+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica


De la Sen. Mariana Gómez del Campo Gurza y del Sen. Daniel Gabriel Ávila Ruiz, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta al Instituto Mexicano del Seguro Social a incorporar un esquema integral de prevención, detección y atención de los trastornos de la conducta alimentaria.

SE TURNó A LA SEGUNDA COMISIóN.


SENADOR PABLO ESCUDERO MORALES
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA
COMISIÓN PERMANENTE DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓNP R E S E N T E

Los suscritos, SENADORA MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO GURZA Y EL SENADOR DANIEL GABRIEL ÁVILA RUIZ, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 58, 59, 171 y 179 del del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, sometemos a consideración del Pleno de esta Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la siguiente PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA RESPETUOSAMENTE AL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL PARA QUE INCORPORE UN ESQUEMA INTEGRAL DE PREVENCIÓN, DETECCIÓN Y ATENCIÓN  DE LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA conforme a los siguientes:

A N T E C E D E N T E S

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA)  son entendidos como enfermedades de la salud mental, que tienen comportamientos patológicos por diversas causas relacionadas principalmente por la ingesta alimentaria y obsesión por un control de peso. Quiénes se ven principalmente afectados por esta situación son adolescentes y mujeres jóvenes.

Los TCA más conocidos son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa, pero también existen otros, como el trastorno por atracón, la ortorexia (la obsesión por la comida sana) y la vigorexia (la obsesión por el ejercicio físico).

La situación es alarmante pues cada año se registran 20 mil casos nuevos de estos padecimientos solo entre adolescentes; los trastornos alimentarios aumentaron 300 por ciento en México durante los últimos 20 años. La Organización Mundial de la Salud (OMS) posiciona a los TCA como enfermedades prioritarias para niños y adolescentes porque implican un riesgo a la salud muy importante.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición reveló que 25 por ciento de mujeres encuestadas entre 15 y 18 años han dejado de comer por 12 horas por miedo a engordar. Uno de cada 10 alumnos varones de bachillerato recurre al ayuno como método contra la obesidad o sobrepeso. La mortalidad de algunos trastornos como la anorexia, es de hasta 18 por ciento.

Según el Instituto Nacional de Psiquiatría, el 10 por ciento de los jóvenes con anorexia y el 17 por ciento de bulimia tuvieron intento de suicidio, lamentablemente sólo el 25 por ciento recibieron tratamiento.

De acuerdo al documento “Trastornos de la Conducta Alimentaria en Adolecentes: Descripción y Manejo” del año 2011, por la Psicóloga Carolina López y la Doctora Janet Trasure éste tipo de trastornos abarcan factores psicológicos, físicos y elementos del medio ambiente en su etiología, desarrollo y mantenimiento, compartiendo síntomas como la insatisfacción con la imagen corporal o una influencia anormal en la valoración personal, preocupación por la comida y el peso corporal, mismas que se derivan en deterioros psicológicos y físicos. Lo que es importante es el pronóstico temprano, ya que así se puede prevenir la cronicidad. 

Es importante hacer la referencia de las actuaciones que diversos países han tenido respectos a este tipo de trastornos, por ejemplo en Reino Unido se está investigando, por primera vez, la prevalencia de los trastornos de la alimentación, cuyos resultados fueron publicados en un nuevo estudio de la BMC Medicine, con resultados que arrojaron que alrededor del 15.3 por ciento de las mujeres adultas estudiadas, habían sufrido de algún trastorno alimentario en algún momento de su vida, y el 3.6 por ciento reveló que lo había padecido en los últimos 12 meses, por ello, cuenta con un Centro Nacional para desórdenes alimenticios, el cual aporta asesoramiento personalizado a las personas que lo soliciten, con un costo de 55 euros.

Argentina, por su parte si cuenta con una legislación que obliga a las obras sociales y a las empresas de medicina a costear los tratamientos de obesidad, bulimia y anorexia; declarando al mismo tiempo de interés nacional la prevención y control de los trastornos alimentarios, que comprenda la investigación de sus agentes causales, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades vinculadas, junto con asistencia integral y rehabilitación, a través de la LEY 26396 para el Control y Control de los Trastornos Alimentarios.

En nuestro país, han surgido diversas acciones, que muchas de ellas han sido impulsadas desde la sociedad civil, tal es el caso de la plataforma elaborada por la Fundación Ellen West junto con otras organizaciones y especialistas, así como con el apoyo de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, la cual incluye que de manera sencilla, comprensible y didáctica los mexicanos cuenten con información muy valiosa sobre los Trastornos de Conducta Alimentaria.

Por su parte, el Gobierno de la Ciudad de México, anunció que destinará tres Clínicas para la atención especializada de dichos trastornos y se ubicarán en diversas delegaciones. 

Es importante recordar que en meses anteriores presentamos la iniciativa para declarar el día 2 de junio como el “Día Nacional de Lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria” o “Día Morado” (Purple Day) una campaña impulsada por la Academia de Desórdenes Alimentarios (AED, por sus siglas en inglés) que busca unificar esfuerzos a nivel global para establecer campañas informativas para la prevención, detención y atención de los TCA.

Es por ello que Consideramos que es de suma importancia que tanto el Gobierno Federal como las entidades federativas destinen presupuesto para la atención y prevención de los trastornos de la conducta alimentaria y que el personal de salud reciba una capacitación especializada, asimismo que el Seguro Popular incorpore al Catálogo Universal de Servicios de Salud no sólo la detección precoz de estos padecimientos sino un esquema serio e integral para su prevención y atención, lo cual beneficiará de forma directa a los más de 57 millones de afiliados con los que cuenta.

CONSIDERANDOS

I.- Que con fundamento en el numeral 1 del artículo 117 de la Ley Orgánica del Congreso General de los estados Unidos Mexicanos, los legisladores y los grupos parlamentarios presentan proposiciones con punto de acuerdo con el objeto de atender asuntos que no constituyen iniciativas de ley o decreto.

II.- Conforme al artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios

III.- Que conforme al artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, párrafo cuarto, menciona que Toda persona tiene derecho a la protección de la salud.

IV.-  Que conforme a la Ley General de salud, en su artículo 1 Bis, menciona que se entiende por salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

 V.- Conforme a la Ley General de Salud, en su artículo 2 menciona que la protección a la salud tiene las siguientes finalidades:

I. El bienestar físico y mental de la persona, para contribuir al ejercicio pleno de sus capacidades;

II. La prolongación y mejoramiento de la calidad de la vida humana;

III. La protección y el acrecentamiento de los valores que coadyuven a la creación, conservación y disfrute de condiciones de salud que contribuyan al desarrollo social;

IV. La extensión de actitudes solidarias y responsables de la población en la preservación, conservación, mejoramiento y restauración de la salud;

V. El disfrute de servicios de salud y de asistencia social que satisfagan eficaz y oportunamente las necesidades de la población;

VI. El conocimiento para el adecuado aprovechamiento y utilización de los servicios de salud, y

VII. El desarrollo de la enseñanza y la investigación científica y tecnológica para la salud.

VI.- Que conforme al artículo 3 de la Ley General de Salud, son materia de salubridad general, entre otros: la salud mental, la prevención, orientación, control y vigilancia en materia de nutrición, sobrepeso, obesidad y otros trastornos de la conducta alimentaria…

VII.- Que conforme a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, en su artículo 39 fracción primera, le corresponde a la Secretaría de Salud, Establecer  y  conducir  la  política  nacional  en  materia  de  asistencia  social,  servicios  médicos  y  salubridad general, con excepción de lo relativo al saneamiento del ambiente; y coordinar los programas de servicios a la salud de la Administración Pública Federal, así como los agrupamientos por funciones y programas afines que, en su caso, se determinen.

Por lo anteriormente expuesto, sometemos el presente instrumento parlamentario a consideración de esta Comisión Permanente, con los siguientes resolutivos:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta respetuosamente al Instituto Mexicano del Seguro Social para que incorpore un esquema integral de prevención, detección y atención de los Trastornos de la Conducta Alimentaria, ya que con ello se puede reducir el riesgo de que dichos padecimientos se conviertan en crónicos o deriven en la muerte de los pacientes.  

Dado en el Salón de Sesiones de la Comisión Permanente, en el Senado de la República, a los dieciséis días del mes de agosto del año dos mil diecisiete.

Sen. mariana Gómez del campo gurza               Sen. Daniel Gabriel Ávila Ruiz