+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Dictámenes a Discusión y Votación

Uno, de la Segunda Comisión, la que contiene punto de acuerdo:
Por el que la Comisión Permanente hace un amplio reconocimiento al plan de acción integral conjunto alcanzado entre la República Islámica de Irán con Alemania, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Estados Unidos.

FUE APROBADO, EN VOTACIÓN ECONÓMICA.


SEGUNDA COMISIÓN

RELACIONES EXTERIORES, DEFENSA NACIONAL Y EDUCACIÓN PÚBLICA

DICTAMEN A LA PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN SE SUMA AL RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL EN RESPALDO AL ACUERDO ENTRE IRÁN Y LOS PAÍSES DEL GRUPO DENOMINADO E3+3 SOBRE EL PROGRAMA NUCLEAR IRANÍ.

 

HONORABLE ASAMBLEA

A la Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, en el Segundo Receso del Tercer Año de Ejercicio Constitucional de la LXII Legislatura, le fue turnada para su análisis y dictamen la Proposición con Punto de Acuerdo por el que la Comisión Permanente se suma al reconocimiento internacional en respaldo al acuerdo entre Irán y los países del grupo denominado E3+3 sobre el programa nuclear iraní.

Con fundamento en el artículo 78 fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; de los artículos 116, 127 y demás aplicables de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como de los artículos 58, 60, 87, 88, 176 y demás aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, los legisladores integrantes de esta Segunda Comisión, sometemos a la consideración del Pleno el presente Dictamen, de conformidad con los siguientes:

 

ANTECEDENTES

1. Con fecha 5 de agosto de 2015, la Senadora Laura Angélica Rojas Hernández, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, presentó ante el Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión la proposición de mérito.

2. En esa misma fecha la Presidencia de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, dispuso que dicha proposición con Punto de Acuerdo se turnara para su estudio y dictaminación a la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, por lo que en este acto se emite el Dictamen correspondiente, de conformidad con lo siguiente:

 

CONTENIDO DE LA PROPOSICIÓN

La legisladora proponente del punto de acuerdo que se dictamina, señala expresamente en sus consideraciones:

“El 20 de julio de 2015, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas votó por unanimidad  la resolución, promovida por Estados Unidos, que respalda el retiro paulatino a las sanciones vigentes contra la República Islámica de Irán, como resultado del acuerdo alcanzado la semana pasada en Viena sobre el programa nuclear de este país. En efecto, luego de un gran esfuerzo diplomático entre el grupo de países del grupo E3+3 (Alemania, Francia, Reino Unido + China, Rusia y Estados Unidos) con la facilitación de la Unión Europea, se alcanzó un acuerdo mediante el cual Irán reducirá sus actividades de enriquecimiento de uranio, desmantelará dos tercios de sus centrifugadoras y permitirá que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) supervise el cumplimiento de ese y otros compromisos vinculados a la no proliferación nuclear, a cambio de la eliminación gradual de las sanciones políticas, financieras, comerciales, energéticas y tecnológicas en vigor desde hace más de 10 años. La resolución aprobada deja en claro que las sanciones comenzarán a levantarse una vez que la OIEA haya enviado al Consejo de Seguridad un reporte de supervisión sobre el programa nuclear iraní en donde conste que éste mantenga su naturaleza vinculada a la generación de energía para fines pacíficos. Igualmente, en virtud  del Plan de Acción de Viena como se viene ya denominando, se mantendrá el embargo de armas durante cinco años y durante ocho más la prohibición para que Irán obtenga compuestos para la creación de misiles balísticos

Si bien en el mundo se han registrado algunos posicionamientos en contra o bien escépticos sobre los resultados de esta negociación, conviene resaltar que el grueso de la comunidad internacional se ha congratulado por el acuerdo alcanzado. El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, se congratuló tanto por el Plan de Acción, que entrará en vigor en 90 días, como por la resolución 2231 de respaldo del Consejo de Seguridad, y ofreció el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas y del resto de sus agencias para facilitar su exitosa implementación. México no ha sido la excepción. La Secretaría de Relaciones Exteriores ha sostenido que se trata de un acuerdo histórico, testimonio de la eficacia de la diplomacia y el multilateralismo así como de la solución pacífica de las controversias. El Plan Integral de Acción Conjunta, señaló la Cancillería mexicana, dará mayor transparencia y certidumbre a los miembros de la comunidad internacional sobre el programa nuclear iraní y, con base en normas y estándares internacionales en materia de desarme y no proliferación, abona al compromiso de un mundo libre de armas nucleares que mantenga el derecho inalienable al uso pacífico de la energía nuclear por parte de todos los Estados. Igualmente, la Cancillería hizo votos porque este acuerdo contribuya positivamente al desarrollo de la República Islámica de Irán, a la estabilidad de la región del Medio Oriente y al mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

Desde luego que para México, un promotor histórico de grandes negociaciones para el desarme y la desnuclearización desde la aprobación del Tratado de Tlatelolco, el acuerdo nuclear es una noticia de la mayor relevancia. Como país promotor de nuevos instrumentos para la proscripción gradual de las armas nucleares especialmente en función de su enorme impacto humanitario –posicionamiento que deviene directamente de la Segunda Conferencia sobre el Impacto Humanitario de las Armas Nucleares que tuvo lugar en Nayarit en febrero de 2014- el acuerdo con Irán podría servir como modelo y guía para nuevas y ambiciosas negociaciones en la materia.

El entusiasmo originado a partir de este importante acuerdo, debiera servir para inspirar un nuevo protagonismo de los temas de desarme y no proliferación en la agenda multilateral. Aún existen hoy más de 17 mil armas nucleares, 2 mil de ellas listas para ser detonadas, lo cual resulta a todas luces injustificable especialmente si se considera que hoy más Estados cuentan con ellas para demérito del régimen establecido por el Tratado de No Proliferación Nuclear. Las zonas libres de armas nucleares, si bien se han multiplicado, no han alcanzado aún zonas geográficas donde el riesgo potencial es considerablemente mayor y los ensayos nucleares en el mundo –más de dos mil desde la Segunda Guerra Mundial- dan cuenta de la naturaleza clara y persistente de la amenaza precisamente 70 años después de la primera detonación nuclear de la historia ocurrida en Nuevo México, en julio de 1945.

Desde luego que hay muchas tareas pendientes en este rubro, desde la aplicación efectiva de los tres pilares (no proliferación, desarme y uso pacífico de la energía nuclear) del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), hasta la entrada en vigor del Tratado para la Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares y la propia convocatoria, efectuada ya por la Asamblea General de la ONU, para que a más tardar en 2018 se convoque a una Conferencia Internacional de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre el Desarme Nuclear. En todas ellas, los Parlamentos tienen un rol esencial que desempeñar tal y como se establece en la resolución, adoptada por consenso, en la 130 Asamblea de la Unión Interparlamentaria, denominado Por un Mundo Libre de Armas Nucleares: la contribución de los Parlamentos por la que pide a todos los Parlamentos Miembros y a todos los parlamentarios promover el desarme y la no proliferación nuclear en todos sus aspectos como objetivos de la más alta urgencia y como altas prioridades en la agenda nacional e internacional.”

Ante lo expuesto, la proposición que nos ocupa establece los siguientes puntos resolutivos:

Primero.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión se suma al reconocimiento internacional por el acuerdo alcanzado entre la República Islámica de Irán y los países integrantes del grupo denominado E3+3 Alemania, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Estados Unidos.
Segundo.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión hace votos por la implementación exitosa del acuerdo así como en pro de nuevas y ambiciosas negociaciones multilaterales en materia de desarme y desnuclearización tomando como referencia el modelo negociador del Plan Integral de Acción Conjunta.

 

CONSIDERACIONES

I.- Los legisladores que integramos esta Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente coincidimos con la proposición de mérito, puesto que consideramos que el Acuerdo alcanzado el pasado 14 de julio entre Irán y Alemania, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Estados Unidos, más el aporte y respaldo de la Unión Europea en manos de la Jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, servirá de base para generar estabilidad y poco a poco establecer un clima de paz en la región.

II. En los últimos 13 años, Irán se ha encontrado bajo la presión internacional por su programa nuclear, el cual fue señalado como un peligro potencial para la región, debido a que numerosos países, así como el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), argumentaron que el mismo podía tener como propósito la creación de armas nucleares, en contrario a lo que los iraníes aseguraban, que era con fines pacíficos para la generación de energía eléctrica y la investigación.

III- En este tenor de ideas, desde el año 2002 se empezaron a configurar una serie de sanciones tendientes a disuadir a Teherán sobre su programa nuclear, lo cual llevó a que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas emitiera sendas resoluciones. En 2006 se aprobó la resolución 1737 y posteriormente se adoptaron cinco resoluciones endureciendo las sanciones, debido a la falta de cumplimiento de Irán.

IV. La Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) llegó a emitir un informe en 2011 donde se afirmaba que Irán estaba desarrollando armas nucleares, lo cual Teherán negó. A raíz de lo anterior, se dio una escalada en el conflicto entre el Gobierno de Mahmud Ahmadineyad y las potencias que orquestaban las negociaciones, debido a la reticencia de Teherán de exponer claramente los fines y alcances del programa.

V. Hay que señalar que fue hasta 2013, cuando Hasán Rohani ganó la presidencia de Irán, que las conversaciones de Irán con los países de Alemania, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Estados Unidos dieron un nuevo sentido a las negociaciones, que culminaron en el histórico acuerdo aprobado julio pasado.

VI. El acuerdo alcanzado contempla que Irán se compromete a eliminar dos tercios de las centrifugadoras que utilizan para enriquecer uranio, deshacerse de cerca del 98 por ciento de uranio que poseen y permitir el acceso de inspectores de la ONU a sus instalaciones militares. A cambio de lo anterior, los países negociadores acordaron levantar paulatinamente las sanciones internacionales sobre Irán que no se encuentren relacionadas con violaciones a derechos humanos, lo cual resultará, de cumplirse lo pactado, en un respiro para los iraníes, puesto que las sanciones impuestas han diezmado la economía de dicho país y, por ende, han perjudicado dramáticamente a la población.

VII. Hay que señalar que será hasta diciembre de este año, cuando la OIEA emita su informe sobre el programa nuclear iraní, cuando se podrán empezar a levantar las primeras sanciones, siendo que tiene que comprobarse que el programa es llevado a cabo con fines políticos y no con la intención de acceder a una arma nuclear.

VIII. Aunque el histórico acuerdo ha sido recibido con beneplácito por la comunidad internacional, con excepción de Israel, hay que esperar que el Congreso de Estados Unidos lo apruebe, para que se pueda dar luz verde en el análisis del programa, algo que se espera genere un gran debate en dicho órgano legislativo, puesto que los republicanos, mayoría en el Congreso, han calificado al mismo como un error histórico que no contribuirá a genera un ambiente de paz en la región. A este respecto, el Presidente Obama ha señalado que vetará cualquier resolución en contra del mismo, puesto que llegó a calificar que “un rechazo del Congreso al acuerdo significaría guerra”.

IX.- Esta Dictaminadora considera de suma relevancia el acuerdo alcanzado entre Irán y los miembros del E3+3, puesto que se prioriza el diálogo y la negociación antes de las acciones punitivas, mismo que contribuirá a establecer un clima de tranquilidad en la región. Como bien mencionan la proponente, la histórica tradición de México en cuanto a la no proliferación de las armas nucleares hace imperante que la Comisión Permanente se pronuncie en favor del acuerdo y su correcta implementación.

X.- La Segunda Comisión reitera su compromiso con los valores que rigen nuestra política exterior, principalmente los de la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la cooperación internacional para el desarrollo y la lucha por la paz y la seguridad internacionales. En esta tesitura, las y los integrantes de la Segunda Comisión estimamos pertinente el aprobar los resolutivos originales en sus términos originales.

Por lo anteriormente expuesto, los legisladores integrantes de la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, someten a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

 

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión hace un amplio reconocimiento al Plan de Acción Integral Conjunto alcanzado entre la República Islámica de Irán con Alemania, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Estados Unidos, que tiene por objeto limitar el programa nuclear iraní y levantar gradualmente las sanciones económicas impuestas a dicha nación.

Dado en la sala de reuniones de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, a los trece días del mes de agosto del año dos mil quince.

 

POR LA SEGUNDA COMISIÓN

 

A FAVOR

EN CONTRA

ABSTENCIÓN

Sen. Armando Ríos Piter Presidente

 

 

 

Sen. Daniel Amador Gaxiola
Secretario

 

 

 

Sen. Fernando Yunes Márquez
Secretario

 

 

 

Dip. María de Lourdes Amaya Reyes
 Secretaria

 

 

 

Dip. Alejandro Montano Guzmán

 

 

 

Dip. Filiberto Guevara González

 

 

 

Sen. René Juárez Cisneros

 

 

 

Sen. María Hilaria Domínguez Arvizu

 

 

 

Sen. Juan Carlos Romero Hicks

 

 

 

Dip. Rocío Reza Gallegos

 

 

 

Dip. Fernando Rodríguez Doval

 

 

 

Dip. Fernando Belaunzarán Méndez

 

 

 

Sen. Juan Gerardo Flores Ramírez

 

 

 

Sen. Manuel Bartlett Díaz

 

 

 

Dip. María Sanjuana Cerda Franco