidina, apropian, cisplatino, gemcitabina, vinorelbina o paclitaxel, carboplatino, paclitaxel, carboplatino, paclitaxel, ondansetron y prednisona, paracetamol, ketoprofeno, ciprofloxacino, dexametasona, furosemida, manitol, granisetron, palonosetron, ranitidina, aprepitant, cisplatino, gemcitabina, vinorelbina, paclitaxel; carboplatino, carboplatino, cefuroxima, cefalexina, levofloxacino, ciprofloxacino. cefalexina, levofloxacino, ketorolaco, metoclopramida, ondansetrón, enoxaparina, poli etilenglicol, filgastrim cefalexina, metronidazol, fenazo piridina, mesalina y butilhioscina.

Como puede observarse el suministro de medicamentos aprobados dentro del referido Protocolo resulta benéfico para las primeras fases de la enfermedad, no así para etapas y fases avanzadas, para lo cual es necesario retomar la incorporación de medicamentos, que avalados por la COFEPRIS o el propio Consejo de Salubridad General han demostrado eficacia en el tratamiento de esta neoplasia, como es el caso de la Ifosfamida, hidralazina-valproato de magnesio y el bevacizumab, por lo que de incorporarse en el citado Protocolo se aparejarían los beneficios de cada medicamento al tratamiento del cáncer cérvico uterino.

La Hidralazina-Valproato de magnesio se conoce como un medicamento reduce la necesidad de transfusiones sanguíneas y se incrementan las cuentas de glóbulos rojos y plaquetas, debido a sus propiedades hipertensivas, los cuales producen desmetilación y re expresión de genes supresores, e inhibe la acetilación de histonas, mientras que para la Ifosfamida sus propiedades generales, son meramente de medicamento antineoplásico.

Por otra parte, el bevacizumab, como medicamento de blanco molecular ha demostrado mejoría en la supervivencia global y supervivencia libre de las pacientes con esta enfermedad hasta en 17 meses con una buena calidad de vida, por lo que su incorporación en el Protocolo en referencia aparejaría mejor calidad de vida para las pacientes del cáncer cérvico uterino.

Argumentación

El derecho a la salud de las mujeres ha sido resguardado por tratados internacionales, en los que se establece que los Estados deben garantizarles atención médica de calidad en condiciones de igualdad con los hombres.

Uno de esos tratados es la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, en cuyo artículo 12, numeral uno precisa que:

Artículo 12

1. Los Estados Partes adoptarán todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la esfera de la atención médica a fin de asegurar, en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, el acceso a servicios de atención médica, inclusive los que se refieren a la planificación de la familia.

Por otra parte, el objetivo 3 “la mujer y la salud” de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing en 1995, retoma el tema de brindar servicios de salud a las mujeres en condiciones de igualdad, y especifica que existen enfermedades que conciernen únicamente a las mujeres, como el cáncer cérvico uterino, que merecen especial atención.

A partir de la Conferencia de Beijing, los Estados se han encaminado a prevenir y atender de manera oportuna el cáncer cérvico uterino. En 2013 la Organización Mundial de la Salud emitió un protocolo de directrices sobre tamizaje y tratamiento de las lesiones precancerosas para la prevención del cáncer cérvico uterino, en que emite una serie de recomendaciones, como las estrategias de tamizaje con una prueba de detección de VPH, seguida de tratamiento.

Ahora bien, en nuestros ordenamientos nacionales tenemos que el artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se otorga el derecho humano a la salud, el cual establece lo siguiente:

Artículo 4o. …

Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La Ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución.

Sobre el particular, el Estado Mexicano ha realizado diversos esfuerzos para ejecutar acciones de prevención y tratamiento de este tipo de cáncer, a través del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, en la meta “México Incluyente”, específicamente en la línea de acción para fortalecer los programas de detección oportuna, entre otras neoplasias, del cáncer cérvico uterino.

Por su parte la Secretaría de Salud, en su Programa Sectorial de Salud 2013-2018, incluye acciones encaminadas a la observancia y tratamiento de esta enfermedad, a través de la estrategia 2.5 relativa a la mejora en el proceso para la detección y atención de neoplasias malignas, especialmente al cáncer cérvico uterino.

De acuerdo con la Ley General de Salud es menester del Sistema Nacional de Salud, que, además de proporcionar servicios de salud a toda la población y mejorar la calidad de los mismos, se brinde atención a los problemas sanitarios prioritarios y a los factores que condicionen y causen daños a la salud, con especial interés en la promoción, implementación e impulso de acciones de atención integrada de carácter preventivo.

Según el artículo 7, numeral II Bis de la Ley antes mencionada, la coordinación del Sistema Nacional de Salud consiste, entre otras, en proveer que las instituciones del Sistema Nacional de Salud implementen programas cuyo objeto sea el de brindar atención de carácter preventivo, acorde a la edad, sexo y factores de riesgo de las personas.

Asimismo, es conveniente destacar que el derecho de las mujeres a recibir servicios de salud de calidad fue uno de los doce objetivos abordados en la mencionada Cuarta Conferencia sobre la Mujer, y es el 5º de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU en materia de igualdad de género.

A fin de lograr que más mujeres reciban servicios de atención médica de calidad, es importante hacer uso de los avances tecnológicos en medicamentos, principalmente los desarrollados para el tratamiento del cáncer, y de manera particular para el padecimiento oncológico en referencia.

Con la incorporación de la Hidralazina, el Valproato de magnesio y el Bevacizumab, en el Protocolo Técnico para el Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer Cérvico Uterino del Seguro Popular, que actualiza el Consejo de Salubridad General, miles de mujeres que padecen cáncer cérvico uterino tendrían la posibilidad de acceder a medicamentos innovadores y eficaces que mejorarían su supervivencia global y libre.

Con base en lo anterior, y sensibles a la afectación en su salud de miles de mexicanas a causa de esta enfermedad, es que el legislativo no debe permanecer inmóvil ante la promoción de acciones tendentes a la prevención, atención y tratamiento del cáncer cérvico uterino, por lo que en aras de fortalecer los mecanismos para su erradicación, me permito someter a la consideración de esta Honorable Soberanía, la siguiente proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Uniónexhorta de manera respetuosa al Consejo de Salubridad General a que, en la consolidación y funcionamiento del Sistema Nacional de Salud incorpore el uso de la Ifosfamida e hidralazina-valproato de magnesio en el Protocolo Técnico para el Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer Cérvico Uterino del Seguro Popular.

SEGUNDO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente al Consejo de Salubridad General a que, en los trabajos de actualización del Cuadro Básico y Catálogo de Insumos del Sector Salud, considere la incorporación del Bevacizumab para el tratamiento del cáncer cérvico uterino metastásico, a fin de estar en condiciones de incluirlo en el Protocolo Técnico para el Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer Cérvico Uterino del Seguro Popular.

TERCERO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Uniónexhorta respetuosamente al Consejo de Salubridad General a que, en el ámbito de sus funciones destine protección financiera en salud para el uso de los medicamentos Ifosfamida, hidralazina-valproato de magnesio y bevacizumab para el tratamiento del cáncer cérvico uterino.

CUARTO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Uniónexhorta respetuosamente al Consejo de Salubridad General, a continuar desarrollando políticas, estrategias y acciones por el mejoramiento de la calidad y eficiencia de los servicios de salud destinados a la prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer cérvico uterino en sus diversas fases.

Dado en el Salón de Sesiones de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, a los 8 días del mes de agosto de 2017.

A T E N T A M E N T E

Dip. Lucely Alpizar Carrillo.