+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Dictámenes a Discusión y Votación

Uno, de la Segunda Comisión, la que contiene punto de acuerdo:
Por el que se solicita a los titulares de la Secretaría de Salud, del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado información sobre las supuestas acciones tendentes a privatizar los servicios de salud que prestan las instituciones a su cargo.

FUE APROBADO, EN VOTACIÓN ECONÓMICA.


SEGUNDA COMISIÓN
RELACIONES EXTERIORES, DEFENSA NACIONAL Y EDUCACIÓN PÚBLICA

DICTAMEN CON PUNTO DE ACUERDO QUE SOLICITA UN INFORMA SOBRE LAS VERSIONES DE PRIVATIZACIÓN DEL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL Y DEL INSTITUTO DE SEGURIDAD Y SERVICIOS SOCIALES PARA LOS TRABAJADORES DEL ESTADO.

HONORABLE ASAMBLEA

A la Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, en el Segundo Receso del Tercer Año de Ejercicio Constitucional de la LXII Legislatura, le fue turnada para su análisis y elaboración de un dictamen de dos proposiciones en relación con la privatización del IMSS y del ISSSTE.

Con fundamento en el artículo 78 fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; de los artículos 116, 127 y demás aplicables de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como de los artículos 58, 60, 87, 88, 176 y demás aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, los legisladores integrantes de esta Segunda Comisión, sometemos a la consideración del Pleno el presente Dictamen, de conformidad con los siguientes:

  1. Con fecha 22 de Julio de 2015, la diputada Esther Quintana Salinas, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, presentó un punto de acuerdo porel que exhorta a la Titular de la Secretaría de Salud Federal, Dra. Mercedes Juan López y al Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social, Dr. José Antonio González Anaya, que informen a esta soberanía y a la ciudadanía en general, sobre los rumores existentes sobre la privatización del IMSS.
  2. Con fecha 22 de Julio de 2015, de los diputados Mario Alberto Dávila Delgado, María Elia Cabañas Aparicio, María de Jesús Huerta Rea, Gerardo Francisco Liceaga Arteaga, Fernando Salgado Delgado, Alma Marina Vitela Rodríguez, Raquel Jiménez Cerrillo, Eva Diego Cruz, Antonio Sansores Sastré, Carla Alicia Padilla Ramos, Miguel Ángel Aguayo López, Alliet Mariana Bautista Bravo, José Enrique Doger Guerrero, Guadalupe Socorro Flores Salazar, Rubén Benjamín Félix Hays, Lizbeth Loy Gamboa Song, Blanca Jiménez Castillo, Simón Lomelí Cervantes, Ma. del Carmen Martínez Santillán, Martha Lucía Mícher Camarena, Marcelina Orta Coronado, Guadalupe del Socorro Ortega Pacheco, Leslie Pantoja Hernández, Zita Beatriz Pazzi Maza, Micaela Rodríguez Zamora, Jessica Salazar Trejo y Juan Ignacio Samperio Montaño, todos de la Comisión de Salud, presentaron una proposición con punto de acuerdo a la Comisión Permanente por el que se exhorta de manera respetuosa al titular del Ejecutivo Federal para que a través de la Secretaría de Salud, del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, informen a la ciudadanía y a los diputados federales, acerca de la situación actual del Sistema Nacional de Salud entorno a la supuesta privatización de los servicios de salud de segundo y tercer nivel de atención que brindan las instituciones referidas.
  3. Con fecha 29 de Julio de 2015, el Diputado Manuel Rafael Huerta Ladrón de Guevara, con punto de acuerdo por el que se solicita a la titular de la Secretaría de Salud informe si hay intenciones de privatizar los servicios de salud que se brindan a los mexicanos.
  4. Con fecha 5 de agosto de 2015, el Dip. Edgar Pereyra Ramírez, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, por el que exhorta a los Directores Generales del IMSS, ISSSTE e ISSFAM para que fijen públicamente su posición en relación al tema de la privatizacióny subrogación de servicios médicos

En la misma fecha la Presidencia de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, dispuso que dichas proposiciones con punto de acuerdo se turnarán para su estudio y elaboración de dictaminen a la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, por lo que en este acto se emite el Dictamen correspondiente, de conformidad con lo siguientes:

CONTENIDO DE LAS PROPOSICIONES

1.- De la Diputada Esther Quintana Salinas, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, señala expresamente en sus consideraciones:

“Que en nuestro país, el derecho al acceso a la salud se encuentra establecido en el artículo 4° de nuestra Constitución, y para cumplir con dicho precepto se ha creado todo un Sistema Nacional de Salud, que incluye hospitales e institutos, incluyendo el IMSS y el ISSSTE.

Asimismo dentro de la Administración Pública Federal, le corresponde a la Secretaría de Salud establecer y conducir la política nacional en materia de asistencia social, servicios médicos y salubridad general, con excepción de lo relativo al saneamiento del ambiente; y coordinar los programas de servicios a la salud de la Administración Pública Federal, así como los agrupamientos por funciones y programas afines que, en su caso, se determinen.

Por su parte, el Seguro Social, es el instrumento básico de la seguridad social, establecido como un servicio público de carácter nacional en los términos de su propia ley. Este seguro está administrado organismo público descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propios, de integración operativa tripartita, en razón de que a la misma concurren los sectores público, social y privado, denominado Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el cual tiene también el carácter de organismo fiscal autónomo.

El IMSS, es la institución con mayor presencia en la atención a la salud y en la protección social de los mexicanos desde su fundación en 1943, para ello, combina la investigación y la práctica médica, con la administración de los recursos para el retiro de sus asegurados, para brindar tranquilidad y estabilidad a los trabajadores y sus familias, ante cualquiera de los riesgos especificados en la Ley del Seguro Social.

De acuerdo al INEGI, a junio de 2014, el IMSS atendía a aproximadamente a 57,952,000 derechohabientes, concentrando la mayor proporción de derechohabiencia en relación a los demás institutos de salud, ya sea pública o social.

En días recientes, se ha intensificado de manera importante, sobre todo en redes sociales, los rumores que señalan que existe la intención del gobierno federal, en contubernio con los legisladores federales de “privatizar” el Instituto Mexicano del Seguro Social, así como excluir de los servicios de salud la atención a pacientes que padecen enfermedades crónico degenerativas como el cáncer o la diabetes.

Lamentablemente, este rumor ha ido creciendo como bola de nieve, sin que la presente fecha se haya proporcionado una postura oficial, ya sea negando o afirmando los rumores, generando entre la población general y sobre todo entre los derechohabientes del Seguro Social, una molestia y enojo que parte de la incertidumbre derivada de la desinformación.

Por lo que es necesario que en cumplimiento al derecho de información que se encuentra establecido en el artículo 6 de nuestra Carta Magna, la persona encargada de llevar las riendas de la política pública en materia de salud en nuestro país, así como del instituto de seguridad social más importante, se pronuncien de manera oficial, con toda claridad y a la cara de la ciudadanía la veracidad o no de los rumores existentes, para la tranquilidad de millones de ciudadanos que se ven afectados por tales dichos.”

Ante lo expuesto, la proposición que nos ocupa establece los siguientes puntos resolutivos:

PRIMERO.- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta respetuosamente al Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social, Dr. José Antonio González Anaya, a que informe a esta Soberanía y a la ciudadanía en general, sobre la existencia de acciones tendientes a privatizar algún servicio o esquema de la institución a su cargo.

SEGUNDO.- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la titular de la Secretaría de Salud, Dra. Mercedes Juan López, a que informe sobre la posible exclusión de atención médica a pacientes que padecen alguna enfermedad crónica degenerativa como lo es la diabetes o cáncer en los Servicios Públicos de Salud.

2.- De la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, que exhorta al titular del Ejecutivo Federal a informar acerca de la situación actual del sistema nacional de salud de segundo y tercer nivel de atención que brindan las instituciones referidas, establece expresamente en sus consideraciones:

“Que nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos tutela el derecho a la salud en su párrafo tercero del artículo 4°:

“TODA PERSONA TIENE DERECHO A LA PROTECCIÓN DE LA SALUD… Y ESTABLECERA LA CONCURRENCIA DE LA FEDERACIÓN Y LAS ENTIDADES FEDERATIVAS EN MATERIA DE SALUBRIDAD GENERAL, CONFORME A LO QUE DISPONE LA FRACCIÓN XVI DEL ARTÍCULO 73 DE ESTA CONSTITUCIÓN”.

Lo anterior con el objeto que toda persona esté en condiciones de acceder a un desarrollo biopsicosocial óptimo que le permita desenvolverse en su comunidad, transformar su entorno y la sociedad misma, así como acceder y elevar su calidad de vida.

En este tenor, es de reconocer que hablar de la salud implica un fenómeno multidimensional que el Estado Mexicano afronta de manera activa y efectiva, pese a un elemento que trastoca de manera sustancial la observancia a este derecho, es decir, el crecimiento polinomial de la población y que implica generar acciones innovadores que permitan asegurar todos y cada uno de los derechos humanos, sociales, económicos, culturales y ambientales de que gozamos cada uno de los mexicanos.

Que bajo estos esquemas de la búsqueda del bienestar común, surge la imperiosa necesidad de garantizar el pleno derecho a la salud de todos los Mexicanos; tanto es así, que bajo cualquier auspicio de incertidumbre en este hecho, generará preocupación en la ciudadanía.

No obstante lo expuesto, dados los efectos de la globalización y del desarrollo de la tecnología y comunicaciones, en las últimas semanas, en las redes sociales y mediante volantes se ha divulgado una información que a la letra señala:

“DIFÚNDELO ATENCIÓN

POR FAVOR ! No lo ignores compártelo. A partir del mes de agosto: El IMSS, ISSSTE, ISEMYM se convertirán en un solo SEGURO UNIVERSAL. Así que podrás asistir a recibir atención a cualquiera de estas instituciones;  pero por enfermedades simples; por lo que respecta a las enfermedades crónicas degenerativas saldrán del cuadro de cobertura. Ósea que ya nos van a costar si necesitas diálisis, cirugías, tratamiento para cáncer, hipertensión, etc. Todo tendrá un costo aunque seas asegurado, pensionado, solo habrá medicamento para lo básico, la insulina, tratamiento para la presión, cáncer será por cuenta de tu bolsillo. Ah, pero eso si nuestras cotizaciones serán las mismas y más altas.

El gobierno, no quiere que te enteres, ya que podría ocasionar una rebelión del pueblo que requiere de la atención médica. La justificación es que la seguridad social "está en quiebra", saqueo que hizo el gobierno y que nunca se le pidió rendición de cuentas. Difundir.”

Así como,

JAQUE IMSS

REFORMA IMSS

  • PRIVATIZAR IMSS (VENDERLO)
  • SOLO SERVICIOS BÁSICOS.
  • SIN ATENCIÓN A DIABETES, CANCE, HIPERTENSIÓN, ETC…
  • PAGAR ASEGURADORA DE SERVICIOS SALUD PRIVADOS.

Y NOSOSTROS CRUZADOS DE BRAZOS.

COMPARTE.”

Y, IMSS

Hoy acudimos a consulta al seguro social ya que mi hija de 18 años es diabética y nos encontramos con la noticia que gracias a la nueva reforma de salud, pronto ya no tendrá derecho a insulina ya que el seguro dejará de cubrir muchos medicamentos para enfermedades crónicas entre ellas la diabetes.

Con un sueldo mínimo podremos comprar insulina que tiene un valor de 852 pesos.”

Se puede decir que dicho rumor tiene base en información no oficial que también circula en redes, de la cual destaca la siguiente:

El Movimiento Nacional de Trabajadores del IMSS, lleva varias semanas difundiendo que el sindicato se vendió  para aprobar las reformas mediante las cuales se hará desaparecer el Seguro Social. Según este movimiento, el Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social está impulsando una generación de nuevas reformas integrales que dice,  permitirían la privatización y/o subrogación de servicios como es el caso de laboratorio, cirugías y hasta de los servicios de intendencia.

Martha Medina, enfermera activa con 24 de antigüedad en el Estado de México e Ismael Bautista, presidente del Movimiento de Trabajadores del Seguro Social, Jubilados, Pensionados y de Confianza, frente a más de 250 trabajadores activos y jubilados del instituto, manifestaron que realizan los foros con el objetivo de que conozcan el trasfondo de las reformas que se proponen y que están basadas en el Seguro Universal. Añadieron que con este seguro más de 60 millones de derechohabientes perderán el derecho a la seguridad social, debido a que las unidades médicas sólo darán atención básica a las enfermedades prioritarias. Y explicaron que los pacientes que padezcan de alguna enfermedad crónica, como diabetes, cáncer, leucemia, entre otras, tendrán que pagar una póliza de seguro para que puedan ser tratados, como sucede en Estados Unidos.

Asimismo, se han circulado fotos de supuestas listas con los costos que tendrán los diferentes servicios que otorga el IMSS.

Dicha situación ha provocado incertidumbre y un elevado desconcierto tanto en la población derechohabiente a los servicios de salud pública, así como de la población en general, lo cual de así considerarse por parte del Estado implicaría severas afectaciones y acciones que además de menoscabar los derechos antes referidos, van en detrimento de una importante infraestructura (humana, tecnológica, material y de obra pública) de entidades como el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, así como de la propia Secretaría de Salud y del Gobierno Federal.

En este sentido, resultaría improbable medir ciertamente el impacto que generan las redes sociales bajo las cuales se ha dispersado tal información. Pero tampoco es desconocido que hoy en día, éstas se han convertido en uno de los principales medios de comunicación e información. Tal y como lo explica Castells (1999), estamos en la era de la comunicación y la información, donde las nuevas tecnologías son dominantes, y es en este marco donde las redes sociales han cobrado una gran importancia.

Aun y cuando se ha catalogado como un medio que ofrece un canal de información inmanejable y vasta, se podría afirmar con certeza que está influyendo en la democratización de los sistemas políticos. Bajo esta aseveración, resulta inminente cuestionar a las autoridades competentes respecto a la veracidad de ésta información, sin menoscabo de sus atribuciones, y acudiendo al derecho de acceso a la información que tenemos los mexicanos, establecido en el artículo 6 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En ese tenor, los datos que se difunden, aunque carecen de sustento al no haber sido emitidos por una Autoridad en la materia, como lo es la Secretaria de Salud, han causado en la ciudadanía incertidumbre, desconfianza y sobre todo molestia; y más aún por la indiferencia de la Autoridad Competente ante tales rumores.

Atento a lo anterior, como legisladores federales estamos conscientes que la vía legal para el caso de una privatización en el sector salud, consiste en Reformar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y posteriormente las reformas a las Leyes secundarias; sin embargo, consideramos de suma importancia que ante la magnitud de los rumores, el Ejecutivo Federal esclarezca la situación del Sistema Nacional de Salud sobre todo la supuesta privatización de los servicios de segundo y tercer nivel que ofrecen el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y la Secretaría de Salud; estimando necesario que tales Titulares acudan ante la Comisión de Salud de la H. Cámara de Diputados para esclarecer la autenticidad de la información en comento.”

Ante lo expuesto, la proposición que nos ocupa establece el siguiente punto resolutivo:

UNICO .- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta de manera  respetuosa al Titular del Ejecutivo Federal para que a través de la Secretaría de Salud, del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, informen a la ciudadanía y a los Diputados Federales, acerca de la situación actual del Sistema Nacional de Salud entorno a la supuesta privatización de los servicios de salud de segundo y tercer nivel de atención que brindan las instituciones referidas; así mismo para que los titulares de estas dependencias celebren una reunión de trabajo con la Comisión de Salud de la H. Cámara de Diputados  a fin de que aclaren la situación actual del Sistema Nacional de Salud.

3. El legislador Dip. Manuel Rafael Huerta Ladrón de Guevara proponente del punto de acuerdo que se dictamina, señala expresamente en sus consideraciones:

El artículo 4° constitucional establece que toda persona tiene derecho a la protección a la salud. En esa virtud, el Estado tiene la obligación de garantizar su acceso a un número creciente de mexicanos. Sin embargo, en fechas recientes se han difundido versiones surgidas en redes sociales y entre la población, sobre la privatización del sistema de salud y la amenaza que representa para el ejercicio de este derecho humano.

Para quienes suscriben el presente punto de acuerdo, esta iniciativa pretende trastocar el derecho humano a la salud y la obligación del Estado de proporcionar servicios gratuitos y de calidad a quienes lo demanden.

El pretexto es crear el Sistema Universal de Salud, como está previsto en la iniciativa presentada por el senador Daniel Ávila Ruiz, del Partido Acción Nacional (PAN), el 1° de noviembre de 2014. En realidad la aprobación de esta iniciativa representaría el inicio del desmantelamiento total y fulminante del seguro social, como derecho social de los mexicanos, construido a lo largo de muchas décadas.

La propuesta del PAN coincide puntualmente con la concepción neoliberal del PRI, con las reformas que ya se han hecho en materia energética y educativa. En este caso se pretende adoptar la propuesta de Funsalud-Banco Mundial-Soberón-Frenk-Juan; su origen se remonta a 1995 cuando se reformó la Ley del Seguro Social para privatizar los fondos de pensiones y tiene la misma orientación que el Seguro Popular de naturaleza excluyente.

Para nosotros ambas reformas, la de 1995 y la que ahora prepara la Secretaría de Salud, intentan separar la regulación de la administración de fondos de salud/compra de servicios y de la prestación de servicios, a fin de generar competencia de mercado, con el supuesto de que se mejorará la calidad. Sin poder mostrar hasta ahora evidencia alguna de que la competencia mercantil impacta la calidad, ni que genere mayor eficiencia. Esto solo son premisas o mitos neoliberales puros.

Dicha propuesta, está envuelta en un supuesto atractivo “Sistema Universal de Salud” que, según la iniciativa panista, acabará con la segmentación del sistema público y permitirá establecer igualdad de derechos para todos los mexicanos. Sin embargo, no está explícito el contenido y funcionamiento del nuevo sistema, se esconde el significado real de la propuesta que en realidad tiene dos objetivos: por un lado promueve la prestación privada de servicios que serán pagados con fondos públicos y la ampliación del mercado de seguros médicos complementarios. Por el otro, expone a las instituciones públicas, particularmente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a reglas que trastocan la prestación de servicios médicos ofrecidos a sus derechohabientes.

Los problemas de fondo del sistema público de salud en México son su crónico subfinanciamiento y su carencia de infraestructura y personal de salud. Según datos de la Organización Mundial de Salud, México es el país cuyo gasto público en salud es el más bajo como porcentaje del PIB –3 por ciento– entre los países latinoamericanos con un nivel semejante de desarrollo. Tiene, además, el gasto público per cápita –US$ 320– más bajo de estos países así como el incremento porcentual –84 por ciento– más bajo de este indicador de toda América Latina de 2002 a 2013. Esto explica la carencia de infraestructura y falta de personal de salud que afecta negativamente la oportunidad y calidad del servicio. Ninguna institución pública ha construido y equipado la infraestructura física requerida para atender la demanda de servicios frente al cambio demográfico y epidemiológico que sufre la población del país; todos mantienen un déficit grave de personal regular y muchas operan con contratos irregulares. La absoluta prioridad nacional es corregir estos problemas si, como se dice, se quiere hacer exigible e igualitario el derecho a la salud de todos los ciudadanos con independencia de sus características personales o inserción laboral.

La propuesta, que ahora pretende adoptar la Secretaría de Salud, es restrictiva porque sólo determina un Paquete de Garantías Explícitas de Salud (PGES), probablemente como las del Seguro Popular, con estándares de calidad y tiempos máximos de espera cuestionables; con la obligación de la Secretaría de Salud, el IMSS y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de prestarlo, en situación precaria. En las actuales condiciones de carencias de las instituciones públicas, la medida tendrá necesariamente dos consecuencias. Por un lado, las instituciones se verán obligadas a posponer la atención de todos los padecimientos excluidos del PGES, lo que en la práctica significa una pérdida de derechos a la atención médica oportuna de los derechohabientes del seguro social.

Por otro lado, como las instituciones públicas no tienen la capacidad suficiente de atención, se tendrá que comprar la atención del PGES a los prestadores privados, pagándoles con recursos del fondo público que se pretende establecer. Es decir, habría una transferencia de recursos públicos a los privados; recursos que serán descontados a las instituciones públicas. No es una dinámica hipotética y se está dando en Chile, donde existe el mismo esquema. Es, además, una dinámica que promueve el aseguramiento en salud, porque orilla a los que tienen capacidad económica a resolver la falta de atención, comprando seguros privados de salud.

Dicha propuesta a demás excluye a los que no están asegurados, que según la Encuesta Nacional de Salud 2012 constituyen de 21 a 25 por ciento de la población; dato no mencionado los promoventes.

Con propuestas como esta, México está llegando tarde y mal a un tipo de reforma que está impugnada por las amplias evidencias negativas y está siendo crecientemente abandonada en el resto del mundo.

Por lo expuesto, y con fundamento en las disposiciones invocadas en el proemio sometemos a consideración de esta Soberanía la siguiente proposición con”.

Ante lo expuesto, la proposición que nos ocupa establece los siguientes puntos resolutivos:

“Primero. La comisión Permanente del Congreso de la Unión solicita respetuosamente a la titular de la Secretaría de Salud, Dra. Mercedes Juan López, informe de manera inmediata, si hay intenciones de privatizar los servicios de salud que se brindan a los mexicanos.

Segundo. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión solicita respetuosamente al titular del Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2016 se destinen mayores recursos a las instituciones públicas de salud y seguridad social.”

4.- Del diputado Edgar Pereyra Ramírez, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, por el que exhorta a los Directores Generales del IMSS, ISSSTE e ISSFAM para que fijen públicamente su posición en relación al tema de la privatizacióny subrogación de servicios médicos, donde señala expresamente en sus consideraciones:

“Durante las últimas semanas se han difundido diversos rumores en relación a una supuesta reforma al sistema de salud, la que implicaría una privatización de los institutos de seguridad social (IMSS e ISSSTE), de tal modo que los afiliados a ellos tendrían solamente derecho a un paquete de servicios básicos, por lo que tratándose de atención médica de un padecimiento que no esté considerado dentro de ese paquete, el afiliado tendría que contratar con una aseguradora privada la cuota que ella determine a través de un pago a descontarse del sueldo del afiliado.

Si bien es cierto que la Secretaría de Salud así como algunos funcionariosdel IMSS y del ISSSTE han hecho declaraciones públicas sobre este tema, hace falta que sean precisamente los Directores Generalesde ambos institutos los que deberían expresar públicamente su posición , ante los rumores insistentes que culminaron con un plantón y una marcha el pasado fin de semana, en la que se agregaron mayormente grupos de derechohabientes de ambos, así como organizaciones sociales como la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), aprovechando esas versiones y el hecho de ser derechohabientes del ISSSTE.

Dadas las condiciones en las que se encuentra el país, tanto económicas como sociales, una postura de los Directores de los Institutos de Seguridad Social será bienvenida para atemperar una protesta más de grupos de toda naturaleza que ponen en peligro la paz social necesaria para el desarrollo del país.”

Ante lo expuesto, la proposición que nos ocupa establece el siguiente punto resolutivo:

“Único.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a los Directores Generales del IMSS, ISSSTE e ISSFAM para que fijen públicamente su posición en relación al tema de la privatizacióny subrogación de servicios médicos, con la finalidad de que la opinión pública y, principalmente, los trabajadores de esos institutos, tengan una versión oficial de estos temas, de los cuáles la Cámara de Diputados no tiene noticia oficial.”

CONSIDERACIONES

I.- Los legisladores que integramos esta Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente queremos mencionar que el derecho a la salud es un derecho fundamental tutelado por el artículo 4, tercer párrafo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al establecer que toda persona tiene derecho a la protección de la salud, la ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de la Constitución.

II.- Esta Dictaminadoracomparte el criterio de que el Estado debe velar por el derecho a la salud de las personas, ya que el artículo sexto de la Ley General de Salud señala que el Sistema Nacional de Salud tiene como objetivo primordial proporcionar servicios de salud a toda la población y mejorar la calidad de los mismos, atendiendo a los problemas sanitarios prioritarios y a los factores que condicionen y causen daños a la salud, con especial interés en la promoción, implementación e impulso de acciones de atención integrada de carácter preventivo, acorde con la edad, sexo y factores de riesgo de las personas; por lo que el privatizar los servicios de salud de segundo y tercer nivel que brindan las instituciones correspondientes contravendría dicho derecho consagrado por la citada ley, ya que esto generaría una disminución o detrimento en la calidad de los servicios de salud que brinda el Estado.

Otros objetivos del Sistema Nacional de Salud, son contribuir al desarrollo demográfico armónico del país, apoyar el mejoramiento de las condiciones sanitarias del medio ambiente que propicien el desarrollo satisfactorio de la vida, impulsar un sistema racional de administración y desarrollo de los recursos humanos para mejorar la salud,promover el conocimiento y desarrollo de la medicina tradicional indígena y su práctica en condiciones adecuadas, promover el desarrollo de los servicios de salud con base en la integración de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para ampliar la cobertura y mejorar la calidad de atención a la salud.

III.- La Segunda Comisión reitera que la salud es un derecho indispensable para poder llevar a cabo el ejercicio de los demás derechos humanos, por lo que todas las personas tienen derecho a disfrutar del más alto nivel de salud que sea posible con la finalidad devivir de manera digna y plena, por lo que para poder alcanzar este objetivo, se deben tener en cuenta tanto las condiciones biológicas, sociales y económicas primordiales de las personas, como los recursos con los que el Estado cuenta. Consideramos oportuno mencionar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que los problemas de salud suelen afectar en una proporción más alta a los grupos vulnerables y marginados de la sociedad, por lo que alrededor de 150 millones de personas en el mundo cada año se encuentran en una situación financiera catastrófica y otros 100 millones se ven obligadas a vivir al borde de la pobreza debido a sus gastos sanitarios.

IV.- Los legisladores y legisladoras de esta Segunda Comisión queremos expresar que ante los diversos rumores propagados en redes sociales sobre la presunta privatización de los servicios de salud, nosotros como legisladores no hemos recibido ninguna propuesta presentada al Congreso, relativa a la reforma de salud en la que se diga sobre la privatización de servicios, así como de la fusión del IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud, pues estas instituciones conservan en todo momento su régimen jurídico actual. Tenemos conocimiento que el IMSS mantiene la atención a sus derechohabientes y sus trabajadores continúan laborando en apego al contrato colectivo de trabajo que los rige. Privatizar los servicios de salud, requiere de una reforma que debe pasar por el Congreso de la Unión. Tambien es importante para este dictamen precisar los alcances del concepto de privatización de un servicio público, que significa transferir una empresa o actividad pública al sector privado,una operación que hoy realiza un órgano público ser realizada por una empresa privada.

V.- Sobre los hechos públicos, queremos mencionar que, el pasado 24 de julio, en una gira de trabajo por Chihuahua, donde encabezó, junto con el gobernador de la entidad, la firma de dos convenios con la Secretaría de Salud y uno más con el DIF estatal, José Antonio González Anaya, director del Instituto Mexicano del Seguro Social, negó los rumores sobre la privatización de los servicios de salud y afirmó que se trabaja por su mejora, expresando textualmente "Es absolutamente falso que se vaya a privatizar el IMSS o el ISSSTE, la seguridad pública. Hay un compromiso de la administración de mejorar la cobertura y la calidad de los servicios médicos”.

VI.- Esta Segunda Comisión coincide en la necesidad de transformaciones el modelo de financiamiento y de atención médica deben responder a la transición demográfica y epidemiológica de la población, por lo cual se requiere de mejorar la atención médica, con cambios que estén encaminados a dar mayor viabilidad a los servicios médicos y recuperar la estabilidad financiera de las instituciones relacionadas con la salud, por lo que la atención en materia de salud y seguridad social que proporcionan estas Instituciones deben continuar brindándose sin costo alguno a sus derechohabientes como ha sido siempre.

VII.- Es del conocimiento de esta Segunda Comisión que el viernes 31 de julio mediante un comunicado la Secretaría de Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado, emitieron un comunicado, en donde reiteran que:

“Con el objeto de mantener debidamente informada a la población, la Secretaría de Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) desean reiterar con toda claridad que no se van a privatizar los servicios de salud pública que prestamos en estas instituciones.Por el contrario el compromiso es ampliar la cobertura y mejorar la calidad de los servicios de salud en beneficio de todos los mexicanos”. Comunicado de Prensa del IMSS. No. 310715. Sitio en internet: http://www.imss.gob.mx/prensa/archivo/201507/310715

XI. Sobre los hechos de privatización del sistema de salud,a opinión de esta Segunda Comisión estamos en la obligación de constatar los hechos sobre los que se sustentan las dos proposiciones en análisis, que tienen como fuente las versiones de los medios de comunicación y las redes sociales.

XII. Por lo tanto, los legisladores que integramos esta Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente coincidimos que contamos con facultades de fiscalización sobre el ejercicio de los recursos públicos como órgano de representación del Congreso de la Unión, conforme a lo establecido en el párrafo cuarto del Artículo 93 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que establece que “Las Cámaras podrán requerir información o documentación a los titulares de las dependencias y entidades del gobierno federal, mediante pregunta por escrito, la cual deberá ser respondida en un término no mayor a 15 días naturales a partir de su recepción”.

XIII.-Consideramos que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión debe solicitar al Titular del Ejecutivo Federal, instruya a la Secretaría de Salud, al Instituto Mexicano del Seguro Social y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado, informen a esta Soberanía y a la ciudadanía en general, sobre la existencia de acciones tendientes a privatizar los servicios de salud que prestan las instituciones a su cargo.

Por lo anteriormente expuesto, los legisladores integrantes de la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, someten a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión solicita a los Titulares de la Secretaría de Salud, del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado, informen a esta Soberanía en un plazo no mayor a quince días naturales, sobre las supuestas acciones tendentes a privatizar los servicios de salud que prestan las instituciones a su cargo.

Dado en la sala de reuniones de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, a los trece días del mes de agosto del año dos mil quince.

POR LA SEGUNDA COMISIÓN

Documentos Relacionados: