+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Consulta de: Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Dip. Abel Octavio Salgado Peña, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a diversas autoridades estatales y locales a atender la situación de la población afectada por el derrame tóxico del 6 de agosto del 2014 en los ríos Sonora y Bacanuchi y a garantizar la no repetición de la contingencia.

SE TURNÓ A LA TERCERA COMISIÓN.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO, POR EL QUE LA COMISIÓN PERMANENTE EXHORTA A DIVERSAS AUTORIDADES ESTATALES Y LOCALES A ATENDER LA SITUACIÓN DE LA POBLACIÓN AFECTADA POR EL DERRAME TÓXICO DEL 6 DE AGOSTO DEL 2014 EN LOS RÍOS SONORA Y BACANUCHI Y A GARANTIZAR LA NO REPETICIÓN DE LA CONTINGENCIA, SUSCRITA POR EL DIPUTADO ABEL OCTAVIO SALDAGO PEÑA, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRI

El que suscribe, ABEL OCTAVIO SALGADO PEÑA, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, en la LXII Legislatura de la honorable Cámara de Diputados, con fundamento en los artículos 78 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 58 y 59 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración de esta asamblea, la siguiente proposición con punto de acuerdo por el que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta al Grupo México y a diversas autoridades estatales y locales a atender la situación de la población afectada por el derrame tóxico del 6 de agosto del 2014 en los ríos Sonora y Bacanuchi y garantizar la no repetición de la contingencia, al tenor de las siguientes:

Consideraciones

El derrame del 6 de agosto del 2014 ocurrió en una de las represas denominada Tinaja 2, en la que se depositan los desechos de lixiviación. Estos excedentes derramados fueron hacia el Río Bacanuchi, afluente del Río Sonora, el cual descarga sus aguas a la Presa “El Molinito” y a la Presa “Abelardo L. Rodríguez”, presentándose afectaciones iniciales en los municipios de: Arizpe, Banámichi, Huépac, Aconchi, Baviácora, San Felipe de Jesús y Ures, con una población total aproximada de 24,048 habitantes.

El 7 de agosto de 2014, habitantes de la zona informaron a la Unidad Estatal de Protección Civil del Gobierno de Sonora, la coloración inusual del Río Bacanuchi, mientras que la empresa notificó el derrame a la autoridad federal, telefónicamente 1 día después, el 8 de agosto y formalmente, 5 días después del derrame, hasta el 12 de agosto.

El derrame se ocasionó por la falla en el amarre de un tubo de polietileno (tubificación) en una de las piletas de lixiviados y por la falta de una válvula en la pileta de demasías, imputable a la empresa responsable Grupo México, aunque ésta argumentó en un principio que el percance se ocasionó por “lluvias por arriba de la media”; sin embargo, los reportes del Servicio Meteorológico Nacional, demostraron que la afirmación era falsa.

El derrame alcanzó al arroyo Tinajas, al río Bacanuchi y el río Sonora. Los contaminantes encontrados, entre otros, fueron cobre, arsénico, aluminio, cadmio, cromo, fierro, manganeso y plomo, cuyos niveles estaban fuera de las normas ecológicas y de salud.

 El derrame del material contaminante fue de por lo menos 40 mil metros cúbicos, equivalente a 4 mil pipas; lo que trajo como saldo 5 mil 70 hectáreas siniestradas; 24 mil personas afectadas; 35 pozos de agua potable cerrados; y 320 de uso agrícola y ganadero. El impacto económico es aún incuantificable y merece un monitoreo de por lo menos 5 años.

Los pobladores han expresado que las cosechas ya se perdieron por falta de riegos oportunos, la comercialización de los productos de la región afectó gravemente, no solo a la producción, sino también a la prestación de servicios y al comercio, sólo por mencionar algunas de las actividades que colapsaron, por lo que solicitaron expresamente el saneamiento ambiental, la indemnización por los daños ocasionados, la reactivación de la economía regional y una nueva infraestructura en salud.

Las irregularidades de la minera se relacionan, entre otros factores, con la ausencia de protección durante el manejo de residuos; la falta de registro ante la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado (CEDES), como generador de residuos de manejo especial, lo cual violó el artículo 156 de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, y la contratación de empresas no autorizadas para el control residual.

Se incumplió con la NOM-159-SEMARNAT-2011, la cual establece los requisitos de protección ambiental de los sistemas de lixiviación de cobre, uno de ellos consiste en que el depósito se impermeabilice, de tal manera que no fluyan hacia abajo los ácidos oxidantes y los metales, ya que la pileta construida cercana al Rio Bacanuchi, no estaba terminada y aun así comenzó a operar, lo cual propició el derrame. También fueron inobservadas las NOM-141-SEMARNAT-2003 y NOM-052-SEMARNAT-2005 que establecen las medidas de prevención y construcción necesarias para el manejo de sustancias peligrosas, así como las condiciones de seguridad necesarias para garantizar la protección a la población y al equilibrio ecológico.

En el aniversario del peor desastre ecológico relacionado con la minería en la historia nacional, del que fuera responsable la empresa Buenavista del Cobre, parte de Grupo México, de Germán Larrea Mota Velasco, a la fecha, no se han generado las condiciones para garantizar la no repetición de la contingencia ni se ha cumplido a cabalidad el ejercicio justo y racional de los recursos del fideicomiso creado específicamente para sanear las consecuencias de las acciones y omisiones de Grupo México, pareciendo que en el gobierno de Sonora se privilegia a los intereses de los grandes capitales privados sobre el de la población general.

La creación del Fideicomiso Río Sonora fue anunciada el día 11 de septiembre de 2014 por el Titular de la SEMARNAT, de forma conjunta con el titular de la Secretaría de Economía y el vocero de la Presidencia de la República. En donde se detalló, como consta en el  Contrato de Fideicomiso Irrevocable de Administración No. 80724 firmado el 15 de septiembre, que el monto total a pagar por medio del Fideicomiso Río Sonora sería una cantidad indeterminada, y que la cantidad de 2,000 millones de pesos representa un monto que garantiza la operación de atención al derrame tóxico, pero que la cantidad puede aumentar en la medida en la que los procesos de atención al derrame lo requieran, es decir, los 2,000 millones de pesos no fueron el límite ni una aportación única al Fideicomiso, sino que éste debe crecer en proporción a las necesidades que deban cubrirse.

Con los recursos del Fideicomiso debe garantizarse la no repetición de la contingencia sucedida en agosto de 2014, en este sentido deben llevarse a cabo todas las obras de infraestructura que fueran necesarias y cumplirse, por parte de la empresa, a cabalidad con las  Normas Oficiales NOM-159-SEMARNAT-2011, NOM-141-SEMARNAT-2003 y NOM-052-SEMARNAT-2005, siendo que si el monto de los recursos erogados por Grupo México no fueran suficientes para llevar a cabo todas las medidas señaladas, el Fideicomiso debe aumentar en la medida en la que los procesos de atención al derrame lo requieren en términos de la cláusula Cuarta numeral III del Contrato de Fideicomiso Irrevocable de Administración No. 80724, denominado “Río Sonora”.

Por lo anteriormente expuesto, me permito someter a consideración de la Comisión Permanente del honorable Congreso de la Unión, la siguiente proposición con

Punto de Acuerdo

Único. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión dirige un respetuoso exhorto al Titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, para que se liquiden todos los adeudos que se tienen con la población afectada derivados de los daños y afectaciones que trajo el derrame tóxico del 6 de agosto del 2014 en los ríos Sonora y Bacanuchi, adicionalmente se le exhorta a que se inicie de forma inmediata la construcción de toda la infraestructura necesaria que garantice la no repetición de otra contingencia ambiental de esta naturaleza en el estado de Sonora.

Dado en el salón de sesiones de la Comisión Permanente el día 4 de agosto de 2015.

Diputado Abel Octavio Salgado Peña