+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Dictámenes a Discusión y Votación

Uno, de la Segunda Comisión, la que contiene punto de acuerdo:
Que exhorta a la Secretaría de Salud a fortalecer los programas de investigación y tratamiento de la depresión.

FUE APROBADO, EN VOTACIÓN ECONÓMICA.


SEGUNDA COMISIÓN
RELACIONES EXTERIORES, DEFENSA NACIONAL Y EDUCACIÓN PÚBLICA

DICTAMEN A LA PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDOQUE EXHORTA RESPETUOSAMENTE A LA SECRETARÍA DE SALUD PARA QUE EN COORDINACIÓN CON LAS ENTIDADES FEDERATIVAS, FORTALEZCAN LOS PROGRAMAS DE INVESTIGACIÓN Y TRATAMIENTO DE LA “DEPRESIÓN”.

HONORABLE ASAMBLEA

A la Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, en el Segundo Receso del Tercer Año de Ejercicio Constitucional de la LXII Legislatura, le fue turnada para su análisis y elaboración de dictamen de la Proposición con Punto de Acuerdo que exhortarespetuosamente a la Secretaría de Salud para que en coordinación con las entidades federativas, fortalezcan los programas de investigación y tratamiento de la “depresión”.

Con fundamento en el artículo 78 fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; de los artículos 116, 127 y demás aplicables de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como de los artículos 58, 60, 87, 88, 176 y demás aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, los legisladores integrantes de esta Segunda Comisión, sometemos a la consideración del Pleno el presente Dictamen, de conformidad con los siguientes:

ANTECEDENTES

1. Con fecha 5 de agosto de 2015, los Senadores integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, presentaron ante el Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión la proposición de mérito.

2. En esa misma fecha la Presidencia de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, dispuso que dicha proposición con Punto de Acuerdo se turnara para su estudio y dictaminación a la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, por lo que en este acto se emite el Dictamen correspondiente, de conformidad con lo siguiente:

CONTENIDO DE LA PROPOSICIÓN

Los Senadores proponentes del punto de acuerdo que se dictamina, señalan expresamente en sus consideraciones que:

“La Secretaría de Salud, señala que la depresión es un trastorno afectivo en el cual el enfermo pierde la capacidad de interesarse y disfrutar de las cosas, con una disminución de la vitalidad acompañada de tristeza, inseguridad y cansancio exagerado.

Los motivos que propician esta enfermedad son diversos y complejos; este trastorno afecta la calidad de vida de las personas que la padecen y de sus familiares, impactando negativamente su entorno social y laboral.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la depresión es la principal causa de discapacidad en los países desarrollados y será la primera en todo el mundo para el año 2020. Se calcula que este trastorno mental afecta a más de 350 millones de personas en el orbe.

En 2010, este trastorno le costó unos 92,000 millones de euros a Europa, de los cuales aproximadamente 54,000 millones (59%) fueron por el ausentismo laboral.

En México, esta enfermedad afecta alrededor del 8% de la población, solo la décima parte recibe tratamiento y de éstas el uno por ciento se atiende con un médico especialista.

El Instituto Nacional de Psiquiatría, revela que la depresión en México ocupa el primer lugar de discapacidad para las mujeres y el noveno para los hombres, entre las variables psicosociales asociadas con la depresión, destacan las siguientes:

  • Ser mujer, sobretodo si se dedica a labores exclusivas del hogar y si se ha adquirido la responsabilidad de cuidar a algún enfermo.
  • Tener un bajo nivel socioeconómico (por la mayor exposición a las vicisitudes de la pobreza).
  • Estar desempleado (sobre todo en los hombres).
  • Aislamiento Social.
  • Tener problemas legales.
  • Tener o haber tenido experiencias de violencia.
  • Consumir sustancias adictivas.
  • La migración.

El Estudio, “Costo Social de los Trastornos Mentales”, elaborado por Voz Pro Salud Mental, revela que la depresión en México provoca pérdidas por más de 9 mil millones de pesos anuales por ausentismo laboral; una persona que padece esta enfermedad, en promedio, se ausenta de sus labores 25 días en un año.

Otro factor a considerar es la falta de sensibilización y difusión de información acerca de este padecimiento, hay una gran estigmatización en torno al tema de los trastornos mentales, situación por la cual muchas personas no acuden a tratamiento.

La violencia, el abuso del alcohol y las drogas, bajo rendimiento, poca productividad, apatía ante cualquier circunstancia, y el suicidio son sólo algunos efectos de la depresión.

Una de las consecuencias más graves de este trastorno mental por no recibir la atención adecuada, es el suicidio. Pese a que los avances tecnológicos y los esfuerzos de la Secretaría de Salud han logrado progresos sustanciales para conocer y atender esta enfermedad, no han sido suficientes.

Datos del INEGI, señalan que de los 5 mil 12 suicidios registrados en 2010 en México, el 41% lo consumó gente de entre 15 y 24 años, la depresión se ha convertido en la tercera causa de muerte en jóvenes, es por ello, que la atención y prevención debe focalizarse hacia esa población.

La OMS señala que la depresión es la primera causa de enfermedad y discapacidad entre los 10 y 19 años de edad, y el suicidio ocupa el tercer lugar entre las causas de mortalidad. Según varios estudios realizados, una de cada dos personas que desarrollan trastornos mentales presenta los primeros síntomas a los 14 años de edad. Si los adolescentes con problemas de salud mental reciben la atención que precisan, se pueden evitar muertes y un sufrimiento de por vida.”

El resolutivo que analiza esta Dictaminadora, dice expresamente:

“ÚNICO.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud para que en coordinación con las entidades federativas, fortalezcan los programas de investigación y tratamiento de la “depresión.””

CONSIDERACIONES

I.- Los legisladores que integramos esta Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente coincidimos con la proposición, en virtud de que, de acuerdo al artículo 4 párrafo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se menciona que toda persona tiene derecho a la protección de la salud; en el mismo sentido, en el artículo 2 de la Ley General de Salud, que se refiere al derecho y la protección de la salud, tiene como finalidad el bienestar físico y mental de la persona, para contribuir al ejercicio pleno de sus capacidades así como también el disfrute de servicios de salud y de asistencia social que satisfagan eficaz y oportunamente las necesidades de la población.

II.- En ese mismo ordenamiento, en su artículo 72, se establece que la prevención y atención de los trastornos mentales y del comportamiento es de carácter prioritario; y que se basará en el conocimiento de los factores que afectan la salud mental, las causas de las alteraciones de la conducta, los métodos de prevención y control multidisciplinario de dichos trastornos, así como otros aspectos relacionados con el diagnóstico, conservación y mejoramiento de la salud mental.

Para los efectos de la Ley, se entiende por salud, el estado de bienestar que una persona experimenta como resultado de su buen funcionamiento en los aspectos cognoscitivos, afectivos y conductuales, y, en última instancia el despliegue óptimo de sus potencialidades individuales para la convivencia, el trabajo y la recreación. La atención de los trastornos mentales y del comportamiento deberá brindarse con un enfoque comunitario, de reinserción psicosocial y con estricto respeto a los derechos humanos de los usuarios de estos servicios.

IV.- En el Artículo 73,para la promoción de la salud mental y la atención de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, se menciona que la Secretaría de Salud, las instituciones de salud y los gobiernos de las entidades federativas, en coordinación con las autoridades competentes en cada materia, fomentarán y apoyarán: I. El desarrollo de actividades educativas, socioculturales y recreativas que contribuyan a la salud mental, preferentemente a grupos en situación de vulnerabilidad; II. La difusión de las orientaciones para la promoción de la salud mental, así como el conocimiento y prevención de los trastornos mentales y del comportamiento; III. La realización de programas para la prevención y control del uso de substancias psicotrópicas, estupefacientes, inhalantes y otras substancias que puedan causar alteraciones mentales o dependencia; IV. Las acciones y campañas de promoción de los derechos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, así como de sensibilización para reducir el estigma y la discriminación, a fin de favorecer el acceso oportuno de la atención; V. La implementación estratégica y gradual de servicios de salud mental en establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud en todos sus niveles de atención, que permita abatir la brecha de atención; V Bis. La promoción de programas de atención, que consideren, entre otros, los hospitales de día, servicios de consulta externa, centros de día, casas de medio camino y talleres protegidos; VI. La investigación multidisciplinaria en materia de salud mental; VII. La participación de observadores externos para vigilar el pleno respeto de los derechos humanos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, que son atendidas en los establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud, y VIII. Las demás acciones que directa o indirectamente contribuyan a la prevención, atención y fomento de la salud mental de la población.

V.- Esta Dictaminadora considera importante mencionar, que la depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos. A su vez, la depresión puede generar más estrés y disfunción, y empeorar la situación vital de la persona afectada y, por consiguiente, la propia depresión. Hay relaciones entre la depresión y la salud física; así, por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares pueden producir depresión, y viceversa. Tenemos conocimiento que está demostrado que los programas de prevención reducen la depresión. Entre las estrategias comunitarias eficaces para prevenirla se encuentran los programas escolares de prevención del maltrato infantil o los programas para mejorar las aptitudes cognitivas, sociales y de resolución de problemas de los niños y adolescentes. Las intervenciones dirigidas a los padres de niños con problemas de conducta pueden reducir los síntomas depresivos de los padres y mejorar los resultados de sus hijos. Los programas de ejercicio para las personas mayores también son eficaces para prevenir la depresión.

VI.- La Segunda Comisión desea comentar que diversas tendencias han demostrado que la depresión es la principal causa de discapacidad en los países desarrollados y que será la primera en todo el mundo para el año 2020, esta enfermedad caracterizada por una tristeza profunda de la que el individuo no sale por sí solo, afecta a 8 por ciento de las personas en México, de las cuales sólo la décima parte recibe tratamiento y de éstas apenas uno por ciento se atiende con un médico especialista.

VII.- De acuerdo con un ensayo sobre “Depresión. Estado del conocimiento y la necesidad de Políticas Publicas y Planes de Acción en México”, publicado por el Instituto Nacional de Salud Pública realizado por investigadores del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, la depresión tiene una alta co-ocurrencia con otros trastornos como la ansiedad, el consumo de sustancias, la diabetes y males cardiacos. Los resultados de la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica señala que 9.2% de los mexicanos sufrieron un trastorno afectivo en algún momento de su vida y 4.8% en los 12 meses previos al estudio. La depresión ocurre con mayor frecuencia entre las mujeres (10.4%) que entre los hombres (5.4%). Es por ello que compartimos lo expresado por los promoventes en el sentido de que pese a que los avances tecnológicos y los esfuerzos de la Secretaría de Salud han logrado progresos sustanciales para conocer y atender esta enfermedad, no han sido suficientes, es por ello que resulta de mayor importancia el fortalecer los programas de investigación y tratamiento de la depresión.

Por lo anteriormente expuesto, los legisladores integrantes de la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, someten a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente, a la Secretaría de Salud para que en coordinación con las entidades federativas, fortalezcan los programas de investigación y tratamiento de la depresión.

Dado en la sala de reuniones de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, a los trece días del mes de agosto del año dos mil quince.

POR LA SEGUNDA COMISIÓN