+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Consulta de: Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Dictámenes a Discusión y Votación

Uno, de la Segunda Comisión la que contiene punto de acuerdo:
Que exhorta a las Secretarías de Salud y de Educación Pública a realizar campañas que informen a la ciudadanía sobre los riesgos y peligros por el consumo de drogas lícitas e ilícitas.

FUE APROBADO, EN VOTACIÓN ECONÓMICA.


SEGUNDA COMISIÓN
RELACIONES EXTERIORES, DEFENSA NACIONAL Y EDUCACIÓN PÚBLICA

DICTAMEN A LA PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO QUE EXHORTA A LAS SECRETARÍAS DE SALUD Y DE EDUCACIÓN PÚBLICA A HACER CAMPAÑAS DONDE INFORMEN A LA CIUDADANÍA SOBRE LOS PELIGROS DE CONSUMIR DROGAS ILÍCITAS.

HONORABLE ASAMBLEA

A la Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, en el Segundo Receso del Tercer Año de Ejercicio Constitucional de la LXII Legislatura, le fue turnada para su análisis y dictamen la Proposición con Punto de Acuerdo  que exhorta a las Secretarías de Salud y de Educación Pública a hacer campañas donde informen a la ciudadanía sobre los peligros de consumir drogas ilícitas.

Con fundamento en el artículo 78 fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; de los artículos 116, 127 y demás aplicables de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como de los artículos 58, 60, 87, 88, 176 y demás aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, los legisladores integrantes de esta Segunda Comisión, sometemos a la consideración del Pleno el presente Dictamen, de conformidad con los siguientes:

ANTECEDENTES

1. Con fecha  24 de junio de 2015, el Diputado Ernesto Núñez Aguilar, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, presentó ante el Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión la proposición de mérito.

2. En esa misma fecha la Presidencia de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, dispuso que dicha proposición con Punto de Acuerdo se turnara para su estudio y dictaminación a la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, por lo que en este acto se emite el Dictamen correspondiente, de conformidad con lo siguiente:

CONTENIDO DE LA PROPOSICIÓN

El legislador proponente del punto de acuerdo que se dictamina, señala expresamente en sus consideraciones:

“No cabe duda que las drogas ilícitas siguen representando un serio peligro para los sistemas de salud de la comunidad internacional, por ello, las drogas están, y deben seguir estando, controladas.

Es una verdad por toda conocida, que pese a los redoblados esfuerzos realizados por la mayoría de los países del concierto internacional en atajar dicho problema, el problema mundial de las drogas ilícitas sigue poniendo en gran peligro no solo la salud, sino la gobernanza y la seguridad pública de los Estados.

Según el Informe Mundial Sobre las Drogas 2014, realizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el consumo de drogas sigue ocasionando un daño considerable, el cual se ve reflejado en la pérdida de vidas y años productivos de miles de personas.

A nivel mundial, se estima que solo en el año 2012 entre 162 y 324 millones de personas, es decir el del 3.5% al 7.0% de la población entre 15 y 64 años, consumieron por lo menos una vez alguna droga ilícita, primordialmente sustancias del grupo de la cannabis, los opiáceos, la cocaína y los estimulantes de tipo anfetamínico.

A pesar de que en la actualidad se considera que la Cannabis es la menos dañina de las drogas ilícitas, en los últimos diez años ha aumentado el número de personas que se somete a tratamiento por trastornos relacionados con el consumo de la ya citada sustancia.

Sin embargo, con respecto a lo anterior, los opiáceos sigue siendo la principal droga objeto de abuso entre las personas que están sujetas a un tratamiento en Asia y Europa, y la cocaína lo fue en América.

En lo referente al consumo de drogas por inyección, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el Banco Mundial, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA y la Organización Mundial de la Salud, fundamentándose en los datos más recientes, calculan que existen 12, 7 millones de consumidores de drogas por inyección, de estos cerca de 1, 7 millones vive con VIH/SIDA, el problema es especialmente preocupante en Europa oriental y sudoriental.

Según el Informe sobre Drogas Ilícitas de las Naciones Unidas 2014, los opiáceos y los opioides encabezan la lista de las sustancias que causan más enfermedades y muertes relacionadas con drogas en todo el mundo y por tercer año consecutivo, Afganistán es el país que mayor cantidad de opiáceos cultiva en el mundo.

En lo que respecta a la Cocaína, el consumo más fuerte se centra en América, Europa y Oceanía, en tanto que prácticamente la totalidad de la producción mundial se focaliza en tres países de América del Sur: Colombia, Bolivia y Perú.

En lo tocante a la Cannabis, su cultivo y producción sigue siendo generalizado, aquí lo que más preocupa es la impresión que se ha generado últimamente de que su consumo no es peligroso, ni dañino para la salud, lo anterior ha ocasionado que aumente su consumo y disminuido la edad de iniciación en su consumo.

Y por último, en cuanto a los estimulantes de tipo anfetamínico, la fabricación mundial sigue a la alza, en particular la metanfetamina, sobre todo en América del Norte, por ejemplo, tanto en Estados Unidos como en México se han desmantelado un gran número de laboratorios dedicados a su fabricación.

En el plano nacional y según la Encuesta Nacional de Adicciones 2011, la tendencia en el consumo de drogas, en la población de 12 a 65 años es la siguiente: la mariguana la consumía el 1.2% de la población; la cocaína la consumía el 0.5% de la población, los alucinógenos, inhalables y anfetamínicos cada uno lo consumía el 0.1% de la población.

Lo anterior nos demuestra que la mariguana sigue siendo lo droga ilícita de mayor consumo y representa el 80% del consumo total de drogas en el país. La cocaína sigue ocupando el segundo lugar con un usuario de cocaína por cada 2.4 usuarios de mariguana; uno de cada cinco usuarios de cocaína la consumen en forma de piedra o crack.

En síntesis hacemos nuestras las palabras del Secretario General de las Naciones Unidas, quien menciona que el uso indebido de drogas es un problema que debe evitarse, tratarse y controlarse. Es necesario redoblar los esfuerzos para reducir la oferta ayudando a quienes se dedican a cultivar drogas ilícitas a encontrar alternativas licitas viables, pero la tarea más importante en la lucha mundial contra las drogas ilícitas es la reducción de la demanda, ya que con menos consumidores disminuirá la necesidad de suministro y los incentivos para que los delincuentes sigan traficando dichas sustancias.

Asimismo, este Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, debe servirnos para recordar que el uso de las drogas ilícitas causa angustia y tormento no solo a los consumidores, sino también a sus seres queridos, además de destruir la estructura del ser humano, de la familia y de la sociedad, cuidemos pues para que en nuestras vidas y comunidad no haya cabida para las drogas ilícitas.”

Ante lo expuesto, la proposición que nos ocupa establece el siguiente punto resolutivo:

UNICO.-La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión respetuosamente exhorta a la Secretaria de Salud y a la Secretaria de Educación Pública que en sus respectivos ámbitos o conjuntamente hagan campañas donde informen a la ciudadanía sobre los peligros de consumir drogas ilícitas, ya que estas no solo afectan a los consumidores, sino también a sus familias y a la sociedad en su conjunto.”

CONSIDERACIONES

I.- Los legisladores que integramos esta Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente coincidimos con la proposición de mérito, cuya importancia, radica en el interés de estimular la intervención de la Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación Pública para que, conjunta o separadamente, desplieguen campañas de información que enteren a la ciudadanía sobre los peligros que conlleva el consumo de drogas ilícitas y manifiesten la necesidad inexcusable, por consiguiente, de reducir significativamente la carga negativa que impone a nuestra sociedad el abuso de estas drogas, particularmente, cuando sus receptores son jóvenes y menores de edad. Se trata de un fenómeno social que se traduce en una serie de complicaciones que probablemente llegarán a provocar problemas de salud, la inconsciencia, un coma o la muerte súbita, la posibilidad de contraer enfermedades infecciosas, accidentes, el suicidio, conflictos familiares, en el trabajo o legales, la deficiencia académica cuando se estudia o se ejerce la docencia y dificultades financieras, entre otros.

En la historia de la humanidad, la fármacodependencia es un problema que siempre ha existido por el uso habitual de estupefacientes o narcóticos al que la persona no se puede sustraer.  Actualmente, los jóvenes y el consumo de drogas que presentan se han convertido en una de las preocupaciones más trascendentales para la sociedad, pues, su abuso como patrón desadaptado de consumo implica un deterioro significativo en las obligaciones personales del sujeto, con independencia de otras consecuencias negativas derivadas del mismo. En consecuencia, al Estado Mexicano le concierne adoptar los mecanismos necesarios para reducir la adicción y emprender las acciones especialmente dispuestas para combatir de manera frontal la producción, tenencia y tráfico de drogas.

II.- Esta Dictaminadora  considera atendible la aprobación del punto de acuerdo que se analiza, cuyo sentido y alcance es conteste con la obligación que a la Secretaría de Salud le impone el artículo 192 de la Ley General de Salud, para elaborar un programa nacional contra la farmacodependencia, y de ejecutarlo en coordinación con dependencias y entidades del sector salud y con los gobiernos de las entidades federativas. Programa que debe comprender los procedimientos y criterios para la prevención, tratamiento y control de las adicciones y ser de observancia obligatoria para los prestadores de servicios de salud del Sistema Nacional de Salud en todo el territorio nacional y en los establecimientos de los sectores público, privado y social que lleven a cabo actividades preventivas, de tratamiento y de control de las adicciones y la farmacodependencia. Precepto que impone, además, la obligación de cimentar las campañas de información y sensibilización que reciba la población en estudios científicos y alertar de manera adecuada sobre los efectos y daños físicos y psicológicos del consumo de estupefacientes y psicotrópicos. Luego, conforme a los términos establecidos por el programa nacional para la prevención y tratamiento de la farmacodependencia, los gobiernos de las entidades federativas serán responsables de:

  • Promover y llevar a cabo campañas permanentes de información y orientación al público, para la prevención de daños a la salud provocados por el consumo de estupefacientes y psicotrópicos; y
  • Proporcionar información y brindar la atención médica y los tratamientos que se requieran a las personas que consuman estupefacientes y psicotrópicos.

Cuando una persona sufre de adicción a las drogas, difícilmente podrá controlar su consumo y seguramente continuará usándolas a pesar del daño que le cause. Por ello, la adopción de campañas eficaces de prevención del consumo de drogas por estas dependencias es un deber inexcusable, porque con aquéllas se busca reducir significativamente la carga negativa que imponen a nuestra sociedad el abuso y la adicción a las drogas, particularmente, cuando se trata de jóvenes.

III.- La Segunda Comisión reitera su adhesión a la inquietud que impulsa la proposición del punto de acuerdo que se examina, para hacer frente de manera decidida a un fenómeno que constituye un grave riesgo para la salud, la seguridad pública y la tranquilidad de los mexicanos, a través de  campañas que la Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación Pública desarrollen, conjunta o separadamente, para informar sobre los riesgos físicos, psicológicos y sociales que se generan por el consumo de drogas.

Nunca serán suficientes las medidas que se adopten para alertar sobre la progresiva normalización del consumo de sustancias entre los jóvenes. El consumo del alcohol, los psicofármacos y el cannabis, la cocaína y las drogas sintéticas, forman parte del espacio recreativo de muchos jóvenes, circunstancia que constituye un motivo de gran preocupación para los mexicanos. Drogas que, pese a la constatación de los riesgos físicos, psicológicos y sociales que implican, se manifiesta en el país una escasa conciencia de su peligro, particularmente, en la población juvenil. Pues, en ésta, su consumo se considera parte de su periodo evolutivo al percibir equivocadamente que en esta etapa de su vida no los perjudica tanto como si sería en otros periodos de la misma.

A través de las campañas que se emprendan, además, deberá informarse a la población de la característica esencial que acompaña a la dependencia de estupefacientes y psicotrópicos. Característica que consiste en la presencia de un grupo de síntomas cognoscitivos, del comportamiento y fisiológicos, que deben indicarle a la persona su adicción al consumo de éstas, porque a pesar de la aparición de problemas significativos relacionados con aquélla, se presenta un patrón de autoadministración que puede llevar a la tolerancia, a la abstinencia y a la ingesta compulsiva de la droga. La necesidad irresistible, o deseo imperioso de consumo es uno de los síntomas que más aparece en las personas dependientes.

Por lo anteriormente expuesto, los legisladores integrantes de la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, someten a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

UNICO.- La Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión exhorta, a las Secretarías de Salud y de Educación Pública, para que en sus respectivos ámbitos o conjuntamente, realicen campañas donde informen a la ciudadanía sobre los riesgos y peligros por el consumo de drogas lícitas e ilícitas.

Dado en la sala de reuniones de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, a los 4 días del mes de agosto del año 2015.

SEGUNDA COMISIÓN