+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Dictámenes a Discusión y Votación

Uno, de la Segunda Comisión, la que contiene punto de acuerdo:
Que exhorta a la Secretaría de Educación Pública a implementar las políticas públicas necesarias para evitar la exclusión educativa en el nivel superior.

FUE APROBADO, EN VOTACIÓN ECONÓMICA.


SEGUNDA COMISIÓN
RELACIONES EXTERIORES, DEFENSA NACIONAL Y EDUCACIÓN PÚBLICA

DICTAMEN A LA PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO EN RELACIÓN AL PROBLEMA DE ACCESO A LA EDUCACIÓN SUPERIOR PÚBLICA EN MÉXICO.

HONORABLE ASAMBLEA

A la Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, en el Segundo Receso del Tercer Año de Ejercicio Constitucional de la LXII Legislatura, le fueron turnadas para su análisis y elaboración de dictamen diversas Proposiciones con Punto de Acuerdo en relación a la exclusión de jóvenes de la educación superior.

Con fundamento en el artículo 78 fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; de los artículos 116, 127 y demás aplicables de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como de los artículos 58, 60, 87, 88, 176 y demás aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, los legisladores integrantes de esta Segunda Comisión, sometemos a la consideración del Pleno el presente Dictamen, de conformidad con los siguientes:

ANTECEDENTES

1. Con fecha5 de agosto de 2015, las Diputados Roxana Luna Porquillo, Gloria Bautista Cuevas, Graciela Saldaña Fraire y del Senador Luis Sánchez Jiménez, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, presentaron punto de acuerdo por el que exhorta a la Secretaría de Educación Pública de México, a la Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla y a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla a atender el problema de acceso a la educación superior pública en la entidad.

2. En misma fecha, la Diputada Magdalena Núñez Monreal, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, presento un punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Educación Pública a establecer las políticas públicas necesarias para evitar la exclusión educativa en el nivel superior.

En esa misma fecha la Presidencia de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, dispuso que dicha proposición con Punto de Acuerdo se turnara para su estudio y dictaminación a la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, por lo que en este acto se emite el Dictamen correspondiente, de conformidad con lo siguiente:

CONTENIDO DE LA PROPOSICIÓN

1.- De las Diputadas Roxana Luna Porquillo, Gloria Bautista Cuevas, Graciela Saldaña Fraire y del Senador Luis Sánchez Jiménez, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, presentaron punto de acuerdo por el que exhorta a la Secretaría de Educación Pública de México, a la Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla y a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla a atender el problema de acceso a la educación superior pública en la entidad, los legisladoresproponentes del punto de acuerdo que se dictamina, señalan expresamente en sus consideraciones:

“México incrementó su gasto público en educación de 3.7% del PIB (1990) hasta casi 6% (2010), siendo uno de los países emergentes que más ha invertido en la materia. Sin embargo, el problema de la educación no radica en falta de recursos, sino en la distribución y transparencia del ejercicio de éstos. El resultado de esta distribución se ve reflejado en los lugares que ocupa el país en pruebas como la PISA, en la que nos situamos en  el lugar 53 en matemáticas, 52 en ciencia y 55 en lectura, de una lista de 65 países evaluados, mostrando un sistema educativo ineficiente.

En este sentido, debe señalarse que a nivel federal el gasto para la educación aumenta en términos absolutos pero éste no aumenta en relación a la población en edad de estudiar, limitando así el acceso a la educación pública de las personas jóvenes. Muestra de esto se puede observar en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), la cual aumenta en infraestructura y gastos corrientes, pero no en población, alimentando la contradicción sistémica de escuelas que crecen sin tener estudiantes.

De igual forma, resulta alarmante que en Puebla para este año 2015 solamente existan 22,000 lugares de estudio para 55,000 aspirantes de un total de 643,000 jóvenes de Puebla entre 18 y 23 años, la edad para estudiar una carrera. Es decir que del total de jóvenes poblanos que necesitan educación superior, sólo 7% aspira a hacer el examen de la BUAP, y de esos, sólo el 47% de aspirantes, es decir, el 3.27 % del total de jóvenes en edad de estudiar, efectivamente cursará una carrera en la BUAP.

El presupuesto que ejerció la universidad durante 2014 aumentará un 6.1% este año lo que significarán 5 mil 133 millones de pesos; desafortunadamente, ante este aumento, como ha sido señalado, la capacidad para estudiar no crece en la misma proporción. Aunado a esto, integrantes del Frente Estudiantil por una Educación para Todos (FEET) han señalado que el destino de  los recursos son pocos transparentes.

Al respecto, el FEET ha declarado que en 2013 el gasto en comunicación social aumentó en 745% con respecto del año 2011, ahondó también en la preocupación del aumento del presupuesto e infraestructura de la BUAP en un 500% desde 1990 y a que, contrariamente, la matrícula haya disminuido y los reclamos para aumentarla queden reducidos a una disculpa de “no tenemos recursos” por parte de las autoridades educativas, puntualizó.

Frente a estas cifras, se podría señalar la omisión de los funcionarios correspondientes para garantizar el derecho a la educación pública para todas y todos los mexicanos, señalado en artículo 3° Constitucional, así como el incumplimiento de tratados internacionales en la materia, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

La fundamentación de lo señalado radica en la Declaración Universal de los Derechos humanos, en su artículo 26 que a la letra dice:

Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente  a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada: el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.

Así como lo indica el artículo 49° de la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA):

Los Estados miembros llevarán a cabo los mayores esfuerzos para asegurar, de acuerdo con sus normas constitucionales, el ejercicio efectivo del derecho a la educación, sobre las siguientes bases:

a)     La educación primaria será obligatoria para la población en edad escolar, y se ofrecerá también a todas las otras personas que puedan beneficiarse de ella. Cuando la imparta el Estado, será gratuita;

b)     La educación media deberá extenderse progresivamente a la mayor parte posible de la población, con un criterio de promoción social. Se diversificará de manera que, sin perjuicio de la formación general de los educandos, satisfaga las necesidades del desarrollo de cada país, y

c)     La educación superior estará abierta a todos, siempre que, para mantener su alto nivel, se cumplan las normas reglamentarias o académicas correspondientes.

Actualmente, el número de personas rechazadas por la BUAP es superior al 50%, lo que violenta la obligación que tiene la entidad de velar para que la instrucción profesional sea garantizada, incumpliendo también con su obligación de mantener la educación abierta a todas las personas.

Frente a estas acciones, pareciera que la BUAP mostrara desinterés en lograr la gratuidad de la educación o en hacerla accesible a todas las personas. Al respecto, el FEET ha responsabilizado a las autoridades educativas de la universidad, así como a los gobiernos estatal y federal sobre la catástrofe educativa que atraviesa Puebla.

“La BUAP, responsabiliza a los gobiernos de la poca matrícula, desentendiéndose así de las tareas que le corresponden para echar mano de los recursos disponibles, que son altísimos, para hacer planes institucionales a corto, mediano y largo plazo, en donde se logre poner el ingreso y permanencia a la BUAP a la altura de las necesidades de la entidad” declararon integrantes del FEET.

Frente a este panorama, distintos colectivos estudiantiles de Puebla han propuesto un proyecto intitulado “Universidad para Todos” el cual busca contemplar el crecimiento de la BUAP para albergar a 180,000 estudiantes. Para ello, solicitan el apoyo de las autoridades de la universidad, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y sociedad civil; demandan una reforma a la constitución del estado de Puebla para establecer la educación superior en Puebla como pública y gratuita, y solicitan al consejo universitario de la BUAP, las reformas necesarias a efecto de implementar una política de puertas abiertas mediante la cual se garantice la educación para todas las personas.

La educación pública en Puebla y en el país se encuentra en crisis. En medio de una oleada nacional de protestas, interrogantes y denuncias, la reforma educativa del gobierno de Enrique Peña Nieto fue aprobada en el 2013. Ampliamente cuestionada por la falta de un verdadero proyecto educativo que permitiese hacer frente a la desigualdad y el rezago educativo de más de 32 millones de mexicanas y mexicanos, y acusada de ser en realidad una iniciativa laboral administrativa, la reforma fue impuesta bajo las promesas del aumento en la calidad de la educación pública y el respeto a los derechos de los maestros.”

Ante lo expuesto, la proposición que nos ocupa establece el siguiente punto resolutivo:

PUNTO DE ACUERDO

“PRIMERO.- Exhorta a la Secretaría de Educación Pública de México y a la Secretaría de Educación Pública del estado de Puebla a elaborar un diagnóstico respecto de la situación de la educación superior pública en la entidad poblana a efecto de que puedan identificarse problemáticas y oportunidades que garanticen el acceso de la población a este nivel educativo.

SEGUNDO.- Exhorta a las autoridades educativas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, a la Secretaria de Educación Pública y al gobierno de la entidad a establecer mesas de diálogos con las y los aspirantes excluidos de la educación superior pública, para encontrar  alternativas que garanticen el derecho a la educación superior.

TERCERO.- Exhorta respetuosamente a la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión para que en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2016 se incrementen los recursos destinados al sector educativo en gasto operativo.”

2. la Diputada Magdalena Núñez Monreal, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, presento un punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Educación Pública a establecer las políticas públicas necesarias para evitar la exclusión educativa en el nivel superior, señala expresamente en sus consideraciones que:

“Miles de jóvenes han sido rechazados de la educación superior en México al no haber aprobado el examen estandarizado de admisión. El pasado domingo 19 de julio la UNAM dio a conocer que menos del 15% de aspirantes que realizaron el examen a nivel superior fueron seleccionados.

Como legisladores cabe preguntarnos ¿qué harán estos jóvenes en edad de estudiar, que no encontraron acomodo en las instituciones de educación superior, cuando el sistema de educación superior pública apenas recibe a un 30 % de los jóvenes que desean obtener el nivel de licenciatura?

Recientemente esta legisladora fue abordada por un grupo de jóvenes que desean ser protagonistas de la lucha en defensa de la educación, que han conformado una organización denominada Movimiento de Estudiantes no Aceptados (MENA). Desde su perspectiva cada vez crece más la matrícula de las instituciones privadas y decrece la de las públicas “porque existe el interés de subsidiar a las universidades privadas con dinero público, dinero que debería de haberse destinado a crear educación pública y gratuita.”

Afirman también que “las instituciones de educación superior han utilizado como instrumento para intentar justificar la exclusión educativa, al examen estandarizado de admisión, que se aplica como parte de un proyecto continental, y el cual, lejos de medir conocimientos y capacidades académicas, es un mecanismo para estratificar a los solicitantes por la condición social y económica de sus familias, para seleccionar a unos pocos y dejar fuera a la mayoría con el argumento falaz de que reprobaron el examen”.

El reconocido investigador en el ámbito educativo Eduardo Andere sostiene que “enseñar desde la perspectiva de lo que el maestro desea y no desde lo que el alumno necesita es una visión superada en este paradigma del aprendizaje” y que “para ello, es preciso se centre la formación de los maestros en las necesidades de los alumnos, de la sociedad y de su desarrollo, enseñar no es suficiente, debemos aprender.”

Si los exámenes para acceder a las universidades públicas no se sustentan en las directrices a las que hace alusión el maestro Andere, cuando el aprendizaje no ha sido el eje central de la política educativa, se entiende que solamente una minoría de aspirantes puedan haber superado un examen que no ha sido revisado como lo han hecho otros países a partir de la luz del aprendizaje y no de la enseñanza.

Los jóvenes mexicanos cuentan con habilidades, conocimientos, valores y actitudes que deben ser encauzadas y aprovechadas para lograr su desarrollo pues ellos son el futuro del país y la administración pública federal no les puede negar el acceso a la preparación con el argumento de no haber un aprobado el examen, máxime cuando se enfrentan a una alta competencia internacional en el que se privilegia la calidad de la educación.

Es obligación del Estado por tanto, establecer políticas públicas para lograr que una mayoría de estudiantes supere los exámenes de admisión al nivel superior y destinar los recursos necesarios para ampliar la infraestructura educativa.”

Ante lo expuesto, la proposición que nos ocupa establece el siguiente punto resolutivo:

“ÚNICO.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Secretaría de Educación Pública a implementar las políticas públicas necesarias para evitar la exclusión educativa en el nivel superior.”

CONSIDERACIONES

I.- Los legisladores integrantes de esta Comisión queremos manifestar como antecedente que la Secretaría de Educación Pública de México es la encargada de la educación tanto científica como artística y deportiva en todos los niveles, así como de sus contenidos, programas de estudio y calendarios. Además se encarga de la manutención de la cultura y sus centros de exhibición e interacciona (museos, bibliotecas, escuelas de arte); y tiene en su control los registros de derecho de autor y marcas registradas. Sin duda alguna, la Secretaría de Educación Pública tiene a su cargo la aplicabilidad de la Ley General de Educación, así como de aquellas funciones de carácter educativo y cultural no reservados a los estados. Conforme a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, a esta secretaría le corresponden, entre otras, las siguientes funciones: Organizar, vigilar y desarrollar en las escuelas oficiales, incorporadas o reconocidas, Organizar y desarrollar la educación artística que se imparta en las escuelas e institutos oficiales, incorporados o reconocidos para la enseñanza y difusión de las bellas artes y de las artes populares, Crear y mantener las escuelas oficiales en el Distrito Federal, excluidas las que dependen de otras dependencias.

II.- Esta Segunda Comisión comparte la posición de que la educación es una palanca de desarrollo que permite no solamente incrementar el capital humano, sino también fortalecer la cohesión y justicia social; enriquece la cultura, pero sobre todo contribuye a consolidar la democracia y la identidad nacional basada en la diversidad cultural.En casi todas partes del mundo, con excepción de los países de ingreso más bajo, la educación superior enfrenta problemas similares y experimenta transformaciones que apuntan en una dirección común. Los analistas atribuyen esta convergencia a los cambios que trae consigo la globalización, los cuales obligan a los sistemas a adaptarse a desafíos que, en lo básico, producen respuestas orientadas en una dirección común. La educación superior es vista como un pilar de la competitividad de los países, debiendo apoyar su inserción en un sistema económico global que usa el capital humano y el conocimiento avanzado como principales factores de producción.

III.- Es del conocimiento de esta Dictaminadora que la UNESCO recomienda que las respuestas de la educación superior a los continuos cambios de hoy deberán estar guiadas por tres principios rectores: relevancia, calidad e internacionalización. La relevancia se refiere al papel y el sitio que ocupa la educación superior en la sociedad, sus funciones con respecto a la docencia, la investigación y los servicios que de ellas resulten, así como en términos de sus vínculos con el mundo del trabajo en un sentido amplio, las relaciones con el Estado y el financiamiento público, y las interacciones con los demás niveles y formas del sistema educativo. Una de las mayores restricciones del proceso de cambio y desarrollo de la educación universitaria la constituye el limitado financiamiento público.

IV.- Es necesario mencionar que la educación superior será la palanca impulsora del desarrollo social, de la democracia y la convivencia multicultural, misma que proporcionará a los mexicanos los elementos para su desarrollo integral y formará científicos, humanistas y profesionales, en todas las áreas del saber, portadores de conocimientos de vanguardia y comprometidos con las necesidades del país. Para el primer cuarto del siglo, el sistema de educación superior estará conformado por 32 sistemas estatales, contará con un amplio respaldo por parte de la sociedad y atenderá a más de la mitad de la población entre 19 y 23 años con una oferta amplia, flexible y diversificada de programas educativos en instituciones de diversos perfiles tipológicos. Además, ofrecerá oportunidades de actualización a todos sus egresados y contará con una oferta variada y modalidades adecuadas de educación continua para satisfacer necesidades educativas de los adultos.

Una de las características del sistema será su coordinación con los otros tipos educativos y con los ámbitos de la ciencia, la tecnología, el arte y la cultura, así como la operación de amplias redes de cooperación e intercambio académico en el nivel nacional e internacional, que sustentarán los programas de movilidad de profesores y alumnos. La sociedad estará plenamente informada del desempeño académico y del uso de los recursos de todas las instituciones de educación superior, con sustento en procesos consolidados de evaluación y acreditación. Para construir esta visión se necesita el compromiso de las instituciones involucradas, la participación entusiasta de las comunidades educativas y el apoyo de las autoridades federales y estatales.

V.- En el caso particular de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, podemos mencionar que en 1987, el Congreso del Estado declaró a la UAP Institución Benemérita y en 1991, la 50º legislatura local aprobó la Ley de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. La Universidad se distingue hoy por ser una de las seis instituciones públicas mexicanas que forman parte de la Red de Macrouniversidades de América Latina y el Caribe, además de Centroamérica, su oferta académica es de 149 programas educativos, de posgrado, licenciatura y bachillerato.Cuenta con distintas modalidades de estudio como lo son: presencial, semiescolarizada. En2011, se incorpora la modalidad a distancia, ofreciendo cuatro carreras: Administración de Empresas, Contaduría Pública, Derecho y Comunicación.

VI.- En este sentido, es oportuno mencionar como antecedente que la educación de tipo superior se imparte después del bachillerato. Se conforma por tres niveles: el técnico superior (también conocido como profesional asociado), la licenciatura y el posgrado. El técnico superior requiere estudios de bachillerato, forma profesionistas técnicamente capacitados para el trabajo en una disciplina específica, sus programas de estudio son de dos años y se tiene la posibilidad de estudiar posteriormente dos años más y lograr una licenciatura o ingeniería. La licenciatura se imparte en instituciones tecnológicas, universitarias y de formación de maestros; es de carácter terminal y forma profesionistas en las diversas áreas del conocimiento con programas de estudio de cuatro años o más. El posgrado requiere la licenciatura y se divide en estudios de especialidad, maestría y doctorado; forma profesionistas con alto grado de especialización profesional, que se acreditan mediante un título o grado.

VII.- La Segunda Comisión desea señalar que la expansión de la educación superior en México ha tenido como precondición el aumento de las tasas de cobertura, retención y graduación en el bachillerato. La cobertura bruta en el nivel medio superior se incrementó sostenidamente en los últimos años, al tiempo que se elevó la proporción de egresados que transitó hacia el nivel superior. En los próximos diez años la presión para la educación superior será aún mayor pues se prevé que el nuevo ingreso aumentará alrededor de 90 por ciento, impulsado por la obligatoriedad y rápida universalización de la educación media superior.Este último hecho revela asimismo el creciente interés de los hogares mexicanos por invertir en una mayor escolaridad de los jóvenes. La evolución del gasto destinado a los servicios de educación superior sugiere el enorme esfuerzo realizado por los hogares en este renglón. Entre 2007 y 2015, el gasto en educación, como proporción del gasto monetario total de los hogares, creció de 10.3 por ciento a 13.5 por ciento. Además, este aumento ocurrió en un contexto en el que la proporción de hogares consumidores de servicios educativos se contrajo de 71.4 por ciento a 68.6 por ciento.

VIII.- Además, los hogares perciben que una escolaridad mayor de los jóvenes les permitirá ingresar en mejores condiciones al mercado laboral. En una nación como México, donde los recursos humanos calificados no son abundantes, las tasas de retorno privado y el premio salarial a la educación superior se han mantenido altos y lo seguirán haciendo durante los próximos años. Es por ello que compartimos lo expresado por la proponenteen el sentido de la importancia de reforzar el establecimiento de políticas públicas para lograr que una mayoría de estudiantes supere los exámenes de admisión al nivel superior y destinar los recursos necesarios para ampliar la infraestructura educativa.

IX.- Desde el punto de vista de esta Segunda Comisión, el fenómeno de la exclusión de la educación universitaria obedece a múltiples factores donde sobresale sin duda, la creciente demanda de servicios educativos, es un fenómeno de carácter nacional que requiere además de mayores recursos, de un informe de parte del responsable de la educación pública al Poder Legislativo para fortalecer las opciones de estudio de nuestros jóvenes, esta obligación de dotar de por lo menos una opción de educación pública es la obligación del Estado mexicano y no de particulares.

Por lo anteriormente expuesto, los legisladores integrantes de la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, someten a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. La Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión exhorta respetuosamente, a la Secretaría de Educación Pública, a implementar las políticas públicas necesarias para evitar la exclusión educativa en el nivel superior.

SEGUNDO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a la Secretaria de Educación Pública y sus homologas en las entidades federativas, así como universidades públicas atiendan el problema social de los aspirantes excluidos de la educación superior.

TERCERA. La Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Secretaria de Educación Pública, para que solicite en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2016 un incremento de los recursos en gasto operativo para la educación superior.

Dado en la sala de reuniones de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, a los 13 días del mes de agosto del año dos mil quince.


POR LA SEGUNDA COMISIÓN